domingo, 29 de agosto de 2010

A menudo, nuestros hijos se nos parecen

La Ciudad de Buenos Aires es la capital nacional del caos institucional. A diario, vemos noticias de marchas, piquetes y desmanes varios que terminan perjudicando a miles de persona que trabajan para ganarse el pan diario y que estudian para forjarse un futuro mejor. Claro que a varios les conviene que la llamada "Reina del Plata" sea pura anarquía, para así sacar su rédito político.

Por estos días, hay nada menos que 23 escuelas públicas que han suspendido sus clases desde hacen varios días porque agrupaciones estudiantiles decidieron "tomarlas" para exigir reformas edilicias para esos establecimientos. Los reclamos tienen un único destinatario que es Mauricio Macri, Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

El deterioro de esas escuelas públicas es evidentemente lamentable e innegable. Hay escuelas que padecen serios problemas estructurales por los cuales podría ocurrir alguna tragedia. Es muy cierto que el responsable principal es el Gobierno de la Ciudad, pero hay que tener en cuenta de que se trata de problemas de larga data.

Inspirados en grupos violentos que a diario nos joden a todos los argentinos, diversas agrupaciones estudiantiles decidieron "apoderarse" de las escuelas, pasando por encima de todas las comunidades educativas para desafiar a Macri.

Así, estos revoltosos lograron que el Ministro de Educación de la Ciudad Esteban Bullrich se tuviera que acercar personalmente para negociar con los "chicos" y convencerlos para depongan su actitud.

Desde la prensa kirchnerista operadora, se lanzaron títulos rutilantes para hacer más leña del árbol caído. Página/12 no solo que irresponsablemente arenga este tipo de protesta hablando de "ideales", sino que lanza títulos para enardecer a los opositores a Macri: "Plata hay, pero no se utiliza" y "Salute, ciudadanos", hablan de la descarada operación que, una vez más, monta este impresentable pasquín contra un opositor a los Kirchner.

Cuando uno vé por televisión imágenes de esas manifestaciones, se encuentra con desagradables sorpresas:

→ entre los "alumnos", en vez de ser todos púberes y adolescentes, se observan varios adultos con banderas de agrupaciones de izquierda y bombos mezclados entre los chicos. Esto fue reconocido por Matías Botana, Presidente del Centro de Estudiantes de la Escuela Manuel Belgrano, quien en declaraciones radiales dijo "Gente de partidos políticos siempre hay, en todo lugar” y que de ninguna manera "el movimiento estudiantil es independiente de un partido político" (...)

→ entre las pancartas, la leyenda "FUERA MACRI" está sospechosamente repetida... amigos kirchneristas, ¿no son destituyentes?... esos "chicos" braman porque sus escuelas son "inseguras" pero permanecen allí las 24 horas...

→ padres de alumnos, directivos y docentes parecen no tener voz ni voto en medio de este conflicto... sin embargo, los adultos que se acercan son legisladores opositores y punteros kirchneristas, quienes se abalanzaron sobre esas escuelas, como moscas sobre miel, para agitar más los ánimos y sacar una tajada política que no pueden lograr con los votos de la ciudadanía. ¿Acaso no son los docentes y los padres de los educandos quienes deben tomar las riendas de la educación en cada escuela? ¿Acaso el Estado no debería garantizarlo?


A principios de este mes, en un soleado mediodía aquí en la Ciudad de San Juan, alumnos de una escuela pública cortaron una de las principales avenidas en protesta porque no tienen estufas en sus aulas. Entre los chicos había un gran clima festivo y escasa noción del perjuicio que le ocasionaban a los ocasionales transeúntes; miré para todos lados y sus docentes y directivos brillaban por su ausencia. Sentí pena por los chicos, por el desamparo de los adultos que deberían saber guiarlos a participar en una sociedad democrática.

Si hay una consecuencia nefasta de aquella crisis del 2001, es la despreciable práctica del piquete, recurso prepotente y patotero siempre explotado por minorías que no saben (y no les interesa) vivir en democracia. Los argentinos, especialmente los adultos, debemos desaprender que para lograr algo el único recurso efectivo es el piquete... y eso es lo que maman nuestros chicos.

Los docentes de nuestras escuelas públicas (y también de las privadas) tienen el gran desafío de educar a nuestras nuevas generaciones para que se puede vivir en democracia comprometidamente sin necesidad de cercenar los derechos de los demás, que hay instituciones y canales propios para lograr un cometido... de no ser así, por más que hablemos de democracia, estaremos fomentando la anarquía para que unos pocos hagan su negocio y, de esa manera, estaremos incubando un huevo de serpiente.

4 comentarios:

Pablo de Córdoba dijo...

"Si hay una consecuencia nefasta de aquella crisis del 2001, es la despreciable práctica del piquete, recurso prepotente y patotero siempre explotado por minorías que no saben (y no les interesa) vivir en democracia. Los argentinos, especialmente los adultos, debemos desaprender que para lograr algo el único recurso efectivo es el piquete... y eso es lo que maman nuestros chicos."

Coincido totalmente con eso... me hizo acordar a las minorías que hicieron el lock-out en el 2008, desabastecieron ciudades, obligaban a peones a subirse a camiones (en pocos lugares por suerte, ya que en general no tienen muchos peones si se dedican a la soja) para ir a los " piquetes paquetes" como decía Calamaro....O los aprietes a Senadores, etc. Tal cual.

Un saludo desde Córdoba

mario dijo...

Pablo:

No me consta que todos los aquellos piquetes hayan contado con un aparato de logística. De todas maneras, cuando Alfredo De Ángeli se manifestó en una ruta, fue detenido por la mismísima Gendarmería, algo que ni por asomo ocurre con los Pérsico, los D'Elia, los Alderete y demás energúmenos... es más, muchas veces, la policía (nuestra fuerza de seguridad) les oficia como custodios a esos "señores".

Si hubo tal movilización que vos decís, no hubo dinero estatal como en los casos de esas organizaciones mal llamadas "sociales", quienes cuentan con generosos subsidios del dinero tuyo y mío, de todos.

Debemos aprender a utilizar otros canales para protestar, más elevados y democráticos. Debemos revalorizar nuestro derecho a votar, el cual tenemos todos cada dos años para hacer valer nuestra opinión como ciudadanos.

Saludos.

Anónimo dijo...

cialis achat cialis vente costo cialis cialis prezzo cialis generico cialis precio espana cialis cialis

John dijo...

cheap oakley sunglasses
oakley sunglasses on sale
rangers jerseys
longchamp bag
pandora charms
polo ralph lauren outlet
mulberry outlet uk
cheap ray ban sunglasses
coach outlet canada
pandora jewelry
20170622yuanyuan

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina