lunes, 2 de noviembre de 2009

¿Es mejor hablar de la Reforma Política y de las "corporaciones mediáticas"?

Día a día, en distintos puntos del país, la pobreza la padecemos todos. Mientras la Presidente Cristina Fernández tomó como grandes temas despenalizar el consumo de drogas, destruir al Grupo Clarín con la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual y, ahora, la Reforma Política, vamos generando generaciones de argentinos que no tienen educación a la altura de las circunstancias por no atender lo que realmente se necesita. La deserción escolar y, a la vez, el magro nivel educativo y disciplinario de las escuelas en general, configura un caldo de cultivo para que niños y adolescentes se conviertan en bestias que pongan en peligro la paz social.

Así, los excesos cometidos con alcohol y drogas por nuestros jóvenes son cada vez más frecuentes y parece que nadie se anima a asumir la responsabilidad de poner freno.

En la madrugada de ayer, Fernando Cáceres, de 40 años de edad, ex futbolista profesional que jugó en Argentinos Juniors, River Plate, Boca Juniors, Independiente, en el fútbol español y en la Selección Argentina fue víctima de lo que el verborrágico Jefe de Gabinete Aníbal Fernández definió como "sensación de seguridad". Cáceres transitaba a bordo de su automóvil en compañía de una mujer cuando fue interceptado en Ciudadela (Prov. de Bs. As.) por tres delincuentes que viajaban en un automóvil (para ver como quedó, ver la foto de abajo)que habían robado horas antes; según informa el Diario La Nación, esos asesinos le exigieron a Cáceres que frenara y él "sólo" disminuyó la velocidad. Por esa "desobediencia" uno de los delincuentes le disparó al menos dos veces desde el Siena. Uno de los proyectiles le ingresó por el ojo derecho y le causó una seria lesión neurológica.

Poco antes del mediodía de ayer, Daniel Scioli, Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, se acercó personalmente por el centro asistencial para tomar conocimiento del estado de salud del ex futbolista y, al salir, intentó calmar la angustia de propios extraños anunciando que la Policía de Buenos Aires está muy cerca de esclarecer este doloroso e indignante episodio. Sobre Cáceres, el principal responsable político de la seguridad bonaerense tan solo dijo que "está en manos de Dios"...

Por estas horas, Fernando Cáceres se debate entre la vida y la muerte. Fue intervenido quirúrgicamente en el Hospital "Ramón Carrillo" en dos oportunidades aunque los médicos no logran revertir su gravísimo cuadro.

En este país, quienes optan por trabajar y estudiar diariamente cumpliendo con el ordenamiento legal y pagando impuestos son, paradójicamente, los más desprotegidos. Acá no se trata de mano dura, ésto se trata de mano firme: simplemente, velar celosamente por el cumplimiento de las leyes, en beneficio de todos aunque caiga quien caiga.

En cambio, quienes infringen las leyes cuentan con numerosos beneficios para no trabajar, contando con subsidios de parte del Estado Nacional y, si hacen alguna travesura, ventajas procesales para favorecer su "inclusión social". A cualquier hora, en cualquier lugar del país, suceden hurtos y robos, además de violaciones y asesinatos. Si alguien se "atreve" a pedir protección policial de los derechos de quienes procuran vivir dignamente y cumplimiento de condenas penales de quienes se burlan del orden social, llueven los dardos "progres" hablando de fascismo y de represión...

La Presidente Cristina Elisabet Fernández y sus no pocos aduladores insisten que la pobreza estructural de la Argentina no es culpa sino de políticas de gobiernos anteriores, sin poner nunca el acento en la propia irresponsabilidad de la gente. Claro, mientras se regalan más fondos públicos sin ningún control, es más rentable en materia de votos decirle a millones de argentinos que están como están culpa de los militares y de Carlos Menem, del imperialismo y del Fondo Monetario Internacional.

Diariamente, en la principal provincia de la República Argentina como en el resto del país, suceden acontecimientos iguales o peores que los que le tocó vivir a Fernando Cáceres pero, claro, parece que ser famoso hace la diferencia para ese corrupto gobernador que es Scioli: si el baleado hubiera sido "Juan Pérez", nuestras autoridades lo hubieran dejado morir como un perro mientras seguimos debatiendo como diagramar la camapaña electoral para el 2011....

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina