domingo, 22 de agosto de 2010

Otro round más entre kirchnerismo y Clarín... los capitalistas (amigos), agradecidos

El jueves pasado, el Ministro de Planificación Federal Julio De Vido comunicó, a través de una conferencia de prensa, la caducidad de la licencia que tenía Fibertel para brindar el servicio de Internet.

Desde el Gobierno Nacional se justificó la medida diciendo que el Grupo Clarín, propietario de esa empresa, disolvió esa sociedad en enero de 2009 y, desde entonces, brinda el servicio de manera irregular a través de la firma Cablevisión, sin tener la autorización del organismo regulatorio.

Desde el otro lado, las quejas no se hicieron esperar y se rechazaron las razones de la Presidencia de la Nación. Clarín, a través de Cablevisión, sostuvo sus argumentos informando que en el año 2003, la Comisión Nacional de Comunicaciones (CNC) recibe la solicitud de absorción de Fibertel por parte de Cablevisión; después de tres años de estudio, la CNC recomienda a la Secretaría de Comunicaciones que apruebe la absorción de Fibertel por parte de Cablevisión; en febrero de 2009, a casi tres años de presentada la absorción, Cablevisión inscribe la operación en la Inspección General de Justicia (IGJ), que la aprueba; la secretaría de Comunicaciones no se expide sobre Fibertel: la compañía poseía derecho para operar en telefonía, lo que podía provocar competencia a Telefónica y Telecom.

Asimismo, Cablevisión denunció ser víctima de hostigamiento, afirmando en un comunicado que  "una gravísima penalización a los consumidores, al pretender restringirles su libertad de elección y convertirlos en rehenes de una persecución".  En el sitio web de Fibertel, se publicó un mensaje que la empresa dirigía a su casi millón de usuarios que dice "Queremos que estés tranquilo. El servicio no dejará de funcionar ni tampoco necesitas cambiar de proveedor. Vamos a realizar todas las acciones legales correspondientes para evitar este grave avasallamiento contra la compañía y contra nuestros clientes, ya que esta medida no cuenta con sustento legal ni fáctico alguno. Cablevisión accionará, en todas las instancias correspondientes, para que respeten tu derecho a elegir qué servicio querés tener en tu hogar."

Al mismo tiempo, el Diario Clarín mostró su fastidio en varias notas sobre "Una peligrosa compulsión", "Un chavismo tardío argentino llega a la Argentina", "¿Contra Clarín o contra la gente?". Según el pasquín que dirige Héctor Magnetto, en Facebook hubieron 80.000 adhesiones al "No al cierre de Fibertel" ¡y hasta se convocó a una Marcha a Plaza de Mayo! (todo un cyber-cacerolazo)... que finalmente contó con la presencia de... tan solo unas 400 personas (sí, cuatrocientas personas).

Llegando siempre tarde, los opositores alzaron su voz en contra del Gobierno de Cristina Fernández con un giño cómplice para el Grupo Clarín. El mediático Diputado Francisco De Narváez, que no habla en el Congreso de la Nación pero gusta hacerlo ante los micrófonos de la prensa con declaraciones insulzas, aseguró que "El gobierno ha perdido el argumento y lo único que le queda a mano es hacerse de una fuerza que intenta modificar la realidad a través de la información pero la realidad es la realidad, la que la gente conoce". Margarita Stolbizer, líder del GEN, dijo en Radio Mitre que "La Resolución es arbitraria" y Fernando "Pino" Solanas, el gran mimado por la prensa porteña anti-kirchnerista, llegó a declarar "Soy usuario de Fibertel, me vuelvo loco si me lo sacan". (¡¡¡!!!). En definitiva, la oposición ha prometido frenar esta nueva avanzada kirchnerista... habrá que ver si cumplen.

Julio De Vido aseguró que con la caducidad del servicio que prestaba Fibertel, se trata de "Evitar las concentraciones monopólicas" (¿¿??)... aunque, en realidad, los que ahora están frotándose las manos son los gigantes Telefónica y Telecom que, a través de Speedy y Arnet, podrán absorver casi un millón de clientes que estaban con la empresa del Grupo Clarín. No es verdad lo que sostuvo De Vido de que hayan más de 200 operadoras que estén en condiciones de servicio similar al de Fibertel: una vez más, el pseudoprogresismo K vuele a favorecer la consolidación de un oligopolio (de capitalistas amigos, claro).

En medio de toda la guerra de acusaciones cruzadas entre hirchnerismo y anti-kirchnerismo, nos debe quedar claro que este es otro episodio de la guerra a muerte que la Presidente de la Nación y su marido le han declarado al Grupo Clarín. Al Gobierno no le interesa en absoluto seguir inmiscuyendo a todo un país en sus rencillas.

Mal que nos pese, el kirchnerismo sigue manejando hábilmente la agenda de temas y siembra conflictos, unos tras otros, para seguir consolidando su estructura de poder de cara al 2011... por méritos propios y, sobre todo, por defectos ajenos.

3 comentarios:

Hector dijo...

Aca los grandes perjudicados son los usuarios (mas de 1 millon), que deberan migrar de empresa.
Hay muchos que abandonaron Arnet (telecom) y Speedy (telefonica), por los problemas que tenian a diario (sus redes estan saturadas, sumemosle 1 millon de conexiones mas...) y se pasaron a Fibertel, cuyo servicio, segun varios testimonios, es bastante bueno (yo estaba a punto de pasarme).

De la lista que dieron, la gran mayoria son proveedores que solo funcionan en el conurbano bonaerense, en el interior solo llegan las telefonicas y fibertel.

Y en muchas localidades quedará una sola empresa, lo que se convertirá en un monopolio en ese lugar.

Tal vez la medida haya sido legal, no se, lo dira la justicia. Pero no creo que se resuelva en apenas 90 dias...

mario dijo...

Héctor:

Tal como vos decís, la legalidad o la ilegalidad de la medida lo tiene que decir la Justicia.

Yo creo que a los usuarios de Fibertel, como al resto de los argentinos, no les importa la pelea de los Kirchner y el Grupo Clarín.

En donde vivo yo, no hay Fibertel pero tengo buenas referencias de su servicio. Lamentablemente, soy cliente de Telefónica, una empresa que da pésimos servicios de telefonía fija, móvil y de Internet pero ante lo que el Estado nada hace.

Todo ésto podemos explicarlo desde el odio que la Presidente y su marido le tomaron a Clarín. Porque de la misma manera que avanzaron sobre Fibertel, deberían hacerlo sobre Telefónica y Telecom, los cuales constituyen verdaderos monopolios en este país... pero bueno, esas dos empresas no son anti-kirchneristas.

Saludos.

TodosGarcas dijo...

Hola amigo, acá te dejo un adelanto de la interviú exclusiva a Juan Gasparini, autor de "Graiver, el banquero de los Montoneros" para que puedas difundirla. Gracias. http://bit.ly/cB8q4K

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina