sábado, 6 de febrero de 2010

Mafiosos Unidos Argentinos

Walter Cáceres tenía tan solo 14 años. Vivía en la Ciudad de Rosario y era fanático de Newell's Old Boys, equipo al que acostumbraba a seguir.

El fin de semana pasado, Walter se embarcó en un colectivo junto con varios hinchas rojinegros rumbo a Buenos Aires para presenciar el partido que Newell's jugó con Huracán. El partido fue victoria para los bonaerenses 2-1 y, una vez finalizado el cotejo, la parcialidad "leprosa" emprendió el regreso a Rosario. En la madrugada del jueves, casi a las 3 de la mañana, en las afueras de Rosario, se rompieron los neumáticos del colectivo en donde volvian de Buenos Aires los hinchas de Newell's por unos clavos miguelitos que antes alguien habían tirado sobre el asfalto; descendieron los barras-bravas de la movilidad y ahí se produjo un repentino y violento tiroteo que dejó como saldo tres heridos de bala: Walter que recibió tres disparos en el cráneo, un muchacho de 28 años que recibió un disparo en el abdomen y un hombre de 48 que fue baleado en la cara.

Tras un día de agonía, se apagó la vida de Walter Cáceres.Las otras dos personas que fueron heridas ya están fuera de peligro de muerte. Carlos, el padre de la víctima, aseguró que todo se trató de una "interna" en la hinchada de Newell's y, en declaraciones televisivas, contó que los agresores salieron de los “yuyos con ametralladoras” y acusó a la Policía de recibir coimas para liberar la zona. Admitió que a su grupo de la barra “mensualmente nos piden 3.000 pesos”.

Por su parte, Guillermo Llorente, Presidente de Newells Old Boys, salió rápidamente a desligarse de cualquier vínculo con lo sucedido sosteniendo que "son cuestiones que no tienen que ver con lo institucional y al nombre de Newell's no lo mancha, sino que se enmarca dentro de un problema que va más allá del club, son cuestiones de seguridad que nos aquejan a todos".

Realmente cuesta creer las palabras de Llorente porque los dirigentes de los clubes del fútbol argentino saben perfectamente quiénes son los delincuentes que hacen de las suyas en el fútbol. No sé si él tenga algún vínculo directo con los asesinos de Walter, pero seguramente podría colaborar con la Justicia para que se pueda dar con el paradero del asesino de Walter.

Así, según la Asociación Civil "Salvemos al Fútbol", Walter Cáceres es la víctima fatal Nº ¡¡244!! en el historial de episodios violentos protagonizados por delincuentes disfrazados de hinchas del fútbol argentino. Como somos en este país, en pocos días más adelante, ya nadie se acordará de Walter y de su muerte absurda... entonces, de seguir con esta brutal inercia, nada cambiará para bien.

La mafia que constituyen esos grupos que se hacen llamar "barras-bravas" son un cáncer del fútbol y, por ende, de la sociedad toda. Lo más grave del asunto es que esos delincuentes actúan con total impunidad en total connivencia con jugadores, directores técnicos, dirigentes, periodistas, empresarios, policías, políticos y
jueces. Entran a los estadios sin pagar y sin ser revisados por la policía, viajan de un lado a otro y subsisten gracias al dinero que le "aportan" jugadores, técnicos y dirigentes.

Los violentos de siempre operan no solo a las sombras sino a plena luz del día mientras los principales actores del espectáculo miran temerosos para otro lado.

Entre las hinchadas de unos y otros equipos prepondera el odio y la intolerancia extrema. En un partido de fútbol, más que disfrutar del espectáculo que se da en el campo de juego, son una triste constante la insistentes provocaciones y humillaciones de una parcialidad a otra y viceversa que muchos periodistas irresponsables celebran hablando del "folklore" del fútbol. Suele suceder que un partido de fútbol necesita tener una tremenda cobertura policial adentro como afuera de cada estadio; las barras son acompañadas como celebridades por efectivos policiales desde sus puntos de reuniones hasta la entrada misma de los estadios adonde ingresan sin pagar ni ser revisados; es por eso que pueden ingresar armas y drogas con total impunidad.

La violencia no es culpa del fútbol. El Fútbol como espectáculo masivo, por la inoperancia y complicidad de autoridades, dirigentes, técnicos y futbolistas, se ha convertido en un lugar para la sociedad misma vomite todas sus miserias.

En declaraciones a la BBC, Eduardo Galeano resumió "Es injusto atribuir la violencia al fútbol. Yo siempre digo que el pañuelo no tiene la culpa de las lágrimas. Al pañuelo van a para las lágrimas, pero no vienen del pañuelo. Y con la violencia pasa lo mismo: la violencia no viene del fútbol, va a aparecer al fútbol. Pero el fútbol no es en sí un deporte violento. El fútbol padece las consecuencias de la acumulación de tensiones sociales, que estallan en las canchas de fútbol como estallan en muchos otros lugares. Se puede quizás decir que el fútbol es una metáfora de la guerra. Tiene mucho de guerra danzada, de ceremonia de la guerra, de ritual de la guerra. Pero justamente como todo ritual, como toda ceremonia, es un exorcismo de la realidad".


"Hinchadas Unidas Argentinas", ¡¡¡vamos todavía!!!

En vez de combatir para extinguir a la mafia de las hinchadas de fútbol, en este bendito país las queremos favorecer más aún.

En el segundo semestre del año pasado, poco antes de que comenzara el Torneo Apertura 2009 organizado por la Asociación del Fútbol Argentino en el que Banfield se coronó campeón, la Presidente Fernández dispuso la televisación gratuita de todos los partidos del fútbol de primera división que estaban siendo monopolizados por la empresa Torneos y Competencias.

Paralelamente a este anuncio, surgió "Hinchadas Unidas Argentinas", agrupación que aglutina a patoteros vinculados a los Clubes Independiente, Huracán, Lanús, Tigre, Rosario Central, Argentinos Juniors, Vélez Sarsfield, Chacarita Juniors, Godoy Cruz, Gimnasia y Esgrima de La Plata y Colón. Estaban por sumarse las hinchadas de Racing Club, San Lorenzo de Almagro, Atlético Tucumán y Arsenal. Según dijeron, en principio, tienen como objetivo "recaudar" fondos para viajar a Sudáfrica para presenciar el Mundial que allí se jugará en este año.

Las hinchadas de River Plate y Boca Juniors cuentan con "estructuras" firmes que le posibilitan viajar por su propia cuenta sin necesidad de "unirse" a H.U.A. De todas maneras, los integrantes de "Los Borrachos del Tablón" y "La 12" pactaron también con el kirchnerismo; cuando llegó el momento de jugarse el Superclásico Boca - River en el Apertura 09, en La Bombonera, la hinchada local mostró una bandera con la leyenda "EL FÚTBOL ES DE LA GENTE Y PARA TODOS" y otra que rezaba "CLARÍN: QUEREMOS FÚTBOL GRATIS x TV", mientras que sus "primos" riverplatenses exhibieron un trapo enorme con la frase "CLARÍN: EL FÚTBOL ES PASIÓN, NO UN CURRO". En efecto, una vez más, por unos cuantos pesos de por medio, estos pequeños burgueses que se cuelgan de paravalanchas se venden fácilmente.

La cabeza visible de esta iniciativa es Marcelo Mallo, dirigente ultrakirchnerista, que jura que no recibe aportes de ningún político y que uno de sus objetivos es "erradicar la violencia del fútbol" (¿¿??) como así también que sus muchachos quieren exhibir una bandera de kirchner en el Mundial Sudáfrica 2010. Mallo dice ser miembro de la Agrupación Arturo Jauretche, que lidera en su bastión Aníbal Fernández. Cuando el actual Jefe del Gabinete era intendente de Quilmes (1991-1995), dejó en manos de Mallo la Dirección de Bromatología y en la gestión quilmeña de Sergio Villordo (2003-2007) fue director Territorial y de Enlace Parlamentario y luego de Desarrollo Social. Se define como cofundador de Compromiso K, junto a su "amigo" Rudy Ulloa Igor, José Ottavis y Roberto Porcar.

Según un comunicado de prensa que difundieron, "Hinchadas Unidas Argentinas se forma con el fin de trabajar como O.N.G., utilizando la experiencia de las hinchadas del fútbol argentino y de otros equipos de América Latina, con quienes ya estamos en contacto uniéndonos por un pacto y compromiso de no violencia entre las mismas. A su vez, el objetivo es ejercer un mecanismo de autocontrol y así mismo, de acuerdo al decreto 162/07, controlar con mucho respeto y hacer controlar a las autoridades pertinentes en que apliquen correctamente las normas." Juran no buscar ningún tipo de prebenda de parte del Gobierno Nacional pero se dan tiempo para elogiar a Néstor Carlos Kirchner afirmando que "Al peronismo no solo se lo lee o, se habla de él; sino se lo ejecuta y se lo practica; y quien mejor lo expresó en estos últimos años, sin ninguna duda, es Néstor Kirchner".

Mal no les va: ya tienen una sede propia en la Ciudad de Buenos Aires y ya están por obtener la personería jurídica.

Cuando las miradas que buscaban algún responsable se dirigieron hacia la Casa Rosada, el inefable Aníbal Fernández salió a desmentir “Detrás de esto no está el Gobierno ni ningún dirigente ni muchos menos Aníbal Fernández”...

Si buscamos alguna pista de quien puede estar en esta "movida", basta ver en cada partido en los alambrados que separan tribunas de los campos de juego la banderas colgadas que distinguen a las hinchadas que forman parte de H.U.A. Tienen los colores celeste y blanco, con la leyenda "Hinchadas Unidas Argentinas" en el centro y, en un extremo, una V con la K arriba dando el claro mensaje en lenguaje peronista "Kirchner Vuelve" y, en el otro extremo, se observa un pingüino sobre otra V... ¿hace falta aclarar de quien se trata?

Por último, cabe preguntarse: ¿es creíble que quienes son los que precisamente lucran con esta anarquía imperante son los que están verdaderamente interesados en que reine la paz en una cancha de fútbol?


FAVIFA: la voz de quienes lloran a sus propios muertos

Tras conocerse la noticia de las agresiones y la agonía del joven Walter Cáceres, Liliana García, vicepresidente de SAF, y una de las fundadoras de FAVIFA -Familiares de Víctimas de la Violencia en el Fútbol, emitió un comunicado consignando:

“Nuevas víctimas se suman a la lista negra de los heridos del fútbol argentino. Nuestra solidaridad a los familiares y amigos del adolescente que agoniza. Es lamentable que el fútbol de nuestro país, sea reconocido por su violencia y por la inoperancia de las personas encargadas de la seguridad, de un Estado ausente y cómplice de dar vía libre a los delincuentes, que con el ánimo de luchar contra los violentos quieren conformar una ONG llamada HINCHADAS UNIDAS ARGENTINAS, compuesta por personajes siniestros, con causas pendientes en la justicia, haciéndonos creer que son los especialistas en terminar con este problema tan complejo.

FAVIFA repudia rotundamente a estos "carmelitas descalzos" que desean integrar esta ONG, exigiendo a las autoridades máximas del Estado, que se nos dé explicaciones de quienes son las personas que avalan, justifican y bancan a estos mafiosos disfrazados de hinchas honestos.

¿Quién responde económicamente para que estos personajes se muevan y puedan obtener oficina en un costoso lugar y un Pettit Hotel para sus reuniones, puedan viajar como lo hicieron, organizando el viaje a Sudáfrica para ver el mundial.?

Señores de la Inspección General de Justicia, esperamos que se investigue a los integrantes de esta ONG y se cumplan con los reglamentos. Sepan que FAVIFA está atenta a las medidas que se tomen. Decimos “NO A LA PERSONERÍA JURÍDICA,” a la mafia organizada .

Que el Estado no se haga el distraído y cómplice de estos nefastos personajes a cambio de favores políticos .

A los miembros del Poder Judicial que se investigue y atiendan las causas pendientes, que se actúe con independencia y sin presiones.

Los que luchamos dignamente para terminar con la violencia en el fútbol, en soledad, sin presupuestos ni atención del Estado, observaremos atentamente a que se cumplan nuestros requerimientos.

BASTA DE IMPUNIDAD
POR LA MEMORIA Y JUSTICIA PARA NUESTROS HIJOS

Liliana Suárez de García,
madre de Daniel García,
asesinado el 11 de julio de 1995 en Paysandú, crimen impune.

15 comentarios:

PiensoLuegoPiensoLuegoExisto dijo...

Realmente terrible. No se podía esperar otra cosa del kirchnerismo entrando en otra categoría.
Son como el Rey Midas versión Infierno: todo lo que tocan lo vuelven malévolo y violento.

Y mientras sigan al poder, veremos muchos más muertos en éste y en otros escenarios. Como bien dice la nota, los síntomas seguirán apareciendo mientras la verdadera enfermedad siga en pie.

Saludos
PLPLE

Irma dijo...

Pinso Luego Pienso, te contesto yo, lasimosamente pienso que los ka van a tener otros 4 años más!!! ¿porqué? porqué no hay nada por delante, todos los blog que entro excepto el de Rey Sietecase todos le critican no los queremos, pero luego ganan y uno piensa ¿que castigo yo no lo voté y gano!!! dame un consuelo decime si hay algo potable por favor????

Irma dijo...

Todos ls que murierón y desaparecierón en los 6 años de los K son más de los 8000 de la dictadura o si quieren los 30 mil, porque las muertes es uno y las flias que quedan destruidos y que jamás se recompone??? eso no importa la democracia es mucho más importante, es importante cuando es democracia y no auroritarismo de un enfermo mental frustrado milico....

Anónimo dijo...

Sí,´y ni hablar...del terremeoto de Haití también la tiene la culpa el gobierno...o el anterior, o el que vendrá. No, mejor dicho, no la tiene el gobierno a la culpa, sino el presidente o presidenta, es todo su culpa, y el séquito cercano

Esta dictadura que me cierra las fronteras, no me deja expresarme, ni tener acceso a medios masivos de comunicación es asfixiante, La imaginación de George Orwell ni siquiera imaginó con su libro 1984 semejante despotismo de estos monstruosos emperadores

Irma dijo...

anónimo que estupido sos!!!

mario dijo...

PLPLE

Es lamentable que pasan Gobiernos de distinto signo político y a este drama no se lo ataque de raíz.



Irma:

Este mal de la violencia en el fútbol no es culpa solo de los Kirchner, viene de mucho más atrás.


Anónimo del 6 de febrero de 2010 21:10

Sería bueno que abrieras un poco más tu visión y no caigamos en una discusión estéril ante un problema tan grave... o vas a esperar que te maten a algún ser querido para reaccionar?

Saludos a todos.

Anónimo dijo...

BARRAS BRAVAS DE ESTUDIANTES APRIETAN AL PLANTEL PARA PEDILES DINERO

Según fuentes del club, fueron ocho los barrabravas que ingresaron, mientras otros 30 esperaban fuera de las instalaciones en un ómnibus. Los jugadores se negaron a hablar con ellos y antes de que pudiera generarse un incidente, la seguridad privada del country, alertada por Leandro Desábato y Julián Camino, el ayudante de Alejandro Sabella, retiraron a los invasores. Aunque nadie informó cuál fue el pedido de los barras, al parecer buscaban dinero y entradas para el partido de esta tarde.

El club, junto con las autoridades del Coprosede, presentará una denuncia por invasión a la propiedad privada. Si bien los barras podrían ser socios, ingresaron en la cancha N° 1 del country, que está vedada para los socios y es exclusiva del fútbol profesional. Los invasores fueron filmados por las cámaras de seguridad . Rubén Pérez, encargado del Coprosede, desde Mar del Plata por el partido de la selección nacional, se informó de lo ocurrido y en radio Del Plata comentó: "El country es un lugar privado, con derecho de admisión. Suponemos que estas personas que entraron ingresaron con su identificación, así que no se descarta que sean socios del club. Vamos a hacer una investigación de oficio porque hay filmaciones de los que se acercaron a los jugadores y se iniciará un sumario".

(http://www.canchallena.com/1231799-el-campeon-en-un-debut-enrarecido)

Anónimo dijo...

Carlos Cáceres: "Me gustaría que la jueza deje de buscar perejiles y agarre a Camino"

Carlos Cáceres es un hombre que está sólo y espera. El papá de Walter Cáceres, el pibe de 14 años asesinado a balazos en una emboscada contra colectivos de la barra brava leprosa la madrugada del jueves 4 de febrero pasado, sigue pensando que detrás de ese ataque está la mano de Roberto Pimpi Camino, el ex líder de la barra rojinegra. Y que desde que murió su hijo nadie de la Justicia, la policía o el poder político se le acercó "aunque más no sea para dar el pésame".

En una entrevista que concedió ayer a la mañana a La Capital, Cáceres explicó que Walter "tenía reservado un lugar" para viajar a ver a Newell’s en su excursión a Ecuador cuando jugó contra Emelec la semana pasada por la Copa Libertadores de América, y que ese viaje "lo pagaba la comisión directiva del club"; dijo que su hijo era "tan hincha de la lepra" como él, pero que no tiene nada que ver con la barra brava; y pidió que la jueza Roxana Bernardelli, a cargo del expediente que investiga la trágica emboscada investigue a Pimpi Camino y su entorno por el ataque a los micros.

Con sólo mirarlo queda claro que el hombre es fanático de Newell’s. Ropa informal roja y negra y hasta medias con el logo del club. Llegó al lugar de la entrevista manejando una moto roja de 110 centímetros cúbicos decorada con una calcomanía del Gauchito Gil, del cual se confiesa devoto, y stickers de Newell’s. Contó que esa motito se la compró con "una plata ganada en la quiniela". Que nació en villa Banana y que en algún momento de su vida vivió en Brasil. Que tuvo una niñez sufrida: "Por pedir un pedazo de pan me pegaban con un rebenque", comentó.

Cáceres asegura que se lo conoce por muchos apodos, pero que el que más le sienta es Halcón. Que en los ochenta trabajó como empleado de seguridad privada y que el 6 de enero de 1989 recibió seis balazos al evitar que su ocasional protegido (de quien no quiere dar el nombre para preservarlo) fuera asaltado. Pero hoy vive del cirujeo y cruza la ciudad una y otra vez en un carro pintado de rojo y negro. Junto a su mujer y los tres hijos que le quedan (dos mujeres y un varón) vive en una humilde casa de barrio Santa Clara, al oeste de Circunvalación y 27 de Febrero.

También relató que Walter estaba terminando sus estudios en la escuela número 1314, Olga Cossettini, de Nicaragua al 2400, en barrio Godoy. "Sería bueno que fueran a la escuela y hablaran con la directora y las maestras de Walter para que ellas les cuenten qué clase de hijo me mataron", pidió Cáceres. Y recordó que el pibe lo acompañaba a cirujear de lunes a viernes. "Si ganábamos 100 pesos lo repartíamos y yo le contaba cómo era la vida económica. Le decía que guardara plata, que si quería comprarse un sandwich lo hiciera, pero que no se gastara todo en un día. Y si alguna vez se quería comprar algo y yo podía, lo iba a ayudar". También dijo que el sueño de su hijo era ser médico o corredor de autos. Y aseguró que tanto él como Walter son hinchas de Newell’s y sólo iban a la cancha por alentar a la lepra.

—¿Desde cuándo viajaba Walter a ver a Ñuls como visitante?

—Desde hace cuatro años. Primero fue conmigo. Siempre me decía: «Papi, ¿cuando me vas a llevar a la cancha?» El primer partido fue contra Gimnasia y Esgrima de La Pata en el Estadio Unico. Y le gustó. Lo metí en medio de la hinchada, entre los bombos, y eso se le metió en la sangre. Estaba feliz, se lo contó a toda la escuela.

(continua...)

Anónimo dijo...

(...sigue)

—En algún momento usted sugirió que Walter tenía un pasaje para ver el partido Newell's-Emelec en Ecuador. ¿Cómo consiguió el dinero para el pasaje?

—Lo pagó la comisión directiva del club. Mi señora escuchó que la Justicia quería investigarnos sobre eso y la gente se pregunta: «¿Cómo puede ser que ésta gente siendo ciruja se pague un viaje a Ecuador?» Yo no tengo plata. Soy amigo de la hinchada y me regalaron el pasaje por una cuestión de honor. Por ser un buen fanático de Newell’s, respetuoso, educado y con códigos.
—¿Pero quien es el Halcón Cáceres para que la comisión de Newell's le regale un pasaje a Ecuador?

—¿Quien es el Halcón Cáceres? Un buen hincha que va a la cancha de chiquitito. Va a todos lados, no molesta a nadie, es respetuoso. Uno de los mejores hinchas. Vos te vas a mi casa y yo tengo una bandera de Newell’s grande como este salón (unos 4 por 3 metros) a la que ahora le voy a hacer poner «Walter presente».

—¿Y cómo iba a ir Walter siendo menor?

—Iba a ir yo, pero se lo dejé a él para que pudiera cumplir su sueño. Estaba enloquecido por viajar en avión. Les dije (a los del club) que en lugar de regalarmelo a mí, se lo dieran a mi hijo. ¿Pero qué iba a comer? ¿Aire? En mi casa tengo los talonarios de las rifas que le dio Newell’s para sortear una camiseta y un pantalón firmado por los jugadores. Estaba enloquecido por vender la rifa. Y de ahí iba a sacar para pagarse la comida y la estadía. Eso, más dinero que venía juntando desde el año pasado.

—Lo primero que se me ocurre al oírlo es que usted es parte de la barra brava.

—Yo estoy metido dentro de la barra, pero es por amistad. Yo soy hincha y lo que hagan ellos con sus cosas no es mi problema. Adentro de la barra se han peleado y yo me hacía el tonto y me corría para un costado. Voy a la cancha por Newell’s y si me voy a agarrar a piñas va a ser por Newell’s.

—¿Cómo sigue la vida sin Walter?

—Igual que siempre. Tuve que agarrar el carro y salir a cirujear. Porque ni la jueza ni nadie me va a dar un pedazo de pan. Estoy pensando en vender esta moto porque no tengo nada. Así que me gustaría que no hablen al pedo.

—¿Cómo ve la investigación judicial?

—Me gustaría que la jueza deje de buscar perejiles y lo agarre a Pimpi. ¿Qué está esperando, que se fugue? En el diario salió el sábado que la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) iba a hacer procedimientos en la zona sur. Da para pensar que se le está avisando a estos tipos para que se escondan. Hoy leí el diario y no vi cuales son los resultados de esos procedimientos.

—¿Le parece que se están investigando todas las hipótesis?

—Estoy enterado por lo que leo en los diarios o escucho en radio o televisión. La Justicia no me llamó, ni siquiera para preguntarme si conozco a mengano o a fulano. Yo a este Chino (Carlos Fernando Fleitas, el principal acusado y detenido por el ataque) no lo conozco. De la gente de Los Monos (la banda de Las Flores que habría estado implicada en el hecho) conozco a varios, algunos viven en mi barrio. Sin embargo nadie vino a investigar a este barrio. ¿Y si las armas pasaron por acá?

(conitnua...)

Anónimo dijo...

...( finaliza)

—¿Creé que existe algún interés por saber quién mató a Walter?

—Para mí todo esto se está moviendo solamente porque yo les puse la soga al cuello. Pero yo no leo en los diarios que hayan agarrado a Pimpi y le iniciaran una causa judicial. Están sobre los perejiles. Antes de salir de la cárcel, Pimpi amenazó a una jueza (Raquel Cosgaya). «Hay que matar a esta perra», dijo. Yo lo leí en los diarios. La jueza se asustó y dio un paso al costado. Ahora pasó esto con mi hijo. Y otras tantas cosas que pasan en la calle y que los jueces saben sobre Pimpi. Qué, ¿no lo pueden tocar? ¿Quien es, Dios? ¿Tanto miedo le tienen ahora?

—¿Recibieron algún llamado de solidaridad desde el día en que murió su hijo?

—Nadie me llamó. Ni siquiera para darme el pésame. Sólo gente que me conoce, pero nadie de la Justicia, del gobierno o de la policía se contactó conmigo. Se me acercó mucha más gente a darme el pésame de las anteriores barras de Newell’s, que estos tipos o el mismo Pimpi.

—¿Sigue pensando que Pimpi está detrás de la emboscada que se llevó la vida de Walter?

—Yo comprendo que ellos quisieron hacer un trabajo y les salió mal. Pero por lo menos me hubieran llamado. Me hubieran dicho: «Loco, perdón. Nos confundimos». Y después es la Justicia la que sabe qué es lo que tiene que hacer.

—¿Alguien lo amenazó por lo que dijo después de la muerte de Walter?

—No, para nada. Pero no hay que confiarse. Sí vino la policía la semana pasada a mi casa, un día a las 23.30, a decirme que tenían una citación para que me presentara ante la jueza. Pero era una mentira. Vinieron del Comando Radioeléctrico en una camioneta. Tengo el número del auto y la patente. Medio barrio los vio.

—¿Tiene miedo?

—No. Que hagan lo que tengan que hacer. Si me ponen un tiro es porque alguien mandó a que me cerraran la jeta. Y eso puede venir de cualquier lado. De cualquiera de los que están metidos en esto. Se que el que venga no va a venir de frente. Con todo lo que yo conté públicamente la jueza ni se preocupó en ponerme custodia. Yo sé que con lo que dije removí el hormiguero. ¿Y ahora cómo salimos de esto?

—¿Que piensa cuando se insinúa que usted lo que quiere es arreglar con alguien, qué está buscando dinero?

—No quiero plata. Ningún dinero me va a devolver a Walter. Lo que quiero es que se investigue y metan presos a los que mataron a mi hijo.

(http://www.lacapital.com.ar/contenidos/2010/02/15/noticia_0030.html)

Anónimo dijo...

"Mirar a los ojos de Pimpi es como mirar al mismo diablo"

A Carlos Halcón Cáceres nadie le quita de la cabeza que detrás de la muerte de su hijo Walter está, como un fantasma al acecho, la figura de Roberto Pimpi Camino, el ex jefe de la barra brava de Newell’s Old Boys. Y que la emboscada que terminó con su hijo muerto tiene que ver con una guerra por el control del paraavalanchas principal del Coloso del Parque. El hombre no tiene problemas en contar que estuvo, siempre como hincha, alentando en la tribuna en los tiempos de Pimpi. Y que en alguna oportunidad hasta compartió un asado con él. Cuando se le pregunta si lo creé capaz de organizar la emboscada en cuestión, Cáceres dijo: “Creo que sí. Pimpi es un tipo recto, de los que te dejan las cosas en claro: «A mí no me cagués porque la vas a pasar mal». Vos lo mirás a los ojos y es como que vieras al mismísimo diablo”.

   —¿Cuando empezó a ir a la cancha qué barras estaban?

   —El Rata Rodríguez; el Gordo Bombo, el Loco Demente, el Negro Peralta, había muchos. Fue en la década del 80, cuando se peleaba sólo por defender los trapos (como se reconoce en la jerga a las banderas).

   —¿Y cómo se llegó de pelear por una bandera a pelear por un negocio?

   —En los ochenta nosotros salíamos 30 o 40 personas de Cerrito y Barra. Veníamos hasta 27 de Febrero caminando. Nos tomábamos el 57 (ahora el 123) y nos íbamos a la cancha. Tranquilos, sin pelear con nadie. Después todo fue creciendo y se fue degenerando.

   —Siempre se habla del quiebre de los códigos. ¿Cuándo fue ese quiebre en Newell’s?

   —Antes vos estabas con otros 20 hinchas y veías que venían los del cuadro rival. Lo que pensabas era: «Nos van a chorear los trapos. Vamos a aguantar los trapos». Y se peleaba por eso. Con la llegada de Pimpi se quebraron todos esos códigos. Ya no existen más. Empezaron a ser importantes otras cosas.

   —¿Usted dijo que en alguna oportunidad compartió un asado con Pimpi?

   —Sí, cuando viajábamos. Es un tipo serio, al menos como yo lo conozco. Después, cuando empezó a tener sus macanas, yo me abría porque no quiero estar involucrado en nada. Pensaba en mi familia. Mirá si terminaba en cana.

   —¿Cómo piensa que toma Pimpi su denuncia?

   —Yo pienso que Pimpi debe estar mal. Debe decir: «Mirá estos pelotudos. Se equivocaron de tipo y mataron a este pibe que es hijo de un conocido». Yo nunca le falté el respeto a él. Yo siempre fui por la lepra y nada más.

    —¿Por qué piensa que hay tantos hinchas de Ñuls que denunciaron públicamente que le temen a la barra de Pimpi?

   —Porque te tenían siempre zumbando. El te daba la entrada y quería que alentaras. «!Eh¡, ¿para qué te di la entrada? Acá se viene a alentar a la lepra», te gritaba. Y por ahí te ponían un castañazo detrás de la oreja. Y estaba bien. Si te daban la entrada por lo menos alentá y saltá.

(http://www.lacapital.com.ar/ed_impresa/2010/2/edicion_481/contenidos/noticia_5071.html)

Anónimo dijo...

Una locura del momento

“Cuando murió Walter dije por un canal de televisión una locura que fue: «Ojo por ojo, tiro por tiro». Y me retracto de haberlo dicho”, explicó ayer Carlos Halcón Cáceres. “Pero ese día estaba muy nervioso. Aunque si en ese momento me hubieran dado un arma, algo hubiera hecho. Pero quiero que se sepa que no quise decir eso”.



Zona liberada

Carlos Cáceres sostiene que la zona donde se produjo el ataque contra los colectivos en los que su hijo volvía de Buenos Aires fue "liberada por la policía". "No los escoltaron desde el peaje y la chata que está siempre en la Circunvalación no estaba. Para mí la policía y estos delincuentes están en la misma bolsa", sentenció.

(www.lacapital.com.ar)

Anónimo dijo...

Nadie investiga a la barra de Newell's

La causa por el asesinato de un chico de 14 años en una presunta emboscada quedó sin juez. Una magistrada no quiere seguirla porque el ex jefe de la barra habría amenazado con matarla

Las noticias policiales no dejan de acompañar al acontecer diario de Newell's, ya que la causa por el asesinado de Walter Cáceres, el joven de 14 años que fue asesinado el 4 de febrero en una presunta emboscada de la interna de la barra cuando regresaba de Buenos Aires junto a otros hinchas, se quedó sin juez.

Según explica en su edición de hoy el diario rosarino La Capital, "la jueza Roxana Bernardelli, quien desde el mismo momento del hecho se hizo cargo de las actuaciones y avanzó en el esclarecimiento del episodio con distintas medidas procesales, tuvo que pasar los expedientes a su par Raquel Cosgaya, magistrada que en su despacho tiene abierta una causa anterior en la que está acusado el principal implicado en el atentado contra los micros leprosos. Sin embargo, esta jueza ya se había excusado de trabajar los casos relacionados al club del parque Independencia después de haber sido notificada por la misma policía de que el ex jefe de la barra rojinegra, Roberto Pimpi Camino, la amenazó de muerte".

"Así las cosas, será la Cámara Penal la que deba decidir en que oficina continuará la pesquisa", agrega.

El mismo medio da cuenta de que Bernardelli, jueza de Instrucción número 1, "había abierto tres expedientes conexos: uno por el atentado propiamente dicho al micro de la barra y el homicidio de Walter Cáceres; otro por la tenencia de arma de guerra en poder de cuatro de los detenidos por el caso; y un tercero por la denuncia de violencia doméstica hecha por la joven pareja del principal implicado en el fatal episodio, Carlos Fernando Chino Fleitas".

(http://www.infobae.com/deportes/500874-601275-0-Nadie-investiga-la-barra-Newell039s)

Anónimo dijo...

BASTA DE VIOLENCIA

Ya no sos mi pingüinito

Se rompió el romance de los barras con los K: como no apareció ni un peso, no harán más trabajos para el Gobierno. Y 250 violentos se quedan sin ir al Mundial. GUSTAVO GRABIA

Las tijeras comenzaron a trabajar a destajo hace una semana. Faltaban tres días para San Valentín pero los barras ya no creían en el amor eterno que los hombres cercanos al Gobierno les habían jurado apenas seis meses atrás. Un corte por acá, otro por allá y las imágenes del pingüino y de la K enmarcada en la V, quedaron en el piso como testigos mudos de un romance que se quebró. Desde el fin de semana pasado, las banderas argentinas con la leyenda Hinchadas Unidas Argentinas ya no hacen gala de kirchnerismo. Y el tema no tiene que ver con un desencato ideológico, como sufrió buena parte de la población, sino lisa y llanamente, económico: el apoyo para viajar a Sudáfrica se cayó y con él, el acuerdo para bancar al Gobierno donde sea.

El tema tiene un costado crítico para las caras del proyecto: cuando desde Compromiso K se acercaron a los barras para llevar adelante el proyecto, les prometieron 250 pasajes a cambio de que todos los dueños de las populares se alinearan tras el universo kirchnerista. Por eso los capos de las hinchadas de Primera, que ya tenían asegurados 150 paquetes para ellos, invitaron a sumarse a los del Ascenso. Pero ahora éstos deberán ver el Mundial por televisión. Y muchos no tomaron con calma la mala nueva, lo que augura problemas en un futuro cercano.

"Nos usaron. Trajimos a todos los del Ascenso porque aseguraron que se hacían cargo, que querían a todas las hinchadas bajo control. Y ahora dicen que no hay nada. ¿Cómo es? Hicimos campaña, metimos gente en los actos y ahora nos lanzan a los leones... al final nos ensuciamos por nada", le dijo a Olé uno de los referentes de un club de Primera.

La duda comenzó a sembrase a mediados de enero. Los capos de la ONG debían viajar a Sudáfrica para hacer contactos de traslados y alojamientos y se suponía que el dinero de ese viaje lo pondrían allegados al Gobierno. Pero la plata no apareció. Y terminaron viajando porque se contactaron con la agencia thetvtravel.com, que los llevó gratis a cambio de que los pasajes para quienes viajaran al Mundial los tramitaran por esa agencia. A la vuelta hubo un cónclave donde Marcelo Mallo, el hombre K de la movida, blanqueó que no podrían cumplir con lo prometido. Ahí se produjo una reunión entre los referentes de las 69 barras involucradas y se tomó la decisión de sacar de las banderas las referencias al kirchnerismo. Los del Ascenso pretendían generar acciones más "contundentes", pero los de Primera los frenaron. "Es un aviso para presionar, con nosotros no se jode. Encima, en vez de apoyarnos a los que íbamos a frenar la violencia, la banca se la están dando a los que generan internas en todos los clubes", dijo otro pope en referencia a la barra oficial de la Selección (ver Estos...).

Consultado por Olé, Mallo reconoció que la connotación política es historia. "Muchos rechazaron el proyecto no por su espíritu, sino por su vinculación política. Entonces decidimos sacarla. ¿Si es por plata? Siempre dije que quienes participaban debían autofinanciarse, si alguno soñaba otra cosa es su problema. Nunca mentí: la ONG sigue adelante conmigo al frente". Pero sin pingüinos en los trapos, claro.

Anónimo dijo...

[url=http://www.shinesunglass.com/]Cheap Oakley Sunglasses[/url]
Self exam. As someone whose OB/GYN found a lump (it had been nothing), I then realized how careless my self-examinations have been. Do not be sloppy.
Also, it is quicker to publish. Individuals are surrounded with websites, blogs, portals, forums, viral communities, podcasts, social networking sites etc. Just as the Marketing Guru Seth Godin would put: 鎻坴eryone鎶?an expert on something.?Customers speak their minds; they blog it, comment on it, forward it, share it and collect it.
a glove brand which has shown to be very durable may be the north face


[url=http://www.shinesunglass.com/]Oakley Sunglasses UK[/url]
For those of you following along, you've probably realized one thing. That we'll see Torchlight 2 released before D3, possibly even by several weeks. We can use this information to generate an implied Torchlight 2 release date.
You don't want to wallow in it and stare at her the whole time or you'll come across as creepy. Should you come across as creepy for your typical cougar, you've problems. Cougar women are normally less likely to condemn a guy creepy than one of those younger and na茂ve type of girls..
and if a recognised brand plays it safe

[url=http://www.absorblearning.com/chemistry/article.php]sexy party dresses[/url]
[url=http://www.shinesunglass.com/]Oakley Sunglasses Outlet[/url]
[url=http://pinterest.com/tidehats/]snapback hats[/url]

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina