viernes, 19 de febrero de 2010

Andalgalá de pie frena a la minería depredadora

Por estos días, los argentinos somos testigos de cómo los ingleses disponen libremente de las riquezas de las Islas Malvinas sin que nuestro Gobierno pueda hacer algo para evitarlo y la Organización de la Naciones Unidas, tal como se comporta ante las "travesuras" de los países más poderosos, mira para otro lado.

Oficialismo y oposición se unieron para protestar por este nmuevo atropello británico, en defensa de nuestra soberanía, en defensa de los intereses de la Patria... pero si nos miramos a nosotros mismos podemos entender porqué muchas veces no cuidamos nuestra soberanía dentro del mismo territorio continental.

Dirigida políticamente por el radical Eduardo Brizuela Del Moral, la Provincia de Catamarca es una de las que está promoviendo los emprendimientos mineros. La Mina Bajo La Alumbrera es el emprendimiento emblemático de los catamarqueños, la cual no solo da trabajo a algunos y permite crecer a unas empresas de servicios mineros, sino que ha sido denunciada en varias oportunidades por la contaminación del medio ambiente, como así también por el transporte de residuos altamente tóxicos que muchas veces van a parar al Río Vis-Vis.

Era inminente la iniciación de las actividades de la Minera Agua Rica, propiedad de Yamana Gold Inc., en la localidad de Adalgalá. La dimensión de esta mina triplica la de la polémica Bajo La Alumbrera. Según leemos en su página web, la Minera Agua Rica es una empresa que está preparando la apertura futura de una mina de cobre, molibdeno y oro en la provincia de Catamarca. Ha presentado ante la autoridad de aplicación el informe de impacto ambiental, proyectándose empezar la construcción durante el 2009 y la producción en 2012.

Hartos de los desmanejos y mentiras de los mineros, vecinos de Adalgalá se movilizaron para impedir el avance de la Mina Agua Rica por lo que promovieron un piquete en donde impedían únicamente el paso de las movilidades que trabajan en el yacimiento. Causó alarma popular el peligro que correrá el agua dulce que pone en riesgo la zona del Aconquija los datos de la propia empresa indican 66.000 litros de agua por minuto, aunque algunos estiman que, en realidad, será diez veces más por el tipo de trabajo que implica la minería a cielo abierto.

La situación fue ganando en tensión, debido a que la empresa minera movilizó sus contactos con el poder político catamarqueño. El portal "No a la Mina" informó que, pasada la medianoche del lunes pasado, en comunicación telefónica con Juana Cabrera, asambleísta de Andalgalá, confirmó que todo el pueblo está en las calles y en la plaza central. Gendarmería Nacional y la Policía de Catamarca han cerrado los accesos a la ciudad de Andalgalá y no permiten el paso, especialmente, de los medios de prensa. Pasadas las 22:30, por orden de la Justicia de Catamarca, los efectivos de seguridad arremetieron violentamente contra los manifestantes, entre los que se encontraban también mujeres y niños. El saldo fue decenas de heridos y detenidos.

Luego de la violencia, Raúl Guillermo Cerda, juez Electoral y de Minas de Catamarca, ordenó paralizar las trabajos en la mina de Agua Rica, como resultado de los incidentes registrados en Andalgalá. Fundamentó la decisión, que rige hasta nuevo aviso, en la necesidad de "pacificar" a la comunidad. La empresa fue notificada.

Javier Garin, el abogado de los asambleístas de Andalgalá, celebró el amparo ordenado y afirmó que "triunfo de la lucha popular, ya que se ha conseguido gracias a la firme decisión de miles de vecinos que se movilizaron en defensa del medio ambiente, el agua, la salud, y de la vida, enfrentando a la represión policial y las presiones de los grupos económicos multinacionales"

El intendente justicialista José Perea, como el sanjuanino José Luis Gioja y tantos otros gobernantes argentinos, se calzó la camiseta de Yamana Gold y acusó a activistas foráneos de la "agitación social" que se vivió en Adalgalá. No contento con ello, a pesar de haber reconocido que no más de 40 andalgalenses (sobre 20.000 habitantes) trabajan en la mina, Perea organizó una manifestación "pro-minera" en las calles de Andalgalá a lo que convocaron a trabajadores mineros y empleados municipales (¿habrán participado espontáneamente o habrán recibido la "invitación" del intendente?). Evidentemente contrariado porque se compromenten los intereses de Yamana Gold, Perea avisó a su pueblo que "El 25 de febrero, caiga quien caiga, las máquinas van a llegar al yacimiento"...

Está claro que la disputa continuará. Los asambleístas continuarán con sus marchas hasta lograr que se suspenda definitivamente el proyecto minero "Agua Rica".

Pero, como en tantas otras partes de la Argentina, las empresas mineras cuentan con la gran ventaja de contar con la inestimable ayuda política del Estado Nacional, los Gobiernos Provinciales y los Gobiernos Municipales. El ejemplo más patético e insultante que refrenda lo aquí dicho fue ver al Gobernador de San Juan José Luis Gioja cruzando la Cordillera de los Andes homenajeando al Gral. San Martín portando orgulloso la bandera canadiense para congraciarse con Barrick Gold...

Las mineras no solo que saben "acomodarse" con los políticos y jueces, sino que también suelen ser "generosos" con los medios de comunicación zonales para, jugosas pautas publicitarias mediante, convertirlos en fervorosos activistas pro-mineros. Es por ello que acá en San Juan ninguno de los principales medios ha mencionado una palabra acerca de lo de Andalgalá... no vaya a ser que se molesten Gioja y todos sus socios mineros.


¿Y dónde está nuestro patriotismo?

Por estas cuestiones propias de falta de patriotismo, el medio ambiente está descuidado en nuestro país: los emprendimientos mineros que proliferan en todo el país, la cuenca del Riachuelo, las pasteras que operan en el Río Paraná, los desmontes en el Norte para sembrar soja, las fumigaciones descontroladas que realizan productores agropecuarios. Pero no busquemos culpas en el exterior: los principales responsables son nuestras autoridades políticos y nosotros, el pueblo mismo, que muchas veces por indiferencia avalamos tácitamente todo este desastre.

Vuelvo a relacionar este tema con la soberanía argentina en las Islas Malvinas: ¿cómo es posible creer que somos capaces de acabar con el imperialismo inglés y no somos capaces de velar por nuestros recursos naturales?

En estos últimos años, ha aumentado notablemente la actividad minera en nuestro país debido a que los empresarios son favorecidos por una ley totalmente antipatriota que beneficia a empresas transnacionales y, no vamos a negarlo, gobernantes que actúan más cómo relacionistas públicos de las mineras más que como guardianes de los intereses de nuestro país.

La minería en particular arrastra toda una triste historia en América en donde, a pesar de innumerables promesas de desarrollo social y económico, solo ha dejado más pobreza y paisajes envenenados. El discurso minero es el mismo desde hace siglos: progreso, trabajo, salarios... pero, a la vista está, que todas esas palabras que suenan tan lindas fueron solo espejitos de colores que, aún en el Siglo XXI, los americanos seguimos comprando.

Es que los mismos políticos que se muestran preocupados por cómo los ingleses no nos devuelven nuestras queridas Malvinas, son los mismos que hacen todo lo posible para seguir regalando nuestra Cordillera. Y, por otro lado, las universidades públicas argentinas se están ensuciando sus manos recibiendo dinero de regalías mineras...

No se trata de prohibir a la minería: hay que aprender a desarrollarla sustentablemente e impedir que esa gente siga saqueando nuestros recursos no renovables dejando apenas unas migajas. Necesitamos urgente un marco legal que favorezca a la Argentina y no a los empresarios mineros amigos de los poderes políticos de turno. De no cambiar esta maldita inercia, con la minería, la Argentina seguirá siendo otro país pobre exportador de materias primas.

Asamblea Socioambiental Catamarca
Contactos: 03833-15628835; 03835-15690905
(e-mail: asambleasocioambiental_catamarca_ 04@hotmail. com)

5 comentarios:

Carla dijo...

Interesante informe. Muy buen análisis

Pablo de Córdoba dijo...

Tampoco se informó en medios masivos de Córdoba, ni de BUenos Aires...quizás en algún informativo radial.

Hay que recalcar siempre que cuando se habla de medio ambiente, y cuidarlo, no estamos hablando de "paisaje", sino de fuente de trabajo y subsistencia.

Se pierden puestos de trabajo por falta de agua (agricultura) y se desplaza gente en busca de oportunidades en otro lugar (ciudad por lo general).

Casi el 90% del oro extraído en el mundo tiene como fin la joyería.

No se manufactura ni industrializa estos metales en Argentina, se exportan (contrabando en muchos casos) para ser procesados en otros puertos.

Don Gato dijo...

Pablo, es facil deducir el porqué de la falta de comunicación: la famosa Ley de medios está en "plena" vigencia... y eso sería algo duro para los medios nacionales...

En lo que respecta al informe en si mismo, es excelente. Y apoyo al pueblo, porque al fin y al cabo, es el que vive y vivirá en el lugar donde se explota (en este caso) la mina... y los politicos apoyan por un "retorno" el cual les sirve después para vivir en otro lugar del país comodamente...

Un abrazo.

Pablo de Córdoba dijo...

Sí, está la vieja Ley de Medios en vigencia...ojalá se ponga en marcha (no sin antes, como ahora, amparos y trabas) la Nueva Ley de SErvicios y comunicación Audiovisual.

La censura no viene sólo de los multimedios privados, aunque son los más extensos. También puede ser por parte del gobierno. Como el link que puse sobre la censura del programa Reflexión Rural en Radio Nacional.

Por ejemplo, radio Nacional debe ser del EsTado, e independiente. No debe ser del gobierno.



Un artículo muy bueno sobre los desplazados y el desempleo que causa la MegaMinería y la Sojización:

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-140779-2010-02-22.html

Anónimo dijo...

Extraño incendio en el municipio de Andalgalá: se quemaron las pruebas de gastos por $70 millones

Fue durante los incidentes generados en protesta contra una minera. Ese día se había iniciado una auditoría para conocer el destino del dinero.

La pueblada que se levantó la semana pasada en la localidad catamarqueña de Andalgalá contra una minera sigue generando polémica. Ahora, se supo que durante las protestas, que terminaron con la destrucción de varios comercios y el incendio del edificio municipal, le vino como anillo al dedo al intendente kirchnerista José Perea, cuestionado por gastar en forma dudosa cerca de 70 millones de pesos, provenientes de regalías mineras.

Sucede que durante el incendio al municipio fueron arrasadas las pruebas de esos gastos millonarios, que habían empezado a ser auditadas nada más y nada menos que ese mismo día por el Tribunal de Cuentas de la provincia. Una casualidad al menos sospechosa, si se tiene en cuenta que lo primero que se prendió fuego fueron las oficinas de Rentas y Contaduría, donde estaban archivadas las pruebas del mal uso del dinero destinado al municipio por regalías mineras. Además, se desconoce hasta ahora quién inició el incendio y con qué intenciones.

“No se sabe si se quemó o si aprovecharon para hacerlas desaparecer. Estamos en una situación de incertidumbre total”, aseguró a Perfil.com el dirigente opositor Carlos Haddad, presidente de la sede andalgalense del partido Catamarca para Todos. Su partido fue, por caso, uno de los principales denunciantes de las anomalías en los gastos de las regalías mineras. “Llama la atención que en un día tan convulsionado, en el que manifestantes y asambleístas reclamaron la presencia del intendente todo el día, el municipio no haya tenido custodia”, señala Haddad.

La noche del 15 de febrero, la plaza principal de Andalgalá se transformó en una verdadera batalla campal entre manifestantes y policías, luego de que varios asambleístas fueran reprimidos y detenidos durante el desalojo de la ruta que une la ciudad con la minera Agua Rica. Sin que se entienda muy bien por qué, el municipio ordenó cortar el alumbrado público en la plaza y en los alrededores, lo que generó aún más confusión en medio de los disturbios, que acabaron con la rotura de varios comercios aledaños y con el incendio del edificio municipal.

“Es muy difícil determinar lo que pasó. Cuando se incendió el municipio, ya habían cortado las luces, no se veía bien y además había gente con la cara tapada rompiendo vidrieras”, advirtió Haddad. Una información que también denunció a Perfil.com Aldo Flores, uno de los asambleístas que vienen reclamando contra el funcionamiento de Agua Rica. “Nosotros creemos que fue premeditado, porque es raro que en medio de los incidentes no hayan custodiado la Municipalidad. Además, había mucha gente con la cara cubierta que no están identificadas con la asamblea”, señaló.

Perfil.com intentó comunicarse con los teléfonos del intendente, pero todos estaban fuera de servicio. Según pudo saber este medio, esta semana los móviles de Perea dejaron de funcionar y fue casi imposible ubicarlo.

La confirmación de que las pruebas fueron quemadas durante el incendio fue dada a conocer por Luis Segovia, fiscal revisor general del Tribunal de Cuentas, según informó el diario local El Ancasti . Segovia aseguró que los auditores iniciaron ese lunes el control contable y financiero de los gastos de las regalías durante el año pasado, pero que éste quedó trunco debido a la quema que sufrió el edificio comunal.

* De la redacción de Perfil.com

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina