lunes, 28 de junio de 2010

A Sudáfrica en camión

En medio del enjambre de impresentables que la Argentina ha exportado a Sudáfrica durante el Mundial de Fútbol que allí se está jugando, se destacan las figuras de Pablo y Facundo Moyano, hijos del mandamás de la Confederación Argentina del Trabajo.

Los niños de Don Hugo Moyano fueron captados en compañía de sus amigos por el Diario Perfil en el imponente Peter Mokave Stadium, de Polokwane, hasta donde llegaron a alentar a la Selección Argentina que dirige Diego Armando Maradona que terminó venciendo 2-0 a su similar de Grecia. Cómodamente ubicados en las plateas bajas de dicho estadio (de las más caras, por supuesto), desplegaron una bandera de grandes dimensiones con la leyenda "Moyano Conducción" mientras cantaban "Camioneros, carajo. Camioneros, carajo".

Los chicos Moyano y su pandilla no se privaron de nada y se dieron tiempo para una excursión: un día de safari a Pilanesberg, con un costo de 240 dólares por persona.

A pesar de que la pandilla de los Camioneros se dejaron ver muy cercanos a los miembros de Hinchadas Unidas Argentinas, negaron cualquier vinculación entre el Secretario General de la C.G.T. y toda esa banda de delincuentes que, disfrazados de hinchas, pudieron viajar hasta el continente africano para presenciar los partidos del Mundial. Según informa Clarín, la ONG que preside Marcelo Mallo, dirigente ultrakirchnerista, H.U.A. había llegado a Sudáfrica con 235 hinchas, pero ya perdió a la mitad de sus integrantes, 27 por deportaciones (12 al intentar ingresar al país y 15 en el último y cuarto allanamiento a la escuela pública donde se alojan en el centro de Pretoria) y 100 por “retiro voluntario” debido en especial a la falta de dinero.

Volviendo a los vástagos de Hugo Moyano, debemos recordar que se trata de dos energúmenos que no solo llegaron a ocupar cargos importantes en gremios por la simple portación de apellido, sino que protagonizan impúnemente hechos de violencia en la Ciudad de Buenos Aires y en el conurbano bonaerense.

Recientemente, luego de algunas amenazas hechas a través de los medios, Moyano e hijos lograron torcerle el brazo a Mauricio Macri al lograr quedarse con control del transporte de medicamentos en la Ciudad de Buenos Aires. En efecto, OCA y OCASA, dos empresas que eran parte del Grupo Yabrán y hoy son administradas por hombres de estrecha confianza de Hugo Moyano, han "ganado" la licitación de la distribución de remedios y, a través de la empresa Covelia S.A., la recolección de residuos en los Barrios de Mataderos, Liniers y parte de Floresta.

Actualmente, el Grupo Moyano tiene en la mira al tradicional Club Comunicaciones que ha caído en la quiebra y que es codiciado además por el empresario Daniel Hadad. Con un predio de 17 hectáreas en una zona donde el metro cuadrado de terreno ronda los mil dólares y valuado en 150 millones de pesos, el Club Comunicaciones es la gran obsesión de Don Moyano. Según informa el Diario La Nación, el líder de la C.G.T. interviene en forma determinante en el Club Atlético Independiente (club del que es hincha) y controla los equipos de Alvarado de Mar del Plata y Barracas Central. El yerno del titular de la CGT, Claudio Tapia, es a su vez presidente de la Primera C. "Moyano tiene un techo muy bajo para crecer políticamente por la imagen negativa que arrastra, por lo tanto puede imaginar que el fútbol es un camino para acumular poder, como ocurrió con Mauricio Macri", interpreta la diputada Patricia Bullrich, de la Coalición Cívica, principal antagonista del titular de la CGT. El manejo de Comunicaciones le permitiría una plaza en la AFA gracias al lugar ganado en la Primera B. Julio Grondona podría comenzar a preocuparse.

Mientras millones de argentinos trabaja todo el año para mantener a sus familias dignamente mes a mes y vé el mundial por televisión, el Clan Moyano sigue expandiendo exitosamente sus negocios y generando dividendos necesarios como para que los príncipes herederos puedan pasear por Sudáfrica.

2 comentarios:

Raquel E. Consigli dijo...

Tengo una duda: esta inmundicia que nos gobierna, ¿cómo llegó ahí?

mario dijo...

Raquel: es simple, los gobiernos se parecen a su pueblo. Millones lo votaron y millones los apoyan. Lo más triste es que no hay ahora una oposición creíble capaz de traernos una propuesta superadora.

Saludos.

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina