jueves, 17 de febrero de 2011

Manual de las zonceras Re-reeleccionistas

pero Gioja no es ningún zonzo...
enviado por Alejandro Chighizola (Periodista)

La idea de la re- reelección cambió el panorama político de siete años de gobierno de Gioja. Sin pensarlo, sin siquiera pretenderlo, sus operadores despertaron una discusión y un debate en un mundo ganado por el silencio.

Puedo pensar en una “crisis” del laboratorio político del gobernador Gioja, pero sería quizás una forma de creer que éste está caminando sobre pasos firmes tendientes a recobrar el horizonte perdido y a controlar el desbande político provocado por el propio laboratorio al intentar instalar la posibilidad de la re-reelección. “Crisis”, entonces sería un término laudatorio para una usina política, que lejos de encontrar un clamor popular y una paz partidaria, provocó en realidad un efecto políticamente negativo que profundizó la interna del PJ y argumentó a la oposición. Y creen que este engendro es maravilloso. El laboratorio entonces no está en crisis, porque no existe una potencialidad de solución, en realidad el laboratorio es un verdadero fracaso.

Cuál en las circunstancias provinciales y nacionales actuales debería ser el pensamiento de un estadista y para responderlo me tomo el atrevimiento de convocar a don Arturo Jauretche: “Es frecuente el error de oponer la política realista a la política idealista. Error que proviene de confundir al político practicón con el realista. El practicón que es un simple colector de votos o fuerzas materiales.”

La política realista es: Gobernar.

Es decir, han puesto de manifiesto y en la vitrina del pueblo, una imagen de un gobernador especulador al decir de Jauretche un “Practicón” y no un “realista”.

En vez de exponer a un hombre que quiso marcar un rumbo histórico exponen a un hombre que en vez de trabajar en ello, ahora está especulando entre un cargo nacional de trascendencia y si no lo logra quedarse gobernando San Juan, para consolidar el proyecto que, en caso de que saliera la vicepresidencia, lo haría cualquier otro. Y si no sale, él es el único capaz de consolidar lo que aparentemente no fraguo en su consolidado proyecto. En esta zonza dicotomía nosotros quedamos en calidad de zonzos.

La ceguera no les hizo ponderar la posibilidad de que esto imponga alterar el orden constitucional para provocar la factibilidad de una re-reelección, negada por el mismo Gioja en reiteradas oportunidades en forma pública cuando no en calidad de mensaje institucional. (Apertura de sesiones, casi un acto de perjurio sin juramento expreso).



El diluvio que viene

Basado en la idea del fundador de FORJA, debo decir que los autoproclamados giojistas exponen a Gioja como un político practicón, colector de votos y fuerzas materiales: Un especulador con votos y establishment propio. ¿Tendrán el visto bueno de Gioja? o quizás Gioja los deja hacer aunque esto acabe con su sistema nervioso.

Cuando el propio gobernador ante la requisitoria periodística, expresó que iba a “pensar” en la “cabalgata” por la Cordillera sobre su permanencia en el cargo, quizás emulando a un Moisés Siglo XXI que se retiró a las montañas en busca de una respuesta del Supremo, inmediatamente comenzó a circular la versión que sus pretensiones vicepresidenciales habían sucumbido en las manos de la Propia Presidente de la Nación.

Por un rato descansaron las figuras nacionales de la remanida pregunta de ¿Cómo ven a Gioja para la vice? Para dar paso a una pregunta más absurda que esa, si es que se puede ser más absurdo aún: ¿Para usted Gioja debe seguir otro período? Pregunta generalmente hecha a un conchabado del propio Gioja que trata de potenciar las cualidades de su líder convirtiéndolo en él único capaz de profundizar el proyecto.

Salvo el proyecto minero y la utilización de los planes nacionales, no conozco ni en materia de producción agropecuaria, salud, seguridad y educación ningún proyecto, por lo cual considero que la intentona mesiánica no solamente es berreta sino algo peor llevado al término de arrastrarlo a esas dicotomías absurdas de las que hablaba Jauretche en su Manual de Zonceras Argentinas.

Una calesita que gira para el rumbo de las circunstancias solo porque no tiene ni inteligencia, ni siquiera viveza para estructurar una planificación meditada y adecuada para no tener que girar contra los vientos de los acontecimientos después que estos acontezcan. Hoy hablan de que siguen intactas las posibilidades de la vice presidencia anhelada (declaraciones del diputado Tómas y voluntad del alicaído Celso Jaque, que por otra parte decía quien lo quiera escuchar que el “Chino” Zanini, trascendente figura del entorno Cristinista, no quería saber nada con el tema) y volverán las oscuras golondrinas en la misma oscura e insoportable pregunta a quien visite nuestras tierras: ¿Le parece que Gioja puede ser vicepresidente de la Nación?: Señores, ¿Qué esperan que respondan los invitados de Gioja en la provincia que Gobierna Gioja?

Nadie nos asegura que hoy por la tarde, otra información nacional vuelva a sepultar las posibilidades vicepresidenciales y entonces asistiremos nuevamente a que una conformada y desesperada lista de morraleros que nos insistirá sobre la consolidación de un proyecto que necesitará de doce años para darnos cuenta si sirvió o no.

Me parece que poco favor la hace a Gioja y su Gobierno este “corsi e ricorsi “(palabras con las cuales resumía Giambattista Vico, filósofo italiano del siglo XVII su teoría de la historia pendular) de vicepresidencia o re-reelección, dicotomía absurda digna del Manual de Jauretche.

Y todavía queda una jugada más que surgirá de los craneotecas laboratoristas: Operativo “clamor” en la Fiesta del Sol, con punteros desaforados vociferando que la re-reelección de Gioja es algo así como la única forma de no caer en un vacío infinito porque los políticos sanjuaninos son una manga de incapaces de continuar con los proyectos actuales, que por otra parte los genera la nación con el empuje del Gobernador.

De allí a pensar que ningún otro hombre de la política sanjuanina es capaz de esto y mucho más, es un insulto a los propios militantes, a la clase política y al propio gobernador a quien transfieren una figura de la devaluada frase de Luís XV “après moi, le dèleuge”. (Después de mí, el diluvio).

Pues no, el diluvio ya comenzó. La histeria generada por las primeras lloviznas así lo demuestra porque se emplea a la fuerza pública contra jóvenes que en plena democracia ejercen su derecho de expresarse en libertad repartiendo panfletos en defensa de la Constitución de la Provincia. Más parecido a una conducta del Proceso imposible.

Faltaron los palos, por ahora solo los amedrentaron y amenazaron, pero nada fuera de lo “normal”, según dijeron mientras hacían la venia y los despachaban a sus casas. Esto es un dislate y solo Gioja puede detenerlo.

El problema es además que sus operadores no piensan más que en sus intereses por encima de los intereses del propio gobernador.

Ya hasta la máquina propagandística se está esfumando, se está diluyendo. Hoy ya nadie piensa en el Túnel, ni en las obras, ni en la Copa América, ni en nada, piensan en la consigna nacida de los operadores de José Luís Gioja: Vicepresidencia o re-reelección.

O sea le quieren conseguir laburo a un laburante para ellos seguir viviendo sin laburar.

Reitero: Solo Gioja puede detenerlo, y volver a su figura de Gobernador con la mente puesta solo en San Juan y en su último año de gestión. Para eso fue votado.

Porque él como militante, como político y como hombre a quien le reconozco su laboriosidad, no sus metodologías, sabe que en sus raíces peronistas está su respuesta.

Relea a Scalabrini Ortiz, admírese con Jauretche Gobernador, sobre todo allí donde el pensador peronista decía: “El realismo consiste en la correcta interpretación de la realidad y la realidad es un complejo que se compone de ideal y de cosas prácticas. Ni escapa al círculo de los hechos concretos por la tangente del sueño o la imaginación, ni está tan atado a lo concreto que se deja cerrar por el círculo de lo cotidiano al margen del futuro y el pasado. Para una política realista la realidad está constituida de fines y medios, de antecedentes y consecuentes, de causas y concausas”.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina