domingo, 5 de septiembre de 2010

Amado Boudou, prototipo del chanta argentino

Con ese particular modo de analizar los hechos, la Presidente Cristina Fernández declaró alguna vez que "La Argentina iba a volver a ser un país normal cuando nadie supiera quién era el ministro de Economía", en alusión al bajísimo perfil que tenía Carlos Fernández, su ex Ministro de Economía.

El sucesor de ese silencioso funcionario es Amado Boudou, economista nacido en la Ciudad de Buenos Aires y criado en Mar del Plata, que gusta de la exposición mediática y política.

Ante cada arremetida opositora, Boudou busca micrófonos de la prensa para disparar críticas a quien sea; recientemente, su blanco buscado fue la Justicia a quien cuestionó por algunos fallos contrarios a los intereses del Gobierno Nacional, sobre quienes dijo "No sabemos cuáles son los métodos utilizados para esta justicia express, pero sin duda los buitres de nuestro país, Magnetto, Diario La Nación, son buitres y pulpos porque van extendiendo sus tentáculos".

Quien respondió desde el otro lado fue el titular de la Asociación de Magistrados, Ricardo Recondo quien afirmóCreo que Boudou debería ocuparse de la economía y sobre todo, de defenderse de algunas acusaciones que tiene como la compra de 19 autos de lujo sin licitación. Recondo hace alusión a la nueva causa judicial que vincula a un funcionario kirchnerista que, en este caso, es la investigación de la compra de automóviles de alta gama por un valor total de $ 2.301.227,25 destinados a "satisfacer necesidades operativas" del Ministerio de Economía, operación que, sin ninguna licitación previa, benefició a una sola empresa que figura como vendedora.


Al actual Ministro de Economía poco le importa y, obediente a las directivas de Néstor Kirchner y Cristina Fernández, está recorriendo la Provincia de Buenos Aires preparando el terreno para las elecciones del año próximo y, de paso, lograr un buen posicionamiento para ser candidato. En sus giras bonaerenses, Boudou se pasea a bordo de su poderosa motocicleta Harley Davidson (no creo que ande en una Maverick 110 cc) y hasta se anima a tocar la guitarra y cantar canciones de Calamaro y de Pappo.

A fines del pasado mes de agosto, Boudou estuvo reunido con referentes de la agrupación ultrakirchnerista "La Cámpora" ante quienes se puso como un ejemplo de modelo a seguir cuando los arengó diciéndoles “Chicos atrévanse a soñar, no se pongan límites. Mírenme a mí, a los 50 años Ministro de Economía y toda una vida dedicada a la noche (...) y hasta bromeó (o, más bien, se sinceró) sosteniendo “Si no era Ministro, hubiera sido escribano o auditor y a esta altura estaba preso”.

En realidad, la carrera de Amado Boudou fue zigzagueante aunque hay que reconocer sus gran dotes como relacionista público que le sirvieron para trabar relaciones útiles tanto en el ámbito privado como en el sector privado. Se recibió de Licenciado en Economía en la Universidad Nacional de Mar del Plata en donde, en sus tiempos como estudiante, fue uno de los referentes de la Unión para la Apertura Universitaria (U.P.A.U.), el brazo político de la Unión de Centro Democrático que lideraba Julio Alsogaray; en aquellos tiempos, al igual que los Kirchner, el joven Boudou era gran defensor de las privatizaciones que llevó adelante Carlos Menem aunque hoy, cuando los vientos de la política cambiaron, se nos muestra como un gran promotor del intervencionismo estatal en la economía.

Durante su juventud, mientras por aquellos tiempos era DJ en uno de los principales boliches marplatenses, se daba tiempo para organizar eventos sociales y recitales. En 1990, ingresó a la empresa de recolección de residuos Venturino Eshiur que, años más tarde, quebró escandalosamente a poco de que Boudou fuera designado como gerente comercial. Poco después, para seguir en el mismo rubro, fundó otra empresa.


En 1998, logró ingresar en la Administración Nacional de Servicios Sociales (A.N.Se.S.) en la que, llegó a dirigir en el año 2008, gracias a su estrecha relación con Sergio Massa, entonces Jefe de Gabinete. Cabe destacar que, entre los años 2003 y 2005, se tomó licencia de la ANSeS para asumir como Secretario de Hacienda y Finanzas de la Municipalidad de la Costa.

Bajo su conduccción en la ANSeS, fue que el kirchnerismo tomó por asalto todo el dinero acumulado en el sistema de jubilación privada, sin realizar la necesaria consulta previa a los propietarios de los fondos. Tomado el botín del sistema previsional, Boudou dispuso de generosos "préstamos" al Gobierno Nacional para que ejecute sus planes sociales y, claro está, solidifique su estructura de poder.

Con Boudou al frente del Palacio de Hacienda, la Presidente Cristina Fernández siguió obteniendo fondos frescos para mantener el nivel del gasto público. Contrariamente a lo que primera mandataria declama sin cesar acerca del desendeudamientoel Estado Nacional sigue incrementando su pasivo tomando préstamos no solo de la ANSeS, sino también del Banco Nación. que estaría llevando adelante,

En agosto pasado, la Oficina Anticorrupción difundió las declaraciones juradas de los Ministros de la Presidente Fernández, en la que el titular del Palacio de Hacienda dijo poseer un patrimonio equivalente a $ 880.160, en el que se destaca un departamento en el exclusivo Puerto Madero (barrio que es "la" debilidad para varios de los principales dirigentes kirchneristas) de 91 metros cuadrados que adquirió en el año 2008 (justo cuando pasó a ser titular del ANSeS...).

Amante de la noche y de la "buena-vida" más digna de un oligarca de los que dicen los Kirchner odiar, Amado Boudou ahora es un fiel (y oportunista) discípulo de la titular del Ejecutivo Nacional y su esposo y, quien sabe, como este país da para todo, lo tengamos como un encumbrado candidato kirchnerista en el 2011.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

De no creer - Boudou, el converso, la pasa mal

por Carlos M. Reymundo Roberts
LA NACION

Pobre Amado Boudou: después de verlo el otro día por televisión hablando mal de la Justicia y de los diarios, me pregunté hasta cuándo seguirán pidiéndole los Kirchner pruebas de que su conversión a la causa nacional, popular y progresista es sincera. ¿Hasta cuándo?

Nada parece alcanzarles. Es cierto, Boudou era un liberal convencido, militante de la Ucedé... Todo eso es cierto. Pero, ¿hasta cuándo deberá cargar el pobre con ese estigma? ¿Nunca se convencerán de que eso ya pasó y que ahora se ha dado cuenta de que estaba equivocado? ¿No entienden que aquellos gustos y preferencias fueron pecados de juventud que apenas si llegaron hasta sus cuarenta y pico de años? ¿Se puede castigar eternamente a alguien por haber descubierto la verdad un poquitín tarde? ¿No es preferible una conversión postrera (y "exprés", para usar palabras del ministro) que morir en el error?

Cada vez que el bueno de Amado recita el credo progre, aprendido de apuro; cada vez que habla bien del Estado y mal del mercado; cada vez que condena al Fondo Monetario Internacional o a las corporaciones, ya sabemos que detrás ha estado el matrimonio presidencial azuzándolo y pidiéndole pruebas de amor y fidelidad. El, culposo, entrega esas pruebas con extraordinario empeño, sobreactuando todo, y cuando cree que por fin Néstor y Cristina están convencidos, se despachan con el reclamo de nuevas pruebas. Por eso, sospecha que este juego perverso no terminará más, y su peor pesadilla es verse arrojado fuera del Gobierno después de haber dejado en la porfía toda su historia, sus viejos amigos y sus creencias.

Como Gaudio, Boudou no la está pasando bien. Es verdad que como economista liberal de tercera o cuarta línea probablemente no hubiese llegado nunca a ser ministro. Pero ponerlo frente a las cámaras de televisión para que hable mal del diario La Nacion, con el que seguramente tanto se ha identificado siempre, no le debe haber resultado fácil. De hecho, en esa conferencia de prensa se lo vio nervioso, inquieto, incómodo, como quien repite por encargo un libreto que le parece horrible.

Imaginémoslo al pobre Amado encontrándose en la calle con sus ex alumnos de la Universidad del Centro de Estudios Macroeconómicos Argentinos (CEMA), el antro liberal en el que hasta hace pocos años enseñaba las bondades de la economía del mercado. ¿Qué les dirá? ¿Cruzará de vereda o intentará reconvertirlos?

Anónimo dijo...

Pensemos también en su biblioteca de estudioso y docente, que de pronto se tornó incómoda y hostil. ¿Ya habrá tirado esos libros que para él eran la Biblia, temeroso de que alguien se los descubra? ¿Habrá salido a comprar otros, opuestos, cuyos títulos seguramente ni siquiera recordaba? Pensemos en cómo ha de temer que algún malvado les dé la palabra a sus antiguos compañeros de ruta de la Ucedé o le dispare con un archivo de todo lo que ha hecho y dicho.

Ya se ve que no es fácil la vida de un buen burgués, amante de la noche, de las discos, de las motos de alta cilindrada, de lujosos departamentos en Mar del Plata, su ciudad, que de buenas a primeras tiene que mostrarse como el campeón del mundo de los progres. Y, el colmo de los colmos, trabajando para patrones que ni siquiera le creen. Con toda la razón, él bien podría argumentar que esos mismos patrones hoy se abrazan con Osvaldo Papaleo, un reaccionario que cerró el diario La Opinión, de Jacobo Timerman, y que aplaudía cuando la Triple A de su admirado López Rega derramaba sangre montonera. Con toda razón podría recordarles que ahora tienen como aliado en el Senado a Carlos Menem, y si definitivamente se ofusca podría citar las furibundas críticas que años atrás hacían las Madres de Plaza de Mayo de Santa Cruz al entonces gobernador por negarse a recibir a Hebe de Bonafini y por darle la espalda a la causa de los derechos humanos.

Humildemente, yo me permito aconsejarles a los Kirchner que no tiren demasiado de la cuerda. Que no exageren. No sea cosa de que Amado se suba a su Harley-Davidson y, harto y arrepentido, tome a toda velocidad el camino de regreso.

Anónimo dijo...

Boudou encendió la moto: "No voy a tardar ni un segundo en decir que sí"; y Aníbal, bajó el tono

El ministro de Economía, Amado Boudou, afirmó que si se lo piden podría ser candidato en las próximas elecciones: "no voy a tardar ni un segundo en decir que sí", dijo y aclaró que sus recorridas por la provincia de Buenos Aires "no son en contra de nadie sino para sumar y aportar ideas".

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- Durante su visita por La Plata, el ministro de Economía, Amado Boudou consideró que el oficialismo "tiene muchas personas con potencialidad de ser candidatos" y explicó cuál es el rol que podría cumplir.

"Si uno puede aportar algo desde lo electoral, no voy a tardar ni un segundo en decir que sí", enfatizó.

Por otra parte, subrayó: "mientras la oposición ha adelantado los tiempos electorales para discutir nombres (de candidatos) nosotros usamos ese tiempo para gestionar, para resolver problemas y para sumar en pos de una propuesta superadora a todo lo que se ha hecho hasta ahora".

El ministro fue orador central en una charla organizada en el anexo de la Universidad Nacional de La Plata, organizada por la Corriente Platense para la Victoria.

Allí, advirtió que "hay espacios que piensan que para ganar algo hay que jorobar a los demás, pero lo nuestro es distinto porque es suma de propuestas y de aportes que no se hacen en contra de nadie sino para el crecimiento de todos".

En tanto, aclaró que sus recorridas por la provincia de Buenos Aires "no son en contra de nadie sino para sumar y aportar ideas".

Algo similar salió a declarar el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, para bajar el tono al reclamo de Néstor Kirchner a Daniel Scioli, actual gobernador de la provincia, que aspira a seguir en su mando.

Fernández afirmó que cuando el gobernador Scioli dijo que "tenía las manos atadas" en referencia al tema de la seguridad, "habló de la justicia".

En declaraciones radiales, Fernández señaló que el ex presidente Néstor Kirchner "no le apuntó" a Scioli cuando le pidió anoche que diga quién le ata las manos.

"Yo no creo que Néstor Kirchner le haya apuntado a Daniel Scioli, me parece que es bueno que las cosas se hablen, yo cuando escuché el planteo de las manos atadas lo llamé a Scioli en ese mismo momento para ver qué quería decir, hay que ser contundentes, si hay responsables hay que decirlos con todas las letras", sostuvo Fernández.

(http://www.urgente24.com/index.php?id=ver&tx_ttnews[tt_news]=147717&cHash=c191c733b9)

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina