martes, 31 de mayo de 2011

Una pelea a dos rounds para bajar a Das Neves

Cristina Fernández y Mario Das Neves tuvieron una larga pulseada en Chubut
Finalmente, luego de casi dos meses, la ciudadanía de la Provincia de Chubut ya consagró al oficialista Martín Buzzi como su gobernador electo, imponiéndose con un escaso margen de votos a su favor sobre Carlos Eliceche, candidato del Frente para la Victoria.

En su intento de ser candidato a Presidente de la Nación, desde hacen dos años, el Gobernador de Chubut Mario Das Neves empezó a tomar distancia de la Presidente Cristina Fernández, algo que fue tomado como uan traición desde el Ejecutivo Nacional. Esta disputa electoral tuvo una batalla crucial en esos comicios provinciales. Así, por esas disputa de espacios de poder, la contienda quedó polarizada entre el "peronismo federal" y el kirchnerismo.

El pasado 20 de marzo se llevaron a cabo las elecciones generales en esa provincia patagónica y, desde el primer momento en que se empezaban a conocer los escrutinios provisorios, se avisoraba un resultado ajustado entre los principales candidatos. Se hablaba de una victoria parcial por apenas 400 votos de Buzzi, hombre de Mario Das Neves. En aquella oportunidad, ansioso por dar una señal de fortaleza, el Gobernador Das Neves se apresuró en festejar con sus seguidores una victoria que no estaba del todo clara; como sucede en esos caso es que todos quieren estar en "la foto" de una victoria, Das Neves tuvo la compañía de sus ¿compañeros? "peronistas disidentes" Felipe Solá, Francisco De Narváez y Graciela Camaño, entre otros, quienes rápidamente viajaron a la Patagonia para tomar parte de ese triunfo.

Desde la Casa Rosada, la estrategia fue no reconocer la derrota de su candidato y tratar de embarrar la cancha hablando de fraude, de escándalos, dejando mal paradas a instituciones democráticas de Chubut y, por ende, a Das Neves. En tal sentido, el Ministro del Interior Florencio Randazzo aseguró que lamentaba que "no haya habido la transparencia suficiente como para garantizar la voluntad de los votantes". Eliceche tuvo el apoyo del Gobierno Nacional para realizar una denuncia formal ante la Fiscalía de Rawson, la cual constó de 15 fojas y en la que afirmaba “Del análisis ha surgido que en este acto comicial ha votado una cantidad indeterminada de personas sin derecho a voto por no estar empadronados en el Chubut”.

Ante tanto revuelo, desde la Unión Cívica Radical se pidió un recuento minucioso para despejar cualquier duda sobre el proceso electoral. En tal sentido, el Senador Nacional Mario Cimadevilla afirmó "En una elección tan reñida y con tantas dudas, creo que lo saludable es que se nos dé la posibilidad de abrir urna por urna y contar voto por voto"... esta declaración fue trastocada por medios kirchneristas al punto de llegar a decir que la U.C.R. también denunciaba fraude en las elecciones.

Las presiones ejercidas desde Buenos Aires fueron aumentando considerablemente para empezar a torcer la historia a su favor. El pasquín ultraoficialista Página/12 pulicó una nota en la que sostenía que, según datos aportados por una encuesta realizada en esa Provincia, el ¡¡70% de los chubutenses!! habría opinado que hubo fraude en las elecciones. El apriete kirchnerista dio sus frutos cuando el Tribunal Supremo de Justicia falló a favor de las exigencias de Eliceche y su gente, determinando que unos dos mil chubutenses debían volver a votar para así echar luz sobre el resultado de esas elecciones; en definitiva fueron seis las meses anuladas yen las que se tuvo que volver a votar.

El pasado domingo 28, algunos chubutenses volvieron a votar en lo que se denominó "complementarias". Solo en esas mesas, el kirchnerismo triunfó con 738 votos contra los 687 que obtuvo Buzzi, aunque no fueron suficientes para terminar ganando ya que, por tan solo 384 sufragios, terminó prevaleciendo el candidato de Mario Das Neves.

Por esas cosas que tienen nuestros políticos, tanto triunfadores como derrotados celebraron el resultado. A pesar que en su fueron íntimo ya se convenció de que su precandidatura a Presidente ya no tiene sustento, el Gobernador Das Neves se mostró eufórico y habló de ¡dos victorias! sobre el kirchnerismo, cuando analizó “La verdad siempre se impone sobre la mentira. En democracia se gana y se pierde. Nosotros ganamos el 20 de marzo y volvimos a ganar hoy”. Por su parte, el Jefe de Gabinete Aníbal Fernández opinó que "Eliceche perdió por sólo 384 votos. Es un resultado recontra favorable"; a su vez, si bien reconoció públicamente la derrota, Carlos Eliceche lamentó que no se hubieran abierto todas las urnas ya que, de haber sido así, habría triunfado el Frente para la Victoria (¿¿??).

De todas maneras, por más que desde ambos bandos los dirigentes quieran exhibir anchas sus sonrisas, el resultado final de esta elección no es muy bueno para ninguno de los bandos. En estas últimas elecciones que se realizaron en Chubut, ni el oficialismo ni el kirchnerismo alcanzaron una adhesión significativa, ya que ninguno llegó al 40% de las preferencias del electorado.

No es una victoria de Das Neves porque, si comparamos con los resultados de las elecciones del año 2007 cuando él fue consagrado como Gobernador, de sacar casi un 53% en aquella oportunidad a pasar a un 36,71% de la cantidad total de los votos, hay una diferencia notable que condiciona seriamente las aspiraciones presidenciales de este dirigente patagónico. Claro que en aquella oportunidad, Das Neves no era parte de ese grupo de peronistas despechados que devinieron luego en opositores, sino que por aquellos tiempos integraba el kirchnerismo... las huestes de la Presidente Fernándezkirchneristas) que el pueblo de Chubut apoya "el modelo" ya que, si solo el 36,57% de la ciudadanía apoyó a su candidato, podemos interpretar que nada menos que el 63,43% del padrón optó por darle la espalda.

Aún así, el kirchnerismo sigue caminando a paso firme para las elecciones presidenciales de este año, mientras la oposición sigue haciendo agua por todos lados. Ya poco va quedando en pie de aquello que se conoció como "Peronismo Federal", mientras fuerzas como la Coalición Cívica, el PRO, Proyecto Sur y Generación para un Encuentro Nacional (G.E.N.) no logran despegar y siguen teniendo escasísima gravitación en la escena política nacional; acaso la Unión Cívica Radical asoma como la única alternativa al kirchnerismo.

Con esto que pasó en Chubut, ya se diluyen las (pocas) chances que Mario Das Neves tenía para aspirar a ser el próximo Presidente de los Argentinos... otro opositor más que cae, el último que apague la luz.

1 comentario:

Anónimo dijo...

La traición a los seguidores del Modelo Chubut se va consumando poco a poco. Va quedando demostrado que la tan mentada puja de un modelo provincial contra un modelo nacional, era una simple excusa que encubría la lucha de dos facciones del mismo bando.
La finalidad primaria era seguir manteniendo el poder. La falsa premisa de instalar a nivel nacional un supuesto modelo pujante, inclusivo, de crecimiento, termina desdibujado y con las caretas por el piso. Estos pseudo políticos lo único que les interesa es seguir manteniendo sus privilegios, standard de vida acomodada, y seguir con banderas claras de corrupción, hipocresía y cinismo. Pobres aquellos que siguen hablando de "la dignidad del pueblo chubutense"... Todos traicionados y el honor tirado a los chanchos..

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina