martes, 6 de octubre de 2009

Feudos, clientelismo y corrupción: también se consigue en Corrientes

En varios lugares de la Argentina, existen provincias (y departamentos) que llevan años sometidos por familias quienes, independientemente de la situación socioeconómica que atraviese el país, logran hábilmente permanecer en el poder gracias al apoyo popular.

Al igual que lo que sucedió (y sucede) en San Luis con los Rodríguez Saá, en Neuquén con los Sapag, en La Rioja con los Menem, en San Juan con los Gioja, en Catamarca con los Saadi, la Provincia de Corrientes se convirtió en una suerte de feudo en los que los señores eran los de la familia Romero Feris. Lo más patético de esos casos es que son los mismos pueblos los que avalan con sus votos esas dinastías corruptas con el estúpido y mediocre conformismo de "roba... pero algo hace".

Repasando las historias de esos "señores feudales" contemporáneos, podemos apreciar ciertas características comunes: personalismo, Estado extremadamente paternalista, Justicia sometida, Legislaturas controladas, prensa comprada, crímenes impunes, periodos de alta aceptación popular y, sobre todo, clientelismo perverso sostenido con fondos públicos.

Desde la vuelta a la democracia, la Provincia de Corrientes ha vivido momentos de turbulencia política. José Antonio "Pocho" Romero Feris fue Embajador en Costa Rica durante la Presidencia (de facto) de Jorge Rafel Videla y, en 1983, fue elegido popularmente para gobernar Corrientes durante la presidencia de Raúl Alfonsín, y luego fue electo sucesivamente diputado y senador nacional. "Pocho" Romero Feris se inició muy joven en la actividad política cuando con tan solo 24 años fue elegido diputado provincial y, al año siguiente, se convirtió en Presidente de la Cámara. En el 2007 llegó a fantasear con ser Presidente de la Nación, aunque la magra adhesión a su candidatura hizo declinar sus aspiraciones.

A su vez, su hermano, Raúl "Tato" Romero Feris, fue primer mandatario provincial en 1993 hasta que en 1997 la Justicia lo encontró culpable por malversación de fondos públicos. En el medio, estuvo Carlos Menem, quien produjo la discordia entre los hermanos al ser enemigo político de "Pocho" y beneficiar a "Tato". "Tato" Romero Feris dejó la Gobernación de la Provincia de Corrientes envuelto en varias acusaciones de corrupción. No le bastó someter a la justicia provincial porque fueron jueces federales los que tomaron cartas en el asunto.

A pesar de haber compartido el mismo espacio político, los hermanos "Tato" y "Pocho" romperion relaciones y se declararon una guerra política sin cuartel con todos los correntinos en el medio.

Si bien hubieron intervenciones federales en el medio, el "imperio" de los Romero Feris culminó cuando los correntinos optaron por "el aire fresco" de Horacio Ricardo Colombi, hombre proveniente de la Unión Cívica Radical y que, sorprendentemente, fue apoyado por el Partido Justicialista. Todo valió con tal de debilitar a los Romero Feris. Tal vez sin proponérselo, los correntinos dieron la espalda a la familia Romero Feris pero avalaron la instalación de una nueva dinastía, la de los Colombi.

Ricardo Colombi fue concejal e intendente de Mercedes por tres periodos consecutivos, después diputado provincial antes de ser ungido como Gobrnador y entregarse mansamente al kirchnerismo. A la hora de armar su equipo de gobierno, Ricardo no dudó en convocar a su primo Arturo, quien no contaba con antecedentes políticos de relevancia; arturo fue designado Ministro-Secretario General de la Gobernación y, posteriormente, Ministero de Obras y Servicios Públicos. Como en Corrientes no estaba permitida la reelección para el Gobernador Provinciual, Ricardo Colombi postuló a su primo para sucederlo y hasta le lideró la campaña electoral.

En el 2005, llegó a la Gobernación Arturo Colombi apoyado por Néstor Carlos Kirchner y Cristina Fernández, además de su primo Ricardo. Tiempo después, Arturo rompió con los Kirchner y, de la mano de Cobos, regresó a la U.C.R. El Gobernador Arturo Colombi cayó en la recurrente tentación de muchos otros políticos que es ajustar nada menos que la Constitución Provincial a sus ambiciones personales. En el año 2007, Colombi pudo enmendar la carta magna de Corrientes para postularse para un nuevo mandato, teniendo enfrente a su primo como su principal contrincante.

La gobernación de Arturo fue un tanto caótica y signada por resonantes casos de corrupción, como que su esposa e hijos utilizaron el avión sanitario provincial para irse de vacaciones en 2008 a la localidad de Villa Gesell y en el 2009 a Foz de Iguazú Brasil y la denuncia de enriquecimiento ilícito de su secretario privado. No soportó las injerencias de su primo Ricardo, a quien acusó de "querer armarle el Gobierno", razón por la cual decidió separarse políticamente. Despechado, Ricardo Colombi, a menos de medio año de haber entregado el poder provincial a su primo, empezó a trabajar fuertemente para ser el próximo gobernador.

Durante esos años, se puso de manifiesto lo que sucede en ciudades de pequeñas dimensiones: la portación de apellido tiene sus grandes privilegios. En la Provincia de Corrientes, son muy conocidos los hermanos Eduardo y Lautaro Braun Billinghurst, provenientes de una familia poderosa y tradicional de esa provincia del noreste argentino. Esos jóvenes hermanos protagonizaron numerosos episodios de violencia en la vía pública, avasallando contra quien sea y contando con el tácito encubrimiento del poder político correntino. Según una veintena de testigos, en Ferrugen (Brasil) los hermanos Braun Billinghurst, junto a otros cinco jóvenes (Horacio Pozo, Andrés Gallino, Francisco Méndez, Gonzalo Marasco y Germán Braillard Poccard), golpearon cobardemente hasta asesinar brutalmente a Ariel Malvino el día 19 de enero de 2006. Al día de hoy, esos "chicos" gozan de la libertad como cualquier hijo de vecino...

El actual Gobernador de Corrientes lidera la alianza electoral que llama "Frente por todos", en el que confluyen fuerzas disímiles como el cobismo, el PRO que encabeza Mauricio Macri , el peronismo "disidente", el Partido Liberal y el Partido "Nuevo" de Tato Romero Feris.

Por su parte, su primo Ricardo armó "Encuentro por Corrientes", que cuenta con el apoyo de la U.C.R., la Coalición Cívica de Elisa Carrió y "Pocho" Romero Feris; su compañero de fórmula el ex acólito de "Tato" Romero Feris, Pedro Braillard Puccard, ex Gobernador de Corrientes entre 1997 y 1999, cargo del que fue destituído por corrupción.

El Gobierno Nacional, junto con otros gobernadores justicialistas, apostaron por Fabián Ríos, ex aliado de los primos Colombi y actual Presidente de la Comisión de Hacienda y Presupuesto del Senado. Para sumar más confusión para el sufrido electorado correntino, el compañero de fórmula de Ríos fue Rubén Pruyas, actual Vicegobernador de la Provincia, quien se ha alejado del Gobernador Colombi. De nada le sirvió tener al kirchnerismo como sostén, porque Ríos resultó tercero en las votaciones, muy lejos de los Colombi.

"Dime con quien andas y te diré quien eres"
Arturo Colombi junto al Vicepresidente Cobos

La primera elección estuvo enrarecida con acusaciones cruzadas de fraude y de escandalosas irregularidades en las que distintas facciones del radicalismo jugaban sucio para quedarse con el poder provincial. El Gobernador Ricardo Colombi líder de Encuentro por Corrientes (ECO), un frente liderado por la UCR orgánica y apoyado por el Senador Nacional Gerardo Morales, se impuso con el 36,24 % de los votos, mientras que su primo Arturo, apadrinado por el Vicepresidente Julio César Cleto Cobos y cabeza del Frente de Todos, resultó en segundo lugar con el 31,64 % de los sufragios.

Hacen unos días, los correntinos se conmovieron con la noticia del aparente suicidio de Hernán González Moreno, joven empresario de 28 años de edad, propietario del portal Agencia Corrientes, cercano al entonces Gobernador Arturo Colombi y acusado de irregularidades con el manejo de dinero estatal. González Moreno fue el autor de la denuncia por enriquecimiento ilícito contra Ricardo Colombi, a quien acusó por enriquecimiento ilícito y evasión fiscal, además de haber adquirido una casa por un valor de U$S 600.000 a través de un testaferro. Por otra parte, el Fiscal General de la Provincia estimó que, en realidad, González Moreno habría decidido acabar con su vida al verse acorralado por acusaciones por manejo fraudulento de fondos provenientes de la publicidad estatal. Las circunstancias que rodearon al supuesto suicidio son, por lo menos, extrañas: González Moreno se había internado campo afuera en su automóvil para no ser visto por nadie, llegando a un punto en donde no había señal para teléfonos celulares... sin embargo, el cuerpo fue hallado en un lapso menor a tres horas por la Policía de Corrientes y asesores del Gobernador de Corrientes.

En el ballotage Ricardo saboreó su revancha con una clara victoria, en medio de una llamativa indiferencia de parte de la ciudadanía correntina. Quizás intuyendo la debacle, para esta segunda vuelta, Cobos le soltó la mano a Arturo Colombi.

Como sucede siempre en política, la victoria tiene muchos padres y la derrota es siempre huérfana. El matrimonio Kirchner celebró la derrota de un aliado de Cobos y, por su parte, Gerardo Morales, Presidente del Comité Nacional de la U.C.R., salió exultante a mostrar su alegría por el triunfo de su correligionario.Los argentinos acostumbramos a escuchar y leer sobre escándalos de corrupción que protagonizan justicialistas... pero los radicales no se quedan atrás, quienes siempre enarbolan una honestidad nunca demostrada ya que sus chances de mostrar la hilacha son menos porque sus victorias electorales se cuentan casi con los dedos de una mano.

Es vegonzoso como los dirigentes políticos correntinos cambian de vereda como si nada, como hoy están con los que ayer criticaban... y es más triste constatar como el electorado avala todo ese circo perverso con su voto. Así, Corrientes constituye una acabada muestra de la endeble democracia argentina.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

EL CASO QUE CONVULSIONA CORRIENTES

González Moreno: se refuerza la teoría del asesinato

El fiscal César Sotelo sumó dos datos clave al expediente que investiga la muerte del periodista ligado al gobernador Colombi: se habrían oído más de un disparo y pudieron alterar la escena del crimen, adelantó a Criticadigital.

El paso de las horas, el avance de la investigación y las nuevas pericias empiezan a darle la razón a la familia del periodista y empresario correntino, Hernán González Moreno: la hipótesis del suicidio parece cada vez más turbia y todo conduce a un crimen.

Mientras el fiscal que entiende en la causa, Guillermo Barri, ya cuenta con otros dos fiscales de apoyo para estudiar la muerte, el fiscal General de Corrientes, César Sotelo, tomó la posta como vocero de la Justicia en el caso que convulsiona la provincia, por el fuerte vínculo de González Moreno con el gobernador saliente, Arturo Colombi.

"Mi percepción es que se alteró la escena del crimen pero en realidad estamos recavando la mayor cantidad de datos posibles. Los tres fiscales trabajan muy bien y una vez reunida toda la información vamos a saber bien qué paso", le dijo Sotelo a Criticadigital.

Sotelo admitió así que el “teatro del crimen”, como lo llamó, pudo haber sido alterado en las más de tres horas que pudieron haber pasado desde la muerte del joven de 28 años hasta que se dio intervención a los funcionarios judiciales. El fiscal de la Corte provincial afirmó que González Moreno murió entre las 22 del jueves y la 1.30 del viernes pasado y que recién “a las 5 de la mañana” intervino la Justicia.

Este punto, además, cobra otro sentido netamente político. Antes incluso que la policía, el primero en llegar a la escena del crimen fue el Director de Información Pública de Corrientes, José Luís Zampa, señalado como el nexo entre González Moreno y Colombi. En el auto donde apareció el cadáver había cuatro celulares, pero a uno le habían sacado el chip.

Zampa llegó allí acompañado, nada menos, que de custodios personales del gobernador, quien el domingo perdió la gobernación en manos de su primo, Ricardo Colombi. No es casual que haya sido el primer funcionario citado a declarar por el caso.

Si bien la carátula de la causa aún se mantiene como “muerte dudosa”, Sotelo brindó más información para reforzar la teoría del homicidio. Según informa CorrientesHoy, dos de los peones que se encontraban en el campo de la familia declararon que escucharon varios disparos en el lapso que se presume murió el dueño de Agencia Corrientes.

(http://www.criticadigital.com/index.php?secc=nota&nid=30808)

CristinaKirchner dijo...

Gracias Mario, querido por tu concepto. Kisses.-

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina