viernes, 25 de junio de 2010

Masivo rechazo al "matrimonio" gay en San Juan

En la mañana de hoy, se llevó a cabo en la Legislatura Provincial la Audiencia Pública del Senado de la Nación por el proyecto de ley que presentara la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales sobre la legalización del "matrimonio" gay y que ya tiene media sanción en la Cámara Baja.

Después de que se celebraran matrimonios entre personas del mismo sexo en la Ciudad de Buenos Aires, se presentó un proyecto que ganó rápidamente la adhesión de algunas agrupaciones políticas aunque no un respaldo popular en todo el país. Si bien de lo que más se habla es de que se permitiría el casamiento civil entre personas del mismo sexo, el mencionado proyecto de ley incluye también la posibilidad de adopción de menores por parte de esas parejas, como así también que “garantice el derecho a la identidad de las personas transexuales a usar legalmente su nombre y a disponer de su cuerpo con libertad”; y exigen que “los contenidos de la educación sexual en las escuelas incluyan el concepto de diversidad sexual y el rechazo a la homofobia, la lesbofobia y la transfobia”.

Hay que destacar que esa propuesta que avanza a paso firme en el Poder Legislativo Nacional quiere también modificar los Artículos 172 y 188 en donde se habla de matrimonio entre "hombre y mujer" por el que dice "los contrayentes". De esta manera, solapadamente, se deja una puerta abierta para que, en un futuro no muy lejano, hayan algunos que reclamen "matrimonio" para una pretendida unión de más de dos personas. Sí, hoy nos puede sonar absurdo pero, al paso que vamos, no lo es.

Ante este panorama, la Iglesia Católica en San Juan tomó cartas en el asunto y lideró la organización de una masiva manifestación de repudio a esta iniciativa tan controversial. Se invitó a diversos movimientos y agrupaciones, además de los Colegios para que se haga oir otra voz. La cita fue hoy a las 9:30, en donde se terminaron congregando poco menos de 40.000 personas y se presentaron casi 200.000 firmas de personas que rechazan el "matrimonio" gay.

Para dejar en claro la opinión popular acerca de este tema tan delicado, el Gobernador José Luis Gioja tuvo la valentía de expresar su desacuerdo con este proyecto; lo del primer mandatario provincial es para resaltar porque no le importó arriesgarse a ser juzgado como "homofóbico" (¿¿??) en medios masivos de comunicación bonaerenses ampliamente dominados por lobbies que están a favor de la legalización del "matrimonio" para personas homosexuales. Asimismo, la Legislatura emitió un comunicado en donde dejó su postura contraria al "matrimonio" gay, como así también Concejos Deliberantes de algunos municipios.

Por otro lado, en esta Provincia se organizó el "Foro por la Diversidad" con el objetivo de promover el proyecto del "matrimonio" gay en la población. A tal efecto, se organizó un evento entre los días 24 y 25 de junio en la Plaza España que incluiría conferencias, artesanías, títeres y murgas, además de la presencia de bandas en vivo. Pero, lamentablemente, los mismos organizadores decidieron cancelar estas actividades acusando caprichosamente ser censurados por el Ejecutivo y el Legislativo Provincial (¿?); y no solo eso, desistieron participar de la Audiencia en la Legislatura y organizaron una conferencia de prensa que tuvo lugar en las instalaciones del Rectorado de la Universidad Nacional de San Juan.

Ante la abrumadora respuesta popular a la convocatoria de la Iglesia Católica, quienes precisamente se autoproclaman defensores de "la diversidad" no soportaron que su propuesta no tuviera una adhesión masiva y lanzaron sus dardos contra quienes no piensan como ellos. Se criticó duramente que "se usó a los niños de los colegios católicos" para la manifestación y se quejaron airadamente de que el Gobernador José Luis Gioja manifestara públicamente su desacuerdo con el polémico proyecto de ley.

Habría que avisarle a la gente del "Foro por la Diversidad" que los colegios católicos están dirigidos por sacerdotes, religiosos y laicos comprometidos y, por ende, la educación que ellos imparten está en consonancia con la Biblia y el Magisterio de la Iglesia. No deberíamos sorprendernos, pues, que en esos colegios se eduque en función de las enseñanzas de la Iglesia cuyo Vicario es Benedicto XVI. Los niños deben ser informados y formados respecto a lo que sucede respecto al "matrimonio" entre personas del mismo sexo.

He participado en algunos debates informales con personas que están a favor del "matrimonio" gay y puedo asegurar que, en muchos casos, no reparan en enriquecer los argumentos de su pensamiento sino que optan por el camino de la agresión personal. Si alguien se manifiesta a favor de la familia encabezada por padre y madre, llueven rápidamente rotulamientos despectivos.

En definitiva, para esta gente que se llena la boca de "libre-pensamiento" parece que no debería haber lugar en este mundo para quienes no comulgan con sus postulados.

Lo peor de todo esto, al margen de que uno esté de acuerdo o en desacuerdo, es que los debates y audiencias tienen lugar recién cuando el proyecto de ley tiene ya media sanción en la Cámara de Diputados y cuenta con chances importantes de ser sancionado en la Cámara de Senadores. Antes de presentar el proyecto en la Cámara de Diputados de la Nación, a la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales nunca le interesó que el pueblo manifieste abiertamente su parecer en foros y debates opiniónantes. Nada más antidemocrático e irrespetuoso del derecho de los demás.

Es peligroso intentar reducir la cuestión del "matrimonio" gay a la intimidad de las personas. No podemos tapar el sol con un dedo. Nos incumbe a todos. Una comunidad se rige por leyes que surgen del consenso popular y es por ello que no debemos tomarlo a la ligera.

6 comentarios:

Hector dijo...

Personalmente, no veo mal el casamiento gay.

Lo que si eliminaria el termino "matrimonio" del codigo civil, no se, llamese casamiento, boda, union o como se les ocurra, pero para todos, eso arreglaria la cuestion semantica...

Tambien creo que deben derecho a adoptar, porque segun estudios, no se demuestra que un niño criado por personas del mismo sexo, tenga alteraciones sexuales por esa condicion (en criollo, no hay pruebas de que si lo crian 2 maricas, salga marica).

No obstante, me parece apresurado, que de la noche a la mañana se busque aprobar una ley, que cambia drasticamente el codigo civil y la forma de familia en Argentina, y sin el suficiente debate.

Hubiese sido bueno un plebiscito, para saber cuanta gente esta de acuerdo o no(y en que puntos) y escuchar los argumentos de todos.

Es natural y logico que los sectores religiosos (sobre todo cristianos) defiendan el modelo "clasico" de familia, porque se basan en su tradicion y lo escrito en la biblia (desde el relato de Adan y Eva).

En cuanto a mi, no soy gay, me considero cristiano y simplemente respeto el estilo de vida de los demas, siempre que no se haga daño a nadie.

Cunetero dijo...

Un aporte al debate. Un artículo de Clara N, se titula "Closet" y está en www.cunetasdesanjuan.blogspot.com

mario dijo...

Hola Héctor:

Coincido con vos en que, más allá de que estemos de acuerdo con esta iniciativa o no, nos debemos un debate serio y sin apuro sobre algo tan delicado como el casamiento de homosexuales.

He debatido con mucha gente que apoya al "matrimonio" gay y, cuando agotan rápidamente sus argumentos, todos terminan cayendo en la agresión personal. A mí personalmente me molesta mucho que se habran estos foros y debates cuando la Ley está ya casi sancionada en elCongreso de la Nacon. Me molesta demasiado que haya gente del mismo sexo que se haya casado entre si en Buenos Aires menospreciando todo el ordenamiento legal vigente en este país y cagándose (bien vale este término en este caso) en lo que piensa la sociedad argentina.

Este tema va mucho más allá de una mera cuestión semántica. No es cuestión de que querramos tildar de matrimonio, homomonio o como sea: hay una cuestión básica de concepción de la vida misma y de la familia.

Eso de que hay estudios que demuestran que un menor criado por una pareja homosexual no termina siendo gay es algo muy relativo. Es más, personalmente desconfío. Si hacemos un poco de historia, hasta mediados de la Década de los 80, para la ONU era irrefutable que la homosexualidad era una patología mental; si nos acercamos más en el tiempo, podremos comprobar que existen estudios y testimonios de personas criadas por homosexuales que han sido testigos de aberraciones de distinto tipo.
Saludos.

Anónimo dijo...

Coincido plenamente con la mayoria de la gente. El matrimonio es entre un hombre y una mujer, somos desde el inicio de la concepcion seres humanos con sexo definido. No tratemos de ser tan modernos y abiertos porque seguramente por tomar estos temas tan a la ligera vamos a tener concecuencias nefastas en nuestra sociedad. Ya demasiado tenemos con temas como la falta de trabajo, la inseguridad, los jubilados, la educacion la salud y los pocos ejemplos que les estamos dejando a nuestros hijos.
No se trata tanto del pais que les estamos dejando sino de los hijos que le estamos dejando a este pais.
VAMOS SANJUANINOS ESTO NO ES DISCRIMINAR ES DEFENDER LA CELULA MADRE DE NUESTRA SOCIEDAD: LA FAMILIA. Gacias PAULA de CORDOBA

Anónimo dijo...

Que alegría saber que nuestro país aprobó, finalmente, la Ley de Matrimonio Igualitario!!!
Da orgullo ser argentino, saber que es una sociedad que respeta los Derechos Humanos de sus poblantes, que reconoce a TODAS las familias (y no sólo a algunas).
Una enorme alegría!!
Saludos a todos mis hermanos sanjuaninos!

Anónimo dijo...

Hubiera sido bueno que nuestros legisladores actuaran democráticamente y hubieran respetado la voluntad popular que en nuestro país defendió a la familia... y no este mamarracho que aprobaron.

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina