lunes, 14 de diciembre de 2009

Jóvenes idealistas... ¿universitarios?

En el día de hoy, la Universidad de Buenos Aires elegía a sus autoridades en el Edificio Anexo del Congreso de la Nación, adonde había mudado su asamblea por expresa recomendación de la Policía Federal. Participaron los trece decanos de facultades, los quince consejeros superiores (cinco profesores, cinco alumnos, cinco egresados) y los 208 consejeros directivos de las facultades (ocho profesores, cuatro estudiantes y cuatro graduados por cada unidad académica).

El actual Rector de la U.B.A. Rubén Hallu llegó como favorito y, finalmente, fue reelegido en su cargo para el periodo 2010 - 2014.

Identificada con la izquierda, la Federación Universitaria de Buenos Aires es opositora acérrima de Hallu a quien le reclama, entre otras cosas, tal como se comprometieron las autoridades en el 2006, no se reformó el estatuto universitario en lo referente al cogobierno y, a su vez, por el adelantamiento de la fecha de la elección del Rector. La F.U.B.A. ya había protagonizado serios incidentes cuando, en noviembre pasado, cuando forzaron la suspensión de los comicios de profesores y graduados.

Lo que se vio en las afueras del Congreso de la Nación fue un espectáculo lamentable y bochornoso: jóvenes supuestamente estudiantes universitarios descargaron su furia contra la Policía apostada en el lugar lanzando todo tipo de proyectiles enfrentándose contra los agentes de seguridad pública durante casi una hora en una triste batalla campal.

No es la primera vez que la F.U.B.A. hostiga a Hallu ya que, en el 2006 organizaron diversas manifestaciones para impedir que asumiera el cargo para que el que fue legalmente elegido.

Este nuevo capítulo de violencia protagonizada por la F.U.B.A. y agrupaciones de izquierda es un grave atentado contra la democracia. Es paradójico ver como la izquierda habla de democracia cuando el kirchnerismo impone ciertas medidas que les simpatiza pero, cuando alguien los contradice, embisten con una intolerancia primitiva.

Claro, todo responde a una moda ideológica de estos tiempos en que, cuando un militante de izquierda vomita todo su odio clasista contra quienes no comparten su pensamiento y hasta llega a matar por ello, se le dice livianamente "joven idealista" o "luchador social" (¿¿??)... claro que cuando alguien obra de la misma manera pero se identifica con "la derecha", se le dice "fascista" y/o "represor". En realidad, no deberíamos sorprendernos: ¿cuándo alguien de izquierda se muestra respetuoso y acepta que una mayoría no piense como él?, ¿cuándo se ha visto alguien de izquierda que sepa convivir con el disenso ideológico?.

Enardecido, Cristian Henkel, Presidente de la F.U.B.A. declaró a la Agencia TELAM que "A esto se le suma el adelantamiento ilegal de la Asamblea para realizarla en una fecha en la que no hay actividades, para evitar el debate interno sobre qué tipo de universidad pretende la minoría que gobierna la UBA". Tal vez creyéndose una encarnación del "Che" Guevara, Henkel había avisado el día anterior que "Vamos a mantenernos en vigilia en la Facultad de Sociales para marchar bien temprano hasta el Congreso e impedir que se realice la asamblea".

Hoy en día, más que un espacio de debate para una sociedad civilizada, el Congreso de la Nación es escenario de protestas violentas y peleas entre los mismos argentinos. Grupos minoritarios cargados de odio se hacen patrones de las calles, desprecian los derechos de todos los demás y extorsionan a quien se le de la gana con total impunidad. Para colmo de males, en tiempos de reivindicación del revanchismo setentista y la canonización del Che Guevara, cuando la Policía intenta hacer valer su autoridad y salvaguardar el orden social, su accionar es vilmente etiquetado como "represión".

Por un lado, quedan serias dudas de que todos esos energúmenos que atacaron con tanta furia un edificio público sean realmente estudiantes universitarios. Prefiero pensar que no lo son... porque si verdaderamente son estudiantes universitarios, ¿qué nos espera como país con estos futuros profesionales que desprecian la democracia y los derechos de los demás?.

1 comentario:

Irma dijo...

Son gente paga, no pueden ser estudiantes, y si los son,estamos en el horno

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina