lunes, 16 de noviembre de 2009

Un parque (minero) de diversiones (mineras) en San Juan

Entre los pasados 12 y 14 de noviembre de este año, en la Ciudad de San Juan, se llevó a cabo la Exposición SIMINERA 2009. La organización de este evento estuvo a cargo de la empresa Exposium América Latina y la Cámara de Servicios Mineros (Ca.Se.Mi.).

En esta oportunidad, la inauguración estuvo presidida por el Gobernador de San Juan José Luis Gioja, el Secretario de Minería de la Nación (y empresario minero) Jorge Mayoral, el Gobernador de Neuquén Jorge Sapag, funcionarios gubernamentales y empresarios.

Al momento de la inauguración, el Gobernador Gioja apuntó contra "los intereses sectoriales, personales o ideológicos no deben cercenar el derecho a crecer que tienen los sanjuaninos o que San Juan sea la primera provincia minera del país"... es decir, cuestionadores de esta actividad, abstenerse (no me importó, lo mismo fui).

La iniciativa es, en principio, positiva porque tiene como principal objetivo acercar un poco más esta actividad industrial tan controvertida con la gente. En esta edición creció el número de stands en donde proveedores de servicios mineros mostraron sus empresas a la comunidad. Sobresalía el stand de Barrick que tenía como principal atractivo tener una imitación de lingote de oro por el que decenas de sanjuaninos hacían fila para sacarse uan fotografía.

Aunque, a decir verdad, esta feria tuvo una pobre interacción con la gente. Los principales atractivos eran, además del lingote de Barrick, un paseo en una camioneta 4x4 Toyota Hilux (que recordó al affaire inconcluso de la "Mafia de las 4x4") por un mínimo circuito de unos 300 metros cuadrados y los gigantescos camiones que se usan en la alta montaña, aunque el exhibido no sea de los más grandes.

Según se publicitaba en la previa, la SIMINERA servía como una ocasión más que propicia para cerrar negocios. Lo cierto es que fue para seguir dando forma a una nueva cámara minera conformada por empresarios que se recientemente se separaron de la Cámara Argentina de Empresarios Mineros (C.A.E.M.) por profundas desaveniencias.

En la SIMINERA no se dijo mucho sobre el compromiso ambiental, nada se mencionó de las causas judiciales que Barrick Gold enfrenta en otras partes del mundo por envenenar el medio ambiente, no se brindó información alguna sobre el estado de la Reserva de San Guillermo que está invadiendo Barrick en búsqueda de oro ni, mucho menos, se dijo una sola palabra sobre las tremendas prerrogativas impositivas que hoy gozan las empresas que se están llevando nuestros recursos mineros. No hubo explicación sobre la suerte de los glaciares que atesoramos en alta montaña, que los mineros están destruyendo sin que el Estado Provincial les diga nada; así, estamos perdiendo recursos ricos en agua dulce que poco les importa a los capitalistas transnacionales.

Como era de esperarse, este evento fue largamente elogiado por la prensa adicta a la publicidad oficial del Gobierno de Gioja.

Sin lugar a dudas, las empresas mineras tienen mucho aún por mejorar en su forma de comunicarse con la comunidad sanjuanina. Hasta el día de hoy, abundan episodios de censura y de ocultamiento de información, tras publicidades abundantes. Ojalá podamos tener de una buena vez un diálogo sincero y abierto, que el Gobernador Gioja abandone su intolerante postura de instalar que cualquier cuestionamiento hacia la forma en que se desarrolla la minería es una cuestión de tinte ideológico.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Día por medio vuelan 500.000 toneladas de material. Lo hacen con explosiones secuenciales con diferencia de milisegundos entre una y otra. El "open pit", al finalizar la vida útil del proyecto, medirá 4 kilómetros de largo por 2 kilómetros de ancho.



Fuente: Diario de Cuyo
15/10/2009. Según explicó el responsable de Operaciones de Veladero, el peruano Zetti Gavelán, en un segundo realizan entre 100 y 200 detonaciones con una diferencia temporal de entre 10 y 100 milisegundos entre cada una. De esta manera se logra reducir el impacto de vibraciones comparado con el efecto de una gran voladura simultánea.

Día por medio remueven unas 500.000 toneladas de material con esta metodología en la mina a cielo abierto que se encuentra en el Valle del Cura, en Iglesia. El "open pit", al finalizar la vida útil del proyecto, medirá 4 kilómetros de largo por 2 kilómetros de ancho. "Las voladuras en minería de cielo abierto son bastante sofisticadas. Los impactos que se generan están referidos a la generación del polvo pero también a las vibraciones que se producen por el explosivo", explicó Gavel.

Los explosivos trabajan con ondas sísmicas: las ondas de choque que atraviesan la roca producen su "fracturamiento". Y estas ondas sísmicas producen vibraciones.

Según el responsable de Operaciones de Veladero, colocan explosivos dentro de un pozo, a través de un taladro. Normalmente una voladura involucra de 100 a 150 pozos. "Si detonáramos todo eso de un solo golpe, sería como detonar varias toneladas de explosivos y obviamente la onda de choque sería bastante grande", consideró.

Por eso se elige detonar en secuencias de milisegundos. "A simple vista uno ve una detonación instantánea. Sin embargo, en realidad hablamos de 10 milisegundos, 100 milisegundos. Por eso a lo largo de un segundo ha pasado un evento de 100 o 200 pozos que han detonado. Esta sofisticación de la técnica lo que hace es minimizar el impacto, minimizar las vibraciones", aseveró Gavelán. El otro gran impacto de una voladura, tal vez el más cuestionado por las críticas ambientalistas, es el del polvo suspendido en el ambiente. ¿Cuánto demora en disiparse luego de una explosión? "Yo calcularía que probablemente en los primeros cinco minutos", contestó el técnico.

"El proceso de voladura tiene una sofisticación en lo que es la seguridad también. Cuando se produce la detonación uno debe asegurarse que el material ha sido correctamente fragmentado y que no quede un rastro de explosivo. Porque si así ocurriera, sería un peligro para la operación y para la gente. Posteriormente a la voladura hay que hacer el chequeo y el control del material", aseguró.

Normalmente las voladuras son interdiarias. Pero las explosiones no están directamente relacionadas con el ritmo de producción. "Nosotros en la mina tenemos un ritmo de producción que está en el orden de 250.000 toneladas de material. Esto incluye una combinación de lo que es el estéril y lo que es el mineral. Para ese ritmo de producción las voladuras típicamente son de medio millón de toneladas", explicó.

En el sector de Operaciones de Veladero trabajan 396 personas. Todas están afectadas al área de la mina. De ellas, 346 son operadores y operadoras de equipos como perforadoras, palas, cargadoras y camiones. Dentro del grupo de 50 personas extras hay supervisores y técnicos. Aquí está el grupo de voladuras: unas 10 personas de Barrick y otra decena de la contratista Orica.

(fuente: http://www.noalamina.org/)

Anónimo dijo...

Todo el oro es nuestro y los guanacos también

La empresa minera Barrick afirmó que sus sistemas de preservación ambiental son tan efectivos que los guanacos proliferan en los alrededores de sus minas de Veladero.

Fuente: radio LU17
16/10/2009. "Esto evidencia la validez de nuestro sistema de gestión ambiental y el compromiso de Minería Responsable de Barrick en cada una de sus operaciones", expresó la minera.

La empresa fundamentó su afirmación en un dato concreto: en 2004 se hallaron 198 camélidos; mientras que en la actualidad, se contabilizan 514.

Lo cierto es que desde que se construyeron los caminos y comenzaron las operaciones mineras, el control sobre los cazadores furtivos se hizo mucho más estricto, y esto posibilitó que creciera la población de guanacos en la zona. Barrick administra un portal de acceso y control sobre la ruta nacional que conduce a la frontera con Chile, a más de 150 kilómetros de Veladero y Pascua Lama.

El valle del Cura era históricamente asolado por los cazadores, pero desde 1997 las manadas se vienen recuperando. Los guanacos se establecen en otoño en el Valle del Cura y el Valle de Despoblados y las evitan en verano, debido a las altas temperaturas de la región.

Cosas de la naturaleza, pero la Barrick no pierde oportunidad de llevar agua para su molino (mina).

(fuente: http://www.noalamina.org/)

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina