miércoles, 3 de noviembre de 2010

Batista llega a la Selección Argentina con el "Sí-Don-Julio" como proyecto

El eternamente inamovible Don "Todo Pasa" da la bienvenida al "Checho"
Sergio Daniel Batista fue confirmado como Director Técnico de la Selección Argentina de Fútbol, y firmó un contrato con la Asociación del Fútbol Argentino hasta la finalización del Mundial que se disputará en el año 2014 en Brasil.

Luego de todo el caos que fue Diego Maradona como ¿Director Técnico? de la Selección Nacional, Batista había sido nombrado en forma interina hasta fines de este año. En vano la prensa bonaerense intentó instalar como candidatos a Carlos Bianchi, Alejandro Sabella, "Tata" Martino y Miguel Ángel Russo pero acaso la docilidad y el bajo costo económico terminaron de inclinar la balanza a favor del "Checho" Batista.

Por más que se habló de que fue una decisión tomada por el Comité Ejecutivo de la A.F.A. y el "manager" Carlos Salvador Bilardo, Julio Grondona fue quien decidió la designación del "Checho" Batista. Como ha sucedido en décadas, Don "Todo Pasa" toma las decisiones más importantes que atañen al fútbol doméstico en soledad y, a lo sumo, escucha las opiniones de sus dos hijos, Julito y Humbertito.

Como futbolista, Sergio Batista se destacó durante varios años como mediocampista central en aquel brillante Argentinos Juniors que salió campeón argentino en 1984 y 1985 y que, posteriormente, marcara la proeza de ganar la Copa Libertadores de América. Con Carlos Bilardo como entrenador nacional, Batista fue jugador de la Selección Argentina y fue parte importante en el plantel que secundó a un descomunal Maradona en México '86. Su adicción a las drogas truncó su carrera, la cual entró en declive después de que cumplió 30 años de edad.

Como entrenador, el "Checho" tuvo una trayectoria intrascedente en su mayor parte: en nuestro país, fue D.T. de All Boys, Argentinos Juniors, Talleres, Nueva Chicago y Godoy Cruz, y fue ayudante de campo de Oscar Ruggeri en San Lorenzo entre los años 2004 y 2005. En el exterior, pasó por Tosu Future (¡!) en el fútbol japonés y Bella Vista en Uruguay.

El antecedente de haber formado parte del plantel campeón mundial del '86 y, especialmente, su estrecha relación con los hijos de Julio Humberto Grondona fueron decisivos para que Batista tuviera la oportunidad de ser nombrado como D.T. de la Selección Argentina Sub 20 en el 2008. Si bien su labor con las selección juvenil estuvo lejos de ser como la de José Pekerman, Batista fue designado para ser el seleccionador del combinado albiceleste que disputó las Olimpiadas en Beijing 2008 y que, a la postre, resultara campeón.

Como si fuera un hábil relacionista público, Batista hizo lo que tenía que hacer para pasar de ser el entrenador "interino" a ser nombrado definitivamente. Entabló una cordial relación con los jugadores, habló de armar una Selección alrededor de Messi y armar un planteo táctico similar al del exitoso Fútbol Club Barcelona, convocó a jugadores desplazados por Maradona como Javier Zanetti y Esteban Cambiasso y hasta prometió llamar a Juan Román Riquelme, debilidad de Grondona.  Luis Segura, Presidente de Argentinos Juniors y uno de los títeres de Grondona sostuvo que para elegir a Batista fue vital "la aceptación que tuvo en el plantel y el buen clima que se generó" (¿?).

Quien se animó a criticar la designación de Batista fue Gustavo Alfaro, Director Técnico de Arsenal de Sarandí, quien declaró "Si Checho no hubiese estado en los Juveniles, no estaría dirigiendo la Selección. Para llegar a esos lugares hay que hacer méritos. Si hoy elegimos al técnico de la Selección porque es amigo de los jugadores partimos desde un lugar equivocado. Es un error que el técnico se tiene que llevar bien con los jugadores. Por algo hace tanto tiempo no llegamos a estar entre los cuatro primeros de un Mundial". Arsenal es un club sin arraigo popular pero permanece en la elite del fútbol argentino gracias a estar íntimamente ligado a la Familia Grondona; es por eso que sorprenden las críticas públicas de Alfaro.  

En conferencia de prensa, Batista respondió los cuestionamientos del entrenador del club grondonista comentando "Respeto la capacidad de los técnicos en Argentina, que es muy buena, pero si a mí me eligieron no fue porque sea amigo de los jugadores. Sí tengo buena relación, porque me gusta la buena convivencia, pero no voy a bailar con los jugadores, no soy amigo". Justificó además su designación sosteniendo que "Más allá de todo, me eligieron porque tengo una medalla olímpica con estos jugadores, demostré el trabajo que puedo hacer" (...) y disparó "No estoy de acuerdo con que el que sale campeón del fútbol argentino tiene que ser técnico de la Selección, porque sale uno solo" (¿?)... Batista dijo eso último porque, de ser solo es el criterio de elección, él nunca podría haber sido porque nunca estuvo ni cerca de ser campeón como entrenador aunque debería tener en cuenta que nada menos que César Luis Menotti y Carlos Bilardo ocuparon alguna vez el cargo que él hoy ostenta debido a haber salido campeones argentinos con Huracán y Estudiantes de la Plata, respectivamente.

Después de que José Pekerman renunciara a la Selección luego de la eliminación en Alemania 2006, el combinado nacional anduvo casi siempre a los tumbos y dilapidando los restos del prestigio ganado en México '86, Italia '90 y las Copas América del '91 y del '93. A la distancia, se puede ver que Julio Grondona cometió grandes errores al designar a Alfio Basile y, posteriormente, a Diego Maradona.

De todas maneras, la solución a los males del fútbol argentino no dependen de una gestión exitosa de Sergio Batista. El máximo responsable es, claro está, Julio Grondona quien, a pesar de permanecer inamovible en la presidencia de la A.F.A. es quien ha fagocitado el caos institucional en que está sumido el fútbol argentino.

Hasta que Grondona y sus hijos no se vayan, no podemos esperar grandes y necesarias reformas.


El otro Piñón Fijo

Poco después de la estrepetitosa eliminación a manos de Alemania en Sudáfrica 2010, Maradona renunció a la dirección técnica a lo Diegote con conferencia de prensa, tibias acusaciones de traición y soberbia a flor de piel. Pero Diego es Diego: se arrepintió rápidamente de haberse ido de boca y anduvo llorando por varios medios de comunicación suplicando una "nueva oportunidad". Obtuvo públicamente el apoyo de Néstor Kirchner y de Cristina Fernández para motorizar un "operativo clamor" (¿?) que nunca tuvo eco en la A.F.A.

Viendo y considerando que su nueva artimaña (la otra fue, recordemos, serrucharle el piso a Alfio Basile para convertirse en el DT de la Selección) no tuvo eco en la dirigencia, Diegote disparó (por enésima vez) con su artillería verbal ya marca registrada y llena de resentimientos contra Batista a quien comparó con el famoso payaso cordobés cuando declaró “Si se disfraza de Piñón Fijo por ahí haga feliz a Messi” (...).

Diegote, "revolucionario counista" pero afín a negocios capitalistas
Para olvidar sus penas, quien hace gala de su militancia comunista teniendo tatuado al "Che" Guevara en uno de sus brazos, partió raudamente a la República Popular de China para "hacer negocios". El gigante asiático que está dominado por una tiranía comunista esperó al "Diego de la Gente" con los brazos abiertos, convocándolo para dar una serie de conferencias (¡!), jugar partidos amistosos y hasta participar de una cena en la que se llegó a pagar nada menos que U$S 28.000 para compartir la mesa con él.

Los maradonianos defienden la gestión de Maradona como seleccionador nacional leyendo el quinto puesto obtenido en Sudáfrica que, después del ya lejano Italia '90 ha sido el mejor resultado en citas mundialistas.

Pero, hay que tener memoria para poder analizar todo en su contexto: con Maradona como DT, la Argentina ganó en inútiles polémicas, nunca hubo una identidad de juego, se armó un cuerpo técnico improsivado e inexperto, hubieron derrotas históricas y dolorosas como el 1-6 contra Bolivia en la Ciudad de La Paz y el 1-3 contra Brasil en Rosario, se disputaron amistosos impresentables contra Panamá, Costa Rica, Jamaica y Haití, entre otros, que sirvieron para recaudar y así sostener el altísimo cachet de Diegote... En el mundial, a pesar de haber tenido al mejor futbolista del mundo en nuestro plantel y la suerte de haber tenido un fixture muy accesible, no se pudo llegar más lejos.

La ya crónica falta de autocrítica de "D10S" hacía presumir, con lógica, que, de haber permanecido como entrenador nacional, se hubieran multiplicado escándalos e improvisaciones.

2 comentarios:

Pai dijo...

Decadente lo de Maradona...
y ...¿Nadie lo requiere como DT?
Sentí que podría ser Portugal...o son los mejores sueños Maradonianos?
Puedo recomendarlo para ayudante de Markarián!

CACHO dijo...

MUY COMPLETA LA NOTA Y SOLAMENTE NO ESTOY DE ACUERDO EN ESTO QUE ESCRIBISTE;"Viendo y considerando que su nueva artimaña (la otra fue, recordemos, serrucharle el piso a Alfio Basile para convertirse en el DT de la Selección) no tuvo eco en la dirigencia",Y NO ESTOY DE ACUERDO POR QUE BASILE SE ESCAPÓ DE LA DIRECCIÓN TÉCNICA,MIRANDO EL FIXTUR DONDE LE INDICABAN QUE EL ÚLTIMOI PARTIDO SE JUGABA EN EL CENTENARIOURUGUAYO,DONDE HACIA MÁS DE 30 AÑOS QUE UN SELECCIONADO ARGENTINO NO GANABA.

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina