lunes, 7 de marzo de 2011

Barrick Gold, Solanas y la contaminación del debate minero

Manifestación contra la Mina San Jorge en plena Fiesta de la Vendimia,
algo que es imposible que ocurriera en la Fiesta (Giojista) del Sol
La sola presencia del Diputado Nacional y precandidato a Presidente de la Nación Fernando Ezequiel Solanas vale para poner nerviosos a más de un empresario minero en la Argentina, especialmente en San Juan.

Aprovechando la celebración de la tradicional Fiesta Nacional de la Vendimia en la Provincia de Mendoza, "Pino" Solanas decidió llegarse personalmente para adherir a las manifestaciones "anti-mineras".

Esto molestó demasiado a la siempre intolerante cofradía minera. En tal sentido, el Grupo de Empresas Exploradoras de la República Argentina (G.E.M.E.R.A.), como una suerte de contraataque, publicó una solicitada en medios escritos de Mendoza y San Juan en donde cuestiona duramente a "Pino" Solanas; dicho escrito empieza afirmando "La paciencia y la tolerancia por parte de la industria minera nacional, madre de todas las industrias, ha llegado a su límite" (¡cuidado! mineros en estado de ebullición...) y acusa a Solanas de, entre otras cosas, "visitar fugazmente distintos puntos de nuestro interior y desde allí, disfruta lanzando acusaciones genéricas e impersonales, sembrando mentiras, miedo y angustia entre las comunidades que generosamente le abren las puertas de sus ciudades". En la misma sintonía, Armando Domínguez, Interventor de la Asociación Obrera Minera Argentina (AOMA), también criticó a Solanas comentando "La política antiminera es su caballito de batalla en la campaña para las grandes ciudades como Buenos Aires, Córdoba o Rosario, pero para el interior del país y especialmente para las provincias cordilleranas la realidad es otra. Su postura es irreversible. Ya conversar con él respecto a este tema, yo creo que estaría de más".

Solanas se defendió de los conceptos vertidos por G.E.M.E.R.A. diciendo "Dicen cosas que no son ciertas. Además, es mentira que paguen impuestos porque, primero, están exentas de hacerlo y, segundo, ellos pueden descontar del impuesto a las ganancias los gastos de inversión. Por las características de los emprendimientos, es obvio que deben hacer reformas año tras año" y cerró contundentemente afirmando que "Ninguna empresa tiene el Seguro de Impacto Ambiental. Todos los yacimientos están fuera de la ley", en referencia a que ninguna empresa minera está cumpliendo actualmente con ese requisito establecitdo por la Ley 25.675.

Antes de que se llevara a cabo el Carrousel de Fiesta de la Vendimia, en la misma avenida por donde iban a desfilar los carruajes, se realizó una ruidosa manifestación que congregó a unas cinco mil personas que se oponen al proyecto minero San Jorge. Según las crónica del Diario Los Andes, los activistas desfilaron ante la mirada de miles de personas y de la prensa nacional allí apostada para expresar su enérgico rechazo al desarrollo de la Mina San Jorge en Uspallata, la cual ya cuenta con la aprobación de su declaración de impacto ambiental y debe ser ratificada por la Legislatura Provincial. Esta movida popular contó la presencia de representantes de agrupaciones "ambientalistas" tanto de Mendoza, como de San Juan, La Rioja y Entre Ríos, como así también la presencia de Fernando "Pino" Solanas;  hubieron murgas, bombos, disfraces, representaciones teatrales y muñecos gigantes que relacionaron a la mega-minería con la muerte y al agua, con la vida.

La Presidente Cristina Fernández, quien tácitamente avala esta minería entreguista, pudo evitar a los manifestantes ya que retrasó su llegada al palco oficial pero no así los Gobernadores Celso Jaque y José Luis Gioja, quienes tuvieron que soportar la repercusión mediática que cuenta el cineasta. Gioja fue consultado por el Diario Perfil y se refirió a Solanas lanzando "Lo invito a San Juan a que vea cualquier emprendimiento minero para que se de cuenta que su visión es muy parcial"; minutos más tarde, durante la marcha, el mandamás de Proyecto Sur no dudó en tratar de "mentiroso" al primer mandatario sanjuanino cuando expresó "Cuando yo quise visitar las minas mandamos mail, llamamos por teléfono 20 veces. Es una payasada. El es socio de este movimiento de la megaminería que es desvastador y altamente contaminante. No puede hacer otra cosa que ocultar la verdad y decir mentiras como esas".

Lo cierto es que esta protesta pacífica fue muy comentada en Mendoza y, por eso mismo, generó malestar en el sector minero. De todas maneras, como ciudadano, celebro que en Mendoza se pudo protestar libremente... algo que en San Juan es virtualmente imposible, dada la tremenda censura que hay para con todo lo que se oponga a los dictados de Gioja. Basta recordar la censura que tuvo que padecer el folclorista Daniel Giovenco quien, durante la Fiesta Nacional del Sol, fue bajado de un escenario mientras actuaba por solidarizarse con los bailarines víctimas del derrumbe del escenario mayor ubicado en el Autódromo "Eduardo Copello" que dejó varios heridos y ningún responsable. De hecho, como sabemos que la prensa sanjuanina está ampliamente dominada por el giojismo, todos estos sucesos tuvieron escasísima repercusión.

En el día de ayer, Fernando "Pino" Solanas pasó por San Juan y volvió a despacharse contra el Gobernador José Luis Gioja y la megaminería contaminante. Acá en la Provincia, Solanas fue recibido por referentes locales del Partido Socialista y Generación para un Encuentro Nacional (G.E.N.), como así también el Sindicato Unión Obreros y Empleados Municipales y la Cruzada Renovadora quienes manifestaron su apoyo a la candidatura presidencial del líder de Proyecto Sur; hay que reconocer que todas esas agrupaciones políticas no tienen gravitación alguna en San Juan por lo que no se espera que Solanas pueda captar adhesiones populares significativas.

¿Vade Retro, Solanas?

Diario de Curro envió a una periodista para entrevistar a "Pino" Solanas y, esclavos de la pauta oficial, elaborar una nota en donde se busca presentar a ese legislador nacional como ignorante en cuanto a la minería. Esa periodista se comportó como una agente de la Barrick Gold cuando le preguntó a Solanas "Si usted fuera bajo sus propias condiciones a una mina como Veladero ¿podría cambiar de opinión?" (...); eso no fue todo, la enviada del pasquín de la Familia Montes le habló de que "el voto popular viene ratificando el modelo minero" (¡!) a lo que, con pocas palabras, el precandidato presidencial por Proyecto Sur la dejó sin más argumentos cuando le recordó que "Son las complejidades de una provincia donde el que gobierna es como un virrey, ocupa todo el espacio político y cómo será de virrey que quiere perpetuarse por un tercer mandato. Maneja el Poder Judicial y todos los medios, los empleados públicos, un modelo que se sostiene por el dinero que le envía Cristina. Son socios de las mineras y las mineras les tiran en cuentagotas. Esta es una cosa chiquitita como modelo, se benefician algunas empresas de servicios, pero hay que ver lo grande, las consecuencias sobre la producción".

Sigo insistiendo en que, según creo, lo más grave de la cuestión minera no es solo la contaminación ambiental sino el hecho de que, a partir de la Década de los 90, traidores a la Patria (entre los que estaba el entonces Senador Nacional José Luis Gioja) han creado un marco legal y político más que propicio para que capitales transnacionales se estén llevando nuestros recursos no renovables a cambio de migajas. En distintos puntos del mundo, abundan ejemplos de cómo la industria minera hundió impúnemente sus colmillos en países subdesarrollados y no dejó más que pobreza, pueblos fantasmas y promesas vagas de "desarrollo sustentable".

Además de sumar escándalos en otras partes del Planeta, en definitiva, Barrick Gold opera como cualquier empresa privada: sin importar los medios, solo piensa en maximizar sus beneficios y minimizar sus costos; ellos vienen a hacer sus negocios y no les importa en absoluto la suerte de las "comunidades locales".

Los mineros argentinos afirman ser las víctimas de una supuesta persecución, inflan sus pechos contándonos cuánto pagan de impuestos y cuánto contribuyen al desarrollo económico de nuestro país. Nadie niega la gran importancia de la minería. Nadie niega que la Argentina debe desarrollar esta industria... pero no nos confundamos, no debe ser a cualquier precio.

2 comentarios:

Alejandro Becerra dijo...

Excelente!

Anónimo dijo...

ME HACE ACORDAR MUCHO A UN CAPÍTULO DE LOS SIMPSON DEL MONORIEL, ES FICCIÓN O PREDICCIÓN??LOS ARGENTINOS TENEMOS ESE DON DE VER NUESTRO FUTURO MALOGRADO SIMEPRE, Y NO APRENDEMOS CON LOS TROPIEZOS, DEJEMOS DE DORMIR LA SIESTA

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina