jueves, 26 de agosto de 2010

Mejor, la Madre Teresa

La Madre Teresa de Calcuta fue y es un auténtico símbolo de compromiso social. Fue un ser humano excepcional, totalmente entregado al bien del prójimo. Una mujer cabal, llena de coraje y altruismo.

Llegó al mundo el 26 de agosto de 1910 como Ganxhe Agnes Bojaxhiu en la Ciudad de Skopje, capital de la actual Macedonia. Hoy cumpliría 100 años de vida.

A los 18 años de edad, dejó la comodidad de su vida familiar para iniciar su formación como religiosa católica, la cual culminó en la India, país en donde desarrolló su titánica labor humanitaria.

La Madre Teresa no realizaba donaciones ni daba las sobras de su tiempo, su generosidad fue mucho más allá: se dio a si misma por entero. Desde Dios y a pesar de sus limitaciones humanas, se entregó a miles de desposeídos que vagaban por las calles sufriendo la marginación social. Trabajó por los pobres, viviendo y sufriendo al lado de ellos.

Por estos tiempos, para hablar de luchar de "luchas sociales" e idealismos, muchos prefieren ensalzar la figura del Che Guevara. Hasta es muy bien visto ponerse una remera con su imagen u ondear una bandera roja con su rostro adusto en alguna manifestación popular...

En cambio, la Madre Teresa no quiso exterminar al que no pensaba como ella, no buscó los aplausos de este mundo, su compromiso fue con Cristo y con los demás. Esta santa mujer luchó incansablemente, sin armas ni palos, sin odios ni acusaciones ni insultos. Solo con amor. Su conmovedor ejemplo de vida merece ser rescatado.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina