lunes, 7 de diciembre de 2009

Eco-Imperialismo al desnudo

El miedo es una reacción de las más básicas en un ser humano y su causantes pueden ser de de los más variados según de quien se trate. En muchos casos, los miedos paralizan, restan capacidad de discernimiento, nublan sentimientos. En los menos, representan oportunidades: enfrentarlos hasta vencerlos es el signo distintivo de los valientes, de los triunfadores en esta vida (al respecto, es muy recomendable la lectura del libro "El caballero de la armadura oxidada" de Robert Fisher).

El miedo muchas veces es utilizado por poderosos para dominar a las masas, ya sea canalizándolos o inventándolos para sus propios intereses mezquinos. Desde siempre fue así.

En este mundo de hoy con tanta comunicación, con tantas redes que terminan enredando, con una efectiva publicidad, se sigue manejando a la gente en base a sus miedos. Quien mejor entiende este perverso juego es la Organización de las Naciones Unidas (O.N.U.) institución que, supuestamente, debe velar por el desarrollo armónico y la integración de todos los pueblos del mundo pero que, en definitiva, no hace más que imponer su agenda y su ideología.

Autoridades autoproclamados como ecologistas culpan exclusivamente al ser humano de los males del Planeta Tierra es por ello que desde UNICEF, Organización Mundial de la Salud, Greenpeace y otras organizaciones "humanitarias" luchan por atacar a la humanidad alentando la reducción de la población mundial con la implementación de polémicas medidas como la legalización de aborto y eutanasia. Jonathon Porrit, uno de los principales asesores del Primer Ministro Británico Gordon Brown, repite hasta el hartazgo la necesidad de que hayan menos seres humanos para "salvar el mundo". Asoma como posibilidad que en todo el mundo se imite la eugenesia que está legalmente vigente en China: allí se pena el nacimiento de niñas y se limita el número de hijos por pareja, que trae como consecuencia una espantosa cantidad de abortos e infanticidios. Para anular cuestionamientos, el ataque sistemático a los credos religiosos es otro de los recursos que utiliza la O.N.U. para captar más y más gente que ve en la ecología a un modo de vivir, casi una religión.

Gracias a una efectiva campaña publicitaria que incluye a famosas personalidades del mundo del espectáculo, hoy en día es bien visto adherir a los postulados ecologistas que nos ordena la O.N.U.

En el año 1988, la O.N.U. a través de la Organización Metereológica Mundial crearon la Intergubernamental Panel of Climate Change (I.P.C.C.), cuyos fines son más políticos que científicos: desde su origen, más que estudiar el clima en si mismo, su objetivo primordial es demostrar cómo la actividad humana está alterando el clima y, por ende, arruinando el Planeta Tierra. Los "científicos" que la componen no atienden razones que no sostengan sus afirmaciones.

Sostenida por organizaciones corruptas como Greenpeace y la fundación del ex Vicepresidente de los Estados Unidos Al Gore, la O.N.U. profetiza contínuamente tremendos desastres climáticos que acechan a este mundo producto de la contaminación ambiental, el crecimiento descontrolado de la población y el cambio climático. Según esta gente, el ser humano es el único culpable de todos esos males y, por ende, parece que hay que atacarlo.

Desde que abandonó la política estadounidense, Al Gore se avocó de lleno a la causa ecologista visitando países adonde recibe aplausos (y muchos dólares) predicando su visión catastrófica del mundo. En 1997, compartió el Premio Nóbel de la Paz con la I.P.C.C. por "sus esfuerzos por difundir grandes conocimientos de cómo el hombre ha cambiado el clima".

El Óxido de Carbono (CO2) está puesto bajo la lupa por distintas organizaciones que nos hablan del calentamiento global. Su composición molecular es de dos átomos de oxígeno y uno de carbono; en la naturaleza, su ciclo está vinculado al del oxígeno. El balance del Óxido de Carbono es sumamente complejo por las interacciones que existen entre la reserva atmosférica de este gas, las plantas que lo consumen en el proceso de fotosíntesis y el transferido desde la tropósfera a los océanos. Según la opinión de muchos científicos, el aumento de este gas es lo que determina el calentamiento global que se traduce en consecuencias nefastas como el descongelamiento de hielos en la Antártida como en el Polo Norte, como también en glaciares, el avance de desiertos, la suba del nivel de los mares y la dramática disminución de agua dulce, entre otras. ¿A qué se debe entonces ese aumento de CO2? las causas pueden ser varias pero está instalado que, en gran medida, se debe al descontrolado uso de el uso de combustibles fósiles (carbón, petróleo y derivados, gas), a la destrucción de bosques y a... ¡la respiración de los seres humanos!.

A fines de noviembre pasado, la Organización Metereológica Mundial dependiente de la O.N.U. entregó conclusiones de nuevos estudios que hablan de como todos los seres humanos estamos destruyendo el Planeta. En la Ciudad de Ginebra, tomó la palabra Michel Jarraudo, máximo responsable de dicho organismo que comunicó a la prensa "Las emisiones de CO2 a la atmósfera crecieron más en 2008 que a lo largo de los últimos diez años, cuando el crecimiento era de 1,9 partes por millón. Esto refuerza el hecho de que tienen que tomarse medidas tan pronto como sea posible". En septeimbre de este año, en la Asamblea de la O.N.U., el Presidente del Gobierno Español José Luis Rodríguez Zapatero analizó "la recesión es culpa del calentamiento global" (¿?).

Organizado por la O.N.U., entre los días 07 y 18 de diciembre de 2009 se desarrolla la Cumbre sobre Cambio Climático en la Ciudad de Coppenhague. Delegados de 194 países se dan cita en la ciudad capital de Dinamarca para ponerse de acuerdo en una serie de medidas para disminuir el "cambio climático". Se espera la participación de, nada menos, unas 15.000 personas; ya confirmaron su participación (el pacifista) Barack Obama, el premier británico Gordon Brown, el Presidente de Francia Nicolas Sarkozy y demás líderes de la Comunidad Europea, como así también los presidentes Luiz Inacio Lula Da Silva y Felipe Calderón, entre los más destacados.

En realidad, no se espera mucho debate sino más bien se trata asimilen la agenda prediseñada por la Organización de las Naciones Unidas. Se espera que se "proponga" la implementación de un impuesto en todos los países que firmen el acuerdo para financiar un organismo especial montado por la O.N.U. para seguir "estudiando" y "previniendo" el cambio climático.

En la víspera de dicha Cumbre, estalló un tremendo escándalo cuando un grupo de hackers que subió a Internet tres mil documentos y miles de correos electrónicos que durante diez años intercambiaron investigadores del prestigioso Centro de Investigación del Clima (Climatic Research Unit) de la Universidad de East Anglia (Gran Bretaña) y también trabajan para el I.P.C.C. En dichos mails, se leen como los reconocidos estudiosos adulteraban datos para sostener la teoría del "cambio climático".

Entre los señalados como mentirosos son Michael Mann, Phil Jones y Stefan Rahmstorf, quienes dieron a conocer sus investigaciones en numerosas publicaciones. Según esos mails, Mann explica cómo destruir una revista que ha publicado documentos científicos sobre el clima elaborados por escépticos y, en otra carta, dice que se pondrá en contacto con la cadena británica B.B.C. para averiguar por qué permitió la publicación de un artículo vagamente escéptico.

Lo que no se publica en medios masivos de comunicación es que no hay unanimidad en la comunidad científica acerca del tan mentado cambio climático. No son pocos los estudiosos que atribuyen las variaciones de Óxido de Carbono en la atmósfera a los cambios de las radiaciones solares que llegan a la Tierra; asimismo, algunos opinan que esas variaciones no producen un recalentamiento sino, al contrario, un enfriamiento. Según informa el portal Urgente 24, el profesor George Chilingar y Leonid Khilyuk de la Universidad de California del Sur y Oleg Sorokhtin del Insituto de Oceanología de la Academia de Ciencias Rusa publicaron un estudio que contradice completamente la relación entre CO2 y aumento global de las temperaturas; allí informan que “Los cálculos basados en la teoría adiabática del efecto invernadero muestran que el aumento de la concentración de CO2 en la atmósfera resulta en enfriamiento en lugar de calentamiento de la atmósfera de la Tierra”. Esta publicación desató la ira de los gurúes ambientalistas.

Más allá de las acusaciones cruzadas entre unos y otros, este escándalo ya tuvo su primera consecuencia con la renuncia de Phil Jones a la dirección de Climatic Research Unit, influyente institución que impone la teoría del cambio climático en todo el mundo. Otra secuela que dejó este escándalo fue la repentina cancelación de la conferencia que iba a dar Al Gore en la mencionada Cumbre de Cambio Climático, en donde ya se habían vendido unas trescientas localidades a U$S 1.500 cada una; ni Gore ni los organizadores han dado una explicación sobre los motivos que determinaron la suspensión de ese evento.

Vaclav Klaus, presidente de la República Checa, cuestionó el debate sin pelos en la lengua afirmando "El debate sobre el calentamiento global no es acerca de las temperaturas y los niveles de CO2. Es una guerra ideológica entre los que quieren cambiarnos a nosotros (y no al clima) y los que creemos en la libertad, los mercados, en el ingenio humano y en el progreso técnico. Los abogados del alarmismo climático piden una expansión sin precedentes de la intervención del Estado en nuestras vidas. Estamos siendo obligados a aceptar reglas acerca de cómo vivir, qué hacer, cómo comportarnos, qué consumir, qué comer, cómo viajar. Es inaceptable."

Claro que, a la par de haber sido inducidos a cambiar nuestros hábitos por lo del "calentamiento global", ha sido positivo que muchos hayamos tomado conciencia de que hay que cuidar el Planeta Tierra. Hemos recibido este mundo y hay que procurar preservarlo para que las generaciones que nos sigan puedan disfrutarlo también.

Pero de ahí a pensar que el ser humano es el principal enemigo de la naturaleza por lo cual hay que reducir el número de vidas, hay un trecho muy grande.


Video "La Gran Estafa del Calentamiento Global"

9 comentarios:

Pablo de Córdoba dijo...

El aumento del dióxido de carbono atmosférico esta altísimamente correlacionado con la actividad humana. El aumento de la temperatura global debido a ésto, es mucho más discutido.

Lo que sí me parece ridículo es que se eche la culpa a la población humana en general, y se hable de superpoblación, cuando todos saben que los único superpoblados son Europa y EStados Unidos, quizás Canadá. El nivel de recursos (no sólo energéticos) sino de todo tipo, el despilfarro y la bajísima eficiencia (en especial en Estados Unidos) hace que dependan de los recursos extraídos de países donde, para ellos, la gente sobre. Africa y latinoamérica por ejemplo proveen de alimento y materia prima sin las cuales no exisitría el American Way of Life.

Una vez escuché que si todos los habitantes del planeta tuvieran el mismo nivel de consumo y despilfarro que un norteamericano (estadounidense) promedio se necesitarían 10 planetas tierras.

En términos ecológicos básicos, si un ecosistema (digamos, un país) no puede sostener a la vida humana que la habita con sus propios recursos, está superpoblado. Estados Unidos es el mejor ejemplo.

Es como los econochantas, que se basan en algún tipo de conocimiento para sacar conclusiones y recetas fueras del sentido común, por defender intereses propios. ASí, existen también los ecolochantas.

Greenpeace hizo algunas campañas bastante intersantes, pero en general se quedan en el idealismo de proteger a los animales o a los bosques, y debieran mostrar más el cómo esto afecta a las comunidades humanas.

Por otro lado, me parece ridícula la campaña que están haciendo titulada como Pedile a Cristina que pare la usina a carbón de Río Turbio, o algo así. Es como ir a pedirle a un mendigo que no recoja las migajas de una mesa porque se puede acabar el pan.


Casi el 90% del oro extraído en Argentina tendrá como destino la joyería. De la misma forma, el petróleo (material tan necesario para la industria química) robado en Iraq o comprado a Venezuela tendrá como destino el motor de 4x4 o "hummers" con cilindradas de 4 a 8 litros.

La soja producida a costa de tanto desmonte y expulsión de laburantes y de comunidades a villas miserias y destrucción de culturas, tendrá como destino el músculo de vacas alimentadas en feed-lots, para poder comprar una hamburguesa que seguramente terminará aumentando la epidemia de obesidad.

mario dijo...

Como siempre, muy buen aporte, Pablo.

No soy un metereólogo pero me molesté en leer artículos sobre este temas antes y me llama la atención que no se divulgue la falta de acuerdo respecto al origen del aumento del Co2 ni mucho menos sus consecuencias. Así como hay estudios que, sin dudas, atribuyen el calentamiento global a la actividad humana, hay otros que hablan de un cambio natural del Planeta Tierra.

Me parece sospechoso que solo se dé difusión a los que predican catástrofes (onda Carrió en la política argentina) y no se escuche a otros que, con tantos estudios académicos como los primeros, afirman lo contrario.

Por otro lado, he leido osobre Greenpeace y he sido testifo de muchas de sus campañas. No dudo de la honestidad y buenas intenciones de algunos de sus militantes... pero sus más encumbrados dirigentes son impresentables. Greenpeace es un antro de corrupción y contínua adulteración de la realidad.

Este artículo ya lo había leído en otra parte y te lo recomiendo: http://www.taringa.net/posts/apuntes-y-monografias/2191459/Esa-secta-llamada-Greenpeace-l.html

La segunda parte la lees en http://www.taringa.net/posts/apuntes-y-monografias/2194773/Esa-secta-llamada-Greenpeace-II.html

Quienes también me parecen indefendibles son los de la patota de la Organización de las Naciones Unidas, perversa organización que es funcional a los que quieren dominar el mundo sin que los demás no nos demos cuenta. Es una organización empeñada en inculcarnos su ideología al precio que sea.

Una vez leí a Galeano que cuestionaba a los "poblacionistas" que quieren que se reduzcan drásticamente los índices de natalidad en América Latina, África y Asia cuando, basta tomar los datos de superficie y población para caer en cuenta que la densidad de población de Europa es largamente superior a la de los países tercermundistas. Si, para ellos, la mejor manera de luchar contra la pobreza es aniquilando a los pobres... lo peor es que en estas tierras muchos se prenden en ese discurso con tal de aparentar ser "progres".

Pero tampoco es para relativizar todo. Me parece bárbaro que los humanos no esperemos a que, realmente, el mundo esté pudriéndose para que tomemos conciencia de que tenemos que ser responsables y cuidadosos del Planeta.

Saludos cordiales.

Anónimo dijo...

Enfermo y cansado de recibir lecciones de los Hipócritas del Calentamiento Global - por Paul Joseph Watson (Prison Planet)

Abril 27, 2007 - Ya he tenido más que suficiente. Estoy más que harto de esos cretinos e idiotas engreídos que no dejan de pedirnos a todos los demás que hagamos sacrificios en nombre de la madre Tierra, mientras que ellos se dedican a sobrevolarnos en sus aviones privados arrojando montones de CO2 y se zambullen en sus piscinas climatizadas.

Son unos hipócritas.

Aunque tal vez deberíamos agradecerles todo esto, ya que esas falacias absurdas que salen de sus bocas están consiguiendo que el culto al calentamiento global, por culpa del hombre, pierda cualquier credibilidad que pudiera quedarle.La semana pasada, la cantante Sheryl Crow nos pedía a todos que usáramos un único pedazo de papel higiénico en nuestra visita al baño para ayudar a salvar el planeta.

Muy poco después de estos ridículos comentarios, el sitio web “The Smoking Gun” mostraba documentos que exponían la lista de exigencias de la Crow en sus giras. La lista incluía tres remolques tractores, cuatro autobuses y seis coches.

Yo ni siquiera tengo coche, de manera que recibir lecciones sobre lo que puedo y no puedo hacer cuando voy al baño me parece un poco fuerte, sobretodo viniendo de alguien cuya huella de CO2 es mas grande que las pisadas de King Kong.

En el estreno británico de su película “Wild Hogs”, el actor John Travolta instaba a todo el mundo a aportar “su granito de arena” para la lucha contra el calentamiento global, advirtiendo de que “todos tenemos que pensar en métodos combustibles alternativos”.

Yo tomo un vuelo comercial una vez cada dos años para unas cortas vacaciones. Sin embargo, Travolta, que tiene cinco aviones privados aparcados en la pista de su casa (ver imagen arriba), con lo que ha producido una cantidad estimada de 800 toneladas de emisiones carbónicas, 100 veces más que cualquier ciudadano medio el año pasado, es un “embajador servicial” para la línea aérea australiana Qantas y puso a su hijo de nombre Jett como tributo a su amor por los vuelos. De manera que cuando Travolta me da lecciones sobre como “poner mi granito de arena” me muero de la risa.

Al Gore es el Mesías para los fanáticos del cambio climático y su polémico libro plagado de errores “Una verdad inconveniente” se ha puesto en manos de todos los escolares británicos por orden del Gobierno de Blair para que los chavales puedan recibir un forzado lavado de cerebro que les obligue a creer que el calentamiento global es tan real como las cámaras de vigilancia, los detectores de metales y el escaneo biométrico de almuerzos que tendrán que soportar como parte de su “educación”.

La mansión de 20 habitaciones de Gore emplea 20 veces la cantidad de gas y electricidad de un ciudadano medio, pero Gore se zambulle espléndidamente en su piscina climatizada mientras la gente pobre y de clase media espera la avalancha de impuestos sobre el gasto energético que pulverizará cualquier recurso económico disponible que pudiera quedarnos en los bolsillos.

Gore está detrás de la organización de los conciertos del Live-8 style “Tierra Viva” que se celebrarán en múltiples ciudades en todo el mundo el 7 de Julio y que persiguen “concienciar a las mentes sobre el cambio climático”. Entre algunos de los artistas que actuarán en esos conciertos está Madonna que posee al menos 6 coches devoradores de carburante incluyendo un Merceds Maybach, dos Range Rovers, un Audi A8s u un mini Cooper S.

Según un informe, el año pasado Madonna voló en aviones privados y vuelos comerciales con un equipo de 100 técnicos, bailarinas, cantantes de coro, managers y familiares durante la gira de 56 días. La gira de la cantante “Confessions”produjo nada menos que 440 toneladas de CO2 el año pasado durante los cuatro meses que duró.

Anónimo dijo...

Documento de ONU revela líneas maestras de su lavado de cerebro sobre cambio climático

Después de que quedaran completamente claras la criminalidad y barbarie de los actos cometidos por científicos dedicados a amañar los datos climáticos obtenidos, con el fin de que éstos avalaran la teoría del cambio climático provocado por el hombre, empleando para ello todos los medios criminales a su alcance, presiones, coacciones y censura incluídas, sale a la luz un documento de la ONU donde se describen las líneas generales del programa de propaganda, con mención especial para niños y jóvenes, reconociendo, en sus propias palabras, que el mantra del calentamiento debe llegar a ser una nueva religión.

El documento revela cómo la elite está reclutando para sus filas a académicos de todo el planeta en un esfuerzo de minar la soberanía nacional que sus programas representan.

El programa de planificación de la ONU subraya la necesidad de implementar un sistema global de gobierno basado en regulaciones del medio ambiente y leyes, que ponga el acento en “la naturaleza evolucionaria de la forma de gobierno gubernamental a nivel internacional”.

Participantes en el documento incluyen a Janos Pasztor, Ban Ki-moon, Dominic Waughray y Maria Ivanova, todos ellos cabezas muy visibles en la organización de las Naciones Unidas y las divisiones de Medio Ambiente.

Un elemento importante del programa incluye “un rol de propaganda intensivo y extensivo de la UNEP que llegue más allá de sus instituciones tradicionales dedicadas al medioambiente a los niños y la juventud”.

“La sociedad civil, incluyendo niños y jóvenes y el sector privado serán alcanzados por medio de productos a medida y campañas específicadas” dice el documento.

De manera que están decididos a seguir haciendo propaganda de una mentira que ha quedado patentemente expuesta tras los recientes acontecimientos comentados arriba.

He podido comprobar directamente el escaso impacto que ha tenido esta noticia tan importante en muchas personas, incluso las que suelen estar bien informadas. Esto indica claramente que la maquinaria mediática ha querido dar un golpe de efecto contentando a quienes ya podíamos leer los propios correos hackeados en Internet, destapando el escándalo, pero sin embargo, como otras tantas veces, se ha negado a cubrir en las noticias en papel y diarios provinciales y locales esta noticia. En una palabra, al ciudadano medio que tendrá que pagar la cuenta de los abusos de la mentira climática le han robado DE NUEVO la información.

Esto es especialmente llamativo cuando sabemos que Al Gore, la cara de la Mentira Climática y autor de “Una verdad Incómoda” , libro en el que explicaba la teoría del cambio climático de calentamiento global producido por el hombre, ha sido denunciado (DENUNCIADO) por 30.000 científicos por FRAUDE. Porque, efectivamente, esto es lo que es, un FRAUDE, de proporciones épicas.

Pablo de Córdoba dijo...

Ahora voy a leer los artículos. Gracias Mario y saludos!

Anónimo dijo...

Nuevas pruebas del Climagate: Los científicos cuestionados estaban en contacto con grandes petroleras

A pesar de que la Cumbre del Cambio Climático de Copenhague sigue adelante, nuevas pruebas surgidas a raíz del llamado Climagate siguen saliendo a la luz: en varios mails se encuentran las relaciones entre algunos de los científicos cuestionados con grandes empresas petroleras. Aparentemente, los científicos buscaban financiación para el Centro Tyndall, de estudio climático. Además, un famoso programador de software libre accedió al programa que calculó el modelo de "palo de hockey" y encontró grandes anomalías.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) - Una serie de mails que formaron parte del escándalo del Climagate, enviados por científicos del CRU (Climatic Research Unit), traducidos en el blog "Trinity a Tierra", dan cuenta de las relaciones que mantenían con grandes empresas petroleras en busca de financiación para crear un instituto.

Según los mensajes, los científicos estaban armando una lista de contactos con directivos de petroleras como Shell y British Petroleoum, así como también otros nombres de importantes ejecutivos del sector energético y financiero, en busca de conseguir fondos para el Centro Tyndall.

Anónimo dijo...

Estos son los mails en cuestión:

From: “Mick Kelly”
To: m.hulme(a)xxxxxxxxx.xxx
Subject: Shell
Date: Wed, 05 Jul 2000 13:31:00 +0100
Reply-to: m.kelly(a)xxxxxxxxx.xxx
Cc: t.oriordan(a)xxxxxxxxx.xxx, t.o’riordan(a)xxxxxxxxx.xxx

Mike

He tenido una reunión muy buena con Shell ayer. Sólo tratamos una parte menor de la agenda, pero espero que acepten mi invitación para actuar como un socio estratégico y contribuir a un fundación estudiantil aunque sea bajo ciertas condiciones. Tengo que esperar a ver lo que dicen sus jefes allí y su respuesta.

Nosotros sin embargo tenemos que discutir lo antes posible qué significa una “asociación estratégica”, que es un fondo de estudiantil, etc. ¿Lo hacemos por correo? ¿en persona?
He escuchado que el nombre de Shell ha salido en la reunión de TC. Le copio esto a Tim que creo que estaba involucrado en esta discusión así que todos los implicados saben que no tienen que hacer una propuesta independiente en esta etapa sin consultarme!
Estoy hablando con el equipo de cambio climático Internacional de Shell pero este paso servirá igualmente para la nueva fundación dado que es sólo un paso más.
Es el equivalente de Shell a nivel directivo. Sé un poco acerca de la fundación y qué calse de proyectos están buscando.

Podría ser relevante para el nuevo edificio, de forma incidental. Aunque las opiniones son variadas respecto a donde remitirles la info,
recuerdos,

Mick

Anónimo dijo...

CARTA N2

From: Mike Hulme
To: Simon.Shackley(a)xxxxxxxxx.xxx
Subject: Re: industrial and commercial contacts
Date: Mon Jan 10 17:01:32 2000

Simon,

“He hablado con Tim O’Riordan y otros hoy y Tim tiene un montón de contactos que ha preparado para ayudarnos. Hay 4 muy específicos de Tim que son:


- Charlotte Grezo, BP Fuel Options (posiblemente estará en el Panel de Valoración del Cambio Climático, ella también esta en el Comité de Prioridades de Investigación ESRC ), pero es alguien con quien Tim puede comunicarse fácilmente. Hay otros 4 contactos de BP que Tim también conoce.
- Richard Sykes, Jefe de la División de Medioambiente de Shell International
- Chris Laing, Director Ejecutivo, Laing Construction (también alguien de Bovis)
- ??, Alguien a alto nivel de Unilever

Simon Gerrard ha sugerido otros contactos personales:

- ??, alguien senior en AMEC Engineering en Yarmouth (relacionado con el sector del mar del Norte y la energía eólica)
- Richard Powell, Director de la Comisión de East of England Development

Puedes añadir aqui tu lista y Tim y Simon le pondrán el punto final cuando esté terminada.

Llamo de nuevo mañana. Saludos,

y antes se habían escrito:

“Queridos colegas,

Re:Lista de Contactos industriales y comerciales para apoyo del Centro Tyndall

Esta es la lista hasta ahora. Nuestra persona de contacto está entre paréntesis. Hay una pequeña discusión sobre si deberíamos restringir los contactos sólo a las personas en la alta dirección.

SPRU ha ofrecido apoyo de esponsor de su programa enegético lo que ayudará a acelerar las cosas
(Frans: ies el contacto de Alsthom , el mismo que el de Nick Jenkin abajo? También, ¿tienes el contacto de Amoco? El nombre que se me ha ocurrido es Paul Rutter, ingeniero jefe pero no es un contacto personal.

Podremos hacer más cosas con gente del Sector Financiero.

¿Alguien conoce a alguien BANCA DE INVERSION?
por favor, envia nombres adicionales tan pronto como sea posible.
te envio un borrador de una versión genérica de la carta de apoyo y el sumario de 2 paginas a Mike. Luego esto puede usarse como base para la carta al contacto (entre paréntesis)

Mr Alan Wood , CEO Siemens plc [Nick Jenkins]; Mr Mike Hughes CE Midlands Electricity (Visiting Prof at UMIST) [Nick Jenkins]; Mr Keith Taylor, Chairman and CEO of Esso UK (John Shepherd]; Mr Brian Duckworth, Managing Director, Severn-Trent Water [Mike Hulme]; Dr Jeremy Leggett, Director, Solar Century [Mike Hulme]; Mr Brian Ford, Director of Quality, United Utilities plc [Simon Shackley]; Dr Andrew Dlugolecki, CGU [Jean Palutikof]; Dr Ted Ellis, VP Building Products, Pilkington plc [Simon Shackley]; Mr Mervyn Pedalty, CEO, Cooperative Bank plc [Simon Shackley]

Posibles:
Mr John Loughhead, Technology Director ALSTOM [Nick Jenkins]; Mr Edward Hyams, Managing Director Eastern Generation [Nick Jenkins]; Dr David Parry, Director Power Technology Centre, Powergen [Nick Jenkins]; Mike Townsend, Director, The Woodland Trust [Melvin Cannell]; Mr Paul Rutter, BP Amoco [via Terry Lazenby, UMIST]

Saludos, Simon Shackley

Anónimo dijo...

El listado de correos fue publicado en un sitio especialmente preparado para su exposición, de ahí que las diferentes notas periodísticas que ponen en duda la tergiversación de datos no hacen más que confundir a sus lectores sin presentarles la prueba en concreto.

El pasado 28 de Septiembre, el científico Tom Wigley, de la Unidad de Investigación del Clima (CRU), perteneciente a la universidad británica de East Anglia, comunicaba a un colega su intención de “bajar en 0,15 grados la temperatura registrada del océano, para conseguir que la temperatura media final se ajustase a su modelo climático”.

Otro reconocido científico, defensor a ultranza del cambio climático, se opuso a cambiar el período de referencia para elaborar el índice de la temperatura global porque “el cambio reflejaría que el actual período es menos cálido de lo que se nos quiere hacer creer”.

Uno de los más eminentes climatólogos de la ONU, afirmaba en un correo que “sería bueno “contener” la temperatura del llamado “Período Cálido Medieval”. El tema es así: en el “Período Cálido Medieval” la temperatura media fue significativamente mayor de lo que ha sido en el siglo XX y de lo que está siendo en lo que llevamos del XXI. Es decir, se han alterado los registros para ocultar el aumento de temperatura que sufrió nuestro planeta hace siglos, cuando no existían máquinas, ni petróleo, ni gasolina, ni humos que no fuesen los de incendios naturales, ni gases industriales.

Otro miembro del CRU ha reconocido haber añadido a la media de temperaturas de los últimos 20 años, la de los últimos 40, para poder ocultar la bajada de la temperatura. Un ejemplo: si hace 20 años la temperatura media era de 19 grados y hoy es de 18,5, es obvio que ha descendido en medio grado, pero si comparo la media actual con la de hace 40 años, que era de 18, el resultado es que el clima se ha “calentado”.

Aún más: en uno de los correos descubiertos se reconoce: “no podemos explicar la falta de calentamiento y no podemos permitirnos camuflarlo”, “nuestro sistema de observación es inadecuado, los datos están equivocados”. En otro: “no creo que sea adecuado hacer más malabarismos con las cifras cronológicas de los que se han hecho ya”.

Se conocen a la perfección, nombre y apellidos de los responsables de todas estas manifestaciones.

En este escándalo, al que se ha denominado “Climagate”, también está implicado el IPCC (Panel Intergubernamental para el Cambio Climático), organismo dependiente de la ONU. La Organización de las Naciones Unidas aseguró que comenzará una investigaciónd el caso, aunque si de entrada salió a defender a los científicos cuestionados, no se esperan mayores resultados de sus averiguaciones.

Copenaghue y los 12 euros por tonelada de CO2

En la Cumbre de Copenhague sobre el cambio climático en realidad se trata de redefinir las reglas del gigantesco zoco que montaron los calentólogos con los acuerdos de Kioto de 1997.

Desde esa vez cada país tiene unos derechos de emisión; es decir, de contaminación. Si, por ejemplo, España contamina más de lo permitido debe comprar derechos a otros países que contaminan menos de lo que les han fijado. Hace poco compró derechos a Polonia a razón de 25 euros la tonelada de CO2 emitida a la atmósfera. En la red se vendía la pasada semana a casi 12 euros la tonelada, que este año llegó a estar nada menos que a 30 euros.

Un enorme negocio que, además, como se acaba de descubrir con el climagate -con el escándalo de los 3.000 correos electrónicos donde aparecen conspicuos calentólogos mintiendo, conspirando y manipulando datos- arranca de un engaño gigantesco, creado, alimentado y protegido por un montón de gente, desde científicos hasta medios pasando por instituciones de todo tipo, incluidas confesiones, instancias globales y estados.

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina