domingo, 29 de mayo de 2011

Barça, la tiranía del fútbol excelso

Con solo 23 años de edad, Lionel Messi, ya suma su tercera Champions League.
El Fútbol Club Barcelona demostró ser el mejor de del fútbol europeo al imponerse claramente 3-1 sobre el poderoso Manchester United F.C. en la final de la Champions League 2010/2011 que se disputó en Estadio Wembley en la Ciudad de Londres.

Para los ganadores, marcaron Pedro Rodríguez, Lionel Messi y David Villa, mientras que Wayne Rooney había marcado el empate transitorio para los ingleses.

Del lado del Manchester United, tratándose de un equipo de gran jerarquía, se esperaba un poco más. Por momentos, la alineación dirigida técnicamente por Sir Alex Ferguson solo se limitaba a correr tras la pelota que iba rápidamente de un lado a otro según la voluntad de los jugadores catalanes. A lo largo de 90 minutos de juego, el equipo brtinánico mostró un temor reverencial hacia su par catalán. Solo para rescatar la actitud de Wayne Mark Rooney de intentar rebelarse ante la abrumadora superioridad blaugrana y las providenciales intervenciones del holandés Edwin Van der Saar quien hizo lo humanamente posible para que el resultado no fuera más abultado aún.

Llamó la atención que Dimitar Bervatov haya sido excluido en la convocatoria para este trascendental partido quien, a pesar de ser goleador en la Premier League 10/11, no ocupó ni un lugar en el banco de relevos de los Diablos Rojos. Para colmo de males, fue decepcionante la actuación del atacante mexicano Javier "Chicharito" Hernández a quien el partido le quedó muy grande.

En la previa del partido, Sir Alex Ferguson ya había advertido que esta versión del F.C. Barcelona era mejor que aquella que ganó la Champions en el año 2009. Luego del partido, el galés reconoció “Quiero felicitar al Barça por el trofeo, porque son los justos vencedores. Nunca nadie nos había dado una paliza así.


Los catalanes volvieron a dar otra soberbia exhibición, en donde terminó apabullando a su rival con el juego al que nos tiene acostumbrados. Xavi Hernández, el capitán, fue quien se adueñó rápidamente del centro del campo de juego y desde allí se dedicó a distribuir sabiamente el balón a sus compañeros; el ataque tuvo gran movilidad al punto de enloquecer a la defensa del Manchester, mientras que la última línea lució sin fisuras y estuvo rápida para controlar los embates de los británicos.

Quien tuvo una destacada participación en la formación barcelonista fue Javier Mascherano. El capitán de la Selección Argentina pasó gran parte de esta temporada en el banco de suplentes pero, debido a lesiones de varios de sus compañeros, fue ubicado por Joseph Guardiola como defensor central, un puesto que nunca antes había ocupado en toda su trayectoria. Su rendimiento fue tal que, Mascherano fue confirmado como titular en ese lugar a pesar de que Carles Puyol, capitán y referente del plantel, era habitualmente titular por como primer central, se había recuperado de sus dolencias. El ex River Plate y Liverpool fue una pieza clave para el esquema de Guardiola en los partidos de cuartos, semi y final.

Todos sabemos que Lionel Messi es el abanderado de este plantel plagado de grandes futbolistas. Ayer no fue la excepción. Como los grandes jugadores, una vez más, apareció en toda su dimensión en una parada difícil. Con arranques electrizantes, el rosarino lideró la avanzada culé sobre la resistencia inglesa llegando a marcar el segundo gol de su equipo, con el que cortó una sequía de casi un mes. Una vez concluida la final europea, Messi fue elegido como el "hombre del partido" y logró su 17º título en su carrera profesional con tan solo 23 años de edad; en realidad, las estadísticas del "10" son tremendas: por tercer año consecutivo, fue el goleador absoluto de la Champions League y en esta temporada, marcó 54 goles en 55 partidos jugados, con lo que superó el record que era propiedad del legendario Ferenc Puskas.

"La Pulga" sigue teniendo hambre de gloria. Después de los festejos en Wembley, declaró que "Cuando volvamos al trabajo, lo haremos de la misma manera, pero este equipo es ganador y no va a perder eso" y tuvo un mensaje para la afición argentina cuando dijo "Mi próximo reto es ganar la Copa América, es uno de los grandes desafíos que me propuse este año". Seguramente, Lionel Messi será reconocido como el mejor del mundo por tercer año consecutivo cuando sea nuevamente condecorado con el Balón de Oro que la F.I.F.A. entrega anualmente.

Tanto Messi como el Barcelona ya son objeto de incontables comparaciones con grandes jugadores y equipos de la historia. Ya se instala el debate acaso estéril si Lionel es ya el mejor futbolista de la historia, o no... como así también si el Barça ha superado lo que fueron equipos como el Brasil del '70 u Holanda del '74. Al margen de lo que unos y otros opinen, creo que ningún otro equipo ha podido sostener su altísimo nivel de juego durante tres años como lo está haciendo este que dirige magistralmente Pep Guardiola. Sabemos que, en todos los órdenes de la vida, lo más difícil no es llegar a la cima sino que permanecer es la tarea más ardua.

Quienes amamos el fútbol, tenemos la suerte de ser contemporáneos de este equipo que, seguramente, quedará en la historia del deporte no solo por los logros obtenidos sino por su filosofía de juego. Como muestra de lo que es el Barça, basta recordar el loable gesto de Carles Puyol, capitán del equipo y relegado al banco de suplentes, a quien Guardiola hizo ingresar al partido casi en el epílogo para poder y luego tener el honor de recibir el trofeo en representacion del equipo; sin embargo, en un gesto humanista que lo enaltece, Puyol optó por entregar su cinta de capitán a Eric Abidal (recientemente recuperado de un cáncer que puso en peligro su vida) para que sea quien tenga el honor de recibir el preciado trofeo de manos de Michel Platini, Presidente de la U.E.F.A.

Rescato esta frase del gran Johan Cruyff quien escribió sobre este brillante presente del F.C. Barcelona: 
"Maravillosa tiranía la suya porque solo busca disfrutar y hacer disfrutar. Todo empieza y acaba con el balón. El objetivo: cómo atacar bien para defender mejor. Siempre con el balón. Y, si es posible, con el máximo de jugadores de la casa. Este es el gran éxito del Barça, su filosofía. Sabe a qué quiere jugar, con quién quiere hacerlo y qué le gusta a los suyos".

2 comentarios:

Hector dijo...

Yo soy seguidor del Barsa desde chico, de otra buena epoca con Stoichkov, Laudrup, Romario, entre otros.

Creo q el de hoy es el mejor equipo que he visto en mi vida, con un "tiki tiki" efectivo, y manteniendose por largo tiempo.

Un hecho q no mostraron las camaras, fue la intrusion de un espectador q abrazo a Messi:

http://playfutbol.infobae.com/notas/584302-Un-intruso-ingreso-al-campo-de-juego-de-Wembley-y-abrazo-a-Messi

bueno, esto pasa en todos los partidos, lo raro q esta vez la TV no lo paso, tal vez para no darle sus 15 segundos de fama a estos personajes.

Saludos

mario dijo...

Hola Héctor

Este Barça es también para mí lo mejor que he visto.

Para mí, no tiene importancia entrar en esa discusión si es o no el mejor equipo de la historia. Creo que un 99% de los periodistas que se divierten ahora con esas comparaciones no vivió las épocas de apogeo del Real Madrid de Alfredo Di Stéfano, el Brasil del '70 u Holanda del '74, por citar algunos ejemplos. Y si hubiera alguno, su opinión no dejaría de ser subjetiva.

Creo que no vale la pena perder tiempo en esas comparaciones y solo queda disfrutar del juego que nos regala el Barcelona en estos días.

Vi esas imágenes y me pareció perfecto lo que hizo la televisión europea de no darle publicidad a ese salame.

Saludos.

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina