lunes, 21 de junio de 2010

Bariloche, anarquía de los derechos humanos

Jueves 17 de junio, alrededor de las 4:30 hs. en plena madrugada, se da un confuso episodio en el que muere Diego Bonefoi, un adolescente de 15 años, víctima de un certero balazo en un confuso episodio.

Según testigos, un móvil policial de la Comisaría 28 patrullaba por la Ruta 238 y encontró a tres jóvenes en actitud sospechosa. Los policías intentaron demorar a esos chicos pero ellos se dieron a la fuga por lo que , que reviste la jerarquía de cabo, disparó contra ellos dejando herido de muerte a Bonefoi, quien moriría horas después en el Hospital Zonal.

Martín Lozada, Juez de Instrucción, tomó el caso para develar todas las circunstancias y encontrar a los responsables.

Salieron versiones cruzadas sobre las circunstancias en las que ese desafortunado chico habría fallecido pero lo cierto es que se desató una gran trifulca entre familiares y amigos de la víctima y la Policía de la Provincia de Río Negro. Decenas de manifestantes se abalanzaron enfurecidos sobre las instalaciones de la Comisaría 28, en donde se produjo una batalla campal entre quienes querían destruir el inmueble y los efectivos policiales que intentaban disuadirlos. En medio de esos confusos episodios, dos personas resultadas heridas de muerte: Nicolás Carrasco y Sergio Cárdenas, de 16 y de 29 años respectivamente, fallecieron a causa de haber recibido disparos de bala.

Con tanta eferverscencia popular, se señaló a Sergio Colombil, cabo de la Policía de Río Negro, como responsable de haber asesinado al joven Bonefoi.

Los incidentes violentos se volvieron a producir durante el velatorio de Bonefoi cuando el Intendente de Bariloche Marcelo Cascón y el Juez Lozada se acercaron para dar su pésame a los familiares. Allegados a la familia del adolescente asesinado empezaron a increpar a los funcionarios hasta agredirlos físicamente.

San Carlos de Bariloche es una de las ciudades más turísticas de la Argentina que, año a año, recibe miles de turistas provenientes de distintos puntos del país y, especialmente, desde el exterior. Con el paso de los años, tal como sucede con otros puntos turísticos de nuestra Patagonia, existe una versión de la ciudad hecha a medida de los visitantes: lujo, comfort y paisajes imponentes que emulan a algún centro turístico enclavado en plenos Alpes suizos pero, al mismo tiempo, existe otra cara que generalmente se oculta: la marginación social. En términos geográficos, Bariloche está literalmente partida en dos: el Bajo, que es el paraíso para los viajeros, y el Alto, lugar que casi parece avergonzar a los lugareños por el alto nivel de desempleo y delito, como así también la escasa infraestructura.

Desde mediados de la Década de los 80, la población de Bariloche creció drásticamente con la llegada de gentes de distintos lugares (inmigrantes europeos y de países limítrofes, migrantes argentinos) y estratos sociales. Como otras ciudades patagónicas, creció sin orden ni previsión. La tremenda fragmentación social de Bariloche ha estallado con estos lamentables episodios que dejaron como saldo tres vidas que se apagaron, decenas de heridos y, como lamentablemente sucede a menudo en nuestro país, la institución policial severamente cuestionada.

Diego Bonefoi simboliza la consecuencia de la marginación social de Bariloche, el "lado oscuro" de una ciudad con pretensiones de ser europea. Este muchacho creció en el seno de un hogar de escasos recursos económicos y de escasa contención afectiva, abandonó la escuela siendo apenas un púber y se vio rápidamente involucrado en hechos delictivos.

Por cuestiones ideológicas de algunos que se aprovechan la confusión social y de educación pero, sobre todo, por la falta de conducción política de los cobardes Gobernador de Río Negro y del Intendente de San Carlos Bariloche, los platos rotos los paga la policía. Algunos descargan su odio clasista pidiendo absurdamente el cierre de la Comisaría en cuestión (¿¿??), mientras una parte considerable de los ciudadanos marcharon en apoyo a la policía. Por presiones de "organizaciones de derechos humanos" y de la familia Bonefoi, el Gobierno de la Provincia de Río Negro dispuso el retiro de los efectivos policiales y agentes del grupo especial BORA de la comisaría 28 situada en la zona conflictiva del barrio Boris Furman, dejando sólo quedó una mínima guardia.

Según informa el Diario La Nación, el Obispo de Bariloche Fernando Maletti trató de ser conciliador en medio de tanta conflictividad afirmando "En esta ciudad esquizofrénica, con un cordón cinco estrellas y muy cerca una pobreza pronunciada, cuesta que estas realidades convivan y que convivan bien".

Lo más penoso del caso es que a nadie parece importarle que aún la Justicia no ha podido dictaminar acerca de lo sucedido. Hay un juez investigando para descubrir la verdad pero su accionar pasa inadvertido para el grueso de una población que tiene la reprochable irrespetuosidad de los argentinos de avasallar contra las instituciones democráticas... ¿así construimos una República?

6 comentarios:

Mr. Sopen o Sergio Rios dijo...

tenés un mal concepto sobre la anarquia, el título debería decir: Bariloche, capitalismo de los derechos humanos.

mario dijo...

Sergio:

qué es la Anarquía? En mi humilde opinión y de acuerdo a lo que leído alguna vez, es vivir sin la los individuos se manejan sin un Estado ni ninguna otra institución que ejerza alguna coacción. Los anarquistas entienden que todo lo que ponga límites al individualismo es producto de la corrupción que se canaliza a través de toda estructura social.

Nuestro país es muchas veces anárquico. Y ésto está muchísimo más allá de que seamos comunistas o capitalistas: hablo del respeto a nuestros gobernantes por su investidura, el respeto a la Justicia, el respeto a la Policía, el respeto a cualquier tipo de autoridad.

En nombre de los derechos humanos, en la Argentina se miente mucho, se distorsionan realidades y se simplifican peligrosamente ciertas controversias.

En el caso de Bariloche, como en tantos otros en este bendito país, a nadie le importa lo que investigue la Justicia. Cada cual expresa con prepotencia su parecer. Es casi una ley de la Selva.

Si bregamos por la anarquía, debemos entonces soportar cuando esa anarquía nos golpea también. Yo no quiero eso para mi país. Espero que podamos vivir en DEMOCRACIA, respetándonos unos a otros.

Saludos.

Anónimo dijo...

Diego Bonefoi: ¿Lo mató un policía o su propio padre?

Importante: el intendente municipal de San Carlos de Bariloche, Marcelo Cascón, tiene entre sus 'punteros' de la ciudad patagónica a Mariela Bonefoi, hermana de Diego Bonefoi, el adolescente que murió perseguido por la policía, se supone que luego de delinquir. Ese vínculo entre Cascón y la hermana del joven, podría explicar algunas cuestiones que han ocurrido en Bariloche...

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). ¿Quién mató a Diego Bonefoi? ¿Sergio Colombil, cabo policial que lo perseguía con su arma en la mano, ya que la cartuchera donde la guardaba tenía el abrojo del cierre roto, o su propio progenitor, Sandro Bonefoi, quien lo introdujo en malos ambientes?

¿Diego Bonefoi estaba muerto en vida ya al ir por los caminos de su padre?

El debate es importante, y deberían darlo los organismos de supuestos derechos humanos que tanto cuestionan la actuación policial, que hay que corregir pero que tampoco puede ser indiferente ante el delito.

El digital El Cordillerano, de San Carlos de Bariloche, publicó algunos datos interesantes sobre Sandro Bonefoi, padre de Diego Bonefoi, corroborando aquello que se había comentado ya: que él es el responsable de la conducta delictiva de su hijo, y otros.

> En el marco de la visita del gobernador rionegrino Miguel Saiz, Sandro Bonefoi estuvo en el edificio del ex hogar Gutiérrez, donde dialogó con los medios de prensa, y aseguró que en los últimos 10 años no estuvo detenido y que no tiene antecedentes policiales.

> Sin embargo, en su legajo policial aparecen 3 detenciones de Bonefoi en ese lapso, la más reciente a principios de 2010: entre el 11/01/2010 y el 15/01/2010 en una investigación de la policía de Río Negro por la muerte de Gustavo Alfonso, un joven que días antes había salido del Penal III, asesinado a pocos metros de su casa, en la calle Namuncurá

> Bonefoi dijo que no tiene antecedentes policiales, aunque desde 1987 a la actualidad registra al menos 26 causas por distintos episodios, por algunos de los cuales incluso fue condenado.

Anónimo dijo...

> Bonefoi pasó su cumpleaños más reciente -14/01/2010-, tras las rejas. En esa causa también fueron apresados César Héctor Fuentes y Sergio López Cañoles.

En su prontuario aparece:

> robo y hurto (1987),

> robo (1991);

> robo calificado (1991);

> hurto (1992);

> hurto (1990);

> robo (1991);

> tentativa de hurto calificado (1994);

> robo (1992),

> hurto (1993);

> hurto en grado de tentativa (1994),

> hurto (1994) y

> hurto (1994).

Además, en los mismos registros de Tribunales, figura que Sandro Bonefoi estuvo preso en 2 cárceles de máxima seguridad, de Chaco y Trelew, debido a que en ese momento era considerado un sujeto “peligroso”.

> Entre 2001 y 2004 tiene registrados distintos hechos caratulados por la Justicia como “lesiones leves”, “lesiones” y “lesiones agravadas por el vínculo”, producto de haber agredido a algún familiar cercano.

> El 05/22/2002, Bonefoi estuvo preso por “hurto calificado” y él fue condenado, permaneciendo detenido hasta el 13/06/2003.

> Durante ese período de detención, protagonizó incidentes con otros internos, siendo incluido en una nueva causa, esta vez por lesiones. Había sido condenado a 7 años y 2 meses de prisión, pero salió en libertad condicional, asistida, haciendo uso del denominado '2 X 1'.


> En 2005 Bonefoi tuvo antecedentes por “abuso de arma de fuego y hurto”.

> Bonefoi fue detenido en 2006 por hechos caratulados como “Portación de arma de fuego sin la correspondiente autorización, daños y resistencia a la autoridad”.

> En esa oportunidad estuvo detenido en el establecimiento penitenciario desde el 17/05/2006 hasta el 29/06/2010.

> En 2006, además de la detención ya mencionada, tuvo otras causas, conocidas como “robo” y “amenazas”.

> En 2007 apareció en una causa caratulada como “robo calificado”, según la información obtuvo El Cordilleranoen ámbitos judiciales.

> En 2008, Bonefoi fue imputado por violar el artículo 189 bis del Código Penal, referido a la tenencia de armas de fuego.

> En 2009 Bonefoi fue imputado en una causa por “Amenazas”.

(http://www.urgente24.com/index.php?id=ver&tx_ttnews[tt_news]=144157&cHash=0d70487125)

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
mario dijo...

Anónimo:

cuando te expresés sin insultos ni bajezas, debatimos todo lo que quieras. Saludos.

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina