martes, 29 de marzo de 2011

¿Los medios justifican el fin?

Casi un centenar de personas impidió la libre distribución del Diario Clarín y eso desató todo un revuelo en el ambiente periodístico y en el la escena política de nuestro país.

Fueron doce horas de incertidumbre en que unos manifestantes, entre los que habían niños, se pararon en la puerta de la planta de impresión de Clarín para no dejar que salieran los camiones que repartir unos 650 mil ejemplares impresos del diario. Luis Siri, uno de los delegados de Artes Gráficas Rioplatenses dijo a Página/12 que “La protesta tuvo que ver con el conflicto iniciado en el año 2004 y con los 120 despidos a compañeros y a la cúpula gremial. Hoy estamos reinstalados pero sin haber cobrado ningún haber adeudado y con el riesgo de no poder acercarnos a ningún compañero porque puede ser sancionado si habla con nosotros”.

Desde el poderoso medio de comunicación, acusaron de este episodio directamente a Hugo Moyano, mandamás de la Confederación General del Trabajo y a la Presidente Cristina Fernández. La posición del erróneamente llamado "monopolio" (todos esos kirchneristas que hablan de "monopolio", ¿habrán leído alguna vez algún libro de economía?) se fundamenta en que, entre los que hicieron ese piquete, se identificaron activistas del Sindicato de Camioneros. En tal sentido, el periódico informó que, poco después de la 1:30 hs., se empezaron a retirar las familias que protestaban frente a la Planta y fueron reemplazados por patotas que responden a Moyano; en tal sentido, la fiscal Marcela Solano señala que fue informada por el subcomisario Garay que, a los primeros manifestantes, se sumaron “personas pertenecientes al sindicato de camioneros que lidera el Sr. Moyano”.

Por otro lado, desde la Casa Rosada explicaron que todo se reduce a un simple conflicto gremial. En tal sentido, Página/12 difundió declaraciones del Ministro de Trabajo Carlos Tomada quien afirmó "Este es un conflicto laboral que tiene larga data y está vinculado en el incumplimiento de la empresa de lo que son los principios básicos de la libertad sindical" y, de paso, disparó contra la oposición y el Grupo Clarín comentando "Hubiera gustado que hubieran destinado un poco de ese tiempo para averiguar lo que está pasando en el interior de Artes Gráficas Rioplatenses. El Grupo Clarín cree que está exento de cumplir la legislación argentina en materia de representación sindical en todas sus empresas". A su vez, el Ministro del Interior "Flopy" Randazzo coincidió con Tomada cuando en declaraciones radiales, aseveró  "De ninguna manera nosotros estamos avalando una situación que atente contra la libertad de prensa. Esto tiene que ver con un conflicto de índole laboral que tiene que resolverse en ese ámbito".

Asimismo, el mismo medio ultraoficialista publicó la opinión de Pablo Llonto, abogado que habría sido despedido de Clarín por su actividad gremial, quien dijo "Todo lo que está pasando dentro del diario y de lo que nadie habla: persecución gremial, la falta de cumplimiento del convenio y del estatuto, condiciones laborales, la presencia de patovicas empujando a los delegados gremiales para que no se muevan de la empresa" y desligó a Hugo Moyano cuando expresó "Se están diciendo una cantidad de mentiras desde Clarín y determinados dirigentes, que salen a hablar de esto como un atentado a la libertad de expresión, como un ataque del gobierno, de la CGT o de Moyano, cuando en realidad se trata de una protesta de trabajadores del diario con sus demandas". Por su parte, Hugo Moyano desligó toda responsabilidad que pudiera caber diciendo que “Son trabajadores que despidieron esos medios y que están con sus familias allí porque no tienen ni para comer. Están desesperados”.

La oposición se solidarizó con el multimedio y centraron sus miradas acusadoras en la Ministro de Seguridad Nilda Garré. Sin embargo, desde dicho Ministerio se emitió un comunicado oficial en el que se adhirió a la explicación oficial "Resulta infundado y extemporáneo calificar el reclamo laboral ocurrido como ataque a la libertad de prensa que la Constitución Nacional garantiza".

Tratándose de una empresa tan gravitante en la República Argentina, las adhesiones no fueron pocas. Legisladores de la oposición ya tomaron cartas en el asunto a favor del multimedio; en ese sentido, el diputado nacional de la UCR por la provincia de Jujuy, Miguel Ángel Giubergia aseguró que presentará un pedido de juicio político contra la Ministro Garré por "no acatar la orden del juez nacional en lo civil Gastón Polo Olivera, que obligaba al gobierno a tomar las medidas necesarias para impedir los bloqueos a medios de comunicación".

El apoyo a Clarín no vino solamente del sector "Anti-K" sino que también provino de hombres del oficialismo. Daniel Osvaldo Scioli, Gobernador de Buenos Aires, tomó distancia del Ejecutivo Nacional manifestando que Rechazo estos métodos que no contribuyen en nada, sea el bloqueo a quien sea, Clarín o si mañana bloquean Tiempo Argentino u otro medio oficialista. La democracia se nutre de la diversidad y de la pluralidad, más allá del justo o no reclamo salarial”. En la misma sintonía, Sergio Massa, ex Jefe de Gabinete del Gobierno de Cristina Fernández y actual Intendente de Tigre, envió una carta a la Redacción de Clarín en la que escribió "Quiero expresar mi más enérgico rechazo al triste episodio que generara el bloqueo de la circulación del Diario. Hechos como éste significan un retroceso de la democracia argentina, y de los hábitos de tolerancia de una sociedad democrática". Semejante pronunciamiento de dos referentes del Partido Justicialista habrá tenido una resonante repercusión negativa en la Casa Rosada y se esperan represalias...


Guerra al medio

No es nada nuevo que los multimedios que, gracias al menemismo y no a la Dictadura como repiten los kirchneristas, se constituyeron en todo el país no son trigo limpio. Al informar, no prestan un servicio a la comunidad sino que su interés principal es el lucro e, indirectamente; por supuesto que ninguno de ellos lo reconoce abiertamente. Clarín no es la excepción.

La feroz guerra entre este Gobierno Nacional y el Grupo Clarín se remonta a principios del año 2008. Antes, durante la Presidencia de Néstor Kirchner y el principio del mandato de Cristina Fernández, ese multimedio se había mostrado complaciente para con el kirchnerismo... claro que sin llegar al nivel extremo de alcahuetería de 6-7-8, cualquiera del Grupo Szpolski o Página/12. Algo se rompió entre los Kirchner y Clarín y, más allá de algunas versiones, no sabemos qué fue lo que exactamente lo ocasionó.

Lamentablemente, gracias a Duhalde y a los Kirchner, los piquetes no solo que se convirtieron en un repudiable pero eficaz recurso de protesta sino que generó todo un movimiento político a su alrededor del que personajes siniestros como Emilio Pérsico o Luis D'Elia que nunca alcanzarían alguna cuota de poder por medio de los votos. Es repudiable que un grupo de gente haya optado por este recurso para expresar su descontento con su patronal, impidiendo altaneramente la distribución de un periódico.

Los funcionarios del Gobierno Nacional tienen razón al criticar a la oposición por reaccionar por Clarín sin interesarse demasiado en qué puede haber pasado con sus trabajadores; asimismo, es más tentador y quizás redituable en términos políticos salir a rasgarse las vestiduras en nombre de la"libertad de expresión" por un multimedio tan influyente como Clarín... ¿esos legisladores harían lo mismo por alguna otra empresa que no tenga la importancia de Clarín?

Por otro lado, ya que el sindicalismo argentino se ha percatado recientemente de la existencia del trabajo en negro, ¿por qué la C.G.T. no se acerca a dependencias del Gobierno Nacional a investigar sobre los cientos de trabajadores que prestan servicios al Estado sin ningún tipo de seguridad social?, ¿por qué el Ministerio de Trabajo de la Nación no pone su lupa sobre Gobierno Provinciales y Municipales en donde abundan becarios y contratados que perciben sus haberes en forma irregular?.

En mi opinión, todo este conflicto está poco claro. Muchas acusaciones cruzadas pero ninguna parte se hace cargo de lo que le toca... como pasa entre todos los argentinos. Así nos va, ¿no?

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina