domingo, 8 de mayo de 2011

Gioja lo hizo

Loe hermanitos jugaron su juego en San Juan
José Luis Gioja obtuvo lo que quería: la ciudadanía sanjuanina terminó apoyando la enmienda constitucional que habilitará al gobernador sanjuanino para ir por una nueva reelección en su cargo.

Los primeros guarismos hablan de un porcentaje cómo que oscila entre el 63 y el 67% de votantes por el "SÍ" que terminan avalando el proyecto que había sancionado la obsecuente Legislatura Provincial.

En una de sus primeras declaraciones públicas, Gioja dijo que el resultado "es un número fenomenal, nosotros pensábamos en una 60%" aunque, por lo bajo, con todo el aparato a favor, el primer mandatario provincial y su gente esperaban mucho más.

El giojismo contó con generosos recursos para financiar su campaña. Pobló paredes de San Juan con coloridos afiches en donde nos recordó hasta el hartazgo las obras hechas con fondos de la Nación (y no de la minería), como así también los principales medios periodísticos operaron a favor del Gobernador difundiendo cada paso de la campaña oficialista y dando amplios espacios a las voces que lo adulan hasta el ridículo. Contó también con un gran poder de movilización, adonde se llevaron a la rastra a empleados contratados del Gobierno Provincial y de los municipios, como así también beneficiarios de planes sociales... todo viento en popa para Don José Luis.

Desde la oposición, el primero en reconocer la victoria oficialista fue el Senador Nacional Roberto Gustavo Basualdo, aquel que en 2007 gritaba a los cuatro vientos que era "cristinista pero no kirchnerista" (¿¿??). Desde su bunker, esta vez Basualdo no lloró una nueva derrota en las urnas y se limitó a analizar "El resultado fue claro, hay que reconocer la victoria del Sí, hay que reconocer que la oposición trabajó toda unida pero que lamentablemente no alcanzó, el sí trabajó mejor". Basualdo fue uno de los primeros en abandonar el barco porque ya se bajó de su siempre latente candidatura a Gobernador y juega a lo que él cree más seguro de lograr: buscar una reelección como Senador Nacional.

La oposición provincial hizo numerosas presentaciones pero ninguna llegó a tener posibilidad alguna de ser tenida en cuenta, como si no hubiera duda alguna de que esta avanzada giojista fuera constitucional. De nada sirvió que el Tribunal Electoral Provincial ordenara al Gobierno de San Juan que no haga publicidad con la obra pública. A pesar de que esta prohibición está establecida en el artículo 190 inciso 10 de la Constitución Provincial, José Luis Gioja siguió enrostrando sus megaobras a los sanjuaninos. Total, el líder del Frente para la Victoria detenta el poder total en San Juan: Legislatura sometida, Justica adicta, prensa mayoritariamente prostituída por la publicidad oficial... ¿quién le iba a poner freno?

La campaña previa a este plebiscito fue una de las más sucias de las que se recuerde en mucho tiempo en San Juan. La suciedad tiene dos responsables: los hermanos Gioja, José Luis y César Ambrosio.

El Gobernador jugó sucio cuando impuso la realización de un plebiscito inconstitucional y en centrar el debate en su gestión de gobierno en lugar de una cuestión de fondo.

El artículo 277 de la Constitución Provincial establece que "La enmienda de un solo artículo puede ser sancionada por el voto de los dos tercios de la totalidad de los miembros de la Cámara de Diputados y el sufragio afirmativo del pueblo de la Provincia, convocado al efecto en oportunidad de la primera elección que se realice, en cuyo caso la enmienda quedará incorporada al texto constitucional. Reforma de esta naturaleza no pueden llevarse a cabo sino con intervalos de dos años por lo menos". Leyendo este artículo entendemos claramente que, para que este plebiscito se enmarcara en la Carta Magna de San Juan, debería haberse llevado a cabo en alguna elección como la que se realizó en el año 2009 o en las que se realizarán en agosto y octubre del corriente año. Como bien sabemos los sanjuaninos, hoy 8 de mayo no hemos elegido a nadie...

Viejo zorro de la política, José Luis Gioja llevó el debate al terreno que más le convenía: a sabiendas de su alta popularidad, el titular del Ejecutivo Provincial propuso que todo sería como un plebiscito de su gestión de gobierno. En lugar de plantear una discusión sobre la conveniencia de esta enmienda para las futuras generaciones, Gioja cayó en esa tentación tan recurrente en muchos políticos de que una Constitución debe amoldarse a las ambiciones de poder de una sola persona.

Como si todo lo anterior fuera poco, entró en escena César Ambrosio Gioja, Senador Nacional y empresario minero, que esperaba suceder a su hermano en la Gobernación de San Juan. Más mugre. El hermano del Gobernador abrió su billetera y lanzó una publicidad agresiva para instalarse como máximo referente del "NO" en San Juan. A través de los medios locales, el Senador Gioja lanzó frases que pintan de la calaña que está hecho, criticó la política minera que tantas veces defendió con uñas y dientes, habló de un posible fraude y hasta trató de tirano a su hermano. Sus seguidores fueron los que entraron en bajezas como atacar pintadas y afiches del oficialismo, recurrir a carteles de dudoso gusto en los que usaron sin autorización a figuras como Diego Maradona, la Presidente Cristina Fernández y el desaparecido en democracia Raúl Tellechea.

Semejante torpeza terminó siendo funcional a los intereses de su hermano. Al final de cuentas, el apellido Gioja estuvo en ambos lados, oficialismo y oposición. Conociéndose los resultados de hoy en San Juan, Gioja (José Luis) logró lo que quería y mucho tiene que agradecerle a su hermano César... Insisto en que este resultado tiene sus autores: dos políticos mañosos que tienen el mismo apellido, que son hermanos. Gioja lo hizo... mejor dicho, los Gioja lo hicieron posible. ¿será cierto que están peleados?

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina