sábado, 12 de junio de 2010

Feinmann en San Juan, la palabra como guillotina

Uno de los hombres más polémicos de la Argentina es José Pablo Feinmann, filósofo, escritor y docente.

Nacido en el año 1943 en la Ciudad de Buenos Aires en el seno de una familia de clase media (sí, la misma que critica recurrentemente), desde joven, Feinmann simpatizó con el comunismo y tuvo como referentes a Jean-Paul Sartre, Karl Marx y Georg Hegel, entre otros. A la par que ejercía la docencia en la Universidad de Buenos Aires, se enroló en la Juventud Peronista. Por aquellos años, se manifestó opositor a la violencia que provenía del fascismo como tampoco dudó en cuestionar a Montoneros, aunque declaró alguna vez que el ex Presidente (de facto) Pedro Aramburu mereció haber sido secuestrado y asesinado a manos de esa polémica agrupación. Rompió con el Justicialismo en el 1985 pero con la llegada de Néstor Carlos Kirchner a la Presidencia de la Nación, Feinmann se sintió nuevamente muy atraído por un líder de extracción peronista. Actualmente escribe en Página/12, conduce el interesante programa "Filosofía, aquí y ahora" en el Canal Encuentro y es el Director del Centro de Estudios e Investigaciones en Ciencias Sociales (CEICS).

Feinmann pasó ayer viernes por esta provincia para disertar en el Aula Magna de la Facultad de Filosofía, Humanidades y Artes de la Universidad Nacional de San Juan sobre "Filosofía y Política", en el marco del Precongreso Internacional de Ciencias Políticas.

El filósofo hizo un análisis de la actualidad social y política de nuestro país, expresando su admiración por la Presidente Cristina Fernández y criticando a los sectores que han expresado su rechazo al kirchnerismo. Eximió de toda responsabilidad a la primera mandataria sobre los males actuales de nuestro país pero señaló como responsable a la misma sociedad argentina por causar la marginalidad que se expresa en la miseria y la creciente delincuencia que todos padecemos; al respecto, Feinmann afirmó que "nos discriminamos entre nosotros y tenemos falsas intenciones de solidaridad a veces". Durante su exposición, no se entendió bien porqué estuvo acompañado por César Ambrosio Gioja, Senador Nacional y precandidato a Gobernador de San Juan por el Frente para la Victoria.

Mostró una filosa ironía en un reportaje concedido al pasquín oficialista cuando dijo "no conocer mucho" a Gioja cuando le hicieron la pregunta que esos mercenarios le hacen a cualquier personalidad que visita nuestra Provincia: las chances del gobernador sanjuanino para integrar una fórmula electoral a nivel nacional en el 2011. Fue curiosa su respuesta cuando el periodista le preguntó sobre si estaba de acuerdo con los que hablan del "alto grado de conflictividad" que se vive en la Argentina, sobre lo que dijo "Más o menos. Hay un nivel de agresividad, pero no de conflictividad. Lo que noto son agresiones personales, agresiones a las personas. Ya sea a su conducta, a su patrimonio, a su pasado, incluso a cosas de cómo visten, cómo no visten, también del otro lado si son gordas, si no son gordas"... Deben sonar extrañas estas palabras tan acertadas en boca de Feinmann, ya que es uno de las personas que más pasiones enciende con su prédica violenta para todo aquel que no piense como él.

Feinmann es un hombre genial, pasional, provocador, ácido, irreverente, soberbio y hasta intolerante. Últimamente, cuando habla en cursos y en medios de comunicación, Feinmann parece confundir filosofía con discurso partidario porque esboza una mirada que sobredimensiona al Matrimonio Kirchner, ignorando y/o minimizando sus errores.

En diciembre del año pasado, mientras disparaba críticas a mansalva en una nota en Página/12 a todo lo que oliera a "anti-K", Feinmann filosofó sosteniendo “Al fin y al cabo, es cierto que hay corrupción en este Gobierno. Sólo que lo que nos espera con el horrible fascismo que está armándose es mucho, pero mucho peor”. Mientras millones de argentinos justifican a ciertos gobernantes con eso de "roban pero hacen", el bueno de Feinmann dice algo como "roban... pero piensan como yo".

Como muchos que simpatizan con este Gobierno, para José Pablo Feinmann no debe haber lugar en este país para quienes no adulan a la Presidente Fernández y al Diputado Néstor Kirchner. Ser crítico del kirchnerismo implica ser etiquetado rápidamente como "gorila", "fascista", "de derecha"... descalificativos que, como dijo Feinmann, hablan mal del nivel de agresividad que hay entre los argentinos.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

INDECENTE ... ?
Nos gustaría transmitirle a la "Sra.presidente " y a todos los políticos, lo que consideramos indecente :
INDECENTE, es que el salario mínimo de un trabajador sea de 1.064 p/mes y el de un diputado de 23.996, pudiendo llegar, con dietas y otras prebendas, a 36.500 p/mes.
INDECENTE, es que un profesor, un maestro, un catedrático de universidad o un cirujano de la sanidad pública, ganen menos que el concejal de festejos de un ayuntamiento de tercera.
INDECENTE, es que los políticos se suban sus retribuciones en el porcentaje que les apetezca (siempre por unanimidad, por supuesto, y al inicio de la legislatura).
INDECENTE, es que un ciudadano tenga que cotizar 35 años para percibir una jubilación y a los diputados les baste sólo con siete, y que los miembros del gobierno, para cobrar la pensión máxima, sólo necesiten jurar el cargo.
INDECENTE, es que los diputados sean los únicos trabajadores (¿?) de este país que están exentos de tributar un tercio de su sueldo.
INDECENTE, es colocar en la administración a miles de asesores = (léase amigotes con sueldos que ya desearían los técnicos más cualificados.)
INDECENTE, es el ingente dinero destinado a sostener a los partidos, aprobados por los mismos políticos que viven de ellos.
INDECENTE, es que a un político no se le exija superar una mínima prueba de capacidad para ejercer su cargo. (ni cultural ni intelectual.)
INDECENTE, es el coste que representa para los ciudadanos sus comidas, coches oficiales, chóferes, viajes (siempre en gran clase) y tarjetas de crédito por doquier.
INDECENTE No es que no se congelen el sueldo sus señorias, sino que no se lo bajen.
INDECENTE, es que sus señorías tengan seis meses de vacaciones al año.
INDECENTE, es que ministros, secretarios de estado y altos cargos de la política, cuando cesan, son los únicos ciudadanos de este país que pueden legalmente percibir dos salarios del ERARIO PÚBLICO y muchos en DOLARES !!!
Y que sea cuál sea el color del gobierno, toooooooodos los políticos se benefician de este moderno "derecho de pernada" mientras no se cambien las leyes que lo regula. ¿Y quiénes las cambiarán? ¿Ellos mismos? Já.! para acabar con estos privilegios, y con otros.

INDECENTE es que sigamos teniendo una fuente de contaminación como el Riachuelo, sin que sigamos haciendo nada.

INDECENTE es que no se protejan nuestros glaciares.
INDECENTE es que se siga mintiendo al Pueblo con el INDEC
INDECENTE es que a través de los miles de millones de subsidios que se entregan existan los mas altos niveles de corrupción y sigamos padeciendo los malos trenes, colectivos, etc. etc.
INDECENTE es que se otorguen subsidios, créditos, etc. a ONG que dicen ser lo que no son.
INDECENTE es que se utilicen aviones privados para viajes de “descanso”, con los costos enormes que representan, para viajes al exterior, (con costos con los que se podrían comprar un tomógrafo), para llevar a personajes cuando simplemente podrían viajar en un avión de línea. (Se creen Reyes o…son los dueños de la “Estancia LA ARGENTINA”.

SEGUI AGREGANDO Y MANDALOS A TUS CADENAS ADEMAS DEL QUE TE LO MANDO PARA ESTAR TODOS INFORMADOS Y

HAGAMOS QUE ESTO LLEGUE AL CONGRESO, A SOLÁ, A DE NARVAEZ, A CARRIO, A MACRI, ETC. ETC., A TRAVES DE TODOS NOSOTROS
ÉSTA SÍ DEBERÍA SER UNA DE ESAS CADENAS QUE NO SE DEBE ROMPER, PORQUE SÓLO NOSOTROS PODEMOS PONERLE REMEDIO A ESTO, Y ÉSTA, SÍ QUE TRAERÁ AÑOS DE MALA SUERTE SI NO PONEMOS REMEDIO... está en juego nuestro futuro y el de nuestros hijos.

Andrés dijo...

Qué hace Feinmann con Gioja! y perdón, pero ¿es Director del Centro de Estudios e Investigaciones en Ciencias Sociales (CEICS)? No es Sartelli? mmm

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina