martes, 1 de septiembre de 2009

Dinero lavado... y recaudado

En el acto realizado en la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) con motivo del Día de la Industria, la Presidente Cristina Fernández celebró la recaudación de $ 32.000 millones como consecuencia de la moratoria y blanqueo de capitales que llevó adelante su Gobierno.

De los 140.000 millones de dólares existentes fuera del país, apenas regresaron 17.000 millones de pesos (apenas algo más de US$ 4400 millones) de en materia de blanqueo de capitales.

Cristina Fernández se congratuló de que "En total, se blanquearon 330 mil trabajadores argentinos, lo que significa algo más que un número: la confianza de los empresarios que blanquearon a esos trabajadores, porque nadie pone en blanco a un trabajador si no está apostando al futuro de su empresa y del país". Las estimaciones del Diario Crítica son poco alentadoras: se habría regularizado apenas el 3,3% del total de los trabajadores que actualmente están en negro en nuestro país.

Haciendo un poco de memoria, recordamos que en Diciembre de 2008 se sancionó la Ley Nacional 26.476, cuyo título III está dedicado al blanqueo de capitales existentes en el país o en el exterior. Esta medida del oficialismo fue puesta en marcha como respuesta a los efectos de la crisis financiera internacional que la misma Presidente de la Nación insistió en negar en varias ocasiones. Dicha normativa se establecían facilidades para que "capitalistas" regularicen su situación tributaria con el fisco nacional, aunque la primera mandataria se haya encargado de minar la poca confianza que quedaba en la Argentina de parte de los inversionistas extranjeros.

De esta manera, se impulsaron medidas como promover una mayor recaudación fiscal, estableciéndose impuestos del 8% a los capitales argentinos en el exterior que no sean repatriados, 6% para los capitales que sean repatriados e ingresados al sistema financiero, 3% para quienes inviertan en títulos de deuda pública, 1% para quienes inviertan en el sector inmobiliario y/o actividad agroganadera, además de alentar la declaración de bienes inmuebles para regularizar el pago del impuesto a bienes personales. Para los empleadores que tienen a sus trabajadores en situación irregular (el mismo Estado Nacional y los Estados Provinciales como principales generadores de "trabajo en negro" con pasantías y contratos basura, parece que no cuentan), se les propuso un régimen especial de regularización del empleo no registrado y un plan para la regularización de impuestos y recursos de la seguridad social.

Esta amnistía fiscal es una gran tentación para aquellos que posean dinero de dudosa procedencia, ya que el Estado Nacional no pedirá rendición de cuenta del origen de los fondos que sean "blanqueados". Además, contradice el marco legal que se suponía era para poner freno al lavado de dinero; según informó el Diario La Nación, entre 2002 (fecha en que se reglamentó la ley contra el lavado de dinero) y 2007 fueron investigados 2851 casos de movimientos sospechosos de divisas por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF). De ese análisis preliminar pasaron a los tribunales 165 causas. Pero en nuestro país no hay aún ninguna condena por lavado de dinero.

¿Cómo esperar que el Estado Argentino genere un marco favorable para las inversiones si, más allá del que gobierne, se especializa en burlarse descaradamente de todo aquel que se atreva a inyectar su dinero en la economía argentina (recordemos plan Bonex, corralito, default, fraude del Indec, estatizaciones)?.

La medida fue también una dura ironía para con quienes procuramos estar en regla con el Estado, ya que se ha premiado a los especuladores que sacaron el dinero del país como así también constituyó una desesperada invitación a los que lucran con actividades ilícitas. Cualquier causa penal que no tenga sentencia firme vinculada con fraudes tributarios se extingue por el simple pago de tributos con facilidades.

Como tantas veces ha pasado en este país, en aras de recaudar, se trata de idiota al que está al día con sus impuestos y se beneficia al que incumplió con sus obligaciones tributarias. Todo vale por saciar la voracidad recaudadora del kirchnerismo, ya que su "modelo de gobierno" se basa exclusivamente en la acumulación de dinero para solventar su perversa estructura de poder.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina