jueves, 15 de octubre de 2009

Siglo 21, Cambalache

Finalmente, la Selección Argentina de Fútbol logró su tan ansiada clasificación al Mundial Sudárica 2010 luego de vencer ajustadamente 1-0 en calidad de visitante a Uruguay.

De cara al próximo mundial, es preocupante que la Argentina siga sin mostrar un estilo de juego y está dependiendo solo del amor propio de algunos jugadores. Si en el penúltimo cotejo contra Perú fue el ángel de Martín Palermo, contra Uruguay fue Juan Sebastián Verón el que tuvo un partido inspiradísimo como tantos que juega con Estudiantes de La Plata.

Como era de esperarse, una vez consumado el partido, Maradona sacó a relucir toda su miseria humana al embestir contra el periodismo que tanto lo adula al desafiarlos diciéndoles "Es un privilegio llevar a la Argentina al Mundial de 2010. Quiero agradecerle a la gente argentina, solamente a la gente... A mi familia, a Dalma, a Gianinna. Sólo para ellos. Hay gente que no se lo merece. Está todo bien, muchachos, pero yo tengo memoria y ahora voy a acordarme más que nunca de lo que pasó. Es para los que no creyeron en mí y me trataron como una basura. Lo conseguimos sin la ayuda de nadie y con todos los honores, frente a un gran equipo como Uruguay, que se jugó la vida , y en el Centenario. Tengo memoria, hermano, al que no creía, a los que no creyeron. Con perdón de las damas, que la chupen y que la siguen chupando. Soy blanco o negro, gris no voy a ser en mi vida. Sigan mamando, ustedes me trataron como me trataron..."

En la misma conferencia de prensa, Diegote se la agarró especialmente con Juan Carlos "Toti" Passman, inepto periodista de radio y televisión. Acto seguido, el periodismo argentino en masa reaccionó corporativamente para condenar como nunca antes un exceso del ídolo nacional... pero me moleste en demasía que ninguno de los periodistas que hoy se rasga las vestiduras por las bravuconada de Maradona se hace cargo de cómo festejaron en su momento su designación como DT de la Selección Argentina.

Tal como acostumbra, Maradona se mostró irascible por las críticas recibidas por su desastroso trabajo como entrenador de la selección nacional. Su banalidad y su grosería no deben ser pasados por alto. Es preocupante su tremenda soberbia, sus resentimiento social, su insoportable egocentrismo. Es que Diego Armando gusta saborear siempre las mieles de la fama pero detesta asumir las responsabilidades que, inevitablmente, subyacen a toda figura pública. La fama tiene siempre un alto precio que Maradona nunca quiso pagar y, me parece, es esa una de las principales causales de su infelicidad.

Claro que es innegable que el fútbol profesional se convertido en un perverso circo en el que hay periodistas impresentables que toman partido, más empeñados en montar sus propios shows personales que en informar.

El periodismo argentino, en gran parte, hizo mucho para que Diego Maradona sea casi un mito viviente. Desde su temprano debut profesional, se lo endiosó hasta el extremo introduciéndolo al "olimpo nacional" junto a José de San Martín, Carlos Gardel, Juan Domingo Perón y Eva Duarte por tener el único mérito de patear una pelota de fútbol. Inspiró canciones que corean multitudes y, hoy en día, vemos su rostro multiplicado en infinidad de poster, revistas, remeras, camisetas, tatuajes y todo tipo de souvenir que miles de argentinos atesoran. Así, al poco tiempo de calzarse la camiseta de Argentinos Juniors, en este país ya se lo señaló como "sucesor de Pelé" y, después de la consagración en México '86 se lo consagró como el "mejor futbolista de la historia", siendo que muchos de los que aún hoy lo afirman no han visto en su esplendor a jugadores como Pelé, Di Stéfano, Puskas, Garrincha, entre otros. No les importó. Se hizo que Maradona sea un ícono nacional, muchas veces más que nuestra bandera.

A lo largo de su carrera como futbolista, los exabruptos de Diego Maradona fueron abundantes en cantidad y, en la mayoría de las veces, no solo que no fue criticado de parte del periodismo nacional sino que hasta fue justificado como nadie. En la Argentina está instalado un "miedo atroz" a hablar mal del ex Nº 10 de la Selección Argentina. Maradona siempre se quejó con toda razón de que le critiquen su vida privada... pero él ostenta una repugnante incontinencia verbal con la que escupe a quien le dé la gana ante el aplauso de sus obsecuentes admiradores.

No hay que esperar que Maradona se retracte de sus acciones ni , mucho menos, que pida disculpas. No entra en sus "códigos". La humildad no cabe en su humanidad y la disciplina nunca fue su virtud. Ha quedado demostrado que nada sabe de manejo de grupos humanos, nada sabe de táctica ni mucho menos de disciplina: sus éxitos adentro de una cancha de fútbol se fundamentaron en su don natural para jugar, su físico privilegiado y, sobre todo, su ego desmesurado y nunca vinieron por la constancia y una probada conducta deportiva. Como sucede con cualquier ser humano, no hay que esperar de Maradona lo que no es.

Maradona es un payaso. Siempre lo fue. Pero lo peor es que siempre fue un payaso servil a los poderes de turno: lo fue con los militares cuando festejó con Jorge Rafael Videla el Campeonato Mundial Juvenil de 1979, con Raúl Alfonsín y Carlos Menem cuando fue a la Casa Rosada para festejar los logros de México '86 e Italia '90. Hoy lo es con los Kirchner, quienes apoyan a Maradona con el auspicio de Aerolíoneas Argentinas para que entretenga a la gilada siendo Director Técnico de la Selección; a los Kirchner Maradona les vendió su apoyo a la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual cuando durante años fue fetiche del Grupo Clarín.

Como aficionado al fútbol, esta (agónica) clasificación no me tapa el desastre que Diegote es como técnico: hay que decirlo, la Argentina clasificó a pesar de Maradona.


Las críticas de Diego Maradona a anteriores DT de la Selección Argentina
(tomado de Diario Clarín)

Molesto por lo que él considera críticas "de mala leche", Maradona apuntó ayer contra la prensa. Apeló a todo tipo de groserías para responderles a quienes se animaron a no asentir todas sus decisiones y contaron lo mal que jugó esta Selección desde que asumió, en noviembre del año pasado. Podrá considerar Maradona que el 6-1 con Bolivia, las duras derrotas con Ecuador, Brasil y Paraguay no fueron motivos suficientes para que la prensa destaque el pésimo nivel de sus dirigidos. Más allá de que es cuestión opinable si las críticas fueron justas o no, cabe la pregunta: ¿qué hubiera dicho el propio Diego si el DT de este equipo hubiera sido otro técnico? Aquí, un repaso de las explosivas declaraciones que hizo el Diez hacia sus antecesores.

Antes de los insultos a sus críticos en la noche de ayer, Maradona dedicaba cuestionamientos fuertes a los técnicos de Argentina. A Passarella pidió que lo echaran. Con Bielsa aseguró que se regalaba prestigio y de Pekerman afirmó que hubo "una mano negra" en su lista para el Mundial.


■ Para Daniel Passarella

El 28/4/1996 criticó a los diarios que habían elogiado la cómoda victoria de la Selección frente a Bolivia en el Monumental. "Para mí ven cualquier cosa. Parecía que le habíamos ganado a Alemania 7 a 0 y en realidad le ganamos a Bolivia 3 a 1".

El 8/7/1996, luego de igualar 0-0 con Perú por las Eliminatorias, apuntó: "Nos pegaron un baile bárbaro. En 180 minutos no vi una sola pared, y el fútbol argentino no se merece que se salga a jugar sin actitud ganadora. Y hay jugadorazos, no jodamos. El Cholo, Cani, Almeyda, Moralito. Orteguita, que es desequilibrante, pero que no está para poner a un compañero mano a mano con el arquero. Está bien, con Ecuador era el tema de la altura, pero en Lima, ¿qué altura había? Sacamos un puntazo, un punto de oro, pero ¿cómo? Por San Burgos, que les tapó la boca a todos, y a mí también, que lo habíamos matado".

El 16/4/1997, días después de la derrota 2-1 de la Selección ante Bolivia en La Paz por las Eliminatorias, volvió pegar duro: "Julio Grondona debería echar a Daniel Passarella. Creo que Pekerman debería reemplazar a Passarella".

El 23/6/1997, luego del mal paso y la eliminación de Argentina en la Copa América de Bolivia afirmó: "Si yo fuera él (Passarella) daría un paso al costado".

El 4/7/1998, cuando la Selección de Passarella quedó afuera del Mundial de Francia, sostuvo: "Es una vergüenza para el fútbol argentino lo que jugó la Selección. Yo no quiero caerle a Passarella, pero no tengo más remedio". Y también tiró: "Díganle al Piojo López que el gol vale siempre uno. Que trate de hacerlo como pueda, con el codo, con la rodilla".

El 7/7/1998, tres días después de esa eliminación con Holanda, siguieron los dardos: "La verdad prefiero un 2 a 1 con los holandeses que un 5 a 0 contra Brasil . Pero no hay que hacer leña del árbol caído y hay que interpretar cómo jugó este seleccionado desde un primer momento para darse cuenta por qué perdió ante Holanda". Y también le pegó a Carlos Roa, quien fuera arquero de esa Selección: "En Racing era un cuatro de copas y ahora Passarella le dio la oportunidad de ser alguien en el fútbol. Ahora, que se vaya a seguir pescando (sic) como siempre".

El 15/12/1998 Passarella ya no era el técnico de Argentina. Sin embargo, Diego no se olvidaba de él y lo acusaba duramente: "Está bien que el técnico de la Selección gane mucha plata. Pero él encima citó jugadores para que pudieran ser vendidos".


■ Para Marcelo Bielsa

El 3/9/1998, cuando se acordaba la asunción del Loco: "Bielsa no me gusta para nada. Cuando jugué en Newell's me hablaron muy mal de él. No es de mi simpatía. Hoy podrán hablar bien de él, pero hasta hace dos años estaba en una escuela de fútbol en el América de México y nadie lo recordaba".

El 20/12/1998 ninguneó a Bielsa luego de que éste diera su primera lista: "Me quedó la duda sobre si la lista la hizo Bielsa o Pekerman. No quiero dudar de nadie, pero la verdad es que no vi que Bielsa dijera cortante y tajantemente que él es el técnico y que a la lista la había hecho él".

El 14/06/1999, tras la derrota 1-0 de la Selección con Estados Unidos, Diego se enojó y fue contundente: "Ver el partido del seleccionado fue como mirar una película de terror. Lo que hizo Argentina fue muy malo. No puede ser que Argentina, con toda la historia que tiene, salga a jugar con medio delantero".

El 05/07/1999, el tema fue la caída de Argentina 3-0 ante Colombia en la Copa América de Paraguay y los tres penales errados por Palermo. "La Selección está regalando prestigio", apuntó. Y, nuevamente, volvió a ningunear a Bielsa: "No hay que culpar a Palermo sino preguntarse quién tiene el mando en la Selección: Bielsa o Grondona".

El 14/7/1999, luego de la eliminación con Brasil en la Copa América, Diego opinó sobre el cruce Bielsa-Calderón y también aprovechó para pegarle nuevamente al Loco: "Se exagera el tema. Si no era ésto, hubieran encontrado otra cosa para crear un mal clima contra la Selección. Aunque quedó claro que Bielsa es bueno para un club, pero no para la Selección. Es un gran ordenador, nada más".

El 2/10/2000 curiosamente no fue Bielsa el receptor de las críticas, sino el grupo de jugadores que no venía a las convocatorias. "El día que yo me entere de que a un jugador le quebraron la muñeca con plata, lo voy a decir con nombre y apellido y lo mando sabés adónde. Igual, no creo que sean ellos los responsables. Ya sabemos el tema del regalito o del contrato con más plata si no vas a la Selección".

El 9/10/2000 ni el triunfo 2-1 a Uruguay ni ver a la Selección líder en las Eliminatorias con cinco puntos de ventaja sobre Brasil dejó conforme a Diego. "No me gustó para nada, fue para olvidar. Uruguay se equivocó dos veces y Argentina aprovechó bien. Fue técnica y tácticamente aburrido".

El 4/6/2001, después de que la Selección le ganara 3-0 a Colombia, Diego deslizó una crítica hacia Crespo, el goleador de ese equipo: "Me parece que se cuidó después del gol".


■ Para José Pekerman

El 28/2/2005 le apuntó a Pekerman, a quien había pedido como reemplazante de Passarella, por convocar muchos jugadores que, según él, no iban a tener chances en el futuro. "Me preocupa que (Pekerman) pruebe con muchachos que seguramente no van a estar en el Mundial. Es un engaño".

El 18/5/2006 Maradona cuestionó que Pekerman no haya citado a Germán Lux al Mundial de Alemania. "Me parece algo muy jodido y veo una mano negra detrás de esto. No se puede pasar de pelear la titularidad a ni siquiera figurar como tercer portero. No se le puede faltar el respeto a una trayectoria de esa forma".


Para Alfio Basile

Después de que se contrató a Alfio Basile para suceder a José Pekerman, Maradona vomitó: "El pecado que cometimos es haber salido campeones, nadie le dio una oportunidad a nadie. El técnico de Brasil es Dunga, en Italia está Donadoni y acá se le renovó el contrato a Bielsa cuando quedamos afuera en primera fase".

El 13/10/2007, luego del debut con triunfo de Argentina en la Eliminatoria ante Chile por 2-0 en el Monumental, Maradona disparó: "Después de los dos goles, el equipo empezó a jugar para atrás, cuando podría haber buscado variantes. Cuidar la pelota y jugar al toque para atrás está bien en una final contra Brasil, pero no ante Venezuela. Me aburrió. Parecía que venía Brasil, no Chile. Y además se respetó mucho a Bielsa, que es un gran entrenador, pero no le va a cambiar la mentalidad a los chilenos".

El 21/12/2007 su amistad con Basile ya era historia y Maradona no decía, como en 2005, que el Coco era "el mejor técnico del fútbol argentino". Y le apuntaba por el bajo rendimiento de la Selección. "Con los jugadores que tenemos no podemos ir a defendernos contra la peor Colombia de la historia". Y criticaba, además, el ranking de la FIFA que en ese momento marcaba que Argentina era el mejor seleccionado del mundo. "Dicen que somos primeros en el peor momento nuestro. A esta Selección la miran de espaldas, ¡los que miran están de espaldas!".

8 comentarios:

Irma dijo...

Totalmente de acuerdo con vos Mario, pero si todos le perdonan??? yo no tenia nada de ganas que clasifen, primero por que seguro seguirá haciendo papelones y antes de la mitad se queda fuera, y segundo por qué los K necesitan entretener a la gilada en 2010 mientras Ellos hacen lo que se les da las ganas, en fin que Dios nos proteja, todo está podrido.....

mario dijo...

Hola Irma:

Maradona es como es. No tiene sentido pretender algo que nunca será.

No sé muchos pensaron que iba ser una persona seria y confiable cuando fue nombrado como Director Técnico de la Selección Nacional. Es un impresentable.

Anónimo dijo...

Kaká celebra el pase de Argentina al Mundial

El brasileño cree que sin los grandes equipos, el Mundial ya no sería lo mismo

El astro brasileño del Real Madrid, Kaká, festejó la victoria por 1-0 sobre Uruguay que le aseguró a Argentina un cupo al Mundial de Fútbol de Sudáfrica 2010.

Em cambio, el técnico Carlos Dunga, quien siempre apostó por la clasificación de la "albiceleste", se manifestó menos entusiasta. "¿Quien quiere ver a su enemigo vivo?", se preguntó el entrenador, en una rueda de prensa concedida después del empate sin tantos ante Venezuela.

Dunga aseveró que jamás formó parte del grupo de brasileños que hinchaban por Argentina, argumentando que la ausencia de la "albiceleste" y de sus estrellas como Lionel Messi le quitaría brillo al Mundial de Sudáfrica.
"¿Cuántos grandes jugadores ya se han quedado al márgen de Mundiales? ¿Cuántos grandes equipos se quedaron excluidos? Y, pese a ello, el Mundial siempre fue el Mundial", argumentó.

Kaká, sin embargo, dejó en claro que discrepa de su entrenador, y comentó complacido la clasificación de los "archirrivales" de Brasil en el fútbol sudamericano: "Será mejor con Argentina, no sé si Portugal estará en Sudáfrica, pero espero que sí, porque con Portugal y Argentina tendremos un buen Mundial". Idéntica opinión manifestó el delantero Nilmar: "Hay que festejar, porque Brasil y Argentina siempre tienen que estar en Mundiales".

(http://www.sport.es/default.asp?idpublicacio_PK=44&idioma=CAS&idnoticia_PK=653214&idseccio_PK=806)

Anónimo dijo...

Y, chupe, chupe...

Olé consultó qué es lo que Diego quiere que chupen los argentinos que lo criticaron y acá están las respuestas de los lectores... El ingenio no descansa.

Ante la encuesta de Olé sobre qué cosas mandó a "mamar" Maradona en la conferencia de prensa después de sacar los boletos rumbo a Sudáfrica, te mostramos las opiniones de los lectores...

Marcelo Iván Aguilera: "Quiso decir que chupen esa mandarina"

Matias Martinez: "Sigan mamando" significa: 'Mámense, porque si ven los partidos de la seleccion sobrios perdirán x la vuelta de Bielsa..."

Pablito (backstrange@hotmail.com): "Muchachos, lo que Maradona quiso decir fue que sigan consumiendo bebibas espirituosas para el ánimo colectivo, así, al estar todos "mamados" ignoramos el desastre futbolistico de la Selección.

Sebastián Córdoba (cordobaaudio@yahoo.com.ar): "Dijo... 'Síganme....mando'. O: ' Sigan mi mando'".

Juan Fernández (elfinalesendondeparti@gmail.com): "Es porque se viene el dia de la madre...
Javier Brazzola (DNI 22.086.437): "Lo dijo en alusión a los niños y a las madres en su día, el próximo domingo, que sigan mamando sus pechos... ¿No fue por eso? ¿O soy demasiado ingenuo?".

Cristian Capornio (capocristian@hotmail.com): "Puede ser que sigan chupando el Gatorei de Bilardo!!!"

Gonzalo Nogoya (originalpic@hotmail.com): "Que sigan mamando, porque es la única forma de ver que un equipo de Mardona juega bien: estar borracho. Saludos!"

(http://www.ole.clarin.com/notas/2009/10/15/futbolinternacional/02019241.html)

Anónimo dijo...

Señor Maradona:
Tengo una inevitable necesidad de manifestar cuánto dolor, cuánta pena, cuánta decepción me da haberlo visto celebrar de esa forma, la paupérrima clasificación de Argentina al Mundial de Fútbol de Sudáfrica.

Necesito decírselo Maradona, porque el día de ayer, algo se rompió dentro mío. O terminó de romperse.

Yo crecí viéndolo y admirándolo. Tenía 4 años en el mundial 78. Lo vi sufrir en el 82. Celebré como todo argentino en las calles, cuando su destreza única, talento regalado por Dios, condujo a nuestro país a obtener su segundo título. Y fue gracias a usted.

Sufrí con usted en Italia, con cada patada, con cada codazo, con cada foul, y en cada definición por penales. Lloré amargamente en Estados Unidos, ese 1994. Y así he seguido su trayectoria. No soy futbolista. No juego bien al fútbol ni en un picado de barrio. Pero sé admirar a un buen jugador. Y fundamentalmente, soy Argentino. Y me encanta ser Argentino. Amo a mi país. Y a mi gente.

Por eso me duele tanto verlo a usted celebrar una clasificación que todos sabemos, incluso usted que fue mediocre. Es más, deficiente. Pero no me duele eso. Me duele verlo a usted. Me duele ver a lo que ha llegado. Me duele verlo enajenado, desaforado y fuera de sí, insultando a quien se ponga por delante. Usted argumentará que es parte de su coherencia, que siempre fue igual. Pero a mi me duele. Me duele, porque esa incapacidad de mirar hacia adentro y ver si realmente hay algo que debe ser cambiado, es la misma incapacidad que tenemos como país, Maradona.

Usted, y me duele mucho decirlo, es Argentina. Es la personificación de la decadencia misma a la que hemos llegado. Ahogados en nuestra soberbia. Incapaces de darnos cuenta que tal vez estemos equivocados, y que un poco de humildad nos permita cambiar, y ocupar el lugar que sí merecemos, ese que sí somos capaces de alcanzar pero no con el resentimiento, sino con la gambeta, con destreza, con trabajo, con esfuerzo. Igual que usted cuando era un pibe.

Sabe qué Maradona? Yo no soy una dama, ni soy periodista. Ni soy de los que lo critican siempre. Pero sus insultos ayer, me insultaron a mí. A mis hijos. A mi dignidad. A mi argentinidad. Me dio una profunda vergüenza que mis hijos lo vieran de esa forma. Me imagino que si lo mira dos veces, también le dará vergüenza que sus hijas lo vean insultar así. ¿Es realmente la forma de dirigir el destino futbolístico de un país? ¿Se cree capacitado para eso?

Probablemente usted jamás leerá esta carta. Probablemente si la lea, me denostará. Probablemente alguien, como suele ocurrir en mi país, me patoteará. Pero me siento en la obligación de decir Basta. Usted necesita insultar, yo necesito decir esto. Hasta ayer, yo hablaba del Diego. Le hablaba a usted de VOS. Lo sentía mío. Como todos los argentinos. Pero ayer me di cuenta, como tantas veces me ha pasado con Argentina, que ya no es mío. Por eso lo trato de usted, porque usted no me pertenece más.

En tanto no sea capaz de asumir sus faltas, sus culpas, y la profunda herida que ha causado en mucha más gente de la que usted imagina (no sólo damas y periodistas), usted seguirá siendo usted. Es muy probable que no le importe. Que piense que esto se olvidará con un campeonato mundial, o con cualquier despilfarro pirotécnico que equivale a los espejitos de colores con los que hace más de 500 años nos vienen engañando todos los que pretenden dirigir una parte de este país. Pero no señor Maradona. Esta vez no. Le pido a Dios por usted. Para que pueda abrir los ojos. Pedir perdón, a veces nos hace más grandes que hacer un gol con la mano.

Ojalá que lo piense.

Gabriel Jefferies.
Argentino
DNI 24.234.398

Pablo de Córdoba dijo...

Respecto a esta frase del comentario anterior:
"Usted, y me duele mucho decirlo, es Argentina. Es la personificación de la decadencia misma a la que hemos llegado".

No estoy para nada de acuerdo, es más, me parece un insulto igual o mayor que lo que dijo Maradona en el ámbito futbolístico.

Irma dijo...

Si Mario, pero la culpa no es del chancho sino de todos los que les dan de comer, todos saben y sabian que no va a cambiar, pero para que??? le debemos algo?? El se hubiera quedado como comentarista y seria siempre reconocido el mejor, pero ya ahora... y a parte de todo es un sin vergüenza, que deja deuda por todos lados y lo peor hijos..??? que podemos esperar de un hombre enfermo???? tendria que protejerlos y hacerlo curar, alguien seguro podria lograr que siga el tratamiento. Como encontró Charly.

mario dijo...

Hola Pablo

Lamentablemente, son muchos nuestros compatriotas que, cuando andan por el mundo y manifiestan que son argentinos, son indeludiblemente relacionados con Maradona.

Claro que Maradona no Argentina, pero sí es un referente muy importante de nuestro "ser nacional". En Maradon confluye lo sublime y lo terrenal, la contradicción, la fanfarronería, el triunfo y la viveza criolla.

Saludos.



Hola Irma

Tenés razón, mucho tienen que ver los que le dan de comer al chancho. Pero, viendo los antecedentes de Diegote, alguien podía imaginar algo distinto de lo que pasó? por qué Diegote iba a cambiar por ser el DT de la Selección?

Siempre fue un ególatra, un soberbio y un intolerante. No nos debería extrañar este triste episodio.

Ojalá pronto deje de ser el entrenador de la Selección Nacional. Resta mucho más de lo que suma, tanto al mismo equipo como al fútbol en general.

Saludos

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina