domingo, 20 de marzo de 2011

Te están buscando, "Camionero"

Hugo Moyano, titular de la Confederación General del Trabajo, se vio envuelto en otro confuso episodio que ha dejado muchos más interrogantes que respuestas.

Todo se dio cuando la Justicia de Suiza solicitó información para profundizar una investigación sobre lavado de dinero en la que estarían vinculados el mismo Moyano y a su hijo Facundo.

Desde Suiza llegó un exhorto que, a través de la Cancillería, ingresó en la Cámara Nacional en lo Criminal y Correccional Federal y terminó recalando en el juzgado federal de Norberto Oyarbide quien aceptó el pedido y se comprometió a recolectar la información solicitada.

Según informa Página/12, lo que Suiza tiene en la mira, en un “procedimiento penal por lavado de dinero” –según describió la Embajada de Suiza en Argentina–, es el origen de una operación sospechosa detectada en una cuenta bancaria en su país. Si bien la sede diplomática señaló que la pesquisa está dirigida “contra personas desconocidas”, la Justicia helvética ya había informado vía exhorto dirigido a la Cancillería que se trataba de un depósito de 1.862.000 dólares en una cuenta que pertenecería a Ricardo Depresbiteris y su esposa, Marcela Elvira Mete, titulares de la empresa Covelia SA, que maneja la recolección de residuos en 12 municipios y en el Mercado Central. El dinero fue bloqueado mientras se sustancia la causa. La cuenta es del Standard Chartered Bank (que no es el Standard sudafricano radicado en la Argentina, según aclaró la entidad).

Si bien desde el entorno del "camionero" se encargaron de repetir una y otra vez que su líder nada tiene que ver con dicha empresa, la C.G.T. comunicó la realización de un paro total de actividades para el próximo lunes que afectaría a todo el transporte como medida de protesta ante la avanzada de la justicia helvética. Luego de algunas declaraciones ásperas de algunos gremialistas, Hugo Moyano convocó a una conferencia de prensa en donde, inesperadamente, anunció la suspensión de la medida de fuerza.

Durante la jornada del viernes, los acólitos de Moyano se quedaron esperando algún pronunciamiento a su favor de parte del Gobierno Nacional que nunca llegó; solo el legislador ultrakirchnerista Carlos Kunkel habló de que es "un error recurrir a movilizaciones o medidas para enfrentar situaciones judiciales", aunque también pretendió victimizar al "camionero" afirmando que "hay un permanente acoso y hostigamiento de los multimedios". Si uno escucha las opiniones de Kunkel o D'Elia, se puede leer entrelíneas el modo de pensar de la Presidente de la Nación (y de Néstor Kirchenr cuando estaba vivo) en su estado más visceral; de hecho, lo que Kunkel dijo de una supuesta persecución mediática contra el mandamás del Sindicato de los Camioneros fue precisamente el discurso que, horas más tarde, enarboló la prensa kirchnerista: "todo se trata de una operación mediática contra Hugo Moyano" (¿?).

Durante ese improvisado acto en la sede del Sindicato de Camioneros, el líder de la C.G.T. se mostró muy enojado y disparó contra los medios de prensa y a Graciela Ocaña y señaló a Carlos Menem y a Eduardo Duhalde a quienes acusó de "meter la droga" en la Argentina en 1989. Una de las frases que más repercutió fue  "Los trabajadores queremos llegar al poder y eso es lo que ha muchos les molesta. Pero por mas que les moleste a quien le moleste, ese es el objetivo"...

La ambición de poder de Moyano está desbordada y eso no solo molesta a los sectores no afines al kirchnerismo sino que es mirado con desconfianza desde el mismo Partido Justicialista y desde los distintos movimientos "transversales" que acompañan a la Presidente Fernández. Moyano tuvo la habilidad para escalar puestos dentro de la estructura orgánica del PJ y desde ahí acomodar a hombres de su confianza en algunos puestos estratégicos del Gobierno Nacional, algo que molesta demasiado.

Acto seguido, una vez que Moyano terminó de hablar, simpatizantes camioneros enfundados de verdes cantaban a viva voz "Siga, siga el baile/ al compás del tamboril/ si nos tocan a Moyano/ les paramos el país". Las cámara de televisión registraban como los dirigentes sindicalistas se retiraban rápidamente a bordo de automóviles de alta gama con vidrios polarizados (¡cuánto glamour de esos "trabajadores"!), mientras la muchachada (algunos con botellas de cerveza en mano) repetían ese cantito una y otra vez.

Es cierto que las circunstancias que se conocieron de esta investigación que tiene a Moyano e hijo son confusas. Lo llamativo de este caso (al menos, para mí) es que la C.G.T. pretenda parar el país porque su líder está siendo investigado judicialmente.... Si tan poco serio es el "exhorto" que llegó de la Justicia de Suiza, sin tan infundadas son las acusaciones mediáticas que se lanzaron sobre Moyano, ¿por qué el temor?, ¿por qué meter a todos los trabajadores en medio de este pelea?, ¿hasta dónde le importa a Moyano perjudicar a los miles de argentinos que a diario salen a ganarse el pan?, ¿qué tiene que ver el Gobierno Nacional con las tribulaciones que atraviesa el bueno de Moyano?... ¿alguien nos lo explicará?.


No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina