jueves, 12 de noviembre de 2009

Oposición con glamour para una Presidente con glamour

Mientras Eduardo Duhalde y Elisa Carrió protagonizaron un bochornoso episodio ante la Justicia Argentina, los radicales se pelean tontamente entre ellos y tienen a ¡Julio Cobos! como mediador (pensar que no hace mucho lo habían expulsado del partido por haberse vendido al kirchnerismo...) y algunos piqueteros lloran despechados por ser marginados del oscuro manejo de planes sociales, los argentinos nos vamos quedando sin referentes de la oposición en quienes creer.

En medio de este caos que le conviene a los poderosos, ¿qué hay de la Presidente Cristina Fernández sobre los dos problemas más graves de la Argentina? Para ella, sus colaboradores y alcahuetes, la inseguridad no existe en su agenda y la pobreza se soluciona engordando más nuestra deuda externa tomando un crédito y repartirlo a mansalva. La obsesión número uno del oficialismo es, luego de estar aún saboreando su revancha contra el Grupo Clarín, implementar la reforma política como si fuera de crucial importancia para los argentinos.

Ahora, tal vez sin proponérselo, Mirtha Legrand, Susana Giménez y Marcelo Tinelli, tres referentes de mediocre televisión argentina, se han convertido en oposición al Gobierno Nacional en base a sus declaraciones vertidas desde sus respectivos programas televisivos que son vistos por millones de argentinos. Precisamente, la populosa audiencia de esos tres personajes es lo que preocupa al kirchnerismo ya que son demasiados potenciales votantes que escuchan voces críticas.

Este nuevo episodio de cruces entre la Presidente Cristina Fernández y los medios se dio cuando presentaba el nuevo formato del Documento Nacional de Identidad para todos los argentinos. En esa ocasión, Fernández volvió a culpar a la "corporación mediática" de la pobreza en el país manifestando ante los micrófonos "A ciertos intereses concentrados económicos les gusta mostrar por la televisión a los pobres y a los negros cuando están solitos, desvalidos y llorando, para demostrar que hay pobreza. Pero cuando esos pobres y negros generan organización popular, trabajo y dignidad, ahí ya le empiezan a molestar. Lo paradojal de todo esto es que las políticas que generaron esos pobres que muestran casi obscenamente por la televisión, son las políticas que ellos mismos levantaron".

Desde su ya célebres almuerzos, Mirtha Legrand se mostrado siempre crítica para con Néstor Kirchner y Cristina Fernández. En uno de sus programas, recién llegada desde la Ciudad de Miami (¡cuánto glamour!), Legrand se sumó al clamor popular por más seguridad diciendo "Yo antes que todo soy una ciudadana y tengo derecho a pedir y a exigir seguridad. Que no nos maten, que no nos asalten, que no nos roben, que no violen a las jóvenes, que no maten a una persona por un par de zapatillas" y, dirigiéndose a la primera mandataria, le pidió "Señora Presidente: salga y use la cadena nacional para hablarnos a todos los argentinos y darnos un poco de paz y de tranquilidad, porque así no se puede vivir". La animadora televisiva se animó a convocar a una manifestación popular invitando a sus televidentes "Tenemos que organizar algo pacíficamente, rogando seguridad para los argentinos y por nuestras vidas. Nos están matando a todos, todos los días. Es una cosa terrible. No se puede vivir así señores, no se debe vivir así".

Susana Giménez se quejó en su programa sobre los piquetes que mantuvieron en vilo a la Ciudad de Buenos Aires. Sobre esas manifestaciones patoteras, la diva expresó “Estoy harta de escuchar 'no repriman'. Si no se reprime, es un caos. Andá a cortar la Quinta Avenida en Nueva York o Le Champs Elisée en París. Viene un camión de agua y te barre”.

Aún sigo sin entender como un personaje impresentable como Susana Giménez sea toda una diva en nuestro país. Giménez encarna la frivolidad como nadie en la Argentina, además de ser pésima actriz de películas de medio pelo, torpe bailarina, cantante espantosa (pero lo mismo lo hace sin ruborizarse) y conductora mediocre. Sin embargo, basó su carisma popular en hacer de su vida privada un gran reality ante la mirada morbosa de su público. Con tan poco, le alcanzó para ser idolatrada hasta límites inesperados y ganar increíblemente premios "Martín Fierro". A principios de este año, afectada por el asesinato de un hombre que arreglaba el jardín de su mansión, Susana Giménez sacudió la opinión pública de este país cuando salió a pedir la pena de muerte al grito de "el que mata tiene que morir".

A modo de respuesta, la Presidente Fernández volvió a remarcar que no dará la orden de reprimir las manifestaciones callejeras. Fue clara al fijar su postura diciendo "El orden es bueno pero no es bueno si lo logramos a palos".

Quien se sumó a las críticas contra la Cristina Fernández es nada menos que Marcelo Tinelli quien, en su programa Showmatch expresó “Desde hace cuatro años tratamos de ayudar mostrando lo que pasa en distintos lugares de la Argentina. El otro día la escuchaba a la señora Presidente y creo que relacionó a los pobres con negros. Me permito disentir, este es el país del disenso. Los aborígenes son tan argentinos como nosotros”.

Marcelo Tinelli está actualmente desesperado por la baja en la cantidad de telespectadores para su patético programa televisivo. A Tinelli no le importa alimentar la estupidez de los argentinos con tal que su cuenta bancaria crezca más y más. En lo que va del año, ha hecho sucesivos y errantes cambios con tal de llamar la atención de las masas; ahora apela a "cruzadas solidarias" entre pulposas vedettes y niños que sufren el hambre: todo vale en su circo morboso.

Tal como hizo en su momento con los ex Presidentes Carlos Menem y Fernando De la Rúa, Marcelo Tinelli se mostró sonriente en más de una oportunidad con Néstor Kirchner y Cristina Fernández. Ante la menor zozobra de la popularidad del poderoso de turno, Tinelli toma rápidamente distancia.

Ahora, al kirchnerismo le conviene llevar este debate por la inseguridad al callejón sin salida que es reducir todo al estúpido antagonismo: ser de izquierda o ser de derecha. Quien es servil a este juego perverso es, una vez más, ese patotero a sueldo que es Luis D'Elia quien bramó, insultos mediante, ante el periodismo: "¿A quién hay que reprimir Susana? Que con Legrand y con Tinelli tendrían que ser claros y decir que apoyan a la cavernícola derecha Argentina. No pueden decir lo que sienten, porque lo que sienten es que vuelvan los militares, que vuelva otro Videla, otro Massera y otro Agosti".

En esta oportunidad, las críticas que irritaron al Gobierno Nacional provinieron de tres personas vinculadas a la farándula nacional, que hacen del frenético consumismo y la ostentación su modo de vida. Legrand, Giménez y Tinelli tienen un excelente nivel económico que les permite vivir como pequeños burgueses. Claro que, del otro lado, la Presidente Cristina Fernández no se queda atrás: como una suerte de remake de la mítica Eva Duarte, la titular del Poder Ejecutivo de la Nación vive atacando a los ricos y dice defender a los pobres, mientras nada comenta de su millonario patrimonio familiar, ni de su vestuario ni bijouterie propio de una reina europea.

En realidad, más allá de las simpatías o antipatías que despierten estos personajes mediáticos, los argentinos nos debemos un debate abierto y sincero, sin etiquetamientos inútiles, para solucionar nuestras principales problemas que van de la mano: pobreza e inseguridad. La oposición debe dejar de lado su vedetismo y dar un necesario salto de calidad... si en lugar de tener gente preparada, con estudios y con probada honestidad liderando los espacios políticos, los referentes opositores resultan ser Mirtha, Su y Marce, los argentinos estamos fritos...

Debemos respetar la investidura presidencial, más allá de quien sea quien ocupe circunstancialmente el cargo. Claro que nuestra dirigencia política debe estar a la altura de la circunstancias y dejar de solapar su ineptitud levantando cortinas de humo.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Nueva embestida K contra los medios: "Estamos acostumbrados a que siempre digan que todo está mal"

La presidente Cristina de Kirchner volvió a cargar contra los medios de comunicación y se refirió, además, a quienes los utilizan para criticar al Gobierno: "Hay una vocación artística creciente. Si no estás en la televisión, no existís", dijo irónicamente. Más temprano, el piquetero K, Luis D'Elía, cargó contra Susana, Tinelli y Legrand.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) Cristina de Kirchner apuntó nuevamente este jueves (12/11) contra los medios de comunicación, al afirmar que en el Gobierno ya están “acostumbrados a que siempre digan que todo está mal".

"Hay una vocación artística creciente. Si no estás en la televisión, no existís", dijo en tono irónico la presidente al referirse a quienes utilizan los medios audiovisuales para criticar al Gobierno.

Cristina de Kirchner efectuó estas declaraciones al inaugurar en Nuevo Centro de Documentación situado en el barrio porteño de San Telmo, en Paseo Colón y Humberto Primo.

Acompañada por el ministro del Interior, Florencio Randazzo, la jefa de Estado recorrió las instalaciones, donde se tramitarán a partir de mañana entre 3.500 y 4 mil nuevos documentos de identidad por día, que serán entregados en un plazo de 5 días, según lo anunciado.

"El año que viene vamos a tener el 80% cubierto. Todas las provincias van a tener por lo menos un centro de documentación rápida en su capital. Son pasos adelante en mejor calidad de vida y mejor calidad institucional. Es sentirse parte de un país que deja atrás mecanismos obsoletos y muchas veces denigrantes para la gente", expresó Cristina de Kirchner.

Cabe recordar que, más temprano, el piquetero kirchnerista Luis D'Elía cargó contra Marcelo Tinelli, Mirtha Legrand y Susana Giménez: "¿Qué mierda hicieron por el país?", dijo.

"Han sido los hijos putativos de estos medios concentrados del poder económico, sus títeres, sus comunicadores. Hablan a sueldo, viven en sus mansiones con sus Mercedes Benz y con sus casas en Miami", añadió D'Elía.

Anónimo dijo...

Alak: "Se trabaja irresponsablemente para aumentar la sensación de inseguridad"

El ministro de Seguridad y Justicia dijo que las tasas de delito "son las más bajas de la región". El "rating" y la "utilización del tema como elemento electoral".

El ministro de Seguridad y Justicia, Julio Alak, aseguró hoy que el país “tiene la segunda tasa más baja en América Latina de delitos dolosos después de Chile”. Y manifestó que en Argentina “se trabaja irresponsablemente para aumentar la sensación de inseguridad”.

"La sensación de inseguridad a nivel de las grandes ciudades es del 39 por ciento y a escala nacional ese porcentaje baja al 20 por ciento. Esto es centralmente un problema de las grandes ciudades", remarcó el ministro durante la inauguración del Seminario “Gestión de Políticas de Seguridad Pública. La seguridad desde una perspectiva integral y local”.

Alak aseguró, sin explicar el origen de las estadísticas, que “ las tasas del delito en Argentina son las más bajas de América Latina, con un promedio de 5,3 homicidios dolosos cada 100.000 habitantes, tres veces menor que el de la región, que es de 25 por cada 100 mil habitantes”. Lo que no dijo en su discurso es que las estadísticas oficiales en la Argentina, luego de la triste experiencia de los últimos años en el INDEC, no son ciertamente confiables.

El ministro dijo que si bien “se hizo mucho en materia de seguridad, todavía falta mucho por hacer”, y agregó que “la mejor política, la más importante que se puede dar en materia de seguridad, es la inclusión social”.

"Pese a que las estadísticas son buenas para Argentina, se trabaja irresponsablemente para aumentar la sensación de inseguridad. En ese marco, el tema de la seguridad se usa para lograr raiting y se utiliza también de forma indigna como elemento electoral", advirtió el funcionario.

En ese sentido recalcó que "hay sectores a los que no les sienta bien la democracia porque tienen intereses económicos muy importantes que el sistema democrático no está dispuesto a legitimárselo". Según Alak, estos sectores "como ya no tienen la posibilidad de golpear la puerta de los cuarteles, recurren a métodos más sofisticados".

Fuente: AFP

Anónimo dijo...

El Gobierno acusó a Carrió de dar "información falsa" y "crispar a la sociedad"

El ministro del Interior, Florencio Randazzo, dijo que Lilita quiere generar un "clima de zozobra". También embistió contra Castells, a quien tildó de "mamarracho".

El ministro del Interior, Florencio Randazzo, acusó hoy a la dirigente de la Coalición Cívica Elisa Carrió de suministrar "información falsa" que "lo único que hace es crispar a la sociedad", con el objetivo de generar malestar hacia el gobierno nacional. De esta manera, el funcionario se sumó a las críticas contra la diputada electa.

"No hay duda de que hay un clima de generar crispación en la sociedad. En todos los hechos que lleva adelante el Gobierno hay automáticamente la persistencia de generar un clima de zozobra", advirtió Randazzo. En declaraciones a la prensa tras inaugurar un centro de documentación en el barrio porteño de San Telmo, el funcioanrio también critico a otros dirigentes.

Randazzo criticó a Carrió en el marco de la carta que la diputada electa entregó a distintas embajadas diciendo que Kirchner prepara un "autogolpe". A su vez, el ministro del Interior dijo que la titular de la Coalición Cívica da "información falsa" cuando dice que la asignación universal por hijo no se va a implementar hasta dentro de seis meses.

"Esta información falsa lo único que hace es crispar a la sociedad", dijo Randazzo, quien también criticó al líder piquetero del Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados (MIJD), Raúl Castells. "Sinceramente es un mamarracho que muchas veces tiene una aceptación en los medios que realmente no entiendo en un país serio", agregó el funcianario.

(http://www.perfil.com/contenidos/2009/11/12/noticia_0031.html)

Anónimo dijo...

Tinelli le contestó a Luis D'Elía: "Hiciste de la violencia un culto"

El conductor respondió a las agresiones del piquetero, quien lo acusó de pedir que vuelva la "derecha argentina". Además, criticó al senador Miguel Ángel Pichetto y agradeció a Cristina Kirchner el haber suspendido la marcha de la CGT


El conductor de televisión Marcelo Tinelli respondió a los agravios que sufrió por parte Luis D'Elía este jueves, cuando el piquetero preguntó "¿Quién carajo son estos tipos? (también incluyó a Mirtha Legrand y a Susana Giménez) ¿Qué mierda han hecho por el conjunto de la comunidad argentina para que todos podamos vivir un poco mejor?. No pueden decir lo que sienten, porque lo que sienten es que vuelvan los militares, que vuelva otro (Jorge) Videla, otro (Emilio) Massera y otro (Orlando) Agosti".

Ante esto, en su programa, Tinelli dijo: "'Luisito', volcaste. Patético lo tuyo. Que nombre la palabra paz es algo que te cuesta entender un huevo, porque hiciste de la violencia un culto: tomaste comisarías, cortaste calles, le pegaste a la gente, insultaste al que piensa distinto". "Jamás pensé que en tu locura revanchista entiendas que quiero apoyar a los militares", agregó luego.

El piquetero también había dicho: "Han sido los hijos putativos de los medios concentrados del poder económico, sus títeres, sus comunicadores, hablan a sueldo, viven en sus mansiones con sus Mercedes Benz, con sus casas en Miami, son exactamente iguales, tienen exactamente los mismos comunes denominadores".

"¿Quiénes carajo somos? -añadió Tinelli- Yo te digo: un ciudadano común que pide vivir en paz, con seguridad; un ciudadano que ha hecho y que va a hace mucho por la sociedad, porque esa es mi vocación. No me siento un títere (...) A vos sí te dicen lo que tenés que decir, por eso decís que somos todos títeres. No todos somos como vos".

Luego, el conductor continuó: "Yo no necesito tener a toda mi familia laburando en la Anses y cobrando un sueldo estatal que pagamos entre todos (…) A mí me fue bien desde el sector privado, no como algunos que vos defendés que lo hicieron desde el sector público". "Vos defendés a un tipo como (el presidente de Venezuela Hugo) Chávez que dijo que los ricos no son seres humanos, sino que son animales. 'Luisito', basta de confrontación. No hay rico bueno y rico malo. ¿Por qué tanto odio?", indicó, haciendo referencia al sentido político que tiene D'Elía.

Sobre las declaraciones del senador Miguel Ángel Pichetto, quien había dicho que Mirtha, Susana y Tinelli no ganaron ni una elección en una sociedad de fomento y que tienen un odio visceral como el del año 55, el conductor lanzó: "El odio visceral es tuyo".

Y agregó: "Viven la vida con revanchismo, con la imagen de 50 años atrás, con la división entre civiles y militares. Basta, no existe más eso. Terminen con ese espíritu peleador y de sed revanchista".

Finalmente, para cerrar su discurso, remarcó: "En un día de locos, le quiero agradecer a la Presidente (Cristina Kirchner) porque frenó la marcha que iban a protagonizar Hugo Moyano y Luis D'Elia. Puso paz en un día de violencia verbal increíble. Gracias Cristina".

(http://www.infobae.com/politica/483943-601275-0-Tinelli-le-contestó-Luis-D039Elía-Hiciste-la-violencia-un-culto)

Anónimo dijo...

Cobos cruza al Gobierno: "No hay desestabilización, hay demandas"

El vicepresidente visitó La Plata donde se mostró junto a Federico Storani y Leopoldo Moreau. En una improvisada conferencia de prensa dijo que "el crecimiento de Argentina se acerca al cero y esto como en toda época de crisis, genera desempleo y falta de expectativas”, pero pidió "recuperar la calma". El boicot frustrado de la Coalición.

Julio Cobos se mostró como candidato a presidente en la ciudad de La Plata, con la excusa de brindar una charla en el Colegio de Martilleros de la provincia sobre “Educación y Desarrollo”.

El vicepresidente se mostró con referentes históricos del radicalismo bonaerense como Federico Storani –uno de los organizadores del evento-, Leopoldo Moreau, Ricardo Jano –presidente del bloque de diputados bonaerenses de la UCR-, y Enrique Honores También lo acompañaban laderos suyos como el diputado nacional Daniel Katz y su referente local Luis Menucci.

Cerca suyo explicaron que el prototipo de visita política disfrazada de disertación "académica" organizada por su fundación llamada Consenso para el Desarrollo Argentino (Coda), sin dudas se repetirá en varios puntos del país hasta el año 2011, cuando renuncie o pida licencia a la vicepresidencia, para meterse con las manos libres en la campaña.

En su fugaz visita a la ciudad de las diagonales el vicepresidente dejó dos mensajes en claro: el primero, es que será candidato a presidente en el 2011; el segundo, que planea hacerlo mediante una UCR unificada, que olvide los resquemores del pasado.

La charla

El vicepresidente fue presentado por Storani, que en su disertación reivindicó a Raúl Alfonsín, le pegó al Gobierno nacional por el “pésimo diagnóstico que hizo de la crisis internacional” y habló de la necesidad de un “futuro gobierno que sea un espacio socialdemócrata moderno”.

Cobos se sentó a su lado e hizo referencia en más de una ocasión al ex ministro del Interior d de la Alianza, llamándolo con el cariñoso mote de “Freddy”.

En su discurso dijo que es el sistema educativo el que le da independencia a un país y señaló que “cuando teníamos un buen sistema educativo, le duplicábamos el PBI a Brasil”.

La desestabilización

Antes de la charla, el vicepresidente dio una conferencia de prensa improvisada luego de salir de un ascensor y ser abordado por los periodistas, entre ellos La Política Online.

“No creo que haya un proceso de desestabilización, hay demandas como suele suceder en épocas de crisis, el crecimiento de Argentina se acerca al cero y esto genera desempleo y falta de expectativas”, puntualizó el mendocino.

“Hay que recuperar la calma y la racionalidad; todos debemos contribuir para poner un poco de armonía en nuestro país y tratar de resolver los conflictos de la mejor manera; tenemos derecho a protestar pero respetando los derechos de los demás”, señaló.

La candidatura

Cuando se le preguntó si renunciaría a su cargo para abocarse a la campaña y a una evetual interna abierta, respondió: “si hay una reforma política, que es necesaria, esto se define unos meses antes de que expire el mandato; mi deseo es preservar el cargo institucional, veremos las circunstancias si soy candidato en definitiva”.

Ante la insistencia de los periodistas sobre si confirma su candidatura presidencial, Cobos respondió "eso está en el deseo de todo hombre político que ya ha sido gobernador de una provincia", y "sin dudas sería candidato por el radicalismo".

“Mi pertenencia siempre fue al radicalismo, que sufrió una escisión pero yo siempre dije que iba a trabajar para su reunificación y creo que estamos dando los gestos; celebro que hoy hayamos llegado a un acuerdo en el bloque de diputados de la Nación”, concluyó el vicepresidente.

(http://www.lapoliticaonline.com/noticias/val/61462/cobos-cruza-al-gobierno-no-hay-desestabilizacion-hay-demandas.html)

Anónimo dijo...

Es verdad que los referentes de la tv en argentina no son los mejores ejemplos como conductores tienen programas mediocres que lo unico que buscan es el raiting pero es lo que vemos por otro lado mas alla de los intereses personales de cada uno de ellos lo que dicen es verdad y ya no hay una oposicion clara que plantee esta situacion. me parece bien que ellos hablen

mario dijo...

Sí, tenés razón; como en otros casos, hay que saber distinguir el mensaje del mensajero.

En este caso apunto, no tanto a esos personajes, sino a lo decadente de la oposición en nuestro país.

Saludos.

Pablo de Córdoba dijo...

De Adolfo Pérez Esquivel: La seguridad insegura

http://www.alainet.org/active/34461

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina