martes, 1 de febrero de 2011

Cobos, ya lejos de sus 15 minutos de gloria

Julio César Cleto Cobos, Vicepresidente de la Nación y enemigo público número uno del kirchnerismo, está lanzado como precandidato presidencial para las elecciones de este año.

Su camino está bastante complicado no solo por el rechazo que su figura despierta en el oficialismo, sino en otros sectores de la oposición. De hecho, la Unión Cívica Radical, partido del que surgió allá en en la Provincia de Mendoza también mira de reojo al actual Presidente del Senado de la Nación. Muy lejos quedaron en el tiempo aquellos 15 minutos de fama que tuvo con aquel histórico voto "no positivo" que trabó el proyecto de las retenciones móviles para las exportaciones agropecuarias y terminó siendo una ruidosa derrota para la Presidente Cristina Fernández.

En sendos reportajes concedidos a los diarios La Nación y Perfil, Cobos habló de sus chances de competir por la Presidencia de la Nación, de la gestión de Cristina Elisabet Fernández y de las eventuales medidas que tomaría en caso de ser el próximo titular del Ejecutivo Nacional.

Al Diario La Nación, el Vicepresidente habló de que enfrentaría el drama de la inseguridad bajando la edad de imputabilidad a los 14 años, trabajando con las familias para obligar a los padres a que envíen a sus hijos a la escuela y mejorar el sistema penitenciario. Asimismo, se manifestó en contra de las manifestaciones callejeras que atentan contra los derechos de los demás ciudadanos, dijo que implsaría la "libertad sindical" reconociendo a la Central de Trabajadores Argentinos y fue ambigua su postura respeto al aborto ya que, si bien dijo que "no hay que legalizar el aborto", opinó que debería ser permitido en los casos de violaciones y en caso de abusos de mujeres con deficiencias metales. No tuvo respuestas a cómo frenar la inflación y abogó por la normalización del INDEC. En materia tributaria, el mendocino afirmó que derogaría el impuesto al cheque "que evita la bancarización" y que aumentaría el impuesto a los bienes personales "para ajustarlo a la realidad". También se pronunció a favor de pagar el polémico 82% a los jubilados, aunque no dio precisiones de cómo lo financiaría. El dato no menos importante es que Julio Cobos dijo que eliminaría progresivamente los subsidios que favorecen claramente las tarifas para los que viven en la Ciudad de Buenos Aires y alrededores en detrimento del resto del país... teniendo en cuenta que en esa zona se concentra la mayor parte de la población, ¿se animará a defender el federalismo?.

Un punto importante fue que Cobos dijo que utilizaría las reservas del Banco Central de la República Argentina para construir viviendas, de manera tal de dar solución al déficit habitacional que padecemos en este país. Es lamentable que Cobos caiga en el discurso fácil y en la demagogia que ya han mostrado los Kirchner a la hora de gobernar: en vez de ser usadas para cuestiones de politiquería, las reservas del B.C.R.A. tienen como fin sostener el valor de la moneda nacional ante cualquier eventualidad que ponga en riesgo la economía argentina.

En diálogo con el Diario Perfil, Cobos criticó la realización de las internas en la Unión Cívica Radical que se llevarán a cabo a mediados de abril a la que ya adelantó que no participará ya que prefiere participar de las primarias que ya anunció el Gobierno Nacional. Con cierta razón, el Presidente del Senado de la Nación explicó que "Me parece que el marco legal que está establecido hay que respetarlo, que no aporta ningún beneficio esta anticipación y que lo mejor que puede hacer el radicalismo es discutir la plataforma electoral. Hablar de internas en el radicalismo es como ofrecerle un helado a un chico, les surge la adrenalina a los muchachos. Pero fijate, ¿el Frente para la Victoria ha definido el candidato? No, dudan si será Cristina o Scioli. ¿Macri ha definido? No. ¿El Peronismo Federal? No. Y nosotros tenemos la ansiedad de definirlo." Aún así, ya ha dejado en claro que apoyará al candidato radical... a sabiendas de que la U.C.R. ungirá a su candadito en internas innecesariamente anticipadas en abril, de ser fiel a sus palabras, Cobos quedará fuera de carrera.

A mediados de 2008, en plena esfervecencia por el increíble conflicto con el campo argentino, Cobos llegó a tener un altísimo nivel de popularidad en la Argentina... y por esas cosas que solo tiene la política argentina, empezaron a aparecer "cobistas" por todos lados como hongos. Sí, las modas son así.  De hecho, en su momento más álgido de la "cobomanía" (¿?), acá en San Juan, un político impresentable como Rodolfo Colombo también se quiso subirse a la ola cobista y quería convencernos a todos de que él era "Cobos en San Juan"... en fin.

Poco a poco, esa aceptación fue menguando. En parte fue el lógico desgaste y, por otra parte, también Julio Cobos no supo capitalizar su momento y se quedó sin respuestas ni propuestas para liderar un espacio político alternativo y opositor al kirchnerismo.

Desde que ganó notoridedad a nivel nacional, el ex Gobernador de Mendoza ha tomado un estilo moderado para sus intervenciones en público, lo que ha provocado la ira de varios sectores de la escena política que lo tildan de tibio. Cobos es odiado por todo el kirchnerismo, que no le perdona la "traición" de no haber votado positivamente por las retenciones móviles para las exportaciones agropecuarias... de ahí en más, el Vicepresidente ha sido objeto de todo tipo de agresiones de parte del gobierno Nacional y aduladores del Matrimonio Kirchner.

Si es como él mismo describe, es muy probable que Julio Cobos quede fuera de la carrera presidencial antes de que se largue. Muchos dirigentes que se le acercaron en su momento de gloria se han alejado de él, hasta a dejado de ser el mimado por la prensa anti-K que ahora tiene como esperanza a Eduardo Duhalde y a Ernesto Sanz. ¿Qué hará Cobos después del 10 de diciembre de 2011?¿tendrá otro cargo nacional?, ¿volverá al llano?... mejor, como dijo en aquel famoso voto no-positivo, "que la Historia lo juzgue"...
Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina