sábado, 5 de diciembre de 2009

El incumplido seguro ambiental

por el Dr. Ernesto Lloveras
ernestolloveras@hotmail.com

Las Primeras Jornadas Regionales sobre Instrumentos Económicos de Gestión Ambiental, llevada a cabo el pasado 3 de Diciembre, en el Centro Cívico, marca a las claras las intenciones del gobierno de Gioja en relación a uno de los temas mas delicados en la problemática de la megaminería. Estamos haciendo referencia a la exigencia legal del SEGURO AMBIENTAL, establecido en la Ley General del Ambiente Nº 25.675, en su Art. 22, que dispone que todo aquel que realice ACTIVIDADES RIESGOSAS PARA EL AMBIENTE, Y LOS ECOSISTEMAS DEBERÁ CONTRATAR UN SEGURO DE COBERTURA CON ENTIDAD SUFICIENTE PARA GARANTIZAR EL FINANCIAMIENTO DE LA RECOMPOSICIÓN DEL DAÑO QUE PUDIESE PRODUCIR. No obstante la claridad y contundencia de esta norma VIGENTE Y DE DERECHO PÚBLICO, las empresas mineras se niegan sistemáticamente a cumplirla, argumentando simples excusas de orden económico, que no resisten el menor análisis.

Lo cierto es que hoy, después de cinco años de exploración y explotación minera, las empresas trasnacionales se burlan descaradamente de nuestra legislación, impulsando este tipo de jornadas, organizadas conjuntamente entre el gobierno y las mineras, con disertantes imbuidos, en su mayoría, en los intereses foráneos, tratando de convencer a todo espectador de buena fe pero no muy informado, con gran despliegue de carpetas, folletería y medios de comunicación obedientes a la pauta oficial, que sólo se limitan a hacer notas a los organizadores , pero que jamás consultan la opinión de los otros sectores de especialistas, abogados ambientalistas, y ONGs, que no comparten en absoluto las argumentaciones infantiles, explicitadas en estos eventos.

Lo lamentable de estas Jornadas, es que no está previsto un espacio para preguntar y repreguntar a los expositores, por lo que el debate está eliminado de plano, de allí el nulo valor científico de esta “BATERÍA DE CONFERENCIAS”, que lejos está de considerarse como un evento académico o científico, mas allá de la insólita adhesión de las dos Universidades locales.

Tampoco hubo trabajos en comisión, y despachos en mayoría y minoría, tal como se acostumbra a realizar en los encuentros académicos serios, en cualquier parte del mundo. De allí que el nombre de JORNADAS le quedó grande e inadecuado a este simple “CICLO DE CONFERENCIAS”.

Pero lo mas grave fue cómo se trató de convencer a los sanjuaninos, de que la Ley Gral. del Ambiente es un desastre, porque le exige demasiado a las pobres empresas mineras, que al parecer, vienen a hacernos un favor a los argentinos, y no a buscar lucro alguno. ¿Ingenuidad o Complicidad?

Mientras la doctrina jurídica nacional es coincidente en interpretar que las provincias deben AMPLIAR los presupuestos mínimos regulados por la Nación, aquí en San Juan, se intenta impulsar la DEROGACIÓN URGENTE DEL ART. 22 DE LA LEY ALUDIDA, POR CONSIDERAR LAS EMPRESAS QUE POR PROBLEMAS OPERATIVOS, DICHA NORMA ES DE CUMPLIMIENTO IMPOSIBLE (¿?)

Como ejemplo de tamaña “avivada”, invocan estos supuestos especialistas, que en Europa la legislación no es tan exigente, pero SE OLVIDAN DECIR QUE EN EL VIEJO MUNDO, CASI NO EXISTE ESTE TIPO DE MEGAMINERÍA A CIELO ABIERTO CON USO DE SUSTANCIAS TÓXICAS, ya que fueron prohibidas por sus respectivas legislaciones nacionales, aun antes de la conformación de la U.E.

Otra propuesta realmente aberrante que partió de esta reunión PRO MINERA, es que en una futura reforma a esta ley ambiental, SE ELIMINE LA PROTECCIÓN DEL AIRE, Y SOLO SE COMPUTE PARA LA REPARACIÓN DEL DAÑO, LA CONTAMINACIÓN DEL SUELO Y DEL AGUA, Y LIMITADA LA RESPONSABILIDAD DE LAS MINERAS SÓLO A UNA MITIGACIÓN EN LOS ELEMENTOS CONTAMINANTES, VIOLANDO EL ACTUAL PRINCIPIO DE RECOMPOSICIÓN DEL DAÑO AMBIENTAL, es decir, la obligación de dejar las cosas tal como estaban antes de la contaminación.

En realidad, lo que pretenden las mineras, avaladas por algunos gobiernos provinciales, y ciertas Universidades, es ELIMINAR EL SEGURO AMBIENTAL, para reemplazarlo por un FIDEICOMISO o Caja Común organizado por las propias empresas, desnaturalizando la toma de un seguro que es la única figura legal, a nivel internacional, que asegura una verdadera transferencia del riesgo; pretendiendo eliminar por decreto, la eventual contaminación del AIRE (¿y el cambio climático?), limitando por lo tanto, el quantum, la cifra del resarcimiento; flexibilizando el concepto de DAÑO AMBIENTAL, y reemplazándolo por otro, según dicen, MAS RAZONABLE, por si la minera cae en insolvencia, y una serie de absurdas justificaciones que sólo pretenden otorgar una VIA LIBRE a la megaminería, sacándose de encima estas leyes molestas para sus intereses comerciales, sin considerar que en el medio está el respeto a todo un ecosistema, y a la misma VIDA, de los seres que poblamos esta vapuleada tierra sanjuanina.

En este mundo al revés nos preguntamos…¿ Se animará el Senador César Gioja a presentar estas “fantásticas” ideas en la Cumbre Mundial sobre Cambio Climático, en la que participará “activamente” esta semana en Copenhague?

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina