viernes, 5 de marzo de 2010

Corcovea la Tierra

Los terremotos ocurridos recientemente en Chile y Haití, han generado reacciones de distinto tipo tanto en la Argentina como en otros lugares.

Por cuestiones de ignorancia, se ha creado una suerte de psicosis entre la gente acerca de algún desastre de grandes dimensiones estaría muy próximo próximo a ocurrir. Hasta algunos vuelven a hablar del apocalipsis del cambio climático y, por ende, culpar a la raza humana de todos estos fenómenos.

En una interesante entrevista concedida al Diario El Zonda, el Ingeniero Alejandro Giuliano, Director del I.N.Pre.S. (Instituto Nacional de Prevención Sísmica), explicó cómo es un terremoto: "La parte superior de la Tierra, que se llama litósfera, está dividida en grandes placas que interactúan entre sí. Hay bordes de la placa que son divergentes, o sea que tienden a alejarse entre sí, y existen otros que son convergentes y tienden a acercarse. En los bordes convergentes están las zonas más sísmicamente activas del mundo. En nuestro caso tenemos muchos movimientos porque estamos sobre la interacción de la placa de Nazca, ubicada frente a la costa chileno- peruana, que se está introduciendo por el fenómeno denominado subducción debajo de la placa Sudamericana. En total macroplacas existen entre 12 y 15 pero hay un montón de pequeñas placas. Esa interacción de las placas producen los sismos de cada una de las zonas donde están."

Después de que sucedió lo de Haití, algunos medios bonaerenses informaban de terremotos que habrían ocurrido dias después en las Provincias de San Juan y Mendoza. Quienes habitamos por estos lados, más habituados a este tipo de fenómenos, decimos simplemente que hubo un temblor.

De todas maneras, cada vez que ocurre un temblor con cierta intensidad genera miedo acá en San Juan. Observo que esa reacción tan básica es parte de la extraña relación los sanjuaninos tenemos con nuestra propia tierra: nos quejamos del calor en pleno verano, nos quejamos de los fríos en pleno invierno, nos quejamos del Viento Zonda tan típico de este lugar del mundo y, sí, nos quejamos también de los temblores...

No deberíamos extrañarnos que en San Juan ocurra un nuevo terremoto. Puede ser en cualquier momento: hoy, mañana, el mes que viene, el año que viene o dentro de diez años... no sabemos cuándo. De hecho, desde el año 1692 hasta la fecha, los terremotos más intensos que se vivieron en la Argentina tuvieron lugar en la Provincia de San Juan.

Como vemos en la imagen que ilustra este post, las Provincias de San Juan y Mendoza están situados en una zona sobre el límite entre las Placas Sudamericana y Nazca, las cuales están en permanente movimiento por lo que explicamos la gran cantidad de temblores que a diario ocurren en esta parte de la Argentina. El Ing. Giuliano afirma que se estima que "En promedio se registran entre 25 a 30 movimientos por día. Pero esto está relacionado con la sensibilidad de los instrumentos. Por eso es lógico pensar que a medida que aumenta la tecnología se registrarán más movimientos, por ejemplo en 20 años en vez de detectar de 25 a 30 registraremos 40 ó 60. Pero el fenómeno será siempre el mismo." A su vez, Giuliano desalienta toda profesía de los predicadores del cambio climático cuando sostiene que "El cambio climático no tiene nada que ver porque éste es un movimiento de la Tierra en su interior que nada tiene que ver con la atmósfera. El clima no tiene nada que ver."

En el caso particular de San Juan, el terremoto desvastador que ocurrió en el año 1944 (7,4º en la Escala de Ritcher) es una herida que nos ha hecho resurgir y tomar conciencia aunque, claro está, nos falta mucho. La Ciudad de San Juan y alrededores quedó todo destruido; se calcula que alrededor de diez mil personas perdieron la vida a causa de aquel terremoto.

Cuando se reconstruyó la Ciudad, se hizo teniendo en cuenta normas de seguridad para que todas las nuevas edificaciones sean antisísmicas. Una buena prueba de la calidad de las nuevas construcciones sanjuaninas fue en el año 1977 cuando ocurrió otro terremoto (7,5º en la Escala de Ritcher) que no causó víctimas ni daños de importancia en la Ciudad de San Juan, aunque la peor parte se la llevó el Departamento de Caucete, en donde varios de sus pobladores perdieron la vida y sus propiedades que, lamentablemente, no eran antisísmicas.

Por cuestiones instintivas que todos tenemos, este tipo de desastres generan pánico entre los seres humanos. Lo básico es, dentro de lo posible, actuar con calma; lo siguiente a tener en cuenta es buscar los lugares más seguros. Es por eso que es importante tener en cuenta de antemanio ciertos consejos útiles para poder actuar en caso de un terremoto.


Preguntas y respuestas acerca de un sismo
(fuente: www.inpres.gov.ar)

→ ¿QUÉ HACER DURANTE UN SISMO?
* Tener calma y proceder de acuerdo a lo establecido en el plan de emergencia.

* No permanecer en lugares donde existan objetos cuya caída pueda provocar accidentes.

* No salir a balcones bajo ninguna circunstancia.

* No usar ascensores.

* Si se encuentra en un local con aglomeración de personas (autoservicios, templos, cines, etc.), permanecer en el lugar y aplicar las medidas de protección. No acudir inmediatamente a la salida.

* Ser solidario con los semejantes frente a la emergencia.


→ ¿QUÉ HACER DESPUÉS DE UN SISMO?
* Intentar resolver los problemas inmediatos; la ayuda puede tardar en llegar.

* Verificar si hay heridos y practicar los primeros auxilios.

* No caminar descalzo, ni a oscuras.

* Controlar que no haya pérdidas de agua, gas y electricidad.

* Observar si el edificio esta deteriorado y actuar, en consecuencia, de manera ordenada.

* No usar, salvo casos de extrema necesidad, el teléfono, vías de transporte y servicios públicos.

* No encender fósforos, ni conectar llaves eléctricas. Utilizar linternas a pilas o baterías para iluminarse.

* Estar informado a través de cualquier medio, ya que puede recibir noticias y recomendaciones importantes.

* No propagar rumores infundados.

* Obedecer las instrucciones del personal encargado de manejar la emergencia sísmica.


→ ¿SE PUEDEN PREDECIR LOS SISMOS?
* Hasta ahora no. La ciencia actual no está en condiciones de hacerlo. Pero, si bien esto no es posible, sí pueden prevenirse sus efectos, y para ello es necesario que las construcciones no sean vulnerables, es decir, que se proyecten y construyan de acuerdo con el Reglamento Argentino para Construcciones Sismorresistentes.

→ ¿EXISTE UN AUMENTO DE LA SISMICIDAD EN EL MUNDO?
* Debido a los últimos terremotos como los de Turquía, Taiwán, México, El Salvador, la India, etc., que se han sucedido sin solución de continuidad, es normal pensar en una posible "ola Sísmica". Más aún, existe una tendencia a creer que terremotos que ocurren en diferentes lugares del mundo, espaciados poco en el tiempo, se interrelacionan por un aparente "efecto cascada" que actuaría como disparador. Ninguna de estas creencias es cierta.


→ ¿SE PUEDE VIVIR SEGURO EN UNA ZONA SÍSMICA?
* SÍ, porque la arquitectura e ingeniería sismorresistentes ofrecen soluciones al problema sísmico de las construcciones, al igual que un avance permanente en la calidad de los materiales utilizados en las mismas. Se debe exigir que las construcciones se hagan respetando el Reglamento para Construcciones Sismorresistente, con materiales de buena calidad y con un control de las distintas etapas de la obra por parte de personal idóneo.

→ ¿QUÉ ES UN PLAN DE EMERGENCIA?
* Es un plan que contiene la información básica necesaria para que cada persona sepa cual es la mejor manera de actuar durante y después de un terremoto con el propósito de reducir su riesgo. Depende de cada caso en particular, por ej.: escuelas, hospitales, teatros, cines, conjunto habitacional, etc..

* Este plan debe ser ampliamente difundido y conocido por todas aquellas personas que viven u ocupan los edificios mencionados.

* Se deben asignar a personas responsables las tareas de control de las llaves e instalaciones de luz, gas, agua, etc. Nunca deben ser menos de dos por tarea.

→ ¿QUÉ ES UNA VÍA DE ESCAPE?
* Es el camino que debemos recorrer en caso de un siniestro que nos permite ponernos a salvo. Deberá identificarse, adecuarse a las necesidades y señalizarse en forma clara. La vía de escape debe mantenerse siempre libre de obstáculos.

1 comentario:

Don Gato dijo...

Un post muy bueno, sin dudas.

Buena Info, estimado.

Un abrazo.

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina