miércoles, 16 de septiembre de 2009

Kirchnerismo y su cóctel de medicamentos (truchos) y lavado de dinero

Hace poco, la escena política argentina se sacudió con el estallido del llamado escándalo de los medicamentos truchos, que fue el descubrimiento de una asociación ilícita entre gremialistas y políticos dedicados a vender remedios aulterados para personas que estaban con tratamientos por cáncer y S.I.D.A.

Todo comenzó cuando unas enfermeras que trabajaban en el Policlínico de la Obra Social bancaria se disponían a aplicar Mabthera (fabricado por el Laboratorio Roche) en oncología para realizar quimioterapia a sus pacientes notaron algo raro en la sustancia y decidieron no suministrarla; esas drogas fueron analizadas por los bioquímicos de la entidad y se comprobó que ese medicamento estaba adulterado. Una vez que explotó la noticia y quedó al descubierto toda esa corrupción, esas enfermeras fueron trasladadas y luego "renunciaron".

El caso reviste de una gran complejidad, dado que cuesta encontrar la punta del ovillo en un cuadro de corrupción que viene funcionando desde hacen ya varios años, por lo que se puede temer que muy probablemente puede llegar hasta las más altas esferas de poder. Como ha sucedido en otros casos, es difícil (no imposible) que los peces más gordos queden fuera del alcance de la Justicia.

En este caso puntual, está saliendo a la luz un perverso negocio en el que está en juego la salud de miles de personas. Actuaron en connivencia funcionarios del Gobierno Nacional, gremialistas, efectivos policiales, empresarios y laboratorios que se llenan de dinero burlándose de la buena fe de las personas que compran sus medicinas a través de las obras sociales.

La Argentina es un país en donde lo trucho casi siempre reviste de legalidad. Hablando de los medicamentos, podemos decir que hay tres tipos de remedios ilegales que son inescrupulosamente comercializados: aquellos que están vencidos pero que siguen vendiéndose porque se les adultera la fecha de vencimiento impresa en su envoltorio, los que son adulterados en su composición química y, finalmente, los que son robados.

El Juez Federal Norberto Oyarbide tomó cartas en este asunto y empezó deteniendo a Néstor Lorenzo, quien fue tildado como el "Yabrán de los medicamentos". Lorenzo es propietario de la Droguería San Javier, vinculado al triple crimen y al financiamiento de la campaña electoral de Cristina Fernández. La Droguería San Javier era proveedora exclusiva de la Obra Social Bancaria, para lo cual debió "negociar" con Juan José Zanola, titular de La Bancaria, gremio que dice representar los derechos de los trabajadores bancarios. Asimismo, Lorenzo mantenía una estrecha relación con Alberto Costa, hasta hace poco subsecretario del Ministerio de Control Sanitario de la Provincia de Buenos Aires.

Juan José Zanola es uno de esos tantísimos sindicalistas argentinos que permanecen atornillados en sus cargos de "secretarios generales", en donde ven crecer su patrimonios personales a expensas de los afiliados a sus gremios que realizan sus aportes regularmente. Zanola lleva nada menos que ¡¡25 años!! como amo y señor del gremio de los bancarios, cargo que pretende revalidar el próximo 23 de septiembre cuando se realicen las "elecciones" en dicha entidad (¿alguien conoce algún caso de elecciones democráticas en algún gremio de la Argentina?).

Hugo Dessal es un sindicalista bancario que es opositor a Zanola y ahora está dispuesto a colaborar con la Justicia Argentina afirmando públicamente que ese corrupto dirigente "está protegido por el Gobierno".

Quien está también acusada en todo este brete es la sanjuanina Paula Margarita Aballay quien, asombrosamente, empezó siendo una enfermera en el Hospital Marcial Quiroga de la Provincia de San Juan y, luego de convertirse en la mujer de Juan José Zanola, es señalada como la que administraba el Policlínico de la Obra Social de los Bancarios. Aballay figuraba en el organigrama de dicha institución como directora de Asistencia al Beneficiario de OSBA.

Ya alejada del kirchnerismo luego de renunciar al Ministerio de Salud de la Nación, Graciela Ocaña ha cobrado protagonismo mediático al brindar entrevistas en donde formula duras acusaciones contra varios personajes de buenas relaciones con el Gobierno de Cristina Fernández, como Hugo Moyano y Zanola. Acerca de la "mafia de los medicamentos", en un diálogo con el Diario Crítica, Ocaña definió a esa asociación ilícita como "Gente que se apropia de los medicamentos y que lo hace pasar por la “lavandería” –o sea, que rehacen su caja y falsifican su fecha de vencimiento– para volverlos al mercado"; sobre Lorenzo, la ex funcionaria kirchnerista sentenció que "Ya estuvo involucrado en los años noventa en la venta de leche en mal estado, la leche de Vicco, que debía ser destinada a un plan materno infantil. Con esto quiero decir que es un hombre que hace años que trabaja con una red de personas que seguramente tienen un importante grado de impunidad".

Mientras se habla mucho de Lorenzo y Zanola, hay un oscuro personaje que habría operado desde las sombras en toda esa mafia. Se trata de Néstor Ricardo Vázquez, médico neurólogo, lobbista de laboratorios y farmacias y socio de Lorenzo en sus negocios; ocupó cargos en la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS) desde la Presidencia de Carlos Menem. Vázquez, según el Diario La Nación, estaba siendo investigado por Oyarbide por el desvío de un prestámo de 285 millones de dólares del Banco Mundial.

Según informó el Diario El País, en la República Argentina, la falsificación de medicamentos se está centrando en drogas de alta complejidad y muy caras, y mueve al año más de 1.300 millones de pesos (unos 260 millones de euros), según datos de la Administración Nacional de Medicamentos. "Cada vez más se da la adulteración de drogas oncológicas y retrovirales", explica María José Sánchez, coordinadora del Programa de Pesquisas de Medicamentos Ilegítimos. Sánchez asegura que ha disminuido en los últimos años la falsificación directa, pero que aumenta exponencialmente la adulteración del contenido: borrado y reimpresión de la fecha de caducidad y la manipulación descuidada de drogas que necesitan refrigeración y que son robadas -en Argentina se denuncia el robo y vaciamiento de dos farmacias a la semana-, o que en teoría se compran para un enfermo concreto que no existe, que consume dosis inexplicables y que, guardadas en almacenes infectos, como el allanado esta semana en la ciudad de Buenos Aires, vuelven después al mercado.


"Dime con quien andas y te diré quien eres"
de izquierda a derecha: Julio De Vido, Juan José Zanola, Paula Aballay y Aníbal Fernández

Para la Justicia Argentina, parece que todos los caminos de las investigaciones de corrupción conducen a la Casa Rosada. Además de la "mafia de los medicamentos" que investiga el juez Oyarbide, por otro lado, la Jueza María Servini de Cubría por el turbio financiamiento de la campaña electoral con la que Cristina Elisabet Fernández se consagró como Presidente de la Nación, que incluye el análisis de las conexiones entre kirchnerismo y lavado de dinero. Por su parte, el Juez de Zárate - Campana Federico Faggionato Márquez sigue los pasos de la "ruta de la efedrina" a raíz del triple crimen de los empresarios Sebastián Forza (aportó dinero para la campaña de Cristina Fernández), Damián Ferrón y Leopoldo Bina. A su vez, el Juez Federal Ariel Lijo investiga una denuncia de la Coalición Cívica sobre supuesto tráfico de influencias y negociaciones incompatibles con la función pública contra Héctor Capaccioli, ex funcionario del Gobierno de Buenos Aires que lidera Daniel Scioli.

Cuesta armar un esquema acerca de esta red de esta aceitada corrupción que tuvo ganancias espectaculares a costa de la salud de muchas personas. Esperemos que la Justicia Argentina tenga el coraje suficiente para llegar a fondo y desarticular esta maldita mafia, enjuiciando y castigando a los responsables del caso.

6 comentarios:

Oscar dijo...

Soy porteño pero hijo y nieto de sanjuaninos, te mando un saludo de Bs As
Oscar

mario dijo...

Hola Oscar

Gracias por participar en Cerro Mercedario.

Saludos.

Irma dijo...

esto desgraciadamente,va a quedar en agua de borrajas, es el poder!!! todo es el poder, corrupto inmundo...no les importa la vida, solo la billetera, y aquí están todos metidos, nadie se salva por desgracia.

mario dijo...

HOla Irma

Tu última frase es la que motivó mi indignación y por eso escribí: nada les importa jugar con la salud ajena, todo es la guita para esos malnacidos.

Saludos.

mariana dijo...

si tengo dudas sobre los medicamentos administrados a un familiar (que ya fallecio) durante su tratamiento de quimioterapia, con quien tengo que comunicarme, para controlar los numeros de lote de los mismos¿?

mario dijo...

Mariana

Se me ocurre que en donde podés averiguar eso es el mismo Policlínico pero dudo de que te pasen los datos.

Me parece que lo mejor es que te asesorés y que consigás el patrocinio de un buen abogado.

Saludos

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina