sábado, 17 de octubre de 2009

Husos y costumbres

Finalmente, y a Dios gracias, el Gobierno Nacional dio marcha atrás con el atraso de una hora en el huso horario para nuestro país.

Basados en experiencias de años anteriores, con buen tino, los Gobiernos de Santa Fe, Córdoba, Catamarca, Salta, San Juan, Jujuy, Mendoza, Chubut, La Rioja, Neuquén, Tierra del Fuego y San Luis ya habían anunciado que no iban a adherir a la medida de adelantar los relojes según quería la Presidente Cristina Fernández. Inclusive, el Gobernador de Buenos Aires Daniel Scioli había manifestado su disconformidad, presionado por los comerciantes de su provincia.

Si vamos a lo que nos marca la realidad, la hora argentina está fijada según la conveniencia de la Ciudad de Buenos Aires ya que la franja oeste de todo el país tiene una hora más cercana a la que se determina para Chile, como lo vemos en la imagen ubicada en la parte superior de este post. A decir verdad, este capricho de modificar la hora no es nuevo sino que, en distintos momentos, lo impulsaron Raúl Alfonsín y Carlos Menem.

A la hora de explicar la marcha atrás en la decisión, lejos de reconocer la ineficacia de la medida en otros años, el inefable Julio De Vido dijo "El 2009 nos encuentra con un crecimiento de la cantidad de producción y distribución de energía y la demanda creció un 2%, es muy grande el saldo. La Argentina hoy, en estas condiciones meteorológicas, no necesita la modificación del huso horario".

Si bien es dable reconocer que primó la lógica en la Presidente Fernández y sus colaboradores, es preocupante la arbitrariedad y poca seriedad de nuestros gobernantes que esperaron hasta último momento para anunciar esta medida, perjudicando a empresas y trabajadores, basándose en la ley que está vigente desde 2007, ya habían sus agendas en base al "nuevo" huso horario.



"SuperGioja" nos salva del colapso energético de toda la Argentina

Argentinos: que no cunda el pánico para el próximo verano. En efecto, en nuestro país tendremos energía de sobra gracias a la puesta en marcha del Dique Caracoles, el cual es una realidad gracias a las gestiones de quien aspira a ser el próximo Presidente de la Nación: José Luis Gioja.

Gioja 2011 es un proyecto que hasta la prensa sanjuanina asumió como propio y se hace todo lo posible para que esa ensoñación pueda encajar en esta realidad, llegando inclusive hasta el ridículo con tal de hacernos creer cada barbaridad. Así, con eficacia, muchos sanjuanisno terminan creyendo que en San Juan vivimos en una especia de microclima, ajeno a toda crisis foránea, como si no fuéramos dependientes de los fondos que gira el Gobierno Nacional, como si San Juan tuviere una economía inmune a todos los avatares que se produzcan en otros lugares del país.

En San Juan, el pasquín oficialista por excelencia, Diario de Cuyo, tomó la noticia y la comunicó a la población con la óptica giojista de nuestra realidad cuando tituló en la portada de su edición impresa: "Por Caracoles, dicen que no cambian la hora"; en su interior, la nota fue más aduladora para con el Gobernador Gioja sentenciando: "Caracoles, clave para que no haya cambios de hora".

Nuevamente, este medio periodístico sanjuanino quiere hacernos creer que, gracias a José Luis Gioja, San Juan es el ombligo de la República Argentina. Pero, repasando ediciones digitales de los principales portales de Buenos Aires y de otras provincias, no se encuentra ninguna alusión a que la energía que genera el Dique Caracoles es fundamental para que la crisis energética no sea tal en nuestro país.

Otro episodio más para la colección de tapas "memorables" del principal medio desinformador de San Juan... ¡Qué lindo es vivir en Giojalandia!

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina