jueves, 18 de febrero de 2010

Las penas son de nosotros y el petróleo, ajeno

Solo son dos las cosas que pueden encender el nacionalismo entre los argentinos. Solo son dos las cosas en que los argentinos, sin importar edad, sexo, nivel socioconómico o religión, podemos coincidir para tirar para el mismo lado. Una de esas cosas es, ciertamente banal: ver a la Selección Argentina de Fútbol jugando un Mundial. La otra, mucho más valiosa: la causa irrenunciable por la recuperación de las Islas Malvinas... no es mucho, lamentablemente.

Si hay algo en lo que han coincidido los distintos gobiernos que han pasado en la Argentina, es en la manifestación clara por recuperación de la soberanía de las Islas Malvinas, que están bajo el yugo inglés desde el año 1833.

Recientemente, los usurpadores de las islas han anunciado la exploración de yacimientos petrolíferos en la zona marítima que está precisamente en lo que es el Mar Argentino. Con este objetivo, la empresa de capitales ingleses Desire Petroleum contrató una plataforma exploradora de hidrocarburos para determinar si hay petróleo para lo que ha planeado invertir alrededor de 16 millones de dólares. En noviembre de 2009, la plataforma está siendo arrastrada por barcos desde el Mar del Norte con destino a las Islas Malvinas, en una travesía que tiene una duración de unas diez semanas en llegar.

Esto ha sido fuente de nuevas tensiones diplomáticas, ya que el Gobierno de Cristina Fernández se ha mostrado contrariado por la decisión unilateral que han tomado las autoridades británicas.

En consecuencia, la Presidente Cristina Fernández firmó el Decreto 256/10 que determina la regulación del transporte marítimo entre el territorio continental argentino y las islas. De esta manera, cualquier embarcación que necesite zarpar desde algún puerto argentino con destino a las Islas Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur deberá pedir anticipadamente autorización a la Cancillería Argentina. Asimismo, la Sra. Fernández anunció la conformación de una "comisión permanente para la evaluación de estas decisiones" que estará conformada por la jefatura de Gabinete, la Cancillería, el Ministerio de Planificación, el Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos y la Secretaría de Turismo... ¿no hubiera sido pertinente convocar también al Ministerio de Defensa?

A su vez, la primera mandataria argentina aseguró que elevará la enésima queja formal ante la Organización de las Naciones Unidas porque Gran Bretaña se niega a negociar la soberanía de las islas. Como no sucede en otros temas, la Presidente ostenta el total apoyo de la oposición.

El objetivo del Gobierno Nacional es desalentar la explotación de yacimientos petrolíferos en las aguas adyacentes a las Islas Malvinas aunque, no solo que Londres ha rechazado enfáticamente los reclamos de Buenos Aires sino que todo parece indicar que los trabajos comenzarán el próximo domingo.

Por su parte, fiel a su postura histórica, el Parlamento Inglés se pronuncia intrasigente ante el pedido argentino. Según informa la Agencia AFP, Andrew Rosindell, Secretario del Grupo Mixto Parlamentario sobre las Malvinas expresó "Espero que el secretario del Foreign Office convoque al embajador y le diga que esto es inaceptable. Han pasado 28 años desde la guerra y se ha dejado claro a Argentina que no tiene nada que decir sobre las 'Falklands' o sus aguas territoriales, y que no deben tratar de interferir en ellas". Más duros fueron los dichos de Nicholas Winterton, Presidente de ese Grupo que sostuvo que los reclamos argentinos son "patéticos e inútiles".

A decir verdad, aquel Decreto que firmó nuestra Presidente no bastará para impedir que Inglaterra prosiga con sus actividades económicas en el Mar Argentino. Inclusive, es casi imposible controlar el tráfico de las embarcaciones que partan desde puertos argentinos ya que, como algunos marinos acostumbran, pueden declarar que salen hacia un destino distinto a las Islas Malvinas y, ya en pleno mar, avalados por convenciones internacionales vigentes para el tráfico marítimo, pueden cambiar el destino sin que las autoridades argentinas puedan hacer algo.

Otro detalle a tener en cuenta son las tremendas dificultades que, por cuestiones de infraestructura y presupuesto, tienen la Armada Argentina y Prefectura Naval Argentina para custodiar el Mar Argentino. Lo vemos claramente cuando nuestros marinos no dan abasto para proteger la riqueza ictícola del Mar Argentino que está siempre amenazada por las actividades ilegales de pesqueros de otros países. Algo similar sucede con la Fuerza Aérea, por cuyo alarmante desmantelamiento que es responbsabilidad de Néstor Kirchner y Cristina Fernández, le es casi imposible velar por la seguridad del espacio aéreo de nuestro país; de hecho, los narcotraficantes y contrabandista están agradecidos al kirchnerismo porque pueden surcar tranquilos nuestros cielos debido a la falta de radares en la Argentina...

Gordon Brown, el primer ministro del Gobierno inglés, advirtió que "Nosotros hemos hecho todas las preparaciones que son necesarias para asegurar que los isleños de las islas estén bien protegidos". The Sun, el sensacionalista diario británico, alertó que el gobierno inglés ha enviado buques de guerra para reforzar la presencia militar en "sus Falklands" para intentar disuadir cualquier cruzada bélica de parte de los argentinos. Un portavoz del Ministerio de Defensa británico negó tal movilización de tropas pero, indirectamente, mandó un mensaje a la Argentina: "Hay ya en las islas una fuerza de disuasión, que comprende un abanico de activos terrestres, aéreos y marítimos que mantienen colectivamente nuestra defensa. Tenemos una presencia permanente en el Atlántico Sur, que incluye una fragata/destructor, un buque patrulla, un barco de vigilancia y otro dedicado al abastecimiento de la flota. Tenemos también 1.076 efectivos en tierra".

Es una triste realidad que, por haberse llevado a cabo esas políticas vengativas de parte del kirchnerismo hacia nuestras Fuerzas Armadas, la Argentina está alarmantemente indefensa en materia militar.

Nilda Celia Garré, la polémica Ministro de Defensa, ha tenido una pésima gestión al frente de dicha cartera no tanto por propia inoperancia sino por el rencor setentista que destila por sus poros que la hace humillar una y otra vez a las Fuerzas Armadas Argentina. Fue nombrada por Néstor Kirchner en Noviembre de 2005 y, desde ese momento hasta la fecha, al margen de algunas disposiciones que favorecieron a las mujeres, las FF.AA. han sido objeto de afrentas de parte de este personaje nefasto que es responsable de su peligroso desarme y reducción de presupuesto.

Cuando en 1982 el impresentable Presidente de Facto Leopoldo Fortunato Galtieri ordenó el avance militar contra las Islas Malvinas, fue ovacionado por todo el país que lo hizo sentir casi como una reencarnación del Gral. José de San Martín (aunque tengo mis serias dudas de que San Martín hubiera atacado intereses británicos...).

Cristina Elisabet Fernández no es Galtieri (gracias a Dios)... pero sabe que esta casi insulza ofensiva diplomática puede alinear al pueblo argentino tras su persona por una causa tan sensible como lo es la recuperación definitiva de las Islas Malvinas. Los argentinos debemos estar atentos porque no debemos repetir errores del pasado.

Si hay algo que obstaculiza la recuperación de nuestras islas es que sus habitantes rechazan enérgicamente a la República Argentina porque nos ven como una constante amenaza. Ellos ostentan el status de súbditos de la Corona Británica y, ni en sus peores pesadillas, desearían pasar a ser ciudadanos argentinos.

En efecto, a los argentinos nos falta mucho por madurar como pueblo y, por lo tanto, nos falta mejorar la calidad de nuestra conducción política. A lo largo de nuestra historia, al margen de algunos pocos capítulos heroicos, son muchos más los episodios en que los mismos argentinos no supimos amar y defender nuestra Patria.

Pero también Inglaterra, que se supone que integra el exclusivo Primer Mundo, debe madurar porque persiste con su actitud pirata de invadir territorios ajenos y avasallar soberanías de distintos países en distintas partes del mundo: estos corsarios saqueadores faltan gravemente a la ética cuando no respetan a otras naciones.

Con aciertos y errores, desde hacen casi 28 años, la Argentina ha intentado discutir diplomáticamente por Malvinas con Inglaterra... pero solo ha cosechado una irritante indiferencia de parte de los británicos.

La O.N.U. debería dejar de ser la efectiva herramienta de alineación que utilizan los poderosos contra las naciones débiles y tomar cartas en el asunto obligando a los piratas ingleses a negociar con la Argentina en el Comité de Descolonización que dicho organismo internacional posee.

8 comentarios:

Don Gato dijo...

Yo creo que si fuera "kelper" o malvinense, mas allá de ser un subdito de la corona británica, NI LOCO quisiera ser ciudadano argentino. . .

Lo siento, pero es asi, creo que si lo quisieran, se hubieran venido a vivir a este país, pero por "algo" no lo han hecho.

Es todo un tema éste, si señor.

Un abrazo y buen fin de semana.

mario dijo...

Mr. Cat:

What you say it's sad but true. See you.

Pablo de Córdoba dijo...

Muy bueno el artículo mario...No escribo mucho porque tengo una bronca muy grande.

Saludos!

Anónimo dijo...

Chávez a Gran Bretaña: "Devuélvanle las Malvinas al pueblo argentino"

El presidente venezolano Hugo Chávez expresó el viernes apoyo al gobierno argentino en su reclamo sobre la soberanía de las Islas Malvinas, que disputa con Gran Bretaña, en medio de nuevos enfrentamientos por la búsqueda de petróleo en la cuenca del archipiélago.

El presidente venezolano Hugo Chávez expresó el viernes apoyo al gobierno argentino en su reclamo sobre la soberanía de las Islas Malvinas, que disputa con Gran Bretaña, en medio de nuevos enfrentamientos por la búsqueda de petróleo en la cuenca del archipiélago.

"No se da cuenta el Reino Unido que están violando el derecho internacional, que están violando los principios básicos de la geografía y la historia, del tiempo y el espacio", dijo Chávez en un consejo de ministros, transmitido por la televisión estatal VTV.

"Váyanse de ahí, devuélvanle las Malvinas al pueblo argentino. Basta de imperios", lanzó el mandatario venezolano.

Veintiocho años después de la guerra de las Malvinas, en la que el ejército británico aplastó al argentino, Buenos Aires reprocha a Londres haber autorizado perforaciones en la zona en disputa, ignorando las resoluciones de la ONU que invitan a las partes a retomar las negociaciones sobre el futuro del archipiélago.

"La flota inglesa que se movió en el 82 para las Malvinas sabía lo que estaba haciendo. Ahí hay petróleo, ahí hay gas", señaló Chávez.

"A los ingleses se les está acabado el petróleo del Mar del Norte, están desesperados. Los yanquis (Estados Unidos) están desesperados, no tienen más reservas", añadió.

Argentina endureció esta semana los controles para la navegación hacia el archipiélago, imponiendo a los barcos solicitar autorización para transitar por "las aguas jurisdiccionales argentinas" de 200 millas náuticas de extensión.

Se estima que en los próximos días llegará a las Malvinas la plataforma petrolera británica Ocean Guardian.

(gracias, Chávez)

Pablo de Córdoba dijo...

ya lo puse en otro artículo, pero acá va de vuelta:

Los desplazados por la soja y la minería.

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-140779-2010-02-22.html

Agustín dijo...

Mario excelente artículo como siempre. Malvinas es una herida difícil de cerrar.

Anónimo dijo...

"MALVINAS - LOS HALCONES NO SE LLORAN"
Com. Pablo M. Carballo y Promoción LXXIV de Cadetes de la Escuela de Aviación Militar



Este libro, en el que contamos la vida terrenal de aquellos hombres de la Fuerza Aérea que murieron en combate, en la Campaña por las Islas Malvinas, es un recién nacido y, como todo recién nacido, tiene mucho por crecer. Debido a distintos problemas, que no vamos a enumerar aquí, no tenemos igual cantidad de información acerca de todos nuestros héroes muertos, pero en las reediciones que hagamos, iremos solucionando este problema, de manera tal que todos reciban el justo y equitativo homenaje que se merecen.

Pido a todos, parientes y amigos que posean información, fundamentada, acerca de ellos que por favor nos lo hagan llegar, con este propósito (aumentar los capítulos de aquellos caídos de los cuales existe poca información).
Al dinero que obtengamos en concepto de derechos de autor, la donaremos a las esposas o, en caso de ser solteros, a las madres de los Suboficiales y Soldados fallecidos, tal como fueron donados los beneficios obtenidos por los derechos de autor de los tres libros anteriores del Comodoro Carballo (“Dios y los Halcones”, “Halcones sobre Malvinas” y “Halcones de Malvinas”).

Todo lo ocurrido en este libro ha sucedido en la realidad y los relatos se ajustan estrictamente a hechos verídicos.

Es narrado por el suscripto, Comodoro Pablo Marcos Carballo y los Cadetes de la Promoción 74 de la Escuela de Aviación Militar. No tiene pretensiones literarias, pues, como escritores, solo somos miembros orgullosos de la Fuerza Aérea Argentina.

Una aclaración muy importante es que no transcribimos toda la documentación que poseemos y que, algunas veces modifico (Com Carballo) algo que se dijo en alguna entrevista, para que sea mas fácil entender lo que se dice y sin que cambie para nada el sentido de lo que se dice. La causa por la cual no ponemos toda la documentación que poseemos es porque el propósito de este libro es destacar a todos nuestros heroicos halcones y en muchos casos se habla de problemas propios de la familia del caído, que pueden estar fuera de actualidad, por ejemplo si dicen que la pensión es muy escasa, y luego fue actualizada a valores lógicos, u otro tipo de cosas atendibles pero que no hacen al propósito del libro; estoy seguro que sus familiares lo entenderán perfectamente.
Hay cosas para corregir, por ejemplo en el derribo de Ardiles no recuerdo quien dio la información acerca del combate aéreo, pero prometo aclararlo luego, también hay que tener en cuenta que los Cadetes, mis colaboradores, no tienen mucha experiencia como periodistas o redactores, pero han hecho su trabajo con todo el corazón.
Si encuentran algo extraído de otro libro y no se cita la fuente o el autor, sépannos disculpar, pues el fin es solamente destacar a nuestros heroicos muertos…
Queremos aclarar también que todas las poesías aquí presentadas fueron escritas por el Comodoro Pablo Marcos Rafael Carballo, excepto aquellas en las que se menciona otro autor.

Transcribo este pensamiento de mi esposa, que resume un poco el sentir de aquellos que dejaron a un ser querido en las Islas Malvinas, pues habla de los sueños y de la cruda realidad, de las ilusiones y de la vida.

“Esto (la vida) está muy lejos de la cabaña en medio del bosque… Siento soledad… pero les diré que a pesar de todo, y colocando un pequeño velo a esos sueños muy profundos, a esos sentimientos con raíces, a la nostalgia que aparece de vez en cuando, a pesar de todo… se soporta…”

Com Pablo M. Carballo
y Promoción LXXIV de Cadetes de la Escuela de Aviación Militar

Pablo de Córdoba dijo...

Este artículo de Enrique Lacolla analiza lo que para él son errores serios de análisis y de acción, ideas, del progresismo en la Argentina en referencia a Malvinas y en torno a la geopolítica en general.

http://www.enriquelacolla.com/sitio/nota.php?id=170

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina