jueves, 9 de junio de 2011

La Madre Putativa

Los "buenos" tiempos: Cuando Mamá "militaba" por los derechos humanos
y el Hijo acompañaba
Luego de que estallara el escándalo por malversación de fondos que involucra a la Asociación Madres de Plaza de Mayo, la desesperada estrategia de Hebe Pastor de Bonafini es ahora intentar convencer a propios y extraños que ella ha sido engañada por los Hermanos Schoklender y otros de sus colaboradores.

Recientemente, en entrevistas concedidas a medios ultrakirchneristas, la polémica "activista de los derechos humanos" lanzó duros mensajes acusando a Sergio Schoklender.

A Tiempo Argentino, Pastor de Bonafini le declaró “La Asociación no va a cambiar porque nos hayan traicionado y robado. Los Schoklender son estafadores y traidores pero igual voy a seguir creyendo en la gente” (¡!); esta señora quiere despegar a Madres de Plaza de Mayo cuando dijo “Una cosa son los Schoklender y otra cosa las Madres, que pusimos el cuerpo durante 34 años para reivindicar a nuestros hijos como revolucionarios y nadie nos va a manchar”. Además de lanzar críticas al Grupo Clarín (¿?), Pastor de Bonafini también quiso quedar con su principal mecenas al decir "Me pegan a mí, le pegan a Cristina. Si me pegan a mí, no pasa nada... ¿qué más me puede pasar a mí?, pero no quiero que la toquen a la Presidenta porque no tiene nada que ver con esto".

En diálogo con Página/12, Hebe Pastor de Bonafini habló sobre el deterioro de su relación con Sergio Schoklender cuando dijo que estuvieron "Discutiendo mal más de un año, pero que venía con esto, dos años. Yo le decía: “Tenemos una empresa, el Gobierno no quiere comprar esas casas... Nosotros trabajamos como soldados del proyecto nacional y popular y si el Gobierno no necesita las casas”. El me decía las vendemos y yo le decía que eso era una locura, pensaba como una empresa." Acerca de las estafas, la titular de Madres de Plaza de Mayo aseguró desconocer el monto de las deudas (¿?) y dijo livianamente "Estamos trabajando todos para poner las cosas en condiciones y estamos dispuestas a vender todo lo que haya que vender –menos la Universidad, la casa de las Madres y la radio– para pagar si hay deudas. Nosotros queremos pagar, que nos den crédito o que esperen que vendamos algunas de las cosas para pagar"; y, al parecer les soltó la mano al sostener "Si van presos que vayan presos, tienen que pagar lo que hicieron, es muy gordo, no es una pavada". Finalmente, como una particular forma de justificar a sus ex hijos putativos, Hebe Pastor de Bonafini expresó "Cada vez creo más en la lucha de clases. Ellos se criaron en una clase que no tiene nada que ver con la nuestra y a la larga les volvió a agarrar la de ser empresarios. No les importó a costa de qué. Nosotras somos de otra clase social, no pensamos igual. No pensamos en ser una empresa".

Otros organismos no asumieron la misma actitud del Gobierno Nacional que intentó despegar a Pastor de Bonafini de toda esa corrupción. Adolfo Pérez Esquivel prefirió tomar distancia cuando dijo “Creo que hay una gran responsabilidad del Gobierno, que debe determinar controles, auditorías y rendiciones de cuentas, porque no se habla de monedas, sino de millones y millones de pesos. La lucha por los derechos humanos en la Argentina no pertenece sólo a las Madres de Plaza de Mayo, sino a muchísimos organismos y a toda la población”. A su vez, Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, recalcaron su histórico distanciamiento con Hebe Pastor sosteniendo "Nunca hemos aprobado que nos representara, y menos que asumiera decisiones, ninguna persona que no fuera una compañera en nuestras mismas condiciones. No hemos tenido ni tenemos relación alguna, más allá de nuestro común dolor, con la Asociación Madres de Plaza de Mayo".

La que tuvo algunas palabras, tibias al menos, de solidaridad fue Estela Barnes de Carlotto quien indicó "A Hebe no la veo como cómplice, la veo como mujer usada" y lanzó contra los hermanitos Schoklender "La imagen de Hebe la están percudiendo todas estas cosas. Y me da mucha pena. Lo que está pasando con estos chicos Schoklender, que son dos chicos psicóticos. Esta gente no está bien de la cabeza". Claro que la titular de Abuelas de Plaza de Mayo tomó un poco de distancia cuando aseveró "Las Abuelas estamos viviendo lo de Schoklender con mucha preocupación, pero con necesidad de aclarar. Abuelas es una organización autónoma, completamente distinta, nos diferenciamos aunque tenemos una raíz común, un comienzo de dolor, todas somos madres". La Sra. Barnes admitió que Abuelas de Plaza de Mayo recibe dinero no solo del Estado Argentino, sino también de otras organizaciones como Naciones Unidas o la Unión Europea.

Con toda la vorágine de este escándalo de corrupción, el subsecretario de Obras Públicas, Abel Fatala, y el subsecretario de Vivienda, Luis Bontempo, dos funcionarios del ministerio que conduce Julio De Vido, concurrieron al Congreso de la Nación para dar explicaciones, específicamente en la Comisión de Vivienda de la Cámara de Diputados. Según informa Diario Clarín, por primera vez desde que comenzó el escándalo y tras ocultar las cifras bajo siete llaves, el Gobierno reconoció ayer que el valor total del convenio con las Madres de Plaza de Mayo es de unos 300 millones de dólares (algo más de 1.200 millones de pesos) para construir 4.165 casas, 23 centros de salud en Chaco y 3 hospitales. Y reveló que desde 2008 le entregó a la entidad 765 millones de pesos. Los “otros 500 millones” serán pagados a medida que avancen las obras. Bontempo admitió que Madres de Plaza de Mayo no está sujeta a auditorías estatales cuando dijo "Nosotros financiamos las obras y auditamos la cuenta para ver si el dinero se aplicó a la obra. Auditamos la obra sólo si hay alguna denuncia. Pero no recibimos denuncias de las jurisdicciones".

Con tantos millones en danza, se entiende tanto amor incondicional de Hebe Pastor de Bonafini por la causa kirchnerista. Hacen un par de meses, en la a inauguración del Seminario Internacional "Unasur: de la Integración Política a la Integración Económica y Financiera", en la Comisión Nacional de Valores, la Presidente de la Asociación Plaza de Mayo elogió a Amado Boudou y a Felisa Josefina Miceli "Las madres hoy somos felices, porque nuestros hijos están en ellos, los que están trabajando. Nuestros hijos son Amado (Boudou), Felisa (Miceli), los sentimos nuestros". Con la candidez que la caracteriza, la Sra. de Bonafini habló muy bien de Miceli, ex Ministro de Economía y procesada también por malversación de fondos, cuando comentó "Recién cuando pudimos hablar con Felisa (Miceli), nos dimos cuenta de que podíamos empezar a querer a alguien que estaba en un banco o era ministro de Economía. La palabra 'banco' a los pobres nos da mucho miedo. Le tenemos miedo al banco, a la libreta de cheques, que todavía hoy veo una y me aterrorizo".

Para agitar más las aguas, en el día de ayer, Eduardo Duhalde contó que Sergio Schoklender es el padre biológico de la nieta de Hebe Pastro de Bonafini, sobre lo que el ex Presidente de la Nación señaló “Acá en la Argentina es todo es hipocresía, ¿por qué hay callar una verdad que todos conocemos?”. De ser verdad, ahí cierra la simbiosis entre esos dos personajes siniestros.

Al principio, cuando se conoció la salida de Schoklender de Madres, la Sra. Hebe intentó minimizar todo diciendo que solo eran "puteríos" o boludeces"... claro, el dinero no es exactamente de ella. Es insostenible la teoría oficial de que Hebe Pastor desconocía toda la corrupción de Madres de Plaza de Mayo. es igualmente insostenible que el Gobierno Nacional no haya estado al tanto. Hay millones de pesos en juego, millones que son del pueblo argentino y que esos delincuentes han despilfarrado. Estamos en presencia de una asociación ilícita entre Madres de Plaza de Mayo y el Gobierno Nacional.


Madres de Plaza de Mayo, "reverva moral de la Nación"

Este no es el primer escándalo que protagoniza Hebe Pastor de Bonafini, devida en estos años en empresaria de la construcción, podemos repasar algunos:

■ Apenas ocurrió la tragedia de las Torres Gemelas en Septiembre de 2001, la que alguna vez pretendía ser galardonada con el Premio Nobel de la Paz, confesó "Me puse contenta de que, alguna vez, la barrera del mundo, esa barrera inmunda, llena de comida, esa barrera de oro, de riquezas, les cayera encima" y justificó su exabrupto cuando comentó "Hay muchos que piensan lo mismo que nosotras y se lo tragan, porque son hipócritas y tienen intereses políticos".

■ En el año 2006, Bonafini vomitó sobre Juan Pablo II cuando lanzó “Nosotros deseamos que el Papa se queme vivo en el infierno. Es un cerdo. Aunque un sacerdote me dijo que el cerdo se come, y este Papa es incomible”.

■ Recordemos que Miceli fue una figura clave en los 34 cheques que Madres de Plaza de Mayo emitió durante el año 2008 y que fueron rechazados por falta de fondos.

■ En enero de 2008, Hebe de Bonafini y otras integrantes de Madres de Plaza de Mayo, se metieron en la Cateral de la Ciudad de Buenos Aires para hacer un "ayuno" (¿?) en protesta contra Mauricio Macri, porque no había autorizado el giro de 3,4 millones de pesos que el Estado Nacional había entregado; la altanería de esa señora llegó al punto de haber usado el altar de ese templo como baño.

■ En diciembre de 2009, la que se dice luchadora por los derechos humanos, salió violentamente al cruce de un grupo de residentes bolivianos que pretendía hacer una protesta en Plaza de Mayo en reclamo de más seguridad; totalmente fuera de si, Hebe de Bonafini entendió que así defendía al Gobierno Nacional cuando insultó a esos manifestantes diciéndoles "fuera de acá, la plaza es nuestra bolivianos de mierda"; según la agencia DyN, les dijo "Esta es nuestra plaza, váyanse de acá... quién los manda a ustedes... váyanse, hijos de puta".

■ El año pasado, una patota dirigida por Sergio Schoklender protagonizó violentos desmanes en la usurpación de terrenos en el Parque Indoamericano en la Ciudad de Buenos Aires. En medio de un terreno fiscal, Madres de Plaza de Mayo tenía previsto construir y comercializar las viviendas a decenas de familias que esperaban tener su propio espacio para vivir dignamente.

■ Durante el año pasado , Pastor de Bonafini y Schoklender mantuvieron un durísimo cruce con una agrupación piquetera en la Provincia del Chaco por la construcción de un barrio de 500 viviendas; todo se debió al manejo de los fondos que provenían directamente desde el Gobierno Nacional y que se diputaban ambas organizaciones sociales, entre acusaciones cruzadas, enfrentamientos armados y ninguna denuncia en la Justicia, Raúl Castells resumió este vergonzoso capítulo diciendo "El gobierno nacional entregó a la fundación Madres de Plaza de Mayo, sin ningún tipo de licitación, la construcción de 1.400 viviendas, donde las paredes son de telgopor. Es una pelea entre ellos, todos grupos del kirchnerismo, por 100 mil pesos que quedan de cada vivienda. Lo que hay es una pelea de carácter mafioso".
Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina