viernes, 3 de junio de 2011

Schoklender, el desmadre "nacional y popular"

Sergio Schoklender: ¿solo un pequeño burgués?
Luego de su poco claro alejamiento de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Sergio Mauricio Schoklender quedó en el centro de la escena política de nuestro país, en medio de acusaciones por malversación de fondos.

Sergio Mauricio Schoklender alcanzó notoriedad pública cuando, junto a su hermano Pablo, asesinaron brutalmente a sus padres en la madrugada del 30 de mayo de 1981, en lo que fue un crimen que conmocionó a todo el país. En 1985, Sergio fue condenado a cadena perpetua y Pablo fue absuelto, aunque a éste último, en 1988, la Corte Suprema de Justicia le revocó el fallo que liberaba de toda culpa y cargo y le impuso la misma pena que a su hermano. Pablo fue capturado en Bolivia recién seis años después, en donde residía bajo una identidad falsa.

Sergio, en cambio, después de pasar 14 años preso salió en libertad condicional a fines de Noviembre de 1995. Mientras estuvo en prisión, Sergio estudió Derecho y Psicología, se graduó en ambas carreras. Una vez en libertad, tomó contacto con Madres de Plaza de Mayo y se convirtió rápidamente en apoderado de dicha asociación. A pesar de su prédica a favor de los derechos humanos, Schoklender tardó 11 años en reconocer a una niña tucumana como hija suya, luego que de un examen ADN le diera positivo; a pesar de que esa chica nacida en el año 1998 ya tiene su apellido, el ex apoderado de Madres se niega a conocerla personalmente...

Para colmo de sus males, un nuevo escándalo floreció en su camino.

Desde cierta prensa, en un primer momento se pretendió instalar una pelea entre los hermanos Sergio y Pablo Schoklender, ambos colaboradores cercanos de Hebe Pastor de Bonafini, la titular de Madres. Lo cierto es que cuando este polémico personaje quiso dar la cara ante la prensa para aclarar su situación, fue más lo que oscureció.

En  una entrevista concedida al Canal C5N, Sergio Schoklender presumió de su situación patrimonial comentando de su lujoso nivel de vida, diciendo cosas como que, con el dinero que actualmente dispone, podría comprarse "una Ferrari" o "un avión". Claro que a la hora de hablar de sus gustos personales, intentó despegar a sus ex compañeras de Madres contando que “Ellas no veranean nunca, no esquían, son casi chiitas en su conducta… Viven para la política y para la defensa de la memoria de sus hijos y dan la vida por ello… Y yo no: a mí me gusta pasear, me gusta compartir con mi familia”.

Asimismo, Schoklender negó cualquier vinculación con Meldorek S.A., la empresa constructora que habitualmente contratan Madres de Plaza de Mayo para hacer barrios en todo el país con fondos que reciben del Estado Nacional. Aunque, después del reportaje, Infobae difundió documentos que prueban que el ex apoderado de Madres es el propietario del 90% del paquete accionario de dicha empresa, mientras que el 10% es de Gustavo Serventich, el piloto de su avión particular... En Mayo del año pasado, el Boletín Oficial de la Provincia de Buenos Aires publicó que Meldorek S.A. había designado como Director a Sergio Mauricio Schoklender.

El polémico empresario/ dirigente devenido en activista de los derechos humanos aseguró ante las cámaras de C5N que un ingreso importante que percibe en en concepto de "las patentes de desarrollo de investigación de nuevas tecnologías en electroingeniería y electromecánica" (¿?)... aunque no haya ninguna patente registrada por él en nuestro país, Estados Unidos o en Europa. Ante esta nueva contradicción, Schoklender tuvo que modificar sus dichos intentando explicar que "Es cierto que no hay registros definitivos porque cuando haces algo, bloqueas la patente del producto, tema o marca y comienza un trámite que dura dos o tres años dependiendo la complejidad del tema" (¿?).

Después de esa entrevista, periodistas de C5N y el portal Infobae se lanzaron a investigar más a fondo el patrimonio de Sergio Schoklender. En una de las notas que se publicaron, se informa que el ex apoderado de las Madres de Plaza de Mayo formó un patrimonio superior a los $795 mil en 2010 luego de no presentar declaraciones juradas por bienes personales, IVA y Ganancias en los años previos. Hasta ese año, 2010, Schoklender no había presentado declaraciones juradas de bienes personales, IVA y Ganancias y estaba empadronado como monotributista, categoría II, es decir, declaraba ingresos menores a $20 mil al año. Todo muy flojo de papeles, no?

Existen dos causas en la Justicia que acusan a Sergio Schoklender por malversación de fondos públicos, una llegó al Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nº2, a cargo del doctor Marcelo Martínez de Giorgi y la otra al juzgado que dirige Norberto Oyarbide. Como si todo eso fuera poco, la Unidad de Información Financiera (U.I.F.) informó que "elevó las actuaciones correspondientes a las denuncias que recibiera la UIF sobre Sergio Schoklender a la Unidad Fiscal de Investigación de Delitos de Lavado de Dinero y Financiamiento del Terrorismo, dependiente del Ministerio Público Fiscal, cuyo titular es Raúl Pleé".

Ante esta catarata de evidencias que incomodan a Madres de Plaza de Mayo y, por ende, al kirchnerismo, fueron muchas las repercusiones en el ambiente político de la Argentina. Mientras referentes opositores lanzaron duras críticas, desde la Casa Rosada se bajó un mensaje para que todo quede centrado en la persona de Schoklender y que nada afecte a la "honorabilidad" de Madres de Plaza de Mayo. En tal sentido, el Ministro del Interior Florencio Randazzo aseveró que el ex apoderado de Madres "pudo haber defraudado a las Madres de Plaza de Mayo", aunque recalcó que "no es funcionario del gobierno nacional" y que "de ninguna manera se debe sembrar dudas respecto de una organización que es orgullo en el mundo". Juan Cabandié, legislador porteño y ahora candidato a diputado nacional, ya se lanzó a hacer proselitismo y, por eso, tomó distancia de sus "compañeros" de lucha cuando opinió que lo de Schoklender "golpea a todos quienes pensamos y creemos que la lucha de las Madres ha sido una lucha valiente y épica y si bien lo de Schoklender no empaña el afecto hacia las Madres, nos duele que haya sucedido".

Después de desatado este escándalo, Madres de Plaza de Mayo organizó un acto en las instalaciones que pertenecían a la Escuela de Mecánica de la Armada, en el que contó con la presencia del Ministro de Economía Amado Boudou. Hebe Pastor de Bonafini, evidentemente molesta, ordenó que no se dejara entrar a periodistas de los medios de comunicación que ellos consideran opositores. Luego, en la tradicional marcha de los jueves que se realiza en Plaza de Mayo, la polémica dirigente "social" dijo a la multitud "Algunos vorazmente están esperando a ver qué carajo va a decir la Hebe, pero se van a tener que morder la cola porque la Hebe lo único que quiere es tener el país que querían nuestros hijos. Hay demasiada sangre para perder el tiempo en pelotudeces"; además de pedir por la reelección de Cristina Fernández, calificó a Mauricio Macri de "hijo de puta".

Una postal plena de ternura: Mamá Hebe del brazo de su hijo Sergio Mauricio
En ese acto se hicieron presentes agrupaciones ultrakirchneristas para manifestar públicamente su apoyo a Hebe Pastor y a Madres. Luis Ángel D'Elia, impresentable titular de Federación Tierra y Vivienda, declaró "Las Madres son la reserva moral de la Nación, y cualquiera que quiera gratuitamente afectar este paradigma se tiene que enfrentar con el pueblo organizado".

Desde la Confederación General del Trabajo, también se "solidarizaron" con Madres de Plaza de Mayo. "Todo esto es una campaña artera, indirectamente cuestionar las políticas de derechos humanos. Esto es demasiado casual que tome luz ahora que es un año electoral", recalcó Julio Piumato, quien también es el secretario de Derechos Humanos de la CGT, que conduce Hugo Moyano.

Por más que desde el kirchnerismo se quiera minimizar todo, todo esto configura un tremendo escándalo de corrupción. Ni Hebe de Bonafini ni sus acólitos están trabajando con dinero propio, sino con dinero que les entrega el Estado Naciona, es decir, dinero del pueblo argentino. Acaso Sergio Schoklender, borracho de impunidad, se creyó totalmente intocable y con licencia para hacer y deshacer con los millonarios subsidios que, desde hacen unos años, Madres de Plaza de Mayo reciben de parte del Estado Nacional.  

Por ejemplo, durante el año 2008, la Subsecretaría de Vivienda de la Nación ha girado al Instituto de la Vivienda de la Ciudad de Buenos Aires (IVC) unos $ 40.9 millones, de los cuales $ 32.7 millones (80% del total) fueron adjudicados por el Gobierno Nacional a Sergio Schoklender y a la Fundación Madres de Plaza de Mayo. La Asociación que dirige Hebe Pastor de Bonafini estuvo alentando la ocupación ilegal de terrenos en el Parque Indoamericano en donde pretendía construir y vender sus viviendas.

Con esta controversia, notamos que Sergio Schoklender simboliza la frivolidad kirchnerista:

- solo palabras sobre derechos humanos, aunque en los hechos cuenten solo para unos pocos;
- banales ataques mediáticos contra oligarquías, aunque los principales referentes kirchneristas tengan niveles de vida propios de excéntricos millonarios;
- la única riqueza que se redistribuye es la ajena, no la propia: nada se sabe de los fondos que los Kirchner hicieron desaparecer de Santa Cruz, nada se sabe sobre como hicieron los Kirchner para hacer crecer su patrimonio familiar, nada se sabe como fue que los Kirchner entregaron amplias extensiones de te tierras en la Patagonia, nada se sabe sobre la turbia financiación de la campaña electoral del 2007 de Cristina Fernández.

Es una tremenda estupidez pretender instalar la idea de que tanto Hebe Pastor de Bonafini como el Gobierno Nacional desconocían estos desmanejos que ahora salieron a la luz. El kirchnerismo debe hacerse cargo de Sergio Schoklender. Es una de sus tantas creaciones que todos tenemos que sustentar con nuestro dinero.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

“cómo hizo un parricida, maltratador, portador de armas, millonario y jugador para hacerse pasar por un luchador de los derechos humanos y engañar a las Madres de Plaza de Mayo.”

Anónimo dijo...

ESKÁNDALOS
La gran pregunta: ¿Y si Hebe es socia?

Hay desesperación kirchnerista por presentar a Hebe Pastor de Bonafini como alejada de todo lo que ocurrió en su Fundación y con su rúbrica. Pero a cualquier observador imparcial ese análisis le parece inapropiado. ¿Y si Hebe permitió lo que ocurrió porque le garantizaban su cuotaparte?

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). El clan Schocklender ya se encuentra más o menos identificado:

> Sergio Schoklender,

> Pablo Schoklender,

> Eduardo Ramón González Fernández, quien trabaja en Cassaforma, importador del sistema de paneles termoacústicos M2 o Emmedue que utilizan las construcciones de Meldorek para Sueños Compartidos.

> Patricia Alonso, actual pareja de Sergio y ex directora administrativa de Sueños Compartidos,

> Enrique Reale,

> Ricardo Defalco, de Cambios Trade Travel,

> Eugenio Defalco, hermano de Ricardo y quien reemplazó a González Fernández en la Fundación Plaza de Mayo, y

> Julio Segura, arquitecto.

Dicen que el miércoles 25/05 compartieron un asado en el barrio privado El Patacón, en la zona de La Lonja, donde de los 18 lotes, más de la mitad pertenecen al grupo.

La gran pregunta: ¿y cuál es el rol de Hebe Pastor de Bonafini en todo esto? ¿Es la inocente Madre de Plaza de Mayo estafada por sus protegidos o es una ruin que toleró irregularidades a cambio de que le aseguraran su porción de la torta?

El candidato a jefe de Gobierno porteño Ricardo López Murphy aseguró que el kirchnerismo "está repleto" de casos como el de los hermanos Schoklender.

Durante una recorrida por las comunas 2 y 14 de la ciudad de Buenos Aires, el líder de Convergencia Federal dijo: "La relación de Schoklender con los funcionarios está a la vista. Hace un año recuerdo a (Amado) Boudou y (Abel) Fatala recorriendo las obras realizadas por la fundación de las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo".

Anónimo dijo...

ESCÁNDALO EN LA FUNDACIÓN MADRES DE PLAZA DE MAYO

Dato: Los de los derechos humanos no ponen el pecho por Hebe

Las entidades defensoras de los derechos humanos no han cerrado filas detrás de Hebe de Bonafini, en teoría un ícono del sector. Es un mensaje poderoso el silencio, en algunas ocasiones.

por SILVIA MERCADO

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Especial para Urgente24). No es verdad que Argentina sea un país imprevisible. La ley formulada en la década del '50 por el ingeniero estadounidense Edward A. Murphy Jr. se cumple siempre, y en forma inexorable: si algo puede salir mal, saldrá mal. Lo que sólo los desgraciados imaginaron, y en sus peores pesadillas, está sucediendo, aquí y ahora.

El bastión de amor y resistencia, las madres dignas que rodearon con su dolor la Pirámide de la Plaza de Mayo, gritando con su silencio el horror que muy pocos fronteras adentro querían escuchar; en fin, el admirado estandarte que permitió a los argentinos mirar los ojos de los ciudadanos del mundo sin vergüenza, tomó el camino de la pendiente, y parece ir derecho al abismo.
Un verdadero bajón. Porque aunque el oficialismo se enoje con los medios “hegemónicos”, la historia, de tan absurda y truculenta, se asemeja a un aluvión, que toma cada vez más fuerza en la caída.

La más reciente edición de la revista Barcelona, con un fotomontaje de Schoklender con pañuelo negro, lleva de título “HIJO DE P... laza de Mayo”, y en la bajada se pregunta “cómo hizo un parricida, maltratador, portador de armas, millonario y jugador para hacerse pasar por un luchador de los derechos humanos y engañar a las Madres de Plaza de Mayo.”

“¿El odontólogo Barreda, el próximo CEO elegido por Hebe de Bonafini”, agrega.
Parece increíble que se haya llegado a esto. Después del secuestro de Azucena Villaflor de Devicenti en 1977, la primera líder de la organización, y cuando los dictadores creían que habían terminado con el grupo, Hebe tuvo el coraje de tomar su lugar, a pesar de que carecía de experiencia política, como la mayoría de las madres.

Anónimo dijo...

A poco de andar, se dio cuenta de que el organismo, Madres de Plaza de Mayo, tenía las mismas siglas que el Movimiento Peronista Montonero. Astuta, le cruzó una azucena en el logo, para evitar darle excusas a los represores, y se negó a todo contacto con la cúpula montonera en el exilio.

En particular, recuerdo que Hebe comentó que estando en un hotel de alguna ciudad de Canadá, se le apareció Mario Eduardo Firmenich con un ramo de flores para conquistar su corazón, y que ella rechazó la atención, además de pedirle que no se le acercara jamás, porque ponía en peligro la lucha por los derechos humanos que se estaba llevando adelante en la Argentina, con tantísimo esfuerzo.
Hebe conocía sus límites. Por ejemplo, que no estaba en condiciones de asegurar para quién jugaba exactamente Firmenich, ni si la propia Azucena había sido una militante de esa causa. Era una autodidacta de la política, pero ya había aprendido que donde estaba, los errores se pagaban con la vida.
¿Cómo es que una mujer de semejante inteligencia y sensibilidad llegó a este punto, parece difícil de entender? Sin embargo, nadie que tenga o haya tenido algo que ver con los organismos de derechos humanos está sorprendido. Por algo, ninguno salió a defenderla, hasta ahora.
Sergio Shoklender no es el primer capricho de Hebe, como bien lo saben las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, quienes soportaron hasta 1986 no sólo el autoritarismo en el trato, sino la persistente negativa a transparentar los fondos recibidos desde el exterior. Ese año, el grupo de Madres escindido se retiró sin un peso, y funcionó varios años en una oficina del Servicio Paz y Justicia, liderado por Adolfo Pérez Esquivel.
Durante los años de la dictadura, las organizaciones de derechos humanos se dividieron básicamente entre las “duras” contra el gobierno (Madres de Plaza de Mayo, Servicio Paz y Justicia en América Latina y Centro de Estudios Legales y Sociales) y las “blandas” (Asamblea Permanente por los Derechos Humanos; Familiares de Detenidos y Desaparecidos por Razones Políticas; y Liga Argentina por los Derechos del Hombre).

Eran básicamente dos bloques, uno hegemonizado por el Partido Comunista, que caracterizaba al Gobierno argentino de una “dictablanda”, y el otro hegemonizado por las Madres, que lo caracterizaba tal como era.

Ya en democracia, los modos cada vez más extremos de Hebe, usualmente insultantes, fueron menos tolerados y Hebe se fue quedando aislada, haciendo actos en la más absoluta soledad.

Anónimo dijo...

O, mejor, sólo acompañada por grupos de jóvenes, pero ninguna organización, ni partido, ni figura política más o menos conocida. Hasta que apareció el difunto Néstor Kirchner en su vida, era un secreto a voces que Hebe no se hablaba con nadie del movimiento por los derechos humanos.

Tanto, que tuvo intervenir el propio Kirchner para lograr que Estela de Carlotto y Hebe compartieran un palco. Y fue difícil. Tampoco lo logró la primera vez que lo intentó.

Lo diré sin vueltas: Hebe no es una mujer querida dentro de las organizaciones. Por hache o por be, se fue peleando con todos, así que no asombra que sólo Amado Boudou o Guillermo Moreno sean quienes la rodearon públicamente antes de este escándalo. Los verdaderos militantes de esta causa perdieron hace años diálogo con ella.

Por supuesto que esto no quiere decir que Hebe sea corrupta. La verdad, no tengo la menor idea. Lo que es innegable, es que en su afán por reparar la horrible pérdida de sus hijos en manos de los peores sicarios que tuvo nuestro país, construyó un inexplicable aparato succionador de fondos del Estado, que se transformó en la 2da. empresa del rubro Construcción en cantidad de empleados, muchos de ellos, en negro.

En 1980, Hebe estaba ofendida porque el Comité Nobel no le había otorgado el Premio de la Paz a las Madres de Plaza de Mayo, y había optado con castigar a la dictadura, premiando a un militante de la no violencia y las comunidades eclesiales de base, habitual ayunante, escultor y pintor, el humilde e inquebrantable Pérez Esquivel. Por lo menos, Argentina se salvó del papelón de tener un Premio Nobel de la Paz involucrado en un caso de corrupción.

Anónimo dijo...

El Banco Central eliminó datos que complicaban a Schoklender
08/06/11

Un día después de que Clarín informara el escándalo en la Fundación Madres de Plaza de Mayo, ordenó dar de baja de los listados de morosos 34 cheques impagos de Meldorek. En 2007 y 2008 se hizo lo mismo con cheques de las Madres.

Por Gustavo Bazzan

El “prontuario” financiero de la empresa Meldorek, propiedad en un 90 por ciento de Sergio Schoklender, fue sospechosamente “emprolijado” por el Banco Central un día después de que Clarín reveló el escándalo que envolvía a la Fundación Madres de Plaza de Mayo y a su hasta entonces apoderado.

Según pudo constatar este diario tras consultar bases de datos de riesgo crediticio, el 26 de mayo pasado la autoridad monetaria envió una orden para dar de baja de los registros de deudores 34 cheques impagos emitidos por Meldorek, que sumaban en total 1.591.681,1 pesos . Lo curioso es que en ningún lado consta que esos cheques (y la multa correspondiente) fueron saldados. Varios de los cheques son de un mismo talonario, presuntamente emitido por el Banco Supervielle. Ese banco es acreedor de Meldorek en $ 227.500, según consta en los registros del BCRA.

La sugestiva orden que dio el Banco Central, organismo que preside Mercedes Marcó del Pont, luce irregular y suena a protección política, toda vez que los registros de cheques impagos deben quedar a la vista de quien consulta la base de datos, aún después de que se hayan saldado los cheques.

Este diario también pudo constatar que tres años atrás el Banco Central, por entonces conducido por Martín Redrado, ordenó eliminar de los registros cientos de cheques emitidos por Fundación Madres de Plaza de Mayo , que figuraban también como impagos. En este caso el Banco Central decidió darlos de baja en dos tandas: la primera en diciembre de 2007 y la segunda en julio de 2008. Entre los cheques “borrados” figuran varios emitidos en 2008 por el mismo monto: $ 90.329,51.

Con todo, aún se pueden ver en la base de datos del Central una veintena de cheques emitidos por Meldorek de los cuales 15 aparecen como “impagos”.

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina