sábado, 13 de marzo de 2010

de Narcisismos

Sin dudas, Mercedes Marcó del Pont, Presidente del Banco Central de la República Argentina, ha sido una de las principales protagonistas en estos días en la escena política argentina.

En su discurso inaugural de dicho periodo, la Presidente Fernández anunció la tan esperada derogación del "Fondo del Bicentenario" pero, sin dar muchas precisiones, anunció que había firmado un nuevo Decreto de Necesidad y Urgencia (sí, esos mismos descretos que ella tanto cuestionó a Carlos Menem por usarlos) por el cual se tomaron fondos del B.C.R.A. para cancelar deuda que vence en este año. De esa manera, la primera mandataria procura que el país salga de la suspensión de pagos por 30.000 millones de dólares que aún persiste desde 2001 cuando, en su efímera presidencia, Adolfo Rodríguez Saá decretó el default que tantas consecuencias negativas trajo posteriormente para la Argentina.

A principios de enero de este año, Martín López Redrado sorprendió al ambiente político cuando se resistió a cumplir con la orden de transferir 6.500 millones de dólares de las reservas del B.C.R.A. al Gobierno Nacional "para pagar deuda" que vence en este año. López Redrado justificó que la medida impulsada por la Presidente Cristina Fernández era inapropiada, fundamentalmente, por dos motivos: establecer la forma el pago de deuda es atribución del Congreso de la Nación y, tal como sucedió posteriormente, utilizar reservas del Banco Central provocará que se embarguen fondos desde los Estados Unidos.

Sin haber sido confirmada en su cargo por el Senado de la Nación, Marcó del Pont actuó velozmente girando el dinero que exigía el Ejecutivo Nacional, casi al mismo tiempo en que hablaba la Presidente a los legisladores nacionales. Más allá de que ese procedimiento tan desprolijo puede ser enmarcado dentro de la ley, fue indudablemente un nuevo desprecio kirchnerista a la Constitución Nacional y a la división de poderes. La Constitución Nacional es clara en el Art. 75, inciso 7 cuando establece: "Arreglar el pago de la deuda interior y exterior de la Nación".

De esta manera, el anuncio presidencial de pagar deudas hizo que el establishment la aplaudiera. Paradójicamente, aquellos que fueron señalados por Fernández como "buitres" pasaron a ser sus aliados. Tampoco es un detalle menor que salen muy beneficiados quienes recientemente compraron bonos públicos argentinos a precios irrisorios y hoy celebran el alza de sus precios.. (¿habrá algún amigo K que hizo negocios con los bonos?). Las provocaciones a la oposición continuaron cuando, en los primeros días de este mes, Mercedes Marcó del Pont fue citada por Comisión de Acuerdos del Senado de la Nación pero la economista no asistió porque adujo "haber recibido tarde la notificación". Luego del inicio del periodo ordinario de sesiones en el Congreso de la Nación, a sabiendas de su mayoría, la oposición ya había adelantado que iba a rechazar el nombramiento de Marcó del Pont al frente del Banco Central.

Cuando inauguró la sesiones ordinarias del Legislativo Nacional, la Presidente Fernández cuestionó duramente a la oposición por recurrir a la Justicia cuando el Congreso no actua según sus intereses. Pero, en política es tristemente frecuente ver como nuestros dirigentes borran con el codo lo que escriben con la mano y el Frente para la Victoria no es la excepción. Anteayer, 11 de marzo, el bloque de senadores del Frente para la Victoria presentó hoy un medida cautelar ante el fuero en lo Contencioso Administrativo recayó en el Juzgado 8 a cargo del juez subrogante Ernesto Marinelli en contra la elección de los integrantes de la Comisión Bicameral encargada de analizar los Decretos de Necesidad y Urgencia. La molestia oficialista se debe a que la mencionada Comisión quedó conformada por cinco legisladores "anti-K" y solo tres títeres de la Casa Rosada.

La oposición estaba enardecida con los constantes desaires del oficialismo el cual, a pesar del mandato popular expresado en las elecciones del pasado 28 de junio, se resiste a perder el control del Legislativo Nacional. Ajustadamente, los senadores "anti-K" contaban con los votos para rechazar a Marcó del Pont, lo que generaba nerviosismo en el kirchnerismo que recurría nuevamente a su victimización por supuestas maniobras "destituyentes".

Finalmente, en esta semana, Mercedes Marcó del Pont se dignó a comparecer ante el Senado. Luego de defender su gestión al frente del B.C.R.A., la oposición se comportó incivilizadamente tal como acostumbra el kirchnerimo: no la escuchó ni no le quiso hacer preguntas.

Pero, lo que asomaba como otra fuerte derrota política para el oficialismo, pasó ser otro papelón protagonizado por el "no-oficialismo".

Julio Cobos quedó afuera de la discusión porque tuvo que dejar provisoriamente la Presidencia del Senado para reemplazar a Cristina Fernández, quien viajó a la asunción de Sebastián Piñera como Presidente de Chile. El oficialista José Pampuro, por ende, reemplazó a Cobos en el Senado lo que aseguraba un voto positivo para la Casa Rosada en caso de empate. Por su parte, la senadora santafesina Roxana Latorre, supuestamente enrolada en el "peronismo disidente", manifestó que no acompañará el rechazo opositor a Marcó del Pont; sus acusaciones de "golpismo" hacia sus colegas hace presagiar que cambiará de vereda política. Para estupor de los "anti-K", la rionegrina María Bongiorno también "cambió de parecer" y anticipó su voto a favor de la propuesta oficialista. Como si todo eso fuera poco, Carlos Menem anunció que esperaría la espontánea renuncia de Marcó del Pont, caso contrario, se abstendría de votar para rechazarla como titular del B.C.R.A.

En definitiva, la victoria de la oposición se derrumbó como un castillo de naipes.

Y, como hace el kirchnerismo en situaciones similares, ante la inevitable derrota, la oposición decidió no bajar al recinto de la Cámara Alta.

Después del bochorno político, el arco opositor mostró lo peor de si mismo. Los cañones apuntaron contra Latorre y Bongiorno quienes, sutilmente, fueron acusadas de haber sido sobornadas. El Diario Clarín denunció que el Ministro de Economía Amado Boudou habría ofrecido al senador radical Eugenio "Nito" Artaza unos 100 millones de pesos para la Provincia de Corrientes a cambio de apoyar la iniciativa oficialista, lo cual fue desmentido.

Fiel a sus costumbre de agitar aguas para llevar a su molino, Elisa Carrió volvió a la carga atacando a Latorre "Tiene que explicar por qué vota en un sentido diferente al mandato que recibió de la sociedad; qué favores recibe, qué prebendas tiene". Carrió intenta vanamente asumir un papel mesiánico mostrándose como "la honestidad" en medio de tanta porquería; lo cierto es que su proceder es intolerante y tremendamente soberbio y, lo que es peor para todos nosotros, no esgrime un proyecto alternativo de gobierno. La líder de la Coalición Cívica no solo es severa con Cristian Fernández y con Néstor Kirchner, sino que últimamenten se muestra agresiva para con el Vicepresidente Julio Cobos porque ella aspira a desprestigiar al mendocino y así arrastrar con prepotencia a lo que queda de la Unión Cívica Radical.

Insoportablemente verborrágico como de costumbre, el cordobés Luis Juez sintetizó "Cuando en la vida uno hace el ridículo tiene que decirlo: hicimos el ridículo porque creamos expectativas desmesuradas, porque actuamos sin reflejos, porque subestimamos al enemigo, porque sobreestimamos a nuestra propia tropa".

Marcó del Pont resiste en su cargo y será sumisa a lo que dictamine la Presidente Fernández. Luego de salir airosa en esta semana, ya mucho más aliviada, la economista dijo que "El Banco Central no es el Vaticano" (¿¿??).

El Senado de la Nación está bastante disperso: son 73 legisladores distribuidos en ¡23 bancadas!. La lectura inicial que se hizo es que el anti-kirchnerismo tenía mayoría pero es algo ficticio porque, debido a su hegemonía, el kirchnerismo tiene margen como para imponer sus iniciativas en la Cámara Alta.

La Presidente Fernández festejó este triunfo en la Cámara Alta en la Priovincia de Santa Cruz, en donde declaró con sorna: “Podrán obstruir, poner palos en la rueda, descalificar, agraviar. Ustedes saben las cosas que he tenido que pasar, pero pese a todo nunca pudieron conmigo”. Fernández volvió a hacer hincapié en la "Argentina Real" que muestran los increíbles índices del INDEK y la "Argentina Mediática" en la que tan cómodamente se muestran opositores...

Muy contrariado, el Senador Carlos Alberto Reutemann confesó que sus aspiraciones presidenciales para el 2011 han decaído, justificándose con que "El país que dejarán los Kirchner no tendrá un peso y habrá demasiadas deudas"... ¡qué poca valentía!, ¡qué poco compromiso con el país! Toda una muestra de esta oposición paupérrima.

4 comentarios:

pablo de Córdoba dijo...

De los Kichrner sabes hasta cuando comen fideos, pero de la oposición tenes alguna data o directamente te de verguenza publicarla?.Me parece bien que Clarín y la Sociedad Rural reten a sus empleados porque eso son.Me imagino si a estos les toca gobernar.No hay caso cada día estoy mas orgulloso de mi presidenta y de estar en la vereda de enfrente de Menem el actual prócer de los opocitores.Para variar de tanto antikirchnerismo explicito porque no te jugas por alguna idea.Por ejemplo estas de acuerdo con el actual gasto publico?te parece bien que se frene la economía? porque yo también me puedo parar en una nube y desde ahí arriba criticar todo.

mario dijo...

pablo

Por razones obvias, los Kirchner están en el centro de la escena política argentina. No es ninguna novedad: hoy lideran el movimiento político más poderoso de la Argentina.

Creo haber dejado en claro mi opinión acerca de la actual oposición.

Este blog no es de información, sino de opinión. Acá plasmo toda mi manera de ver nuestra realidad, sin medias tintas.

Sé perfectamente que estás esperando que acá publicite a algún candidato "anti-K" para atacarme con más fuerza. Pero no puedo darte ese "gustito" por dos razones:

- falta mucho para el 2011 y todavía está una Presidente que DEBE terminar su mandato.

- Ningún dirigente opositor ha mostrado un plan de gobierno alternativo.

Si vos creés que no soy jugado, allá vos. Si vos creés que vivo en una nube, allá vos... en realidad, tu constante negación de los problemas de la Argentina es ya preocupante por lo que pienso que en realidad sos vos el que vive una masa condensada de flatulencias.

No seas iluso: los Kirchner no comen fideos como vos y yo; tratándose de una familia de millonarios, con un patrimonio que ha crecido más del doble, están más habituados a platos propios de la oligarquía. Para vos y para mí, se nos hace cada vez más difícil comprarnos un asado para comer el domingo en familia, vos creés que a los Kirchner eso les afecta?

Saludos cordiales.

pablo de Córdoba dijo...

No soy iluso ni me asustan los millonarios,acepto que existen otras realidades sociales,realidades como la mía que me cuesta llegar a fin de mes y las otras como la de Néshtor que tiene que cancelar deudas por 2 millones de dólares.
Lo realmente importante no son los patrimonios sino los actos y conductas.
Como tampoco me molesta que Cristina use Botox ni terapia "ortomolecular".
Me preocupan enormemente las políticas que aplican, las cuales adhiero por coincidir en un 99%.
Si no te jugas por un candidato jugate por un modelo.Y no te asustes si en tu análisis coincidís con este siempre, hay lugar en la familia pinguina.
Saludos

mario dijo...

pablo

Vamos coincidiendo.

A mí tampoco me asustan los millonarios. Gracias a Dios, aprendí a que el éxito en esta vida no está indicado por la acumulación de bienes materiales.

Realmente, me tiene sin cuidado que los Kirchner sean millonarios y, más precisamente, que Cristina Fernández tenga todas las cirugías estéticas que quiera.

Lo que me indigna es la hipocresía, sea de quien sea.

No me molesta que los Kirchner sean multimillonarios, pero me indigna que hablen de oligarquías, de los ricos, del neoliberalismo y redistribución de la riqueza cuando son ellos los primeros capitalistas.

Los Kirchner no son coherentes: viven como millonarios pero critican a los oligarcas, hablan pestes de Menem pero fueron sus alcahuetes, vomitan contra las dictaduras militares pero en aquellos años no les importaron los desaparecidos porque estaban más preocupados en hacer dinero.

Lamentablemente, conozco mucha gente que dice ser de izquierda, que predica a favor de una justicia social pero en su vida fueron capaces de ir a colabroar en un comedor en una villa. Tanto comunismo teórico me tiene harto.

Fijate que dediqué un post a Luis Zamora, un dirigente de izquierda con el que concuerdo poco y nada, pero lo respeto profundamente porque guarda una coherencia de más de dos décadas de trayectoria política.

Coherencia, pido nada más... es mucho?

Saludos.

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina