domingo, 8 de noviembre de 2009

Penurias bolivarianas

Hugo Chávez Frías, Presidente de la República "Bolivariana" de Venezuela ha logrado construir su poder en base a su peculiar liderazgo de masas y, sobre todo, muchos dólares para sostener su perversa estructura de poder en su país y conseguir adhesiones de importantes políticos de otros países latinoamericanos.

En estos últimos años, el alza sostenido del precio internacional del petróleo favoreció notablemente a Chávez ya que Venezuela, a ser uno de los principales productores mundiales, recibió grandes cantidades de divisas por el crudo que ha exportado.

Durante la época de bonanza económica, el Presidente Chávez gastó una gran parte de los ingresos públicos para alimentar movimientos políticos afines en otros países americanos, especialmente Bolivia, Argentina, Ecuador, Honduras y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (F.A.R.C.) en Colombia. En los países gobernados por políticos admiradores de Chávez (y de Fidel Castro) encontramos varios defectos compartidos:

■ exacerbado personalismo;
■ desprecio de las instituciones;
■ gasto público descontrolado (de la mano de irresponsable endeudamiento externo);
clientelismo;
■ crispaciones populares;
■ acentuación de resentimientos entre sectores sociales;
demonización de la oposición, cualquier crítico es llamado "desestabilizador" y/o "enemigo";
■ voraces confiscaciones y
■ maltrato a la prensa.

En Venezuela, por la razón o por la fuerza, Chávez fue poniendo todo bajo la rigurosa órbita estatal. Así, con prepotencia y empeño, en sus diez años de gobierno, Chávez ha ido amoldando a Venezuela a su medida; no solo que reformó la Constitución Nacional, sino que, con una Legislatura en donde su Partido Socialista tiene amplia mayoría, fue impulsando polémicas leyes que van atacando la propiedad privada y cersenando más y más los espacios de poder de la oposición. En nombre su "revolución bolivariana" ha cerrado canales de televisión y estaciones de radio que lo criticaron (algo así harán los Kirchner con su Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual...). El mes pasado, durante una visita al parlamento nacional, Chávez vociferó a los legisladores: “Aceleremos la discusión y la aprobación de las leyes revolucionarias en todos los ámbitos de la actividad nacional, para que en diciembre no haya en Venezuela una sola ley contrarrevolucionaria vigente. ¡Ni una!”.

Después de Brasil, Venezuela es el país que mayores recursos hídricos tiene en Sudamérica. En el año 2007, ordenó la estatización del suministro energético del país. Por estos días, Venezuela atraviesa una serie crisis energética producto de los efectos de la Corriente El Niño y, sobre todo, la alarmante falta de previsión del Gobierno de Hugo Chávez. En otras palabras, una sequía y la falta de inversiones en infraestructura hacen que ese país esté padeciendo un déficit importante de agua que se aprecia claramente en sus principales ciudades.

Lejos de anunciar algún plan estratégico para la racionalización de la energía o, mucho menos, anunciar algún plan a largo plazo, el presidente "bolivariano" dio órdenes de como bañarse en tres minutos a sus "súbditos" - compatriotas: "Lo he contado: un minuto para mojarse, otro para enjabonarse y el tercero para enjuagarse. Y no quedo hediondo... Hay gente que se pasa mucho tiempo en el baño con el jabón y se meten en... esto... ¿cómo se llama? Un jacuzzi: imagínense, qué clase de comunismo es éste. No es tiempo de jacuzzis". Sus consejos prácticos no se detuvieron ahí, sino que, para aquellos que se despiertan en plena madrugada para ir al baño, también los exhortó para ahorrar energía "Si tú te levantas a las tres de la mañana para ir al baño, compadre, ¿por qué hay que prender ese poco de luces? Ponga la linterna ahí, en la mesa de noche."

En una editorial, el Diario La Nación analiza que Chávez ha aumentado las partidas de gastos de la presidencia en un 638 % de un año para el otro como si nada pasara y no hubiera límite alguno para él. Esto supone un total de nada menos que 1545 millones de dólares para 2010, con los que dice que cubrirá sus constantes y publicitados viajes, sus enormes gastos de seguridad y las donaciones que hace directamente a su pueblo como expresión de la más rancia y repudiable política populista. El nuevo presupuesto del área de la presidencia casi duplica al del Ministerio de Energía y Petróleo y supera con creces a los de la cancillería y otros ministerios. Mientras reprende a su pueblo diciéndole que no están para jucuzzis, Chávez invertirá el año próximo unos 11 millones de dólares en propaganda personal; 316.000 en trajes y calzado; 92.000 en tintorería, y 84.000 dólares en productos de tocador... (cualquier parecido a la millonaria Presidente Cristina Fernández cuando defenestra a la "oligarquía" argentina vestida con ropa exclusiva y adornada con costosas joyas no es casualidad)

Colombia y Venezuela son dos países que comparten mucho más que 2.200 kilómetros de frontera común y un gran comercio bilateral que moviliza miles de millones de dólares anualmente. En los últimos años, Chávez ha mantenido fuertes cruces diplomáticos con el Gobierno de Colombia que encabeza Álvaro Uribe, a quien no le perdona que no se sume al socialismo que el "bolivariano" impulsa en Sudamérica. Desde el año 2005 hasta la fecha, Chávez retiró a sus diplomáticos de la Ciudad de Bogotá en tres oportunidades; mientras Uribe acusa a Chávez de financiar las actividades delictivas de las F.A.R.C., el venezolano acusa a su par colombiano de ser "mafioso" y "peón del imperio estadounidense". La relación bilateral se ha complicado por el reciente desembarco del ejército estadounidense en Colombia que, por expreso pedido de Uribe, llegó para "ayudar a combatir la guerrilla y el narcotráfico".

Chávez tiene el conflicto diplomático con Colombia una excusa más que propicia para distraer a su gente e intentar revertir la caída de su popularidad. En vez de atender la pobreza y la acuciante crisis energética, el presidente venezolano busca enardecer el nacionalismo de su gente para alimentar su ego cuando llamó a su pueblo a tomar las armas cuando gritó "Hay que hablar con el amo y por eso le digo al Presidente Obama: no se vaya a equivocar y vaya a ordenar usted una agresión abierta contra Venezuela utilizando a Colombia. ¡A formar los cuerpos de milicianos, adiestrarlos, los estudiantes revolucionarios, que son la mayoría, los trabajadores, las mujeres, todos listos a defender esta patria sagrada que se llama Venezuela!"

La locura de Chávez no tiene límites. Su egocentrismo tampoco, al extremo de no importarle en absoluto poner en jaque la paz americana empujando a, al menos, dos naciones hacia un absurdo conflicto bélico. En definitiva, Hugo Chávez es, en si mismo, una amenaza para América.

5 comentarios:

Irma dijo...

este hombre está re loco igual que la pareja que nos gobiernan a nosotros.... lamentable, y lamentable lo que está pasando.
Mario no creas que Duhalde lo va a derrocar a Kristina, a los peronistas no lo derrocan lo dejan que termine com o sea,si lo derroca seria la primera vez...o por que está seguro que tiene respaldo de la oposición.

mario dijo...

Hola Irma:

Chávez me parece impresentable. Los que lo idolatran en este país son aquellos que reciben dinero de él.

Lo que escribí acá no es referido a que Duhalde vaya a destituír a Cristina Fernández, sino que me referí a la intolerancia de estea gente que, ante cualquier opinión contraria a sus acciones, dicen que uno quiere destituírlos o que uno es "golpista".

Saludos.

Anónimo dijo...

"VAN A INTENTAR QUE EL GOBIERNO DE CRISTINA CAIGA DESLEGITIMADO"

De Petri marcó a los "destituyentes"

El diputado kirchnerista denunció que existe un plan de desestabilización y apuntó contra Hugo Biolcati, Eduardo Duhalde, Elisa Carrió, Luis Barrionuevo y los multimedios que, a su juicio, tienen "poder real destituyente". "Hay un intento de generar esta sensación de caos y de presionar hacia una renuncia anticipada del gobierno de Cristina", remarcó De Petri.

"Hay una dirigencia política que está en una campaña para arrinconar al gobierno, porque han asumido los intereses las grandes corporaciones económicas", advirtió De Petri, y sostuvo que desde esos sectores "van a intentar que el gobierno de Cristina caiga deslegitimado, reeditando un escenario que ya vivió la Argentina en diciembre de 2001".

El dirigente piquetero dejó afuera de esa lista con presunto "poder real" y capacidad de destituir a un gobierno, a las organizaciones piqueteras, "más allá de algunos grupos sociales que acompañaron las protestas sojeras, que creen que 'peor es mejor' y en la teoría del 'argentinazo'".

En declaraciones a radio Continental, consultado sobre la advertencia de la jefa de Estado ayer sobre posibles intentos de desestabilización, Depetri insistió en que las organizaciones sociales "no tienen poder en la Argentina, quienes tienen poder son los Biolcati, los Duhalde, los Barrionuevo, los sectores de los multimedios de comunicación, los grupos políticos partidarios que articulan con la embajada norteamericana y con la CIA, como la propia Carrió".

"Esos son los sectores de poder real que pueden desestabilizar el gobierno". El legislador kirchnerista reflexionó que "no es nuevo el intento destituyente o decir que la Presidenta no termina su mandato. Me remito a declaraciones de Duhalde, en su momento, cuando dijo que 'este gobierno es como un sachet de leche, tiene fecha de vencimiento'".

Recordó que "Barrionuevo también planteó que el gobierno no termina su mandato, Biolcati dijo que 'después es del 28 (de junio) con la derrota electoral, el gobierno iba a salir anticipadamente'; Carrió misma ha planteado que ella la gente le pide habría que matar este gobierno, que este gobierno tendría que irse".

Al apuntar contra las empresas periodísticas, Depetri aseguró que, a partir de la ley de Servicios Audiovisuales auspiciada por la Casa Rosada, los medios han tratado de "instalar que esto está mal, que esto es ingobernable, que es el caos, que este gobierno no tiene ninguna respuesta para el conjunto de la sociedad".

"Hay un intento de generar esta sensación de caos y de presionar hacia una renuncia anticipada del gobierno de Cristina Kirchner", reiteró.

Luego, insistió en que "los únicos que están en condiciones de desestabilizar al gobierno son los que tienen poder, no es el pueblo".

"Hay que separar las intenciones, incluso, de dirigentes sociales o sindicales que hoy están disputando la representación de sus trabajadores, sean del subte, del sindicato de camioneros o disputas por planes de trabajo. Eso es parte de la conflictividad social", destacó.

(http://www.pagina12.com.ar/diario/ultimas/20-135016-2009-11-10.html)

Anónimo dijo...

Perú otorga asilo a Rosales y Venezuela emite protesta

Gobierno de Chávez ordena retorno inmediato de su embajador y evalúa relación.

El Gobierno decidió acceder al pedido del líder opositor venezolano Manuel Rosales y le concedió asilo en el país, lo cual motivó, por la noche, una reacción enérgica de Hugo Chávez.

El anuncio del asilo lo hizo, por la mañana, el canciller José García Belaunde quien, sin embargo, se vio en aprietos al tratar de explicar las razones que condujeron a esta decisión.

Así, indicó que el Ejecutivo entendió que había “razones humanitarias” y que se había evaluado “las circunstancias de la salida” de Rosales de su país y el hecho de que “él siente que su condición en Venezuela no es una condición de garantía plena”.

Como se recuerda, el político venezolano llegó al Perú el 4 de abril, huyendo de una orden de detención motivada por un proceso judicial por presunto enriquecimiento ilícito. Hugo Chávez había repetido, en varias oportunidades, que lo metería preso.

García Belaunde fue enfático al señalar que Rosales no podrá realizar proselitismo ni hacer declaraciones políticas durante su estancia en el país. “El Gobierno peruano le está otorgando protección pero, al mismo tiempo, hace consciente al ciudadano Rosales de que la condición de asilo le impide hacer actividades políticas o poner en peligro las relaciones del Perú con un país amigo”, explicó.

“El presidente Chávez es un amigo del Perú y tiene una relación muy fluida y amistosa con el presidente García. Además, no es este el primer caso de un ciudadano venezolano asilado”, puntualizó.

RELACIONES EN PELIGRO. Pese a que el canciller expresó su confianza en que esta medida no afectará las relaciones con Venezuela, por la noche el gobierno de Hugo Chávez, según un comunicado de su Cancillería, ordenó el retorno inmediato del embajador Armando Laguna y anunció “una fase de evaluación integral” de las relaciones bilaterales.

“A pesar del cúmulo de pruebas, el Gobierno del Perú decidió otorgarle el asilo político a Manuel Rosales, en una decisión que constituye una burla contra el Derecho Internacional, un duro golpe a la lucha contra la corrupción y un agravio contra el Pueblo de Venezuela”, dice el comunicado.

“El Gobierno de Venezuela ha decidido, en señal de protesta, el retorno inmediato a Caracas de su embajador en Lima, la suspensión de los trámites conducentes al traslado del embajador recientemente designado ante el Perú (Arístides Medina) y el inicio de una fase de evaluación integral de sus relaciones con el Gobierno de ese país”, subraya.

(www.peru21.pe)

Anónimo dijo...

Chávez: '¡Ojo con los gordos, a rebajar!'

El imperialismo yanqui sigue siendo el enemigo por excelencia de la revolución socialista, pero Hugo Chávez ha identificado una nueva amenaza para Venezuela: la obesidad. "Vean ustedes, hay mucha gente gorda en Venezuela, pongan atención. ¡Ojo con los gordos, a rebajar!", dijo el presidente en un discurso de televisión, al tiempo que mostraba unas cifras llamativas sobre cómo los venezolanos cada vez tienen más sobrepeso.

Chávez puntualizó que lo de gordos es sólo aplicable para los hombres, porque "las mujeres nunca se ponen gordas. Las mujeres a veces son rellenas", dijo con una sonrisa.

Este estudio de nutrición indica que el índice de obesidad aumentó en 20 años de un 6,3% al 14,5%, una tendencia que, según Chávez, se debe a las casas de alimentación inauguradas por su Gobierno y a los supermercados que subvenciona con la renta petrolera. "Ahora nos alimentamos mejor. Es difícil que haya alguien que no coma tres veces al día, siempre hay remanentes por ahí, claro", señaló.

El que fuera paracaidista del Ejército confesó que ha perdido casi nueve kilos gracias a un estricto régimen de comidas y un programa de ejercicios, aunque reconoció que todavía está más gordo que al asumir la Presidencia en 1998. "Haced dieta, haced ejercicio, cuidado con el colesterol", enumeró. "No hay que lucir como un balón para tener sobrepeso. Si usted mide 1,70 y pesa 72 kilos, tiene que perder dos kilos", dijo Chávez, infatigable enemigo de la cirugía estética y de los padres que regalan implantes de silicona para el pecho de sus hijas.

Para poner fin al exceso de calorías, Chávez recomendó la pasta de arroz en lugar de los espaguetis de trigo, beber zumo y leche de soja en lugar de bebidas gaseosas, y solicitó a sus militantes hacer ejercicios abdominales para tonificar su estómago.

De esta manera, si siguen su consejo y hacen ejercicio y renuncian a la grasa, tendrán fuerzas, como él, para "seguir al mando de la revolución bolivariana".

Pero cambiar los hábitos de alimentación de este país, también conocido por el atractivo de sus misses y los concursos de belleza, parece una tarea titánica.

A primera hora de la mañana, los venezolanos se arremolinan frente a puestos callejeros de comida rápida, donde desayunan grasientas empanadas de queso derretido y caraotas (judías negras). A mitad de la tarde comen arepas, pan redondo hecho de harina de maíz relleno de generosas porciones de chicharrón (cerdo frito), pollo o huevos con mantequilla y mayonesa. Y por la noche, el bochorno pide a gritos una cerveza que es casi más barata que el agua.

El gusto de los venezolanos por el alcohol y su inconfundible cerveza Polar también ha irritado en alguna ocasión al mandatario, quien critica la cantidad de gente que bebe cerveza en las esquinas, y reconoce con vergüenza que Venezuela es uno de los mayores consumidores de whisky del mundo.

A pesar de todas estas recomendaciones, la histórica influencia estadounidense ha hecho que en Venezuela proliferen las cadenas de comida rápida llamadas perrocalenteros, que cocinan en cinco minutos hamburguesas y perritos aderezados con todo tipo de salsas. Un manjar poco revolucionario.

(http://www.elmundo.es/america/2009/11/17/noticias/1258452771.html)

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina