lunes, 14 de septiembre de 2009

Del Potro, al bronce del deporte nacional

Juan Martín Del Potro logró un épico triunfo ante el gran Roger Federer 3-6, 7-6 (7/5), 4-6, 7-6 (7/4), 6-2 en la Final del Abierto de Estados Unidos disputado en el estadio Arthur Ashe de Flushing Meadows, en la Ciudad de Nueva York.

De esta manera, con tan solo 20 años de edad, Del Potro ha anotado su nombre en la historia grande del deporte argentino. Sin dudas, este logro quedará al lado de las hazañas de Juan Manuel Fangio, Carlos Monzón, Guillermo Vilas y Roberto De Vicenzo.

En cuanto al tenis argentino se refiere, el tandilense es el cuarto tenista en lograr un Gran Slam. El primero, el que marcó el camino en este deporte, fue Vilas en 1977 cuando ganó el US Open, lo igualó Gabriela Sabatini en 1990 cuando logró el mismo torneo y Gastón Gaudio cuando en 2004 se consagró en Roland Garrós al vencer al también argentino Guillermo Coria.

Luego de superar al español Rafael Nadal, Nº 2 del mundo, en su camino apareció nada menos que Roger Federer quien, indudablemente, es el mejor tenista del Planeta y que, en esta oportunidad iba por sexto título consecutivo en Estados Unidos. Contra Federer, Del Potro había jugado en seis oportunidades y en todas había sido derrotado por el genial suizo.

El argentino arrancó perdiendo el primer set en donde fueron claves los saques que perdió al principio. Pero, a fuerza de coraje y técnica, pudo remontar el resultado a su favor en el segundo set. El tercero se le escapó por muy poco y, luego de un muy disputando cuarto set, en el quinto pudo imponer sus condiciones y mostró todo su repertorio técnico. Fue muy importante la potencia de su drive y la efectividad de su saque, como así también sus paralelas que dejaron mal parado a Federer en más de una ocasión.

Luego de una dura batalla que se extendió por casi cuatro horas y media ante el número del mundo, Del Potro no pudo contener las lágrimas por la tremenda emoción que le produjo semejante logro. "No tengo palabras para describir ésto que siento. Cumplí mi sueño de ganar un US Open y estoy muy feliz".

Tras este título, Juan Del Potro embolsó nada menos que U$S 1.600.000 (¿le pedirá la Presidente Cristina Fernández que los redistribuya?) y se aseguró una plaza en el Master que se disputará en Londres entre los días 22 y 29 de noviembre.


Ahora todos los argentinos somos Del Potro

Me causa gracia la gran cantidad de admiradores de Juan Martín del Potro que han salido hasta de abajo de las piedras. Como es sabido, los argentinos no sabemos comportarnos en las derrotas: generalmente, nuestros compatriotas deportistas suelen tener un mal comportamiento al no saludar a su contrincante ni saber reconocer defectos propios ni las virtudes ajenas. Por su parte, los aficionados (del deporte que sea) tendemos a ignorar a los compatriotas perdedores y, a veces, crucificar a los argentinos derrotados, más si resultan subcampeones.

Con esas conductas, no es de extrañarse que en las victorias el comportamiento no sea tampoco el más afortunado. Muchas veces los argentinos que salen campeones más que disfrutar sanamente de una coronación, salen a enrostrarles su triunfo a acérrimos rivales y a aquellos que los criticaron alguna vez; a su vez, cuando hay un triunfador, se multiplican sus admiradores que aseguran serlo desde la primera hora.

Segruamente, la Presidente querrá sacarse una foto al lado del nóvel campeón, como otro tanto sucederá con diversas personalidades de nuestro país. A su vez, distintos medios periodísticos harán fil ahora para tener la entrevista "exclusiva" con el joven tandilense.

En Internet y en otros medios gráficos se multiplican las vivas al tandilense. Ahora el clamor popular es verlo como el Número 1 del mundo, ardua tarea que ni Guillermo Vilas ni Gabriel Sabatini pudieron lograr en sus respectivas épocas de apogeo, como así también la esquiva Copa Davis, sueño del tenis argentino.

Ojalá hayan más victorias de este tipo para Juan Martín Del Potro... pero si la suerte le llega a serle esquiva, tratándose de este país, muchos que hoy lo vivan serán sus detractores. Que Del Potro no pueda materializar el sueño argentino de ser el "mejor del mundo" lo tendrá que pagar para gran parte de la afición deportiva de nuestro país. Esperemos que Del Potro no se marree por la locura que se generará ahora en torno a su figura... locura que, claro está, tiene fecha de vencimiento (... de su eventuales derrotas).

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Es verdad lo que ahora son todos del Potro es un deporte muy justo el tenis en lo que respecta esfuerzo y constante entrenamiento debido a que cada uno de los torneos van dando una cantidad de puntos por participar y logicamente el que sale campeon tiene la mayor puntuacion; lo bueno de esta forma calificar a los jugadores es que no por ganar un solo torneo o un partido se corona como el numero uno. Es admirable lo que han logrado Federer y Nadal no es nada facil llegar a ser numero uno y mucho menos mantener esa categoria tanto tiempo. Juan Martin es joven y como escribes mario esperemos que los argentinos no "agrandemos" a este joven deportista.

Irma dijo...

Anónimo, totalmente de acuerdo con vos, en Arg. tenemos esa costubre de agrandarlo y luego si pierden tirarlo a la basura,despotricar,pero ahora todo es miel.

Irma dijo...

Dios quiera que este tal Del Potro aprenda a hablar!!! no solo a jugar.

mario dijo...

Anónimo:

Coincido con vos en que Juan Martín Del Potro tiene mucho por andar para ser recién el número 1 del tenis mundial. Ojalá no se la crea.

Saludos.



Irma:

Ojalá Del Potro pueda desarrollar todo su potencial y que se un buen ejemplo para nuestra juventud. Si es número 1, buenísimo y, sino, será también valioso.

Saludos.

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina