miércoles, 13 de octubre de 2010

El milagro de los 33 mineros en Chile: la vida triunfó sobre la muerte

Florencio Ávalos, el primer minero rescatado, saluda al Presidente Piñera
Finalmente, y gracias a Dios, los 33 mineros que quedaron sepultados bajo unos 700 metros de profundidad en la Mina "San José" en Copiapó (Chile) están siendo rescatados con vida.

La emoción inunda no solo a los protagonistas de esta increíble historia, sino a todo Chile y al mundo entero que es testigo de todo un milagro, de un inolvidable triunfo de la vida sobre la muerte. Fueron 70 largos días de incertidumbre y angustia, en donde estos hombres pudieron sortear esta adversidad a fuerza de fe y un admirable coraje. Este rescate es también una proeza de la ciencia, que fue puesta al servicio de la vida al desarrollarse un ajustado dispositivo para salvar a todos esos trabajadores.

Sin dudas, este grupo de hombres nos han regalado una magnífica lección de vida de cómo la fe puede ser un aliciente fundamental para sobreponerse a cualquier contratiempo. Semejante bocanada de optimismo es un bálsamo en estos tiempos que vivimos. Ha sido una gran lección de vida: compañerismo, coraje, lealtad, unión, patriotismo.

A la distancia, fue conmovedor ver cómo todo Chile tomó como propia esta causa que se hizo se hizo palpable el nacionalismo que mostraron tanto los mineros como todos los que estuvieron involucrados en las tareas de rescate. El grito de "Chi-chi-chí, le-le-lé" fue un grito de guerra que unió a todos: no existieron diferencias ideológicas que surcaran las fuerzas empeñadas por todo un pueblo.

Para aplaudir fue la organización y coordinación de todo este proceso que demandó poco más dos meses. Los familiares de los mineros fueron ubicados ordenadamente y pudieron estar cerca en el momento justo; la prensa fue puesta a una distancia apropiada del lugar de los hechos y se evitó cualquier intento de show de algún personaje de los que no faltan.

Los plazos y la logística para el salvataje fueron cuidadosamente administrados, sin improvisaciones ni soberbias. Nunca se perdió la esperanza de rescatar con vida a todos esos hombres e, incluso, ellos mismos dieron constantemente mensajes de optimismo mientras estuvieron bajo tierra.

Sebastián Piñera, Presidente de Chile, estuvo en el lugar de los hechos aunque, si bien el desenlace de esta historia le dejará un rédito político considerable, evitó colocarse en el centro de la escena y se limitó a acompañar a los familiares de los mineros. Según sus propias autoridades, Chile se dará tiempo para revisar normas de seguridad y procesar judicialmente a los responsables, ahora lo que prima es la vida.

los 33 mineros
Mario Sepúlveda, de 39 años de edad, fue el minero que fue rescatado en segundo lugar y fue el más extrovertido. Sin embargo dejó algunas reflexiones muy acertadas:

→ "No nos traten como artistas ni periodistas; quiero que me traten como minero. Quiero morir amarrado al yugo".

→ "Ellos nos recuperaron; nosotros pusimos de nuestra parte, la locura, la experiencia, pero todo lo demás lo pusieron los profesionales".

→ "La vida me ha tratado duro pero he aprendido".

→ "Estuve con Dios y estuve con el diablo. Me agarré de Dios, tomé la mejor mano. Siempre supe que Dios nos iba a sacar". 


Las miserias de este lado de la Cordillera

He escuchado muchas opiniones acerca de cómo habría sido tratado si esta tragedia (con final feliz) hubiera ocurrido en un país como Argentina. Seguramente aquí hubieran surgido muchas manos solidarias y habría aparecido gente capacitada y bienintencionada para ayudar a salvar vidas humanas. En las situaciones límites es en donde se vé la verdadera calidad de las personas. 

... pero vivimos en Argentina.

Fue patético lo del Gobernador José Luis Gioja quien, estúpidamente, aprovechó todo ésto para llevar agua para su molino en su lucha para sus socios mineros. Diario de Curro resaltó la opinión del primer mandatario provincial quien dijo en Twitter "Quiero decir que el rescate de los 33 hermanos chilenos nos enseña que un país minero es un país unido, de gente ordenada, creativa, de mente clara, donde la acuciosidad ingenieril de la minería se une a la fortaleza de los corazones" (...).

Imaginar como habría sido todo este drama en la Argentina fue algo que hizo nuestra Presidente Cristina Fernández.
En su cuenta personal en Twitter, Fernández soltó varias frases al respecto como "Imagínate por un segundo si esa desgracia hubiera pasado aquí (Dios no lo permita nunca)", "Madre de Dios…!!! (Aníbal dixit) El Gobierno, responsable absoluto. ¿Te imaginás a TN? Organizando marchas a Plaza de Mayo" y "¿Y la oposición? Juicio político a CFK. De Vido, retiro d ciudadanía y deportación Qué la CN lo prohíbe? No importa. Medida cautelar y listo".

La primera mandataria tiene razón en algo: es muy posible que, más que empeño para salvar a la gente, desde la prensa opositora se hubieran disparado operaciones para encontrar responsables políticos y presionar para que sean sancionados... Tampoco faltaría un mediático dirigente opositor como, por ejemplo, Francisco De Narváez o Fernando "Pino" Solanas que aprovecharía todo el caos para capitalizarlo a su favor para que se acreciente su "intención de voto" y sus imágenes en las encuestas.

somos argentinos... para bien y para mal
Aunque, asimismo como se regodea en señalar las miserias de todo el arco opositor, la Presidente debería admitir que ella misma habría tomado una actitud hollywoodense de la que tanto gusta para ponerse en el centro de la escena y, al momento de consumarse el salvataje, seguramente aprovecharía para mojarle la oreja a todos sus críticos enrostrándoles su "capacidad ejecutiva" (...). Tampoco habrían dejado de prenderse los movimiento piqueteros y las fuerzas parapoliciales del kirchnerismo que harían escraches contra los empresarios mineros por "oligarcas" (de todas maneras, hoy callan ante el carnaval impositivo que tienen las mineras en Argentina). Ni hablar de que no faltaría algún "progre" que culparía por la tragedia al capitalismo, al neoliberalismo, Menem, al Golpe de Estado de 1976 y a Estados Unidos...


Párrafo aparte para los circenses medios de comunicación de Argentina, los que se habrían hecho el festín azuzando y hasta inventando tramas repletas de intrigas y rivalidades entre los mineros. Se hablarían de peleas entre los trabajadores sepultados e inclusive, quién sabe, hasta de algún "romance" entre algunos de ellos. Todo un circo dantesco que aseguraría "picos de rating".

Por último, el pueblo argentino trataría más este tema como un reality y millones de nuestros compatriotas estarían más pendientes de los chusmeríos que se generen entre los mineros y sus familiares, sean reales o no (total a nadie le importaría la verdad). A diferencia de los chilenos, la Bandera Argentina brillaría por su ausencia ya que en este país el  nacionalismo afloraa únicamente en los campeonatos mundiales de fútbol o cuando un deportista de otra disciplina sale campeón del mundo.

Solo Dios sabe porqué sucedió en Chile y no acá. Gracias a Dios, no ha pasado eso en Argentina.

3 comentarios:

Pai dijo...

Gracias a Dios, esto ya terminó y bien.
Me quedo con esto:
"Estuve con Dios y estuve con el diablo. Me agarré de Dios, tomé la mejor mano"
Esto que pasó...es la perfecta unión de Dios con la humanidad...demostrándo que si unimos la fé y la valentia todo puede ser diferente en nuestras vidas...
Prefiero pensar que jamás pasaría algo asi en ARG, y a la presi...ya tendrá quien la represente y muestre la hilacha por ella en Hollywood...

Anónimo dijo...

Soy abogado y, como tal, sé que las elecciones constituyen un verdadero mandato que el pueblo concede a sus gobernantes. Pero también sé que ese mandato debe ser ejecutado y cumplido dentro de sus límites; cuando el mandatario se excede en los poderes que le han sido otorgados, debe ser juzgado por ello. Y doña Cristina lo será, no lo dude.

Pero también debo pedirle disculpas por la “diplomacia presidencial” que encabeza nuestra inefable Presidente. Mientras Ud., señor, hacía guardia en la boca del pozo de rescate, su colega argentina twitteaba sin parar, utilizando el drama de Copiapó que afligía al mundo para burlarse de la oposición interna y de la prensa independiente, a la que tanto agrede cotidianamente, en una nueva y clara muestra de la banalización a la cual es tan afecta.

Durante el gobierno de su antecesora, Michelle Bachelet, Chile debió compulsivamente, porque estaba en riesgo su desarrollo mismo, “independizarse” de la Argentina en materia de gas; los permanentes cortes del suministro a los que fue sometido, todos debidos a la criminal política energética que nuestro Gobierno puso en marcha a partir de 2003, obligaron a su país a radicar las plantas de regasificación, por las cuales hoy Chile debe sentirse orgulloso, a pesar de sus mayores costos respecto al producto que hubiera debido llegar por los ductos.

Pero, sépalo señor, nuestros pueblos son hermanos, y lo seguirán siendo mucho tiempo después que los Kirchner se hayan inexorablemente transformado en polvo en manos de la historia. Los argentinos deberemos pagar por los errores cometidos, y esta etapa será, sin duda, uno de los más graves, pero pasará. Y cuando ello ocurra, otra vez nos abrazaremos a los chilenos en los Andes.

No voy a pedirle disculpas, en cambio, por los dichos de Diego Maradona. No corresponde que lo haga, porque el emisor no reviste importancia alguna, más allá de sus efímeras glorias futbolísticas. Hacerlo, señor, sería otorgarle una entidad de la que carece. Sólo la estupidez de algunos –compartida por nuestro Gobierno, que lo transformó en Frankfurt en uno de los íconos de nuestra cultura (¡otra muestra de banalización!)- lo hace aparecer hoy como modelo, cuando su conducta debiera ser reprobada por unanimidad.

Me despido, señor Presidente, con admiración y con envidia. La misma que suscitan en el alma de mis compatriotas otros gobernantes de la región, como Santos, Lula, García, Mujica y, por supuesto, usted.

Un enorme y respetuosísimo abrazo, que le ruego extienda al resto de sus compatriotas.

Enrique Guillermo Avogadro
Abogado
ega1@avogadro.com.ar

Anónimo dijo...

UN GRUPO DE 33 MINEROS ARGENTINOS HAN QUEDADO ATRAPADOS EN UNA MINA A 700 METROS DE PROFUNDIDAD.

1) Se crea una comisión para iniciar las tareas de rescate, integrada por 25 miembros del oficialismo y 19 de la oposición. Cada miembro contará a su vez con 5 asesores y dos secretarias de medidas generosas. Las tareas se demoran porque no hay acuerdo para designar al presidente de la comisión.

2) No hay fondos para las tareas de rescate por lo que por única vez el gobierno va a cobrar un nuevo impuesto. Se sospecha que dicho impuesto lo seguirán cobrando durante los próximos dos siglos.

3) Los chilenos nos prestan la grúa de rescate, pero esta no puede llegar por tierra ya que el túnel internacional está cortado por un grupo de andinistas que reclaman que se le cambie el nombre al Cerro Aconcagua.

4) Una vez llegada a puerto por vía marítima, la aduana autoriza el ingreso de la grúa luego de tres meses (previo pago de un cánon especial al director de aduanas).

5) La grúa no puede llegar a la Mina porque el que la maneja pertenece al sindicato de peones de grúas. Moyano hijo le corta el ingreso con camiones aduciendo que la grúa tiene 4 ruedas y que por lo tanto el encargado de la grúa debe estar afiliado al sindicato de camioneros. Luego de intensas negociaciones el de la grúa es afiliado al sindicato de camioneros y a una de las novias de Moyanito se la pone primera en la lista para Senadora nacional por Buenos Aires en las próximas elecciones.

6) Mientras tanto Tinelli ya dió instrucciones a la producción para que traigan a uno de los mineros a participar en Bailando. La noticia hace que Pachano se pelee con la Alfano.

7) Logran bajar una mini cámara de TV al fondo de la mina pero no logran ver a los mineros. La camarita solo transmite Tinelli y Fútbol Para Todos.

8) La grúa tarda otros dos meses en llegar por que todas las rutas están cortadas, un radar del pueblo de Laboulaye le hace una multa por doblar en una curva a más de 20 kms por hora y quien la conduce resulta víctima de un secuestro extorsivo.

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina