sábado, 25 de septiembre de 2010

Maradona y su diarrea verbal, enésimo episodio

Diego Armando Maradona volvió al centro de la escena (¿?), a través de un "reportaje exclu$$ivo" que concedió a el canal Fox Sports. Allí habló de que está "desesperado" por volver a ser el Director Técnico de la Selección Argentina de Fútbol y, fiel a su diarrea verbal, defecó sobre Carlos Bilardo, Sergio Batista, los dirigentes Carlos Babigton y Noray Nakis, aunque evitó criticar abiertamente a Julio Humberto Gondona.
"Yo no tengo la culpa de que me conozcan en todo el mundo, y si Batista pasa el Uruguay no lo conoce nadie"

No vale la pena detenerse a analizar cada una de las frases que vomitó este imberbe. Dio otra muestra más de su mala calaña.Ya sabemos cómo destila una insoportable soberbia e ignorancia que lo hacen creer totalmente impune ante cualquier tipo de crítica. Más aún, su falta de autocrítica ponen en evidencia su idiotez... lo más grave, es el "sí-diego" que está instalado en una buena parte de la población argentina.

Herido en su orgullo al ser virtualmente despedido, Diegote ha iniciado el operativo "regreso" a la dirección técnica de la Selección. En tal sintonía, le hizo saber a Julio Grondona que estaría dispuesto a cambiar su cuerpo técnico con tal de ser readmitido en el cargo; ante la falta de señales del mandamás del fútbol argentino, Maradona acudió al Diputado Nacional Néstor Kirchner, a quien visitó personalmente en la Quinta Presidencial en Olivos; sobre el encuentro con el Presidente del Partido Justicialista, comentó "Con Néstor Kirchner tuvimos una charla normal, me felicitó por el Mundial y que donde va la gente le habla de la selección. Kirchner dijo que estaba enojado por la decisión de no renovarme. Si Grondona no recogió el guante cuando Cristina habló de nosotros en cadena nacional (a poco de finalizado el Mundial Sudáfrica 2010, la primera mandataria dijo “Aguante Maradona, la selección y Argentina”), no creo que lo haga ahora".

No es casualidad que estas polémicas declaraciones que Maradona vertió fue en un reportaje que tuvo como entrevistador a Fernando Niembro, de lo peor que ha dado el periodismo argentino en décadas. Este payaso mediático gusta inventar polémicas con tal de llamar la atención y, desde siempre, es uno de los más alcahuetes de Maradona; sin ir más lejos, luego de la vergonzosa expulsión de Diegote del Mundial de Estados Unidos '94 por dopaje, Niembro defendió con uñas y dientes al entonces capitán argentino aquien señaló como víctima de un supuesto complot del gobierno de ese país norteamericano. A mucha gente no le interesa la poca seriedad de Niembro y consume sus patéticos trabajos realizados tanto en televisión como en radio.

A pesar de todo, muchos siguen victimizando a Maradona y no cesan de culpar a "su entorno" por los constantes desaciertos en su vida pública. Otros dicen que el "pobre" Diego es "usado" por los poderosos de turno que pugnan por absorver algo de su increíble carisma. La peor droga de Maradona no es la cocaína ni la heroína: su autodestrucción radica en estar totalmente convencido de ser Dios. Es por ello que necesita desesperadamente estar rodeado de aduladores que asientan todos sus caprichos y delirios, por más que ello le implique arriesgar su propia vida. Es por ello que su partida de la Selección Argentina ha sido una excelente noticia para nuestro fútbol... cuya felicidad sería completa cuando se vaya Grondona y todo su séquito.

En realidad, y hay que decirlo: Maradona es absolutamente responsable de sus actos, él eligió y elige a sus compañías y, aunque sus fanáticos digan exactamente lo contrario, se termina vendiendo siempre al mejor postor.
Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina