miércoles, 3 de febrero de 2010

Adiós a los "secuestradores" de goles

Llegó a su final "Fútbol de Primera" el programa televisivo dedicado a repasar el campeonato de primera división del balompié argentino, que durante 25 años concentró la atención de la gran masa de hinchas de todo el país.

El fin de semana pasado arrancó el Torneo Clausura 2010 que organiza la Asociación del Fútbol Argentino y se ha notado la ausencia de esta tradicional producción de TyC que tenía lugar cada domingo a la noche.

La causal del levantamiento de "Fútbol de Primera" es la drástica caída de la cantidad de televidentes que registró en el segundo semestre del 2009, luego de que la Presidente Cristina Fernández Wilhelm dispuso la inversión de unos 600 millones de pesos para que el fútbol sea visto libremente por millones de argentinos. Lo que se pasó a llamarse "Fútbol para Todos" terminó con la tiranía de Torneos y Competencias que, desde hacían varios años, tenía la exclusividad de las imágenes televisivas del fútbol argentino de primera división.

Según informó el Diario Perfil, la pérdida de la exclusividad de las transmisiones fue crucial para que "Fútbol de Primera" perdiera interés en la teleaudiencia argentina. El periodista Enrique Macaya Márquez, cara visible de este programa, se mostró esperanzado de que "Fútbol de Primera" vuelva al ruedo cuando afirmó “Yo todavía estoy como en un impasse, como si no fuera definitivo... Todavía no es seguro de que no vuelva al aire, porque aún el programa no fue enterrado, no tuvo despedida.

El mero hecho de haber perdido esa injusta exclusividad puso a toda la gente de Fútbol de Primera en igualdad de condiciones con muchos otros programas de distintos canales de televisión. Así, cuando tuvieron que hacer valer su propia capacidad para sostener su liderazgo, se les terminó agotando la creatividad y quedó en evidencia la mediocridad de varios de sus periodistas, especialmente Macaya Márquez quien, pese a sus aires de divo, no deja de ser un cronista del montón.

Mientras Macaya Márquez llora el final de "Fútbol de Primera", en el otro rincón vive su revancha personal el periodista Lázaro Jaime Zilberman, popularmente conocido como "Marcelo Araujo". Entre los años 1989 y 2004, Araujo fue con Macaya Márquez los conductores de "Fútbol de Primera" en donde se reservaban el privilegio de relatar y comentar los principales partidos de cada fecha y algunos de la Copa Libertadores de América como así también los partidos que la Selección Argentina de Fútbol disputaba en cada Eliminatoria como en Copas América y en Mundiales. Araujo impuso un estilo muy personal en el relato de los partidos de fútbol, en donde intentaba más montar su propio show personal con intervenciones desenfadadas a veces simpáticas y otras tantas que rayaban lo grotesco.

Sin previo aviso y sin causas demasiado claras, a fines del año 2004, Araujo fue despedido de TyC. Quizás lo condenó su simpatía profesada por Carlos Menem. Araujo dice que Mauricio Macri es "lo mejor que le puede pasar a la Ciudad de Buenos Aires", admira a Fidel Castro aunque sigue reivindicando a Menem, defiende las privatizaciones y pide la pena de muerte para el dictador Jorge R. Videla, aunque parece haber olvidado las loas que daba a las Juntas Militares de Videla en pleno Mundial '78. Lo sorprendente de este periodista es que durante muchos años defendió el monopolio de la transmisión del fútbol argentino y, hoy en día, cobijado en el canal estatal, es presentado como "El Relator del Pueblo"...

Durante gran parte de su existencia, gracias a los oscuros negocios entre TyC y el eterno Presidente de la A.F.A. Julio Grondona, ningún canal de televisión podía mostrar escenas de los partidos del fin semana hasta que fueran transmitidos por "Fútbol de Primera" cada domingo a la noche. Y no solo eso, en el terreno de juego de cada estadio, los únicos periodistas que tenían acceso para hablar con los protagonistas eran precisamente quienes trabajaban para dicho programa. Con unos cuantos dólares de por medio, TyC programaba a gusto y piacere días y horarios de los partidos de cada fecha del principal torneo del fútbol argentino y vendía sus transmisiones en vivo a distintas señales de televisión satelital y por cable tanto de la Argentina como del exterior. Teniendo en cuenta la gran masividad del fútbol que aseguraba un importante número de consumidores para este producto, el negocio era siempre redondo.

Dicen por ahí que todo lo que empieza tiene un final. "Fútbol de Primera" no escapa a esta sentencia y lo celebra el periodismo deportivo del país.

4 comentarios:

Pablo de Córdoba dijo...

Coincido...acá en Córdoba capital y en algunos pueblos del interior, como consecuencia del gran seguimiento que tiene en la población, y el monopolio presente, murieron varias señales de cable independiente, o ni siquiera nacieron, por falta de interés de los abonados. El grupo Clarín no vendía la señal de TyC a Cables que no estuvieran en su paquete accionario.

Un saludo!

Anónimo dijo...

La pregunta que yo me planteo ante esta situacion, de tener una exclusividad que hace que dentro de todo el producto que ofrecia este programa y TyC no era malo.Es verdad que si cualquier equipo jugaba en las provincias solo estaban acreditados los periodistas de Buenos aires eso me parece mal pero el periodismo de las provincias esta en condiciones de hacer frente a esta posibilidad que se le da? o hemos decaido en la informacion deportiva.

mario dijo...

Pablo:

En lo único que le doy la razón a Cristina Fernández en cuanto al monopolio del Grupo Clarín era en la televisación del fútbol. Ese monopolio, como todos, era prepotente e insoportable.

Clarín es muy influyente pero no me parece que sea un monopolio: Diario Clarín compite con muchos diarios en la Ciudad de Buenos Aires. Canal 13 compite con varios canales de aire.

Saludos.




Anónimo:

Muchas veces los programas de Fútbol de Primera estaban bien hechos. Pero era una tremenda injusticia que tuvieran la "exclusiva".

Tenés razón de lo que decís cómo se perjudicaba al periodismo de las provincias. Vos fijate que los medios capitalinos dicen ser medios "nacionales" por el alcance de sus señales cuando en realidad, es porque centralizan todo.

También reconozcamos que la inmensa mayoía de nuestros ídolos del fútbol tuvieron y tienen un trato preferencial para con los periodistas de TyC y ningunean siempre a los periodistas de medios provinciales. Marcelo Bielsa fue el primero que tuvo la valentía de rebelarse contra eso.

Saludos.

Anónimo dijo...

Macaya Márquez honesto, en un país donde eso es un bien escaso

Enrique Macaya Márquez, el más veterano de los periodistas deportivos en actividad, hace gala en un reportaje de una honestidad ausente en la sociedad en que vivimos. Producto de haber nacido en otra argentina don Enrique conserva valores que los periodistas jóvenes no tienen ni tendrán. Un reflejo del país y su decadencia.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Especial para Urgente24). Enrique Macaya Márquez, el hasta muy poco el único periodista que Canal 13 permitiera que luciera canas y el paso del tiempo en su pantalla, era una rara avis en una TV donde se privilegia a los periodistas jóvenes y con look atractivo como si fuesen actores de un Hollywood de cabotaje.

A esta nueva generación de periodistas no se le exige que sepan preguntar ni opinar respetando las reglas básicas del castellano. Esa cualidad es inherente a un argentino como Macaya Márquez, quien nació el 20 de noviembre de 1934, tiempo en que la Argentina tenía otra visión del mundo, de sí misma, de la educación y del respeto, todo muy superior a la decadencia presente.

Macaya ingresó como cadete a Radio El Mundo y llegó a ser gerente comercial.

En 1950 se integró al plantel de periodistas de la radio y tiempo después al equipo del programa Rumbo al Estadio. Durante muchos años ejerció ambas actividades.

Acerca de su profesión periodística, él se declara autodidacta, aunque admite: “Les he robado un poquito a cada uno de los grandes valores, pero la última opinión siempre la conformé yo”.

Desde 1958 viajó a todos los mundiales, eventos sobre lo que bromea diciendo: "La FIFA me envió un reconocimiento especial por eso. Soy el único argentino que más participó de todos esos torneos y el 2do. en el mundo... aunque habla de mi vejez más que de mis conocimientos".

Como comentarista deportivo, él recorrió el dial, pasando por Radio Colonia, Belgrano, Provincia, Rivadavia junto a José María Muñoz, Mitre, La Red y del Plata. Más cerca del anecdotario personal antes que de la literatura, en 1996 publicó el libro 'Mi Vsión del Fútbol'.

En 1966, Macaya se inició en la televisión, realizando trasmisiones desde el vestuario para el Mundial de Inglaterra en Canal 7, donde trabajó durante más de 20 años.

Macaya condujo Fútbol de 1ra. por Canal 13, desde el inicio y hasta que fue levantado el programa, a fines de 2009.

En un reportaje a Clarín Espectáculos, Enrique Macaya Márquez salió del molde cuidadoso que lo caracterizara en sus entrevistas, y repartió palos para todos:

> El programa Fútbol de 1ra. estaba demasiado cómodo con tener la exclusividad de los goles".

> "Resulta difícil que vuelva Fútbol de 1ra. con el mismo formato ni con las mismas características. Pero con una cuota mayor de creatividad, se puede idear un programa".

> "Por culpa de Fútbol de 1ra. nacieron esos programas que, en lugar de mostrar el partido, enfocaban las tribunas y los festejos del técnico, con los resultados de los partidos sobreimpresos. Una avivada: uno no estaba viendo nada. Cuando no tuvieron las imágenes… ¡Inventaron eso! ¡Hacer radio mostrando una tribuna! Increíble. Si uno lo piensa es un absurdo. Y marcaba muy bien. ¿Cómo puede marcar?".

> "Todos estos comentaristas con gel en el pelo, bronceados y llenos de muletillas… ¿Son los hijos deformes de Araujo?" (Un palazo para Mariano Closs)

> "Marcelo creó un estilo que se degeneró y hay una gran competencia".

> "Nosotros duramos mucho, somos como (Ricardo) Bochini. ¿Cuántos 10 habrán pasado por Independiente y no pudieron jugar porque estaba Bochini? Nosotros fuimos como Bochini. La televisión estaba muy restringida. Entonces, de pronto se da la oportunidad de que aparezcan muchos chicos jóvenes en competencia".

Honesto Macaya, en una Argentina donde la honestidad es un bien escaso.

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina