viernes, 3 de septiembre de 2010

Basualdo, Basualdo... ¿de qué lado estás?

Como en el Congreso de la Nación está avanzando un proyecto de ley que protege glaciares y compromete a los emprendimientos mineros en la Cordillera de los Andes, el lobbie minero con el Gobernador José Luis Gioja a la cabeza se está moviendo para intentar abortarlo.

De los nueve legisladores que San Juan tiene en el Congreso, hay solo dos que no son giojistas: el Diputado Eduardo Mauricio Ibarra y el Senador Roberto Gustavo Basualdo, ambos provenientes del peronismo "disidente" y que ya habían adelantado que su apoyo a ese proyecto de ley que desvela a la Familia Gioja, Barrick Gold y Asociados.

Viejo zorro de la política, Gioja llamó a Basualdo para "convencerlo" que no vote a favor de la Ley. En el mediodía de ayer, ambos dirigentes se reunieron en la Casa de Gobierno ante la mirada atenta del periodismo que registró ese momento. Tras el encuentro, el líder del Frente "Producción y Trabajo" declaró “Hemos coincidido con el gobernador en que las dos leyes dejan mucho que desear y que la segunda ley es mucho más permisiva que la primera. Por lo que tenía previsto antes de reunirme con el gobernador entendía que los proyectos tienen vacíos legales. En su momento cuando votamos por unanimidad en el senado la ley Filmus entendíamos que era muy buena, pero ahora, viéndola bien, vemos que no era así, que tiene muchos vacíos”. Al salir de la reunión, el legislador sanjuanino intentó despejar cualquier sospecha de acuerdo con el primer mandatario provincial y el lobbie minero, diciendo "Ni el Gobernador me convenció a mí, ni yo lo convencí a él".

A la distancia, el Diputado Ibarra analizó la reunión entre Basualdo y Gioja y, con un dejo de desconfianza, respecto al voto de su ¿socio? político en la Cámara de Senadores, aseveró "Confío en que su voto va ser el mejor para los intereses de San Juan. No me parecen fructíferas este tipo de reuniones. No me imagino a Felipe Solá, Alfonsín o Carrió reuniéndose con la Presidenta para explicarle su voto, todo lo contrario. Quien tiene que cambiar el voto no es Basualdo sino Gioja, ahí hay una diferencia sustancial".

Por su parte, el Gobernador Gioja también trató de maquillar su acercamiento con Basualdo, aunque ya adelantó un eventual rechazo del senador sanjuanino en la Cámara Alta cuando afirmó "No pude convencer a nadie porque no era el objetivo. De igual forma coincidimos que las dos leyes son inconstitucionales". Tuvo también alguna crítica para Ibarra, quien asoma como su principal opositor en la Provincia, de quien dijo sin nombrarlo "Lamento mucho que hay algunos que no entiendan y hagan apología de esto. Yo no quiero hablar de esto ni de actitudes soberbias. Yo de soberbia no hablo".

La prensa sanjuanina, mayoritariamente oficialista, trata a Mauricio Ibarra como una suerte de anti Cristo por su oposición a la actividad minera, tal como la plantean Gioja, Barrick & Cia. Es tal el fanati$$mo que despierta Gioja en muchos periodistas locales que Ibarra es presentado como un "enemigo de San Juan"... (claro, ellos parten de la premisa de que "Gioja es San Juan").

A decir verdad, Gioja habla de federalismo solo cuando le conviene. Desde 2003, su gobierno ha sido pragmático y ha estado ciegamente alineado al poder central, logrando que la Nación gire fondos discrecionalmente para las grandes obras que exhibe orgullosamente el primer mandatario. De hecho, cuando hubo una gran oportunidad para defender las autonomías provinciales con el proyecto de ley para coparticipar el impuesto al cheque, Gioja ordenó a sus legisladores que rechacen esa iniciativa para no ofuscar a la Presidente Fernández y, así, seguir recibiendo dinero desde Buenos Aires.


Basualdo, gris

Basualdo queda mal parado por las mismas palabras que salen de su propia boca. Es grave que este dirigente ¿opositor? haya estado opinando antes sin haber estudiado debidamente los proyectos de ley que presentaron Daniel Filmus y Miguel Bonasso, lo cual habla de su poca seriedad; asimismo, luego de las críticas que lanzó al proyecto de ley, dejando entrever que ahora cambió su posición, nos da evidencias de la inconsistencia de su pensamiento político.

Desde el inicio de su carrera política, Roberto Gustavo Basualdo quiere ser Gobernador de la Provincia de San Juan. Se lanzó tímidamente a mediados de los 90, cuando fue candidato a Vicegobernador compartiendo fórmula con Olga Riutort con el lema "Arriba mi Gente" (¿?); luego de los magros resultados obtenidos, puso toda la carne en el asador para intentar ser Intendente de la Ciudad de San Juan en 1999, para lo cual montó una gran campaña con carteles luminosos y todo un cotillón de dudoso gusto; luego de volver a fallar, desde el 2003 es que intenta llegar a la Gobernación: al no lograr el apoyo del Partido Justicialista, como tantos otros, se hizo "disidente" y compitió por afuera de la estructura partidaria. Ni así.

Su rol como opositor nunca fue claro y por eso quizás su figura nunca gravitó en el electorado sanjuanino. En el 2006, cuando no se confirmaba si Néstor Kirchner buscaría la reelección como Presidente de la Nación o si finalmente sería su esposa la candidata a sucederlo, Basualdo mostró su ambivalencia política cuando aseguraba a todos los medios que él era "cristinista pero no kirchnerista" (¿¿??) porque apoyaba a Cristina Fernández pero no a su marido (¿¿??)...

Se acerca el 2011 y  Roberto Basualdo irá nuevamente por la Gobernación, su preciado sueño. Habrá que ver si logra reunir voluntades de otros dirigentes opositores y, de una vez, dejar de hablar sin decir nada para demostrar a la ciudadanía sanjuanina que es capaz de diseñar un plan de gobierno superador al de Gioja.

1 comentario:

Pablo de Córdoba dijo...

Por ir en contra de la minería saqueadora...

http://www.elmundo.es/america/2010/07/01/estados_unidos/1278016116.html

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina