miércoles, 20 de abril de 2011

Educar en tiempos "progres"

La Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini, dependiente la Universidad de Buenos Aires (UBA) ha estado viviendo semanas tumultuosas desde que un grupo minoritario de alumnos decidió "tomar" la escuela en protesta por el nombramiento de quince docentes que el Rector Jorge Fornasari habría hecho en condiciones irregulares.

Los adolescentes exigían que se "democratice" el Colegio, entendiendo que ellos mismos deben participar en las decisiones que toma el Rector. Durante el tiempo que se perdió de clases, se desarrollaron asambleas en el patio del establecimiento educativo en donde, como suele suceder, un grupo de alumnos logró imponer su postura por sobre el resto; ante la intransigencia de la protesta estudiantil, las autoridades educativas dispusieron contabilizar las faltas a clases de los alumnos que se resistían a entrar a las aulas, algo que fue cuestionado por los chicos que acusaron a los superiores del mencionado Colegio por "censura, falta de libertad de expresión y persecución política".

Esta movida de los alumnos fue respaldada por la Asociación Gremial Docente que convocó a paros de actividades a los docentes que allí trabajan; Jorge Bulacio redobló la apuesta declarando a la prensa que ellos exigen “Ante los consejeros la destitución de la gestión actual del colegio. De alguna manera reconocieron que esta gestión no puede seguir. Si asume de manera interina Juárez Roca (vicerrector del Colegio) se podría agravar aún más la crísis”. A su vez, el Rectorado de la U.B.A. difundió un comunicado en el que aclaran que “si no se dan por finalizadas las medidas de fuerza inmediatamente quedarán suspendidos todos los canales de diálogo abiertos”.

Claro que, como suele pasar en estos casos, la toma del establecimiento no es producto de una decisión unánime del alumnado ya que, mayoritariamente, hay disidencias e indiferencias. Otro tanto acontece entre los padres de esos chicos. Pero, bueno, los más revoltosos son los que terminan imponiendo su "revolución". Hoy, el Centro de Estudiantes del Colegio Carlos Pellegrini decidió suspender la toma hasta el próximo 27 del corriente mes, en donde esperan que sus demandas tengan eco en las autoridades de la U.B.A.; en tal sentido, Federico Fernández, vicepresidente del Centro de Estudiantes, declaró a Página/12 "Ya no queremos hacerlo con las autoridades del colegio, que no nos respetan, sino con las autoridades de la UBA, que son los responsables políticos de este conflicto".

Por su parte, el Ministro de Educación de la Nación Alberto Sileoni ya había pedido que se levante la toma aunque siempre justificó la protesta de los alumnos. Página/12, medio que fogoneó la medida, publicó que Sileoni afirmó que "hay que escuchar a los chicos" y que "hay que transparentar las designaciones",  ya que "los modos para designar docentes en las escuelas argentinas son los concursos".

Entiendo que todo este conflicto insólito es una muestra de cómo están transgiversados los roles en este país. Quienes tienen la autoridad no saben ejercerla y quienes deben respetarla no lo hacen. Los niños y adolescentes que concurren a una escuela, pública o privada, van a tomar clases para así adquirir información y formación que sea útil para su educación. Podemos hacer un paralelismo con los roles de padres e hijos en una familia, ¿podemos imaginar a los padres consensuando la educación que imparten con sus hijos?. Si el Rectorado del Colegio "Carlos Pellegrini" ha cometido irregularidades en el nombramiento de docentes, corresponde al Concejo Superior de la U.B.A tomar cartas en el asunto y no a un grupo de adolescentes.
¿Qué están aprendiendo nuestros chicos sobre normas de convivencia?. Es más, ¿qué aprenden de lo que es vivir en democracia?, ¿qué saben de respeto a las leyes? ¿o acaso asimilaron de los adultos que en este país prima la ley del "más fuerte", del "más revoltoso"?.

Como corolario, rescato las crudas declaraciones de Adolfo Blur, Director del Colegio Arturo Illia (ubicado en Carlos Paz, Provincia de Córdoba) quien, acerca de la toma del prestigioso Colegio Pellegrini, dijo a Cadena 3 Primero tenés que aprender a lavarte el culo antes de mandar en la sociedad. Vos sos un alumno que va a obedecer primero a tus padres y después a los docentes ¿Cómo vas a nombrar a los profesores, quién te creés que sos? Un mocoso, vas a mandar el día que te recibas, que seas un profesional y sobre todo que tengas la responsabilidad de responder sobre tus actos. En mi opinión, claro y contundente... pero, bueno, no faltará en bendito este país el que censure a Blur "por facho" .

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina