lunes, 16 de mayo de 2011

Fútbol argentino: Grondona, obsecuencias y buitres

Julio Grondona junto al Gral. Videla
Gran revuelo se armó en el turbio ambiente dirigencial del fútbol argentino con un spot comercial en el que habla de la historia del polémico Julio Humberto Grondona quien , ininterrumpidamente desde el año 1979, es el Presidente de la Asociación del Fútbol Argentino. En dicho spot Grondona aparece vinculado a todos los presidentes argentinos que fueron pasando, empezando nada menos que con el Dictador Jorge Rafael Videla.

En ese corto, podemos observar a un muy sonriente "Todo Pasa" Grondona departiendo con Videla, mientras una voz en off relata que el inamovible Presidente de la A.F.A. contó con el apoyo de las "más altas autoridades" del Gobierno de Facto que sometía a la Argentina.

A través de algunos medios, Grondona se mostró muy enojado por esta movida que intenta "desprestigiarlo". Sin ponerse colorado, el dueño de la pelota en Argentina se defendió afirmando “Mi trayectoria es limpia. Bajo ningún punto de vista tuve ninguna relación con los gobiernos de fuerza” y opinó que “Es un golpe bajo total que me quieran asociar con la dictadura, es una situación mal intencionada”. En una entrevista radial, cuando un periodista le preguntó si era cierto que había pedido a San Lorenzo de Almagro que desistiera de contratar a Diego Maradona como Director Técnico, Grondona se excusó sosteniendo “Jamás, jamás en la vida, por Dios. Eso sería una negrada (¡¡!!)… una cosa, una bajeza total que ni siquiera se puede preguntar”.

Para calmar la ira de Don "Todo Pasa", dirigentes de clubes argentinos publicaron una solicitada en distintos matutinos de Buenos Aires titulado "Se ha excedido un límite" y en donde lo defienden con uñas y dientes. Estos dirigentes genuflexos aseguran que "Es un golpe bajo de toda bajeza vincular un saludo protocolar con un Presidente de la República a la dictadura, el oprobio y el genocidio" y dispara "Los dirigentes del fútbol argentino rechazamos, condenamos y repudiamos el ataque personal del que es objeto el señor Julio Grondona". Para que la cancha quede bien demarcada, los popes de los clubes avisan que "El fútbol argentino es la marca de mayor reconocimiento a nivel mundial. Ello es el resultado de una gestión adecuada y soberana de los clubes y de todos los órganos de conducción de la AFA. Será innegociable cualquier intento de intromisión de hombres, proyectos o intereses gestados fuera del ámbito natural del fútbol". Deducimos entonces que, a juzgar por los dirigentes que suscribieron esa solicitada, el fútbol argentino ganó torneos mundiales en mayores y juveniles y adquirió un prestigio por obra y gracia de su accionar y no de jugadores y directores técnicos...

Debemos tener en cuenta que en la A.F.A. es uno de los lugares en donde más se pone en evidencia el centralismo porteño. Los clubes de la Ciudad de Buenos Aires y del Conurbano, más Newell's Old Boys, Rosario Central, Unión de Santa Fé y Colón, más Sarmiento de Junín tienen el status de instituciones "directamente afiliadas", mientras que a gran masa de los demás clubes son tildados como "indirectamente afiliados" ya que son las ligas provinciales y regionales las que tienen representación en la A.F.A; de hecho, la representación en los cargos del Comité Ejecutivo de la AFA es tremendamente inequitativa e injusta: 23 votos son de los clubes directamente afiliados y cinco de los que no. Durante décadas, el fútbol provinciano fue discriminado por Buenos Aires, algo que disminuyó levemente con la creación del Torneo Nacional "B", el cual constituye la segunda división del fútbol argentino.

Tres socios: Ernestina Herrera de Noble, Jorge Rafael Videla y Julio Grondona
en el Estadio Monumental de River Plate.
Año 1979, festejo del primer aniversario de Argentina '78
Las diferencias entre porteños y provincianos quedan más claras aún en la tercera división porque existen dos ligas paralelas: el Torneo "Metropolitano" que disputan los "directamente" afiliados, es decir, clubes de Buenos Aires y alrededores y el Torneo "Argentino A", en el juegan decenas de clubes diseminados a lo largo y a lo ancho del país, campeonato mucho más extenso y desgastante en materia económica por los traslados de una localidad a otra. La discriminación se nota en el dinero que reciben por la televisación de partidos: mientras los porteños que muestran canchas prácticamente despobladas reciben en promedio 125.000 pesos por partido, equipos provincianos con mucha más convocatoria perciben apenas unos 23.000 por cotejo.

Ya a mediados del año pasado, Rubén González, Vicepresidente del Club Juventud Antoniana de Salta se quejó de esta discriminación cuando declaró a Diario El Tribuno "Vamos a pedir una reunión con el Gobierno Nacional, queremos que ellos escuchen lo que nos está pasando también a nosotros como instituciones del Interior, porque la plata de la televisión es toda para ellos. Grondona dijo que nosotros no nos podíamos comparar con las instituciones de la B Metropolitana porque ellos son los fundadores de la AFA, que tienen mucho años de historia y que nosotros recién estamos comenzando con esto. Nos dolió muchísimo sus palabras, porque es una falta de respeto para toda la gente del interior, para los hinchas, en la AFA no existe el federalismo, esa es una gran mentira del presidente Grondona" y hasta aseguró haber sido amenazado por el mandamás del fútbol argentino quien, según el dirigente salteño, habría dicho "A mí no me importa un carajo si ustedes juegan o no el torneo Argentino A, yo ya eché a Diego Maradona y no tendría ningún problema en hacerlo con ustedes". Horacio Pierdominici, Tesorero del Club Cipolleti de Río Negro, fue más duro cuando dijo "A la AFA sólo le interesa Buenos Aires" y arremetió contra Don Julio cuando expresó "Qué se puede esperar de un tipo que viene de la dictadura".

A decir verdad, el centralismo que padece el fútbol argentino es un fiel reflejo del histórico centralismo porteño que preponderó a lo largo de la historia de nuestro país. Los hinchas no son ajenos a esta tendencia y es por eso que, a diferencia de otros países, los clubes de cada región no tienen la adhesión que gozan, por ejemplo, Boca Juniors y River Plate; así, vemos que los clubes llamados "grandes" cuentan con muchísimos seguidores a lo largo y a lo ancho de la Argentina.

Ciertamente, no descubrimos nada si decimos que el fútbol argentino necesita una profunda renovación. No basta con despedir a Julio Grondona, debe cambiarse la forma que impera de administrar el fútbol en el que abundan clubes quebrados, algunos pocos dirigentes enriquecidos (eso sí, ninguno está en la cárcel por malversación de fondos) y muchos intermediarios-empresarios que lucran perversamente con este hermoso deporte.

¿El remedio o la enfermedad?

Quien está detrás de toda esta movida anti-Grondona es nada menos que el empresario Daniel Vila, copropietario del Grupo América y actual Presidente del Club Sportivo Independiente Rivadavia de Mendoza. Vila aspira a ser elegido como el próximo Presidente de la A.F.A. en las elecciones que se celebrarán en octubre próximo. Como este empresario mendocino sabe bien que todos los clubes están férreamente sometidos a los caprichos de Don "Todo Pasa", Vila intenta cooptar voluntades impulsando el proyecto "La Ley del Fútbol", el cual presentó en el Congreso de la Nación.

Daniel Vila... ¿el salvador del fútbol argentino?
Con este proyecto, se pretende, entre otras cosas, equiparar los clubes del Interior con los de la Ciudad de Buenos Aires y alrededores al momento de votar en cada decisión que se toma en la A.F.A. Al respecto, ese empresario mendocino manifestó “La política en el fútbol siempre estuvo mal vista, por eso el futbol es uno de los nichos donde la democracia no llegó con sus virtudes. Hace falta una ley porque no hay controles . La AFA es una asociación civil que recibe un subsidio y nadie controla”.

Para que su propuesta se haga realidad, el empresario mendocino logró que el Diputado Nacional Gerónimo Vargas Aignasse se ocupara de presentar el proyecto de reforma del fútbol argentino en la Cámara Baja del Congreso de la Nación. En consecuencia, la Diputada Ivana Bianchi, Presidente de la Comisión de Deportes de la Cámara Baja, anunció el cronograma de audiencias públicas para discutir este proyecto... esta iniciativa ya sufre de boicots porque el lobby de Grondona no tardó en activarse cuando un grupo de legisladores solicitó formalmente al Presidente de la Cámara de Diputados de la Nación la impugnación de esa convocatoria , entendiendo que la misma tendría irregularidades; entre los diputados afines a los intereses del mandamás de la A.F.A. están los sanjuaninos Daniel Tomas y Graciela Caselles.

Lo cierto es que sorprende ahora esta dura embestida de Daniel Vila contra Julio Grondona cuando sabemos que en tiempos no muy lejanos hubo una relación cercana entre estos dos siniestros personajes. Su historial no es nada limpio.

Los sanjuaninos sabemos bien de la escandalosa jugarreta que, en el año 2007, Vila realizó en la A.F.A. para que Independiente Rivadavia pudiera acceder a la final del Torneo Argentino A desplazando a Sportivo Desamparados. Durante la temporada 2006/2007 del mencionado torneo, el equipo sanjuanino se había consagrado campeón del Torneo Apertura y, por ende, tenía la posibilidad de disputar un ascenso al Nacional "B" en la final a disputar con el ganador del Torneo Clausura; de la mano de Vila, en aquel torneo, Independiente Rivadavia de Mendoza era el equipo de mayor presupuesto pero no pudo imponer su supremacía financiera en la cancha.

Sp. Desamparados, víctima de los turbios ardides de Vila
Todos recordamos que, cuando había finalizado aquella temporada y se iba a disputar la finalísima entre Desamparados y Club Social y Atlético Guillermo Brown de Puerto Madryn, apareció un misterioso video en el que un jugador de San Martín de Mendoza "reconocía" que Desamparados le habría pagado unos 30.000 pesos a su equipo para que en el partido que "puyutanos" y "chacareros" terminara empatado, beneficiando a ambos. Esa filmación poco clara se difundió hasta el hartazgo a través del Canal América (propiedad de Daniel Vila) y tuvo gran repercusión en otros medios capitalinos; el mismo fue tomado como prueba "contundente" para reclamar en la A.F.A. Finalmente, gracias a las hábiles gestiones de Vila ante Grondona, a Desamparados se le descontaron ocho puntos que fueron exactamente los que se necesitaban para que Independiente Rivadavia usurpara el lugar de los sanjuaninos en la finalísima. Finalmente, a principios de Julio de 2007, "la Lepra" mendocina se impuso ante Brown de Puerto Madryn en dos finales y ascendió a la segunda división del fútbol argentino.

En definitiva, quien hoy reclama honestidad en la A.F.A. es quien hasta hace poco fue parte activa de ese circo perverso que es el fútbol profesional de nuestro país... ¿hay que creerle?

El spot que enfureció a Don Julio y que motivó la solicitada de sus alcahuetes.

2 comentarios:

Maloperobueno dijo...

Me llama la atencion que un tipo como Grondona sea una especie de emperador en un trono futbolistico.
Mas me llama la atencion que cambien los gobiernos y este tipo quede.
Lo peor es el respaldo que le ha dado la gestion kirchnerista a este mafioso, el Futbol para todos no es mas que una careta de la hipocresia progresista.

Saludos

Don Gato dijo...

Estimado, excelente post. Muy bueno.

Exitos.

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina