martes, 12 de abril de 2011

Me$$imanía

Messi besa el escudo de la A.F.A. como si se tratara de un símbolo patrio
Más que un deporte en si mismo, el fútbol es un circo que mueve cifras siderales de dinero. En los niveles de élite, futbolistas y cuerpos técnicos de primer nivel perciben ingresos monetarios que los convierten en una casta privilegiada dentro de la economía mundial.

Que, actualmente, Lionel Andrés Messi es el mejor futbolista del mundo, no es ninguna novedad. Además de deslumbrar con su técnica dentro de las canchas, Lionel Messi es una máquina de facturar dinero. Para el Fútbol Club Barcelona, este futbolista argentino es una imagen muy rentable y es su principal atracción a la hora de jugar partidos amistosos en cualquier punto del Planeta. Gracias a la televisión, sus gambetas electrizantes y sus lindos goles llegan a casi todo el mundo, generando admiración en públicos disímiles.

Pese a las denuncias de corrupción que involucran a sus dirigentes, la Federación Internacional del Fútbol Asociado es una especie de multinacional que mueve millones de dólares por año. y en otras entidades que nuclean al fútbol profesional en otros países. La A.F.A. también sabe capitalizar la tremenda popularidad de este deporte para cerrar jugosos negocios en donde vemos clubes empobrecidos y/o al borde la quiebra, pero dirigentes cada vez más enriquecidos.

Pero no todas son rosas para estos dirigentes porque la Unión de Federaciones de Fútbol Europeas (U.E.F.A.) está presionando más para que las estrellas que participan en las ligas del Viejo Continente sean convocados con menos asiduidad. El tema es simple: los clubes europeos invierten mucho dinero en jugadores y no quieren que se arriesgue innecesariamente el estado físico de sus planteles, tanto por el cansancio de los viajes como por lesiones en partidos que poco tienen de utilidad. Que la U.E.F.A. interfiera en las selecciones nacionales no solo mella el trabajo de los entrenadores sino que afecta también los negociados de los dirigentes que comercializan con los partidos amistosos.


La Revista Noticias publicó una nota en la que informa que  la Asociación del Fútbol Argentino cobró nada menos que un millón de dólares para que la Selección Nacional jugara un partido amistoso contra su similar de Costa Rica. La atracción principal fue, sin dudas, la presencia de Messi.

La A.F.A. firmó un convenio con la empresa "World Eleven", por el cual se ceden derechos de imagen de la Selección Mayor. Guillermo Tofoni, Presidente de "World Eleven", declaró eufórico a Noticias que Vivimos la época de Messi Mouse. La conjunción de Argentina con Leo es explosiva, todo lo que hace es una locura”. Respecto a la perfomance del combinado albiceleste en el Mundial Sudáfrica 2010, Tofoni comentó “Yo dije en la AFA, antes del Mundial, que no había que tenerle miedo a los resultados, que fuera como le fuera a la Selección en Sudáfrica no íbamos a perder valor. Y del mismo modo, si éramos campeones, no íbamos a cobrar más. Hoy somos la Selección mejor pagada del mundo junto a España y a Brasil. Hasta hace pocos años estábamos un 20% debajo de los brasileños, pero ellos bajaron y nosotros subimos”.


Que Lionel Messi finalmente no jugara contra Costa Rica generó mucha controversia entre los miles de aficionados centroamericano que fueron al Estadio a ver a la superestrella del Barça. Estaba estipulado que la posible ausencia del "10" en dicho partido amistoso implicaba una reducción de nada menos que 500 mil dólares en el cachet que la A.F.A cobraría. El Presidente de la A.F.A. Julio Grondona intentó salvar el monto de dinero a cobrar comunicando que el delantero argentino estaba lesionado... pero sus palabras no fueron tomadas en serio. En tal sentido, el Diario El Día de Costa Rica criticó duramente a los argentinos expresando “Batista agarró de tontos a los dirigentes de la Federación, anoche no alineó lo mejor, puso un equipo de medio ver y aparte de Messi, tampoco vimos a Zanetti, Cambiasso, Lavezzi y Di María. Mejor hubieran traído un cuadro del Caribe y no a unos argentinos que vinieron a pasear”.

Messi sigue desplegando su magia en las canchas de Europa liderando al Barcelona hacia un nuevo campeonato en la liga española y en la final de la Copa del Rey y encaramándose en la Champions League. Afuera del campo de juego, son varios los que se cuelgan de su carisma y frotan sus manos cerrando nuevos negocios. La A.F.A. no es la excepción: para la pasión están los hinchas, para los negociados están los dirigentes e intermediarios.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina