martes, 16 de noviembre de 2010

La mediocridad de River y de Boca, muestra del pobre nivel del fútbol argentino

Riquelme fue fácilmente anulado por la mediocre alineación rivense
River Plate y Boca Juniors protagonizaron uno de las peores versiones que se han visto en los últimos años en el superclásico del fútbol argentino. En el partido que hoy se disputó en el Estadio Monumental, los millonarios vencieron 1-0 con gol de Jonathan Maidana, ex jugador de Boca.

La previa del partido fue agitada por el periodismo deportivo porteño, cada vez más amarillo, que exagera la cotidianidad de los planteles (hoy por hoy, ver cualquier programa "deportivo" en Fox Sports o TyC es como ver un programa de chimentos del "espectáculo").

En River, fue noticia el despido de Ángel Cappa de la dirección técnica y se nombró a Juan José López, histórico referente del club, como entrenador interino. Por el lado de Boca, Claudio Borghi estaba con un pie y medio afuera debido a los magros resultados obtenidos y, especialmente, porque nunca sintonizó la onda del mundo xeneize; en una muestra de desorientación, el "Bichi" fue contra su estilo y decidió poner cuatro defensores, además de borrar del plantel al arquero Cristian Luchetti, quien ha estado lejos de dar con la talla del arco de Boca.

Lo que se vio fue un espantoso partido de fútbol jugado entre dos equipos mediocres, carentes de identidad futbolísticas y sumidos en problemas internos. El nivel exhibido por los 22 jugadores nos habla a las claras de la actualidad de nustro fútbol doméstico.

River hizo muy poco pero lo suficiente para ser el justo ganador del partido. Liderados por el incansable Matías Almeyda, los rivenses fueron tímidamente contra el arco rival pero chocaron contra la resistencia del portero Javier García; el caso de Almeyda es muy curioso: de haber abandonado la práctica activa del fútbol hacen unos años y jugar partidos con veteranos, por recomendación de Enzo Francescoli, el "Pelado" volvió a jugar en la primera división millonaria en gran nivel.

El caso de River Plate es el más complicado porque, después de muchos años, se le difulta mantener su lugar en la máxima categoría. Desde que a principios de la década de los 80 se instauró el perverso sistema de promedios para ayudar a los equipos "grandes" a no descender, River está increíblemente acuciado por la anemia de puntos sumados en las últimas tres temporadas. El principal responsable de este lamentable presente riverplatense es José María Aguilar, su ex Presidente, quien no solo eligió mal a jugadores y cuerpos técnicos, sino que pactó con las mafias autodenominadas "barras-bravas" y vació financieramente al club.

Para Boca, Juan Román Riquelme no fue el que necesitó para este partido. Aún no está recuperado de la lesión que lo ha marginado en gran parte de lo que va este Torneo Clausura 2010. Riquelme grita a los cuatro vientos su amor por los colores boquenses pero, a pesar de haber abrochado jugosos contratos, ya van varios campeonatos en los que ha jugado muy lejos de su nivel. Para este partido, quedó toda la sensación de que el "10" no estaba a punto físicamente.

Jorge Ameal, Presidente de Boca, parece ser un gran discípulo del ex Presidente de River Aguilar, ya que su cadena de decisiones erradas están depositando al Club de la Ribera lejos de los puestos de vanguardia que supo ocupar durante los últimos años, tanto a nivel nacional como a nivel continental. De no haber un cambio rotundo en Boca, para la próxima temporada, los auriazules verán complicada su permanencia en la primera división del fútbol argentino.

En los últimos años, los dos equipos más populares de la Argentina vienen penando en el fútbol domésticos. River y Boca disputaron un superclásico estando ambos muy relegados en la tabla de posiciones, al que llegaron con la única misión de "salvar el año" venciendo al rival de toda la vida... Hoy, los hinchas de River sonríen por la victoria pero sobran motivos para preocuparse por el futuro inmediato del equipo, ya que el fantasma del descenso acecha... en Boca, el panorama no es muy distinto.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina