lunes, 18 de octubre de 2010

¿A quién le importa la minería que queremos?

Entre los pasados días 14 y 15 de octubre, se realizó el Foro/ Debate "Minería y Sociedad" que organizó la Universidad Nacional de San Juan. Para la realización de este evento, dicha Casa de Altos Estudios dispuso de los fondos provenientes de las utilidades de "Yacimientos Mineros Aguas de Dionisio" por la explotación de la Mina Bajo La Alumbrera lo cuales son distribuidos entre universidades nacionales por una disposición legal.

Se invitaron a varios expositores y se generaron espacios de opinión en donde se habló sobre la minería, vista desde varios aspectos. En el sitio web desarrollado a tal efecto, se puede encontrar toda la información al respecto.

Lamentablemente, la mayoritaria prensa adicta no dio espacio para las voces críticas a Gioja & Asociados (¡otra vez y van...!). Lamentablemente, la controversia se volvió a focalizar únicamente en la cuestión ambiental en donde se reafirmó la falsa premisa de que todo radica en una cuestión ideológica y de oportunismos políticos... Y sí, por enésima vez, se jugó el juego que le conviene a la corporación minera.

Me consta que en la Universidad Nacional de San Juan se hacen brillantes investigaciones y trabajos científicos. Cada facultad tiene equipos de investigación que están dedicados a profundizar y extender los límites de las ciencias, en donde cada docente y cada cada alumno ponen sus conocimientos al servicio de esa ardua tarea. Por ejemplo, para recibirse de arquitectos, alumnos universitarios presentan tesis sobre proyectos urbanísticos muy interesantes para San Juan; otro tanto sucede en la carrera de Ciencias de la Comunicación, en donde se producen cortos sobre diversas temáticas. Todo muy lindo... pero ese notable caudal de saber duerme en la Universidad y no llega al pueblo. Pareciera que el ámbito académico transita por una realidad paralela... Pareciera que a la comunidad científica sanjuanina adolece de compromiso social.

Percibo que con este foro puede pasar algo similar: para este foro ha trabajado gente con buenas intenciones, con deseos de realizar un aporte a la sociedad sanjuanina echando un poco de luz a la controversia generada en torno a la actividad minera... pero si vamos a los hechos: ¿hasta qué punto le interesa al Gobernador Gioja escuchar los argumentos de quienes cuestionan la forma en que es desarrollada la minería?, ¿hasta qué punto los empresarios y empresas transnacionales pueden llegar a replantear su metodología de trabajo a causa de lo discutido en este foro?.


En San Juan, y a diferencia de Mendoza, no se está desarrollando una minería que tenga el aval popular. Los aduladores de Gioja repiten como loros que la población ha manifestado su apoyo a la minería en cada elección en donde el oficialismo triunfó holgadamente... pero lo cierto es que, de una u otra forma, el primer mandatario provincial, sus funcionarios, empresarios mineros y toda la prensa prostituta de la Provincia han esquivado siempre el debate. El pánico minero es tal que, durante la primera gobernación de Gioja, se abortaron dos intentos de plesbicito en el Departamento Calingasta, en los que el entonces Intendente José Ibaceta pretendía conocer la opinión de su ciudadanía acerca de esta actividad. Siempre se han escondido y han censurado a quienes, con razones o torpemente, han criticado a la minería.

Es bueno que se haya debatido la minería y que nos preguntemos qué minería queremos... queda cuestionarnos hasta qué punto somos capaces de escucharnos unos a otros.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

LA CENSURA A PEREZ ESQUIVEL

Por Dr. Ernesto LLoveras

Estuve en Senado, en la presentación de los Pro Megamineros, todos con el mismo discurso entreguista y especulativo en favor de los meganegocios en contra de asegurar el recurso hídrico. Vergüenza ajena sentí en lo profundo de mi ser, al escuchar a la Senadora Marina Riofrío argumentar en contra de concederle la palabra al Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel; (Justamente, Alfred Nobel diseñó su prestigioso premio, como una especie de perdón al mundo por aportar su descubrimiento: la dinamita utilizada en la minería y en guerras). La legisladora, en su improvisada alocución, dejó en claro su ignorancia sobre los antecedentes de Pérez Esquivel en materia ambiental, quien preside Institutos Internacionales sobre la temática DERECHOS HUMANOS Y MEDIO AMBIENTE, y posee decenas de publicaciones, traducidas a mas de veinte idiomas, en los cinco continentes. Mas allá de la supina ignorancia de la "Representante" por San Juan, lo grave es que esta dirigente giojista todo terreno, intentó sin éxito, CENSURAR EN PLENO CONGRESO NACIONAL AL UNICO PREMIO NOBEL CON VIDA, que tenemos los argentinos. La Censura de Mayra Riofrío, constituye una afrenta al Comité Internacional con sede en el Parlamento Noruego, que premió a este ciudadano argentino, por su lucha incesante en defensa de los Derechos Humanos, denunciando al mundo hechos aberrantes que luego pusieron en riesgo su propia vida, al ser encarcelado y torturado por la dictadura encabezada por Jorge Rafael Videla. Riofrío y el Senador César Gioja, quien avalaba sus dichos, quizá desconocen que gracias a Pérez Esquivel, los crímenes del Proceso Militar pudieron ventilarse en tribunales europeos. Seguramente también desconocen la lucha pacífica de este ilustre argentino, en defensa de movimientos obreros, comunidades indígenas, llegando a participar en la creación de la A.P.D.H., para luego ser designado como Miembro permanente de la Comisión de Derechos Humanos de la O.N.U. luego de participar activamente en misiones de paz en Nicaragua, Polonia, Sudáfrica ( Tema Minero), Afganistán, Oriente Medio, Tíbet, y en toda Latinoamérica. Quizá también desconocen Riofrío y Gioja, que Perez Esquivel le envió una durísima carta a G. Bush, (Ex miembro de una megaminera canadiense), por sus conductas invasoras y expansionistas en diferentes países del mundo. Este es el hombre que NUESTROS SENADORES QUISIERON CENSURAR, con una moción en concreto, en pleno debate sobre el proyecto de ley de Protección de Glaciares, una vergüenza política, institucional y jurídica, que debe ser conocida, y a la vez repudiada por la sociedad sanjuanina. En buena hora primó el buen criterio del resto de los legisladores presentes, y Pérez Esquivel pudo al final denunciar el abuso de las trasnacionales en la explotación de NUESTROS RECURSOS NATURALES NO RENOVABLES, y la consiguiente violación de Derechos Humanos por los estragos ambientales y en el mal manejo del agua.

Anónimo dijo...

Los decanos Ricardo Coca de Sociales con su vice Raúl García, Oscar Nazisi de ingeniería y Paolo Landini de Filosofía participaron hoy de la reunión de Gioja con las transnacionales mineras

El objetivo fue analizar como trampear la flamante Ley nacional de presupuestos mínimos para glaciares

¿Porqué esta gente se ocupa cuestiones completamente extrañas a su función en la UNSJ?

¿Quien los votó para que ocuparan sus mañanas en estas conspiraciones apátridas, de entrega y sumisión a intereses extraños a las cuestiones académicas y de infraestructura de sus unidades?

Ya hubo un muerto en ingeniería porque Nazisi no atiende los reclamos de infraestructura de los departamentos...y cuando se analizó la situación de sociales, todo era peor.

¿Porque estos decanos de la UNSJ trabajan para Gioja y la Barrick en vez de hacerlo para su Institución?

¿Que intereses extraños a la Universidad, a la Nación y a la ética los mueven con impunidad, a hacer furioso lobby dentro y fuera de la casa de altos estudios a favor de las transnacionales colonialistas y un gobierno sospechado y acusado de extrema corrupción contra su propio pueblo? ROSA MARÍA GALIANA

Anónimo dijo...

¡Dejen de demonizar a la Ley de Glaciares!

Por Dr. Ernesto Lloveras

Es increíble lo que publica hoy 10 de octubre, el Cuyo (lo leo sólo digitalmente) acerca de lo que está dejando en San Juan la aprobación de la Ley de Glaciares. Bajo el título de ¿Todos con la Minería? se da rienda suelta a todos y cada uno de los nunca comprobados efectos positivos de la megaminería, y de la reciente aprobación de la Ley "Maldita", que ni siquiera aclara que no ha sido promulgada ni publicada en el Boletín Oficial de la Nación, pero a entender de este artículo pretendidamente "Periodístico", ya está causando efectos negativos en San Juan, como la reducción en las ventas en el comercio local (¿?). Tamaña aseveración, no es explicada por el autor de la nota (el Santafesino Sebastián Saharrea), omitiendo aclarar cómo un texto que aun no es ley, puede haber influído tan negativamente en la Psicología Social de un pueblo, o en los bolsillos del ciudadano de a pie. Los editores de este periódico, ¿tanto subestiman a los sanjuaninos que escriben estas barbaridades sin siquiera intentar explicarlas?
Lejos de intentar explicar los verdaderos contenidos y alcances de la protección legal a nuestros glaciares, la nota sólo repara en supuestas traiciones políticas y las chicanas parlamentarias, que a juicio del citado autor, produjeron tamaño monstruo legal, sin mencionar la cantidad de Científicos, Instituciones y Universidades que participaron durante dos años, en la redacción del texto legal aprobado. Es una clara falta de respeto para la mayor parte de nuestros legisladores nacionales, de las dos Cámaras, votados democráticamente por todos los argentinos, que desde sus respectivas comisiones estudiaron durante casi tres años la letra chica del Proyecto de Protección de Glaciares, y que luego apoyaron con sus respectivos votos, al comprobar que el avance abusivo de la megaminería, ponía en grave peligro a los glaciares, que fueron omitidos en la mayoría de los Informes de Impacto Ambiental de las empresa trasnacionales. Tampoco se menciona ningún argumento de los cientos desarrollados por sectores ambientales y científicos, que ven como altamente positivo para el país, el contar con una ley que proteja las reservas hídricas que sólo ocupan menos del 1 % del territorio nacional.
Nada dice el autor sobre la terrible escasez de agua que desde hace años está sufriendo San Juan, con diques cerrados a la posibilidad de turismo y deportes acuáticos, por haberse transformado en pobres charcos de barro, privándonos de uno de los mas bellos paisajes de la provincia, otrora orgullo de todos los sanjuaninos, El autor debería investigar sobre la grave situación de la agroindustria local, que soporta límites aberrantes en los cupos de riego, mientras Hidráulica concede canales de agua para riego a ciertos amigos del poder, emparentados con fuertes grupos bancarios, ubicados en el Dpto. Zonda, y cuyo escándalo ya no pueden ocultar.
Lo lamentable es que el periodismo local, salvo contadas excepciones, se ha convertido en un mero operador de los intereses especulativos de capitales extranjeros, priorizando el saqueo y la depredación ambiental, sobre los verdaderos intereses de la provincia de San Juan.-

Hector dijo...

Por estos dias se habla mucho de lo que pasa en Chile con la mineria, pocos hablan de situacion minera en Argentina, del gran negocio que hacen unos pocos y no dejan casi nada...

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina