martes, 8 de diciembre de 2009

Ser anticatólico es ser "progre", ¿viste?

En estos últimos años, profesar una religión no es ser "progresista". Peor aún si hablamos del catolicismo...

En la Universidad Nacional de Cuyo se desató una inesperada polémica cuando el Ing. Arturo Roberto Somoza, Rector de dicha Casa de Altos Estudios quien, a través de la Resolución 1734-2009, cursó una invitación formal a profesores y estudiantes para participar en el día de hoy en una Misa en honor a la Inmaculada Concepción de la Virgen María en la Basílica de San Francisco, situada en la Ciudad de Mendoza.

Somoza invocó la Resolución Nº 2571/79 por la cual se ha nombrado como Patrona de la mencionada Universidad a la Virgen María bajo la Advocación de la Inmaculada Concepción. Por el año de dicha resolución, 1979, se deduce claramente que fue impuesta en pleno Gobierno de Facto de Jorge Rafael Videla.

Con toda la prédica del odio que el kirchnerismo y agrupaciones afines esparcen en toda la sociedad, no es extrañarnos que saltaron quienes condenan todo lo que provenga de la Iglesia Católica Apostólica Romana por estar relacionado con las dictaduras que gobernaron la Argentina entre 1976 y 1983. En nombre de la "libertad de pensamiento", se es intolerante con aquellos seres humanos que reconocen la existencia de un Ser Superior.

Quien se hizo eco fue el el Diario Página/12 que, en su edición digital, publicó las declaraciones de la Dra. Alejandra Ciriza, directora del Instituto de Género de la Universidad quien sostuvo que “Esta misa es un gran retroceso y muchísimo s preocupante es que el rector se apoye en una resolución de la última dictadura militar para convocarla. Es inadmisible”.

En repudio a la iniciativa del Rector, intervino Susana Tampieri, fervorosamente atea y Presidente de la Asociación Humanista Ética Argentina "Deodoro Roca", quien escribió una carta en donde se critica duramente la invitación realizada por la máxima autoridad de la U.N. de Cuyo. Dicho mail fue enviado a mucha gente y recogió más de un centenar de adhesiones que fueron comunicadas al Departamento Prensa de esa Casa de Altos Estudios.


La Carta de Repudio a la Misa

"En pleno siglo XXI y amparándose en una resolución rectoral del año 1979, en que las Universidades Nacionales carecían de autonomía, avasalladas por la dictadura más cruel y homicida de su Historia, se resuelve honrar, el 8 de Diciembre, con una misa a la Virgen María, convocando para ello a todos los claustros.

¿Qué Universidad es ésta, nos preguntamos, que sigue imponiendo criterios de supremacía de una religión sobre otras y sobre la libertad de pensamiento?. La misma palabra "Universitas" nos habla de universalismo y mencionarla significa amplitud, diversidad, debate. ¿Es que se ha resuelto retrotraer la Historia hacia un pasado insoportable, donde el dogma y las camarillas de "hoy por ti y mañana por mí" se enquisten nuevamente?

La Reforma Universitaria de 1918 abrió puertas y ventanas a la Ciencia, a la renovación, a la libre investigación y a la autoridad que concede la sapiencia. No se puede regresar a "la renta secular de los mediocres" como decía el Manifiesto Liminar.

Hemos seguido por las pantallas de la televisión la sesión preparatoria de la Cámara de Diputados de la Nación, donde los legítimos representantes del pueblo, elegidos en comicios ejemplares, prestaron juramento para acceder a sus bancas. Se pudo constatar allí que había cuatro textos para hacerlo: uno por los Santos Evangelios, otro por Dios y por la Patria, otro por la Patria y el cuarto, sin ningún aditamento. Ése es el pluralismo que nos representa en este siglo. No hace muchos años, no se podía ingresar al recinto, ni ejercer las profesiones, ni ser presidente, si no se pertenecía a la que se autodenominaba "la religión del Estado".

¿Puede un Estado tener religión? Sí, en las teocracias. No en las repúblicas democráticas y laicas. Y la Universidad, tal como lo dijeran en 1918, es una república de estudiantes, porque estudia el alumno, el profesor y el egresado. Si no lo hicieren sería efectivamente el refugio de la inmovilidad senil.

Los abajo firmantes reclamamos la derogación de un Reglamento de tan oscuro origen y proclamamos la adhesión a una Casa de Altos Estudios digna de tal denominación."


¿Los dinosaurios? ¿quiénes son en realidad?

Para la Iglesia Católica, solo Dios es quien recibe el culto de la adoración. María es honrada de manera especialísima como intercesora por todos y cada uno de nosotros; las advocaciones son nombres que se le otorgan a la Madre de Dios según el lugar en donde se le atribuye una manifestación: así tenemos la Virgen de Lourdes, la Virgen de Fátima, la Virgen de Guadalupe, Nuestra Señora del Rosario, María Auxiliadora, entre tantas otras advocaciones como lo es la Inmaculada Concepción.

Desde sus primeros años, la Iglesia Católica acostumbró a nombrar a María o a santos como patronos de templos, lugares o profesiones. Para esta institución, nombrar un santo patrono significa ponerlo bajo especial protección y a quien, en determinada fecha del año, se invita a rendirle homenaje en un oficio religioso.

Patronazgo no implica algún cargo dirigencial. Que una Universidad, una Ciudad y determinados profesionales cuenten con un "patrono" no significa que se menoscabe la libertad personal.

El debate entre fe y razón no es nuevo, lleva siglos de vigencia. A través de las épocas, hubieron varios "liberales" que sostuvieron que la religión entorpece a la ciencia, como así también hubieron destacados científicos que no se avergonzaron de confesar ser religiosos, ya sean católicos, judíos o protestantes.

Para el catolicismo, tener fe en Dios no es limitar el vuelo de la razón sino, al contrario, conducirlo. Si obra con rectitud de intenciones, un científico busca la Verdad desde su campo de estudio y, a su vez, la Verdad está íntimamente ligada a la persona de Jesucristo.

De hecho, han habido notables científicos que defendieron la unidad entre fe y razón. Podemos citar al célebre Albert Einstein quien, al respecto, reflexionó “Hay dos maneras de vivir una vida: La primera es pensar que nada es un milagro. La segunda es pensar que todo es un milagro. De lo que estoy seguro es que Dios existe.” Arthur Schawlow, Premio Nóbel de Física 1981, aseveró "Al encontrarse uno frente a frente con las maravillas de la vida y del Universo, inevitablemente se pregunta por qué las únicas respuestas posibles son de orden religioso... Tanto en el Universo como en mi propia vida tengo necesidad de Dios". Más duro fue Christian Afinsen, Premio Nóbel de Química 1972, que declaró "Solo un idiota podría ser ateo".

Claro que es un derecho humano adherir o rechazar un determinado credo religioso. Si para una persona la religión le representa una opresión, es respetable pero no por eso esa persona debe hacer obligatoriamente extensiva su experiencia de negación de la fe a aquellas personas que aceptan un credo religioso.

Seguramente han habido y hay personas de la Iglesia Católica que han cometido errores y hasta han sido intolerantes para con aquellos que no adhirieron a sus enseñanzas.

Pero, como suceden en todos los casos, generalizar es muy peligroso y hasta injusto: día a día, miles de católicos en todo el mundo EN SILENCIO trabajan en hospitales, orfanatos, escuelas, universidades, comedores, lugares de extrema pobreza asistiendo, guiando y consolando a millones de seres humanos a los que no les exigen previamente certificado de bautismo católico; así tenemos historias heroicas de católicos que tuvieron un fuerte compromiso social sin empuñar ningún arma ni censurar a quienes pensaban distinto como, por ejemplo, Don Bosco, Madre Teresa de Calcuta, el Padre Alberto Hurtado, el Cura Brochero o Don Orione.

Me sorprende tanta histeria por una simple invitación a un oficio religioso. El rector de la Universidad Nacional de Cuyo solo invitó a honrar a la Virgen María y está en cada uno aceptar o rechazar la propuesta. Llama la atención que quienes se autoproclaman "libre-pensadores" son los primeros en censurar a la religión, especialmente la católica. Y quedan la preguntas: ¿en qué afecta a la "libertad de pensamiento" de ateos y agnósticos que algunas autoridades académicas y alumnos asistan a una Misa?, ¿cuál es el daño institucional que ello ocasiona?

23 comentarios:

Cato® dijo...

Definitivamente la reaccion de Vagina 12 (boletin oficial de la republiKa Argentna) cuya alma mater es Horacio Verbitzky es el fiel reflejo de lo que le faltaba a los K en materia ideologica.

Acá lo que molesta de sobremanera (a ellos) no es el hecho de "invocar una resolución de 'La Dictadura'", No conozco a Somoza ni su obra, Su llamado a celebrar el día de la Patrona de la UNCuyo a mi entender es correcto -se trate de una resolucion de 'La Dictadura' o no- Evidentemente lo que 'molesta' es que se halla hecho la convocatoria a celebrar una Misa en honor a la Madre de Dios -que ha sido nombrada Patrona de la institución.

Que yo sepa ni Somoza ni nadie obligó a nadie a asistir; el mismo Rector invitó a quienes desearan participar.

Evidentemente la critica y polemica intenta con motivos difusos a reaccionar con laicisismo militante, al servicio del nuevo orden mundial, lo que da a entender que ya no se trata de derecha versus izquierda, ateismo versus cristianismo o heterosexualidad versus homosexualismo, sino "todo el pensamiento libre" contra los buenos usos y costumbres que en algun momento nos dieron una identidad, como personas, como instituciones, como nacion y como seres humanos.

Tampoco escuché a ningun sacerdote u obispo salir al choque ante semejante actitud anticatolica, y eso tambien es sumamente detestable.

DriverOp dijo...

No. Lo que molesta es que se usen recursos PÚBLICOS para convocar a un acto PRIVADO. Lo que molesta es que se usen recursos PÚBLICOS que todos pagamos, para un acto de una religión en particular, sea éste católico o de otra religión.

mario dijo...

DriverOp

Leí las protestas por la invitación a esa misa y en ningún lado se hace mención a la tremenda cantidad de dinero que habría demandado organizar una simple Misa.

A mí me molesta que usan dinero que TODOS PAGAMOS EN IMPUESTOS para mantener clientelismo y agrupaciones patoteras que se disfrazan de "organizaciones de derechos humanos". Creo que ellos reciben un poco más de dinero que el necesario para celebrar una Misa, no te parece?

Marcela dijo...

El dinero para oficiar una misa -se paga con la colecta que hacen los mismos católicos asistentes a esa celebración- es un recurso al que se apela cuando hay mucha fantasía por desconocimiento. Además, en el caso que fuera así, sería proporcional a los impuestos que por estricta justicia pagamos todos los católicos argentinos. El despilfarro lo hace el mismo gobierno movilizando gente como ganado para sus actos y manifestaciones patoteriles, con "sanguche incluído" y cotillón. Esto si que no hace bien a nadie y todo sale de los bolsillos de todos. Así estamos como país, todos aportamos, pero los derechos de todos no son respetados. Cariños y Bendición. Muy bueno el blog.

mario dijo...

Hola Marcela

Tené cuidado que, por pensar así, los "mentes-abiertas" te van a decir "conservadora", "fascista" y querés "que vuelvan Videla y Massera"...

Saludos y gracias.

Irma dijo...

No soy Catolica, pero respeto mucho a todos no solo a los catolicos y estoy con Marcela con lo que Ella cuenta como se hacen las misas como se ayuda a los necesitados, como tenés contención espiritual, los que trabajamos en Iglesias sabemos como conseguimos el dinero, no ganamos lo que ganan las madres y abuelas que no laburan, toda la mafia Ka.
a toda esta mafia solo le importa hacer caja para Ellos, yo no se que fué a hacer Kristina el negro de la CGT y Carlotto, sin son ubanda?, El Papa los atendió porque no puede hacer diferencias... los cara duras son Ellos que se hacen los santos cuando son tan diablos, por favor.

mario dijo...

Hola Irma:

La religión católica es, aún, la mayoritaria en nustro país. Es por eso que el ateísmo va contra ella; si la mayoritaria fuera otra, a esa tendrían en la mira.

Prefiero evitar juzgar a los demás ya que para eso hay un Dios, solo voy a defender lo que creo.

Saludos.

Irma dijo...

Pero por supuesto Mario, yo respeto y soy "amiga de sacerdotes, hasta les pido consejos por eso yo respeto y se que es verdad, que si hubiera otra religión estaría en la mira de de esta gente mal educada, Yo en realidad no soy religiosa, soy Cristiana, ser cristiana no es tener religión, eso lo puso el Hombre Dios es uno solo, un abrazo.

mario dijo...

Hola Irma

LOs seres humanos hemos sido creados para vivir en comunidad. Nacemos en una comunidad que llamamos familia, vamos creciendo en comunidades (escuela, gurpos de amigos) y trabajamos, directa o indirectamente, en comunidad.

La religión es necesaria en el sentido de que nos sirve para compartir la fe en comunidad. Si cada de nosotros crea su propia fe "sui generis", sería muy difícil compartir la fe y caminar juntos hacia Dios. Los cristianos tenemos que salvarnos en comunidad y la religión nos "religa" con Dios y con nuestro prójimo.

Yo soy católico y no me avergüenza decirlo. Fui educado en un colegio salesiano que me hizo mucho bien. HE tenido y tengo mis rollos con la fe y con la religión pero sé valorar todo lo positivo que me ha dejado y me deja para mi vida, que no es poco.

Soy conciente de que la religión nunca es un fin en si misma sino tan solo es un medio. Eso sí, constituye un medio muy importante. Pero creo que Dios está por encima de cualquier religión, inclusive la católica.

La Iglesia Católica nos guía espiritualmente, nos ayuda a interpretar las Sagradas Escrituras, nos dispensa los Sacramentos como signos visibles de la Gracia de Dios, nos congrega como hermanos.

Más allá de que tengamos nuestras miserias, Dios nos ama y su Misericordia es siempre más grande que cualquier maldad. Basta tener el corazón humilde para dejarse perdonar y amar por Dios. De eso se trata la religión.

Saludos.

Irma dijo...

Ojalá que ahora que ya estamos en los últimos tiempos, ya Jesús está muy cerca, todas esas religiones nos podamos unir y tratar de que los que no son Salvo podamos predicarles la Santa Palabra de Dios (LA BIBLIA) TODO AQUEL QUE EN EL CREE SERÁ SALVO!!! Dios nos Ama a todos algunos somos sus hijos y otros sus creatura, esas faltan ser salvas!!! Dios nos da el libre alverdrio, nosotros debemos acercarnos a El humillados, y El nos abres sus brazos, Dios te bendiga Mario

DriverOp dijo...

Mario:
Le recuerdo que recursos no es solo dinero, también puede ser tiempo, espacio, energías e influencia y poder.
Aunque se gaste un centavo en la convocatoria, eso es un centavo más de lo que es tolerable.
A mi también me molesta el clientelismo y el patoterismo pero no estamos hablando de eso, estamos hablando de una convocatoria que hace un rector de una universidad pública desde esa misma universidad para un acto privado.
Si el señor rector quiere convocar a una misa, que pegue un cartel en la puerta de la parroquia más cercana o pague un cartel de calle a calle si quiere, eso no me molesta en absoluto, está en su derecho, pero hacerlo desde una universidad pública eso sí que no.

Anónimo dijo...

Soy de la opinión de que los católicos hagan de sus vidas lo que les venga en gana según su doctrina, sin inmiscuirse políticamente, sin intentar cambiar dicha doctrina a su conveniencia (cosa que no hacen otras religiones) y sobre todo respetando a los que no comulgamos con esta secta, religión o como se quiera llamar. Si los denominados católicos revisaran cuantos de ellos cumplen con las obligaciones de su propia doctrina tal vez se dieran cuenta del grado de cinismo que demuestran cada vez que se dirigen como grupo a la sociedad en general. Seguid con vuestros ritos y ceremonias místico-mágicas al pie de la letra y dejad al mundo en paz. La iglesia católica no tiene ninguna autoridad moral para presentarse siquiera como grupo de opinión ante el mundo, más bien al contrario, debiera mostrarse con humildad y prudencia no sea que alguna vez la justicia les pusiera en su sitio. No puedo dejar de recordar a tantos niños (irlandeses por ejemplo) que saben perfectamente de qué hablo.

mario dijo...

Driver Op

Un misa católica no es un acto privado: es una celebración pública a la que puede asistir cualquier persona que lo desee. Las misas son en templos a puertas abiertas y nadie se esconde, se participa abiertamente.

Hay una ley que estableció el patronazgo de la Virgen María sobre la UNC y no es desubicado que esa misa anual en honor a María tuviera carácter institucional.

Me parece bárbaro que la invitación haya sido abierta y la asistencia sea libre. Si en en esa universidad hay gente atea o que profesa otro credo, tiene toda la libertad de negarse a participar.

Las universidades públicas de este país son escenarios de diversas manifestaciones culturales y políticas que son organizadas no solo por sus autoridades sino también por agrupaciones que muchas veces trabajan para propagar su ideología.

Si comparamos la cantidad de esos actos con las convocatoria a actividades religiosas que puedan haber en una casa de altos estudios, podremos ver que las cantidades de oficios religiosos son insignificantes.

Entonces, si cualquiera puede poner una imagen en un afiche, cartel o cuadro de un referente político en cualqueir pared de una universidad pública, por qué molesta que alguien pudiera poner una imagen religiosa o un afiche invitando a una actividad religiosa? qué hay detrás de esa fobia que tanto molesta?

Aunque parezca un detalle menor, valoro la respetuosidad que ud. utiliza para expresarse acá. No es frecuente.

Saludos.

mario dijo...

Anónimo del 19 de enero de 2010 11:18

No estoy de acuerdo con tu censura hacia los católicos. ¿por qué porhibírseles que participen activamente en la vida política del país como lo puede hacer un ateo, un evagélico, un judío, un masón o cualquier otro?, ¿no sería acaso una discriminación?

Tenés razón de que somos muchos los católicos que a diario cometen errores y necesitan ir revisando y corrigiendo a menudo. Es cierto que no todos los católicos lo hacen. Es cierto que hay algunos atólicos despreciables, tanto sacerdotes como laicos.

Sabés una cosa? siempre hace más ruido un árbol que cae que todo un bosque que crece. Son millones los católicos que hacen bien en este mundo EN SILENCIO. No salen en los diarios ni en televisión los católicos que salvan vidas en orfanatos, comedores, escuelas, hospitales sin pedir nada a cambio, ni siquiera obligan a bautizarse.

Si halás de los abusos sexuales que cometieron algunos sacerdotes, te doy la razón: es algo totalmente repudiable... pero si vamos a fondo en este drama, veremos que diversas estadísticas afirman que más del 90% de los abusos sexuales contra menores son cometidos por gente del círculo íntimo de la víctima, sean familiares o amigos de la familia; esos abusadores son mayoritariamente hombres que tienen su pareja.

Ya que estás acusando tanto, vos tenés inmaculadas tu conciencia y tu historia para reclamar moralidad a los demás? tenés suficiente autoridad moral?

Saludos.

Anónimo dijo...

A Mario:

La disculpa de la caridad y el trabajo social de la iglesia para justificar su existencia está muy gastada, en las sociedades verdaderamente avanzadas sería el estado y sus organismos quien debiera ocuparse de que todos estuvieramos atendidos, mientras exista la caridad no es posible la justicia social.
En cuanto al tema de los abusos, permite que cuestione tu discurso: buscar un criminal más grande que alguien no vuelve a ese alguien inocente.
Mi catadura moral no viene al caso porque yo no tengo una doctrina que pretendo imponer a quien cree en ella y a quien no, que es lo que pretende la iglesia católica cuando se inmiscuye en política e intenta inflluir en decisiones que afectan a sus acólitos y a quienes no lo son. En resumen, la iglesia católica siempre ha tenido una voluntad expansiva y totalitaria.
"Quien no esté conmigo, está contra mi" quien dijo eso, Hitler? ah no, Jesucristo o el mismisimo dios, no me acuerdo.

mario dijo...

Anónimo del 20 de enero de 2010 05:58

Releé tranquilo el comentario que te dejé y verás que en ingún momento intento justificar los crímentes cometidos por católicos, especialmente por algunos sacerdotes.

Si te hablé de todo el bien que hacen millones de católicos no es para tapar aquello, sino para invitarte a que tengás una mirada un poco más amplia del catolicismo y veás también que hay gente excelente también.

No me interesa juzgar tu catadura moral porque yo no tengo autoridad alguna. A lo que voy es que es mejor mirarse a uno mismo antes de señalar miserias ajenas. Vos decís que no querés imponer tu ideología? Qué es entonces censurar la participación de católicos en política?

Respecto a la frase que no es de Hitler sino de Jesucristo, te propongo leer el pasaje de donde está extraída para ponerla en contexto:

"En aquel tiempo, habiendo echado Jesús un demonio, algunos de entre la multitud dijeron: Por Belzebú, Príncipe de los demonios, expulsa los demonios. Otros, para ponerle a prueba, le pedían una señal del cielo. Pero Él, conociendo sus pensamientos, les dijo: Todo reino dividido contra sí mismo queda asolado, y casa contra casa, cae. Si, pues, también Satanás está dividido contra sí mismo, ¿cómo va a subsistir su reino?.. porque decís que yo expulso los demonios por Belzebú. Si yo expulso los demonios por Belzebú, ¿por quién los expulsan vuestros hijos? Por eso, ellos serán vuestros jueces. Pero si por el dedo de Dios expulso yo los demonios, es que ha llegado a vosotros el Reino de Dios. Cuando uno fuerte y bien armado custodia su palacio, sus bienes están en seguro; pero si llega uno más fuerte que él y le vence, le quita las armas en las que estaba confiado y reparte sus despojos. EL QUE NO ESTÁ CONMIGO, ESTÁ CONTRA MÍ, y el que no recoge conmigo, desparrama. Cuando el espíritu inmundo sale del hombre, anda vagando por lugares áridos, en busca de reposo; y, al no encontrarlo, dice: "Me volveré a mi casa, de donde salí." Y al llegar la encuentra barrida y en orden. Entonces va y toma otros siete espíritus peores que él; entran y se instalan allí, y el final de aquel hombre viene a ser peor que el principio." (Lucas 11, 15-26)

Esa frase la dijo Jeus cuando después de haber liberado a unas personas de unos demonios (claro que podés creerlo, o no) y algunas personas dudaban del origen de sus poderes, si venían de Dios o del diablo. Jesús explica ahi que no se puede estar con Dios y con el diablo al mismo tiempo y trata de dejar en claro su pertenencia a Dios.

Como verás, nada hay en esa frase de ideologías partidarias de parte de Jesús sino de una cuestión meramente espiritual.

Saludos.

DriverOp dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
DriverOp dijo...

Mario:
Lo que me dice es que una misa es un acto privado de acceso público. Igual a como es un concierto de rock o una obra de teatro. Eso no cambia nada lo que he dicho.

La ley que menciona hay que quitarla inmediatamente. Una universidad pública no debe tener el patronazgo de un ser mítico de ninguna religión. Si los católicos se sienten con derecho a imponer patronos ¿por qué no también los hindues?, ¿por qué no todas las religiones del mundo?, y ya de paso que cada una convoque a su equivalente a la misa cuando le venga en gana. Oiga, ¿estamos en una universidad o en un templo?.

El hecho es que la autoridad máxima de esa institución educativa está convocando a un acto que bien puede interpretarse como obligatorio o requerido como tal por la propia institución hacia todo el alumnado. Lo cual es falso. Los ateos (y los no católicos) no tenemos que negarnos a participar, no tenemos ni siquiera que considerar la opción, así como usted hace cada vez que un Iman convoca a la oración de los musulmanes. Usted no se niega a esa convocatoria, simplemente no la considera ¿cierto?.

No importa cuántas convocatorias se hagan, el hecho es que se hacen, una o mil, da igual. La universidad publica debe ser laica y eso significa que no debe haber ningún tipo de influencia religiosa, de ninguna religión.

La política es parte esencial de la vida institucional de la universidad pública, por tanto la propaganda política es el ejercicio de la libertad de expresión de las diferentes agrupaciones políticas. La religión no lo es. Así que su comparación es improcedente.

Gracias por los conceptos finales.
Saludos.

mario dijo...

Driver Op

Si Ud. cree que hay que derogar la ley que establece el patronazgo de la Virgen María sobre la U.N.C., pues bien, no tiene más que proponerlo concretamente ajustándose a los pasos legales.

Que yo sepa ni dicha ley ni ninguna autoridad eclesiástica prohíbe que otros cultos religiosos puedan celebrar sus rituales en instalaciones de una universidad.

Si Ud. toma algún libro de historia y/o antropología podrá observar que el ser humano es, desde los albores de la historia, un ser religioso, capaz de lo sobrenatural. Esta característica humana perdura hasta nuestros días, lo cual vemos reflejado en la gran cantidad de científicos que profesan credos religiosos, católicos o no.

Que Ud. interprete como "obligatorio" el asistir a una misa que invita una autoridad universitaria, es algo totalmente subjetivo. Repase el texto de la invitación y corrobore que no existe término alguno que hable de imposición alguna. Por ende, si nos ajustamos a los hechos, esa interpretación es algo irrelevante.

Personalmente, no me me he escandalizado cuando una persona de otro credo oró por mí. Me ha pasado de compartir oraciones con personas de otras religiones sin que eso implique una "traición" a la Iglesia Católica.

La religión en si misma nunca es un fin en si misma, es un tan solo un medio. Eso sí, es un medio muy importante para llegar a Dios.

Así como Ud. exige una universidad estrictamente laica por respeto a todos los que no profesan la fe católica, me parece que Ud. debe considerar que no son pocos los jóvenes universitarios a los que no les interesa participar en agrupaciones políticas. Más allá de que yo tampoco esté de acuerdo con esa actitud, considero que hay que respetar la postura "apolítica" que tantos conciudadanos exhiben.


Estoy en desacuerdo con Ud. cuando afirma que "La política es parte esencial de la vida institucional de la universidad pública, por tanto la propaganda política es el ejercicio de la libertad de expresión de las diferentes agrupaciones políticas".

¿Por qué? Simple, lo único que hace a la esencia de una Universidad, sea pública o privada, es el ESTUDIO. Nada más. A la universidad uno va a estudiar para perfeccionarse humanamente y obtener una acreditación para luego prestar un servicio a la comunidad.

LAS UNIVERSIDADES NO TIENE PORQUÉ SER NIDO DE COMITÉS DE PARTIDOS POLÍTICOS, ni centros de operaciones de partidos políticos. No hace falta conocer todas las universidades argentinas para saber de esa gran cantidad de estudiantes "crónicos" que solo buscan ganar algún espacio de poder en beneficio propio y que poco les importa la educación argentina.

Insisto: lo únicio esencial en la universidad es el estudio. Pero no por eso la política, la cultura, el deporte y la religión dejan de ser importantes en la vida universitaria.

Así como las actividades políticas y cultura contribuyen a la formación humana de los futuros profesionales en una universidad, debemos respetar los espacios que se generan para contemplar el desarrollo espiritual de nuestros jóvenes.

Saludos cordiales.

DriverOp dijo...

Mario:
"Si Ud. cree que hay que derogar la ley que establece..."
Dígame algo que no sepa ya. En eso estamos, mi amigo, en eso estamos.
"Que yo sepa ni dicha ley ni ninguna autoridad eclesiástica..."
Afortunadamente para la democracia tiene usted razón. Pero lo que yo propongo es precisamente lo contrario, que NO se pueda hacer NINGúN tipo de celebración religiosa en NINGUNA institución educativa pública.
"Si Ud. toma algún libro de historia y/o antropología..."
Me temo que eso es irrelevante. Los seres humanos que quieran expresar sus sentimientos religiosos ya tienen lugares específicos para ello, no hay ninguna necesidad de invadir otros.
"Que Ud. interprete como "obligatorio"..."
No solo yo puedo interpretarlo así. Cualquier estudiante desprevenido puede hacerlo. Me parece que no ha comprendido mi punto: no importa si es obligatorio o no, el problema es que puede ser interpretado así.
"Personalmente, no me me he escandalizado..."
Yo tampoco pero me temo que eso también es irrelevante al tema propuesto aquí.
"La religión en si misma nunca es un fin en si misma..."
No tengo nada qué decir al respecto.
"Así como Ud. exige una universidad estrictamente..."
Esto ya lo he comentado: la política es intrinseca a la vida universitaria. Prohibir la política en la universidad es impedir la democracia.
"¿Por qué? Simple, lo único que hace a la esencia de una Universidad..."
Tiene ud. razón pero diferimos en que eso no es lo único esencial en una universidad. Así como un alumno va a estudiar, un profesor va a enseñar y ambas cosas son necesarias para una universidad, por tanto no solo yerra ud. al estar en desacuerdo conmigo sino que yerra al decir que lo único esencial es el estudio.
"LAS UNIVERSIDADES NO TIENE PORQUÉ SER NIDO DE COMITÉS DE PARTIDOS POLÍTICOS..."
Yo no lo calificaría así, no a todos, claro, pero me da igual, eso no invalida mi argumento.
Se puede contemplar el desarrollo espiritual de nuestros jóvenes SIN recurrir a la religión. Lamento que usted no pueda separar una cosa de la otra.
Saludos...

mario dijo...

Driver Op

No he descubierto la pólvora, solo le comento mi punto de vista.

Ud. y yo tenemos difrencias importantes al momento de pensar lo que, aún así, no impide que ambos podamos debatir sobre éste y cualquier otro tema.

Solo quiero detenerme en el comienzo de una frase suya. Cuando me dice "por tanto no solo yerra ud. al estar en desacuerdo conmigo..." Considero que todos tenemos que tener la humildad de no absolutizar el propio punto de vista de la realidad; hay que saber que en este mundo tan diverso hay gente que puede coincidir en todo, en parte o en nada con lo que uno piensa.

Personalmente, no me atrevería a afirmar que Ud. está equivocado en su modo de pensar por el mero hecho de no pensar como yo. Creo que ni Ud. ni yo pensamos mejor o peor, no valen las comparaciones: tan solo pensamos distinto.

Si bien no lo comparto del todo, su punto de vista es respetable.

Insisto que una universidad es un espacio para la educación superior de los individuos que allí concurran. Solo eso es lo esencial.

Pero no por eso esa afirmación que hago no es una propuesta para proscribir la actividad política en una universidad. Me parece bueno que nuestros jóvnes universitarios se comprometan en la vida política del país...

Pero, si somos respetuosos y democráticos, debemos reconocer y aceptar que no son pocos los estudiantes universitarios a los que no les interesa participar en política.

Por último, me permito ddarle una sugerencia que, si le parece, la puede tomar.

Si Ud. quiere seguir adelante con su vocación política, tenga en cuenta que es un servicio que se hace a la sociedad. Y en toda sociedad hay gente con distintos criterios y puntos de vista. Entonces, un político debe trabajar para todos, no solo para los que lo aplauden y piensan como él.

Saludos.

Anónimo dijo...

Ahora, el desarrollismo es progre

LA HABILIDAD PARA ETIQUETAR SIN MIRAR-SE

La pereza y, en algunos casos, la deshonestidad intelectual parecen ser una constante del debate político y económico. De acuerdo con la conveniencia a la hora de tejer alianzas o ahondar diferencias, un mismo dirigente, partido o doctrina pueden ser calificados de formas opuestas y pasar del infierno al paraíso en un instante.

En todos los casos, la ausencia de claridad conceptual es remplazada por un rosario de etiquetas que no definen absolutamente nada. Así, los clásicos “facho” y “bolche”, empleados según la posición política de cada uno, fueron complejizándose para llegar en los últimos años a otros como “neoliberal”, “centroprogresista” y el último hallazgo de “troskoleninista”.

En rigor, esas etiquetas definen más a quien las enuncia que a sus destinatarios. Si el “nazi-nipo-fasci-falange- peronismo” pasó en cuatro décadas a ser “la expresión progresista de la burguesía”, la culpa no fue del Justicialismo sino del oportunismo de cierto partido que intentaba justificar su pase de la Unión Democrática hacia un acercamiento al PJ. Es apenas el ejemplo más extremo de una vieja costumbre nacional que atraviesa todo el espectro ideológico.

Quizás en eso esté pensando por estos días la presidenta del Banco Central, Mercedes Marcó del Pont. No tendrá que hacer demasiado esfuerzo para recordar que los que hoy rescatan “el perfil progresista del desarrollismo” son los mismos que hace un cuarto de siglo acusaban al MID de entreguista, reaccionario, fascista, golpista y otras delicadezas. Pero también se indignará al observar que muchos que por décadas se deshicieron en loas a la gestión del ex presidente Arturo Frondizi, hoy se alertan por el “estatismo” supuestamente implícito en su doctrina.

Entre tantos elogios y críticas, los dos sectores parecen haber pasado por alto algunas cosas. Como, por ejemplo, que pertenecer a tal o cual agrupación no es garantía de nada. En todos los gobiernos de los últimos treinta y cuatro años hubo desarrollistas, muchos de los cuales no tuvieron la suerte de ser considerados “progresistas”, a pesar de haber compartido ideología y militancia con Marcó del Pont.

Por otra parte, tampoco parecen tener en cuenta la escasa relevancia que el pensamiento desarrollista le ha dado a las cuestiones monetarias. ¿Alguien recuerda quiénes fueron José Mazar Barnet, Eusebio Campos y Eustaquio Méndez Delfino? Fueron los tres presidentes que tuvo el BCRA durante la gestión de Frondizi. Ni el más memorioso de los desarrollistas lo menciona a la hora de comentar los hechos salientes de la experiencia de 1958 a 1962, iniciada con una inflación anual del 113 por ciento. Es cierto que, siguiendo la explicación que repitiera insistentemente Rogelio Frigerio, fue la consecuencia del sinceramiento de una inflación reprimida y que en 1961 cayó a niveles de un dígito, pero alguien está dispuesto a reeditar la experiencia en 2010?

(continua...)

Anónimo dijo...

(y finaliza)

La pregunta lleva a despojarse de las etiquetas y abordar el verdadero debate sobre la premisa desarrollista en la materia: el sinceramiento de precios, salarios, tarifas y tipo de cambio, caballito de batalla de Frigerio no sólo en 1958 sino cuando fue candidato a presidente en 1983. Fue ese año cuando el tío abuelo de la actual presidenta del Banco Central presentó un paquete de medidas que representaba, según sus palabras, “un efecto de sinceramiento inflacionario inicial... obligando a nuevos ajustes. No provocarían nueva inflación, permitirían que se exprese la actual política que ha, por una parte, alimentado, y por otra, reprimido y sofocado”. Aplicar esta receta en el actual momento podría significar la eliminación de subsidios por unos 40 mil millones de pesos y el consecuente “sinceramiento” de precios y tarifas.

El diputado Carlos Heller y los empresarios de la CGE y Apyme difícilmente comulguen con quienes aseguraron que “los planes de Gelbard y Martínez de Hoz simbolizan la incapacidad de respuesta de las clases dirigentes a los problemas de fondo de la realidad nacional... partieron de diagnósticos equivocados y, en consecuencia, erraron en el diseño de la política que debía aplicarse. Las dos corrientes intentan manejar burocrática y arbitrariamente las variables centrales: salarios, precios, tarifas y tipo de cambio.

Nosotros proponemos el sinceramiento total de todas esas variables”. Así lo dejó escrito Frigerio, que para que no quedasen dudas agregó: “disiento con el plan Gelbard, no en detalles sino en su concepción... es una reedición fiel del plan Krieger”.

Al mismo dilema se enfrentarían Hugo Yasky y Hugo Moyano, si se enteraran que para el desarrollismo “el punto decisivo es la reducción de planteles. Debe adoptarse como objetivo su reducción en un 20 por ciento, tanto enla Administración central como en las empresas públicas... deben designarse interventores en las empresas públicas, que en un plazo no mayor de 30 días establezcan pautas para, según el caso, su racionalización y reordenamiento, transferencia a la actividad privada o eventual liquidación”.

Y en cuanto a lo específico de la tarea de la presidenta del Banco Central, la receta frigerista no puede ser más clara: “debe establecerse un mercado único de cambios llevando la relación peso-dólar a una cotización lo suficientemente elevada para constituir un ‘colchón’ respecto del nivel de paridad”. Al momento en que Frigerio escribió esta propuesta, ese “colchón” significaba llevar el dólar de 80.000 a 120.000 pesos ley. Sí, 50 por ciento de una vez. Marcó del Pont será desarrollista, pero no va a cometer la torpeza de trasladar automáticamente los dictados de Frigerio en las inminentes reuniones que tendrá en el Consejo Económico con Amado Boudou (a propósito, el Cema sigue siendo “neoliberal” o ya es “progresista”?). Un economista, en tanto funcionario de un gobierno, sabe que actúa en un tiempo y lugar determinados. En caso de no tenerlo en cuenta, las etiquetas volverán a cambiar como por arte de magia y lo “progresista” volverá a ser “reaccionario”. A mano está el ejemplo de Martín Redrado, “progresista” por cinco años consecutivos, hasta que su primer “no” lo llevó al calificativo opuesto.

La discusión, en este caso particular, es otra y pasa por la honestidad en las posturas políticas. No se trata de buscar las etiquetas más presentables y convenientes para la ocasión, sino de analizar qué hay detrás de ellas. Es que además de precios, salarios, tarifas y tipo de cambio, lo que hay que sincerar es el debate.

Marcelo Bátiz
DyN

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina