jueves, 25 de febrero de 2010

Una sorpresa predecible en el Senado de la Nación

En el día de ayer, se vivió una jornada con "sorpresas" en la Cámara de Senadores de la Nación.

Contra todas las especulaciones previas, el Frente para la Victoria se presentó en el recinto alrededor de las 15 horas para que se diera comienzo a la sesión. La oposición se quedó atónita ante la presencia del bloque oficialista que sigue liderando el rionegrino Miguel Ángel "Judas" Pichetto.

La sesión comenzó con normalidad. Con su asistencia, el Frente para la Victoria permitió el juramento como senadora de Norma Morandini, perteneciente al Acuerdo Cívico y Social y, posteriormente, el nombramiento de las autoridades de la Cámara Alta. Fueron designados José Pampuro como Vicepresidente Primero y, en las restantes presidencias, quedaron el radical Juan Carlos Marino (La Pampa) y los peronistas disidentes Juan Carlos Romero (Salta) y Roberto Gustavo Basualdo (San Juan).

A la hora de votar por la integración de las comisiones, había una gran expectativa porque allí era en donde la oposición le iba a enrostrar su mayoría a las huestes kirchneristas. Esta oposición tan heterogénea y narcisista venía relamiéndose y disfrutando por anticipado la primera victoria resonante en la Cámara de Senadores. Hasta contaba con su as en la manga que era el Vicepresidente Julio Cobos quien, en caso de empate en la votación, nuevamente volvería a votar en contra de la voluntad del Matrimonio Kirchner.

El festín "Anti-K" empezó a aguarse cuando ofuscados se retiraron del recinto Horacio Lores (Movimiento Popular Neuquino) y los fueguinos José Martínez y María Rosa Díaz que responden a la Gobernadora Fabiana Ríos (ayer, ladera de Elisa Carrió y hoy, mucho más cercana a la Presidente Fernández lo cual es premiado con frondosos aportes de dinero estatal) . Esos tres legisladores se quejaron airadamente de no haber sido tenidos en cuenta por sus colegas opositores a la hora de armar la propuesta del armado de comisiones. Azorados, los "Anti-K" notaron que les faltaba tan solo un senador para tener el quorum sin el oficialismo y cuando quisieron reaccionar, ya era tarde: Carlos Saúl Menem no había dado el presente, lo cual que terminaba por hacer añicos la victoria opositora.

El golpe de gracia fue cuando Pichetto avisó que retiraban de la sesión antes de votar la conformación de las Comisiones del Senado en la que la oposición iba a hacer valer su mayoría. La oposición exige 13 presidencias sobre 25 disponibles, lo cual no es aceptado por el oficialismo.

El kirchnerismo volvió a tener el mismo comportamiento que en aquel 03 de diciembre pasado cuando se retiró de la sesión inaugural de la nueva Cámara de Diputados de la Nación. Es que, a la hora de negociar, para la gente del Frente para la Victoria no existen las concesiones y cuando la mano les viene cambiada, extreman su intolerancia redoblando la apuesta... en realidad, fue solo sorpresa para los senadores opositores pero no nos tomó tan desprevenidos a quienes conocemos un poco de la conducta de Kirchner y Asociados.

Por un lado, es muy cierto que no solo a Néstor Kirchner y a Cristina Fernández no les gusta que alguien los contradiga sino que aún no asumen la dolorosa derrota de las elecciones del pasado 28 de junio de 2009. La Casa Rosada no puede ni quiere asumir que ha perdido el control del Congreso de la Nación; en aquellas últimas elecciones, el pueblo argentino les dio un claro mensaje de que no quiere un Poder Legislativo Nacional manejado a control remoto. Causaron vergüenza ajena las caras de no entender nada que tenían varios legisladores Anti-K. Las miradas apuntaron entonces al jujeño Gerardo Morales por haber facilitado la jugada kirchnerista al creer ingenuamente que Pichetto y su pandilla se quedarían hasta el final de la sesión, quien al retirarse amargado dijo que "La ausencia del senador Menem ha contribuido a que el oficialismo haga esta maniobra".

Queda para la reflexión la ayudita que el Frente para la Victoria recibió nada menos que del riojano Carlos Menem, a quien señalan como enemigo y máximo responsable de "la nefasta década de los 90". Hoy en día, el kirchnerismo se enerva cuando escucha hablar de "la derecha", de "capitalismo", de "(neo) liberalismo" como si ninguno de ellos nada hubiera tenido que ver con todo eso.

Si ejercitamos un poquito (tan solo un poquito) nuestra memoria, recordaremos muy bien aquellos años cuando Néstor Kirchner no dudaba en decir que Carlos Menem era "el mejor Presidente de toda la historia" y defendía con uñas y dientes la famosa convertibilidad que hoy asegura odiar. De hecho, además de la actual Presidente, todos sus funcionarios (ministros, legisladores, gobernadores, intendentes) hoy rabiosos kircheneristas tienen pasado de fundamentalismo menemista. Abunda material audiovisual que dan testimonio de ésto... pero que el fan club de los Kirchner no lo quiera ver ni escuchar, es otra cosa.

Se vienen meses difíciles para el oficialismo. Tarde o temprano, sus opositores harán valer la mayoría que el pueblo les dio en pasado 28 de junio. Mientras mantienen un férreo liderazgo sobre todos sus legisladores, Néstor Kirchner y Cristina Fernández saben perfectamente que la oposición es bastante endeble y que su homogeneidad está como atada con alambre.

En efecto, el odio a los Kirchner sumado a la voraz avaricia de poder de sus principales líderes es lo que empantana el rol de la oposición. El cordobés Luis Juez ya lo había definido contundentemente: “No nos une el amor sino el espanto”... lo más triste para la Argentina es que esta oposición no está unida por un proyecto de un país mejor...

Esperemos que este Congreso abandone sus estériles rencillas de poder y que, de una buena vez, legisle pensando en los intereses de la Argentina para HOY... y no solamente para que un fulano o un mengano sea el próximo Presidente de la Nación a partir del 2011.

5 comentarios:

Don Gato dijo...

Amigo, lo siento.

No hay politicos serios convencidos de sus propias cuestiones.

No hay autoridades serias.

No hay senadores ni diputados que mantentan sus convicciones por más que haya plata de por medio.

No hay politicos serios.

No hay politicos.

Son todos una verdadera muestra de lo más bajo que se puede llegar a nivel Pais... y esto es lamentable, si.

Todos se preocupan por llegar primero a cualquier cosa que le permita tener mas poder o bien, que les permita perjudicar al otro y no actuar en beneficio de la gente que le dio, en definitiva, el "poder" que tienen.

Un abrazo.

pablo de Córdoba dijo...

Menem fue claro..a el nadie lo invito a ninguna reunión.
Así que calculo que este fin de semana los opositores viajaran raudos a "La Rosadita"para convencer al senador...me gustaría ver esa foto.Es increíble como le echas la culpa a Kirchner por la existencia de Menem..será su papá?
te recuerdo que las peripecias del riojano, indigno hijo de esa tierra,fueron gracias al voto del pueblo, no por habilitación de Kirchner.Los argentinos nunca le dieron una elección perdida a Menem,
lo votaron 3 veces para presidente cuando Kirchner no existía...pero claro todo suma y un videito de Kirchner con Menem a los opositores les viene de maravillas.
En este país la oposición no sirve ni para oponerse...por ejemplo vos...si tanto te disgustan los k me podrías nombrar al que te parece que podría presidir el ejecutivo?.Estoy seguro que no me contestas porque si este gobierno se va seguro viene uno de derecha y listo todos felices.Menos los de abajo...a nosotros se nos viene la noche.

mario dijo...

Don Gato:

No tengo espacio para la esperanza? Es difícil, pero no puedo evitarlo.

Saludos.




pablo:

Releé bien este post y verás que no culpo a Kirchner de las desaveniencias de Menem en el poder.

Lo que me molesta de Kirchner y su pandilla es que renieguen de Menem creyendo que todo el pueblo olvidó cuán alcahuete fue del riojano.

Lo que me molesta de gente como vos que cae en la agresión barata es que tienen memoria selectiva y recuerdan solo lo que les conviene. Te invito a ver este video, velo tranquilo y no le contaré a Néstor Kirchner así no te retan:

http://www.youtube.com/watch?v=JSVkWy4A-JE

No me prendo en esa estupidez de votar a los "presidenciables" para el 2011. Por dos razones:

1. Esta gobernando Cristina Fernández y le quedan poco menos de dos años: ELLA TIENE QUE TERMINAR SU MANDATO.

2. No escuché ningún programa de gobierno, así que no puedo aún analizar ni comparar.

Si a vos te molesta esta opinión, allá vos... pero no les hago el jueguito.

Saludos.

Gabriel dijo...

Que este al lado de menem en cierta circunstancia no lo hace menemista, lo que pasa que ustedes los gorilas no entienden nada de politica, esto es el pj y es un partido mutable, porque cambia con la realidad, pero bueno no quiero avivar giles,

mario dijo...

Gabriel

Evidentemente vos sabés muchísimo de política y por eso intentás justificar a tus patrones cobardemente sin ni siquiera dar tu verdadero nombre.

Saludos.

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina