jueves, 11 de marzo de 2010

La Resistencia

Fiel a su estilo, Néstor Carlos Kirchner vuelve a redoblar su apuesta, poniendo toda la carne en el asador.

Kirchner parece haber dejado atrás su "renuncia indeclinable" a la presidencia del Partido Justicialista después de haber sido derrotado por (el impresentable) Francisco De Narváez en las elecciones del pasado 28 de junio.

Aún así, fue electo Diputado Nacional por la Provincia de Buenos Aires. Para pesar de los ciudadanos bonaerenses y de toda la Argentina, Kirchner no honra el mandato popular que recibió en las últimas elecciones ya que no está trabajando como legislador nacional como corresponde y está más avocado a la consolidación de la estructura de poder kirchnerista.

No solo trascendió que Kirchner no se anotó en ninguna Comisión de la Cámara Baja, sino que está percibiendo su dieta como Diputado Nacional junto con su jubilación como Presidente de la Nación. Semejante hallazgo periodístico estuvo a cargo del Diario Clarín, declarado archienemigo del kirchnerismo desde hacen casi dos años. Ante la acusación hecha por ese influyente medio, el verborrágico Jefe de Gabinete Aníbal Fernández salió a aclarar que Néstor Kirchner "dona" sus haberes como legislador nacional en partes iguales a Abuelas y Madres de Plaza de Mayo... Sin mostrar ningún comprobante, rápidamente, Hebe Pastor de Bonafini y Estela Barnes de Carlotto aseguraron que dicha donación se efectiviza regularmente no sin antes bramar contra "el monopolio" que ellos nos dicen que ostenta Clarín.

El ex Presidente de la Nación se tomó un tiempo, rearmó su tropa y, contra todo pronóstico, se lo otra vez en carrera encolumnando al PJ tras su proyecto personal para el año 2011.

Luego de unas "merecidas vacaciones" en las exclusivas playas de Cancún, Jorge Milton Capitanich, Gobernador de la Provincia del Chaco y Vicepresidente del PJ, organizó un acto para que Kirchner se muestre nuevamente como autoridad máxima del partido que fundara Juan Perón. Acompañaron al santacruceño nada menos que diez gobernadores (entre los que se contaba al sanjuanino José Luis Gioja quien, contrariamente a lo que acá dice la prensa giojista, se lo vio bastante relegado de los puestos de privilegio), la cúpula de la Confederación General del Trabajo y funcionarios del Gobierno de Cristina Fernández. En el acto se contaron alrededor de diez mil asistentes que fueron movilizados por el primer mandatario chaqueño que no dejaron de vivar cada frase lanzada por el dirigente patagónico.

Si por estos tiempos, uno ha escuchado más de un discurso de Néstor Kirchner, la temática de su pobre oratoria es redundante y ya cansa: alardes de índices macroeconómicos de su gestión presidencial como la que actualmente lleva adelante su esposa (claro que con datos del INDEC) con los que insiste que son los mejores de la historia argentina y, las recurrentes y hartantes acusaciones contra opositores por ser "desestabilizantes" y, como si fuera poco, por el pasado poco claro de muchos de ellos.

Kirchner entiende que esto no es un escenario político democrático, él como una guerra en donde los actores principales y secundarios son etiquetados como aliados o enemigos. Es por eso que inició su discurso afirmando "Como un soldado más, vengo a hacerme cargo de la presidencia del partido". Kirchner no entiende un PJ ni, mucho menos, un país en donde pueda existir gente que no concuerde con él.

Después de tantas agresiones, sonó poco creíble su convocatoria a los "peronistas disidentes" cuando propuso "convocar a los compañeros peronistas que se alejaron del partido por distintas cuestiones, esta conducción partidaria abre los brazos para que nos vengan a ayudar, no importa que en una elección hayamos ido separados".

Desde que Carlos Menem empezó a trabajar por su reelección como Presidente de la Nación que terminó sellando en el año 1994 hasta estos días, el Partido Justicialista ha estado teniendo la muy repudiable actitud de transferir sus problemas internos a todos los ciudadanos argentinos. Desde esos años hasta la fecha (son casi quince años), dirigentes afiliados al Partido Justicialista inventaron aritulugios legales para presentarse en elecciones en listas separadas; lo que debería ser resuelto en debates y elecciones internas, debió resolverlo el electorado en comicios en donde no se tiene bien en claro quien es oficialista y quien es opositor. Esa difusa línea entre oficialismo y oposición es lo que termina por evidenciarse cuando vemos como varios políticos se pasan de una vereda a otra sin ruborizarse en absoluto.

En el día de hoy, Néstor Kirchner volvió a aparecer en escena, esta vez presidiendo un acto popular de "apoyo al Gobierno Nacional" que tuvo lugar en el Estadio del Club Ferro Carril Oeste, ubicado en la Ciudad de Buenos Aires. El acto fue televisado en directo por la televisión estatal, la "TVK", lo que demuestra del uso arbitrario que se le da a un medio de comunicación que debería ser de todos y no del kirchnerismo.

En este último acto, estuvieron también como oradores a los nefastos Hugo Moyano y Emilio Pérsico que, lejos de aclarar el confuso incidente de su hijo con el tráfico de drogas a bordo de una movilidad del Ministerio de Desarrollo Social, proclamó la candidatura presidencial de Néstor Kirchner para el 2011. Llamó la atención la ausencia de Luis D'Elia, dirigente piquetero, que estuvo de gira por Italia e Irán en donde rechazó nuevamente las acusaciones que Israel hace sobre ese país islámico por el atentado a la AMIA. Este pronunciamiento de D'Elia ha molestado demasiado a autoridades israelíes y habrían presionado al Gobierno de Cristina Fernández para que el piquetero sea silenciado, al menos momentáneamente.

Allí, el Presidente del PJ mostró un poco de mesura y bajó los decibeles de su anhelo de permanecer en el poder hasta el año 2020... Luego, olvidó sus mensajes conciliadores que dirigió a los "peronistas disidentes" tan solo 24 horas antes cuando volvió a disparar con munición gruesa contra todo el arco opositor.

Desde que se candidateó para Presidente allá por el año 2002 con la bendición de su ahora odiado Eduardo Duhalde, Kirchner ha tenido una relación inestable con el Justicialismo orgánico. Fue uno de los ¡¡tres candidatos justicialistas!! que en el 2003 pugnaron para suceder a Duhalde para lo que renegó de usar el escudo partidario. Ya en el poder como primer mandatario, impulsó su "movimiento transversal" con el que se distanció del PJ para crear su propia estructura política y, ya cuando su poder luce más debilitado, vuelve a recurrir a la estructura partidaria.

Habrá que ver con el paso de los meses si Néstor Kirchner podrá cerrar filas para fortalecer su poder político y, así, llegar con serias chances de ser el próximo Presidente de la Nación. La faena no será nada fácil si tenemos en cuenta que deberá lidiar con las aspiraciones y avaricia de otros dirigentes peronistas que también sueñan con acrecentar sus cuotas personales de poder.

Los argentinos tenemos que prepararnos que meses difíciles por las tormentas políticas que se avecinan. Es lamentable ver que no se discuten modelos de un país mejor sino estrategias no siempre éticas para que ciertos personajes lleguen al poder en el año 2011.

1 comentario:

Irma dijo...

Mario excelente tu comentario impecable solo podemos decir AMEN!!! todo es verdad, a los KK de esta forma les fué muy bién en Santa cruz y van a seguir como dijo Ella cuanto más le atacan saca fuerza para seguir empecinada en lo que Ellos quieren, gracias a Dios 10.000 personas y los gobernadores chupa KK no es el pueblo, y si ganan nuevamente es la culpa de los Argentinos no nos quejemos, a pesar de que no se vislumbra nada mejor en el horizonte, por gracia de Dios creo que cada vez nuestra mudanza el exterior se nos está haciendo más cercano, y en 2011 estaremos lejos, igual va a doler, pero es diferente, uno se mete en sus cosas y lejos ve diferente...

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina