domingo, 7 de noviembre de 2010

Otra muerte en el entorno de Hugo Moyano... y van

Pablo Ozuna, estrecho colaborador de Hugo Moyano
Un nuevo episodio confuso que tiene como saldo una víctima fatal se ha dado en el entorno de Hugo Moyano.

Silvia Falcón, una mujer de 42 años de edad, falleció a causa de haber recibido dos balazos en su cuerpo, uno en un hombro y otro en la cabeza.

Falcón estaba separada de Pablo Ozuna, Secretario General del Sindicato de Camioneros, Seccional General Rodríguez y uno de los hombres de mayor confianza de Hugo Moyano, mandamás de dicho sindicato, titular de la Confederación General del Trabajo y uno de los más encumbrados dirigentes del Partido Justicialista.

Después de que se separó de su marido, ella se fue a vivir a la casa del camping que Camioneros posee en Gral. Rodríguez. En la mañana del viernes pasado, Ozuna aseguró haberse en contrado a Silvia Falcón gravemente herida y con un revolver 9mm en una de sus manos; acto seguido, el sindicalista llevó a la mujer hasta un hospital en donde, finalmente, falleció.

La causa investigada como "averiguación por muerte" está a cargo del titular de la Unidad Fiscal de Investigaciones N° 13 de Luján, Oscar Reggi. Ozuna, también militante de la "Juventud Sindical", denunció que lo de su ex mujer se habría tratado de un suicidio, algo que fue puesto en duda dado que el primer disparo que recibió Falcón fue en la axila y luego fue herida en su cabeza.

Desde el Sindicato de Camioneros, antes de que se conocieran los resultados de las pericias forenses, se salió a desvincular a Ozuna de cualquier responsabilidad de la muerte de Falcón. Daniel Llermanos, ex Juez que en la actualidad es abogado del sindicato de Moyano, declaró a la prensa "Fue una situación lamentable que llevó a la señora al suicidio. La Policía y la Fiscalía actuaron con enorme rapidez. Hay que esperar los resultados, pero tenemos la absoluta certeza que Pablo Ozuna no tiene vinculación con el hecho".

Debido al cargo estratégico que ocupa en Camioneros, Llermanos estuvo involucrado en más de una polémica; en el año 2006, fue quien defendió a Emilio “Madonna” Quiróz, el dirigente de ese gremio quien fuera detenido por disparar durante los bochornosos incidentes suscitados en la quinta de San Vicente durante el traslado de los restos mortales de Juan Domingo Perón. A pesar de las abrumadoras pruebas en contra de su defendido, Llermanos dijo que "Quiroz ejecutó los disparos en un acto de solidaridad para evitar una masacre" y hasta vaticinó que "iban a tener que pedirle perdón". Como sucede en estos casos, cuando se trata de gente poderosa que está comprometida seriamente, todo aquello quedó en la nada.

No es el primer caso de muertes sospechosas en el Sindicato de Camioneros. Por ejemplo, en 2008 fue asesinado el Tesorero de la Federación Nacional del Sindicato de Camioneros Abel Beroiz; a poco de conocerse el hecho, Camioneros salió rápidamente a desligarse de cualqueir vinculación pero la causa tomó un giro inesperado cuando se presentó un joven ante la Justicia para confesar que había matado a Beroiz "por encargo". Ante la evidencias aportadas por el presunto asesino, Llermanos dio un giro total en su posición y debió reconocer "Este asesinato no fue casual o accidental como pensamos en un primer momento"(cuanta inocencia en la muchachada camionera, creyeron que no había sido un crimen mafioso)... pero intentó salvaguardar a su jefe afirmando "Quienes cometieron este crimen son personas usadas por otros para dañar la imagen de Moyano y de la Federación"...

Todo muy raro. Todo muy confuso. Falcón tenía en su mano un arma registrada a nombre de Ozuna quien, sorprendetemente, llegó a socorrerla minutos después de que ella se misma se habría disparado. Resulta muy extraño que esa señora se haya disparado primero en la axila... ¿se sabrá la verdad o le creemos al abogado del Sindicato de Camioneros?.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina